Disminuye al máximo tu basura navideña con estas sugerencias

Aunque parecieran una obviedad, hay prácticas comunes que pueden mermar significativamente tus desechos

La manera en que vivimos la Navidad hace que esté basada en el consumismo, entre otros motivos, por la tradición de los regalos. Nuestra preocupación se centra en ser atinados con los gustos y expectativas de las personas que recibirán nuestros presentes. Pero, ¿alguna vez has pensado en la gran cantidad de basura que generamos colectivamente?

Si al momento de comprar tus regalos también pensaras en los desperdicios que generan, y ello también te sirviera de brújula para hacer tus elecciones, ¿cambiarían mucho tus decisiones de compra? Seguramente sí… Cuando llegan este tipo de fechas es necesario que la mentalidad deje de centrarse en las necesidades del individuo y sus seres queridos, para sustituirla por una mentalidad colectiva y medioambientalista.

Aunque pudieran parecer obviedades, si cada uno desde la esfera individual siguiera estos consejos, seguro que se generaría un cambio notable en cuanto a la producción de desechos en épocas navideñas:

  • Si vas a regalar baterías, cuida que sean recargables. El desecho de las baterías no recargables puede ser altamente contaminante.
  • Usa solo bolsas y papel reciclado como envoltura para tus regalos y guarda las que te den para el año siguiente. 
  • Mermemos la industria del petróleo comprando en la menor medida posible productos que vengan de este hidrocarburo (la tarea será difícil, pero posible).
  • Evita comprar utensilios desechables para la cena como platos, vasos y cubiertos. Sabemos que puede ser una tarea ardua lavar la vajilla de muchas personas, pero harás una generosa tarea ambiental, sobre todo si cuidas el agua al momento de lavarla.
  • Los nuevos regalos muchas veces hacen que la tecnología que teníamos quede desplazada por nuevos aparatos. Haz una campaña de acopio con tus conocidos para llevar todos sus antiguos aparatos a un lugar correcto de tratamiento de este tipo de residuos. 
  • Si vas a salir de viaje usa transporte colectivo, para evitar emplear el automóvil; recuerda que los camiones y aviones realizarán su curso de cualquier manera, así que disminuyamos la contaminación automovilística. 


¡Pasa una eco-Navidad con estos hacks!

Con estos consejos, vive una eco-Navidad que te permita expresar tu gratitud al hogar que te recibe con los brazos abiertos

Uno de los principales objetivos de las fiestas navideñas es compartir el amor, la bondad y la gratitud con los demás, incluido el hogar en el que habitamos: el planeta Tierra. Por ello, durante estas épocas decembrinas, es importante tomar en consideración medidas que expresen nuestro agradecimiento a sus frutos. 

Aunque la Navidad generalmente despierta sentimientos positivos, el consumismo que conlleva genera descomunales cantidades de basura. Por ello, a fin de gozar estas fiestas decembrinas de una manera ecológica, te compartimos algunos consejos:

Escoge productos ecosustentables que permitan reducir el uso de bolsas de plástico, papel u otros componentes contaminantes. “Cuando los consumidores mandan el mensaje acerca de la importancia de la sustentabilidad, las compañías escuchan”.

Recuerda que los regalos no son el verdadero significado de estas fiestas navideñas. Considera regalos hechos por uno mismo, como algunas galletas; productos hechos con materiales reciclados, como una bolsa con base de cartón de leche; actividades extracurriculares o de relajación como clases de equitación o de meditación, membresía en museos o galerías, boletos para conciertos o películas, inclusive un día en el spa, etcétera.

Recicla las bolsas o las envolturas de los regalos. Desde hojas de libros que no se utilizan hasta mapas de metros. ¡Deja volar la imaginación!

Analiza cuánta comida es la que realmente necesitas, haciendo una lista de compras y apegándose a ella. En caso de que sobre comida, guárdala correctamente en el congelador para usarse a lo largo del próximo año o, inclusive, realiza una donación del exceso de comida a los necesitados.

Con estos consejos, vive una eco-Navidad que te permita expresar tu gratitud al hogar que te recibe con los brazos abiertos.



Celebra la temporada sin ser un idólatra del consumismo

Es fácil caer en el consumismo extremo en una época del año que está llena de rebajas y que te hace creer que necesitas un millón de cosas. Pero evitarlo es signo de conciencia y responsabilidad. Aquí te damos algunos tips para esquivar las trampas del consumismo temporal.

Creemos que cada vez que llega una época de consumismo exagerado como esta, es importante recordar algunas cosas y ser más inteligentes a la hora de tomar decisiones de compra. En diciembre los iPads, iPods, laptops, etcétera reducen sus precios increíblemente. De hecho, la mayoría de las compañías ganan un cuarto de su ingreso anual en este mes, ayudándose con gangas y rebajas. Y ello no tiene nada de malo, pero si ya tienes un dispositivo en buenas condiciones, no porque esté tentadoramente rebajado compres uno nuevo. Es importante tener en mente las horribles condiciones de las minas de coltán, un mineral usado en celulares, tabletas y computadoras. Y el destino de nuestra basura electrónica tampoco es un lugar agradable.

Ello no significa que no debamos reglar cosas o comprar regalos para nosotros en temporada de navidad. Pero hay varias alternativas para ayudar a negocios que estén haciendo algún bien al mundo.

Compra productos de comercio libre u orgánicos, compra todo tipo de cosas que estén hechas localmente, por ejemplo. Cocina o haz algo tú mismo. Regala experiencias como un certificado de regalo para clases de Pilates o de yoga o de masajes.

Cuando se trata de niños todo es un poco más complicado. Ellos no entienden (y no tienen por qué hacerlo) lo que está mal en el consumismo. Normalmente quieren los juguetes más promocionados en la televisión. Es importante validar su opinión, y eso puede significar comprarles alguno de estos juguetes, pero adicionalmente puedes regalarles algo educativo o creativo. O incluso algo para promover el ejercicio al aire libre como una bicicleta o un balón de futbol.

Este año intenta preguntarte: ¿realmente lo necesito?; ¿realmente alguien lo necesita?; ¿cómo se fabricó este producto y qué pasará cuando se desgaste? Muy felices fiestas :)



10 consejos para tener una Navidad eco-amigable

Estas sugerencias te ayudarán a tener un Fin de Año alegre y sustentable, en sintonía con el medio ambiente.

Para la mayoría de nosotros el fin de año implica muchas celebraciones, buen comer y pasar tiempo en familia. Estas actividades tienden a llevarnos a gastar mucho dinero, comprar muchos regalos (algunos no muy provechosos) y a ocupar mucha energía iluminando nuestras casas o visitando un centro comercial. Compartimos algunos consejos que los ayudarán a gastar un poco menos y a cuidar el medio ambiente durante las celebraciones de este año.

  1. No compres decoraciones navideñas de plástico: puedes intentar hacer las tuyas con materiales reciclados, por ejemplo ropa vieja, palos de paletas heladas o dulces y cartón.
  2. Utiliza luces LED para decorar tu casa: los focos LED utilizan 80% menos energía que los normales. Si no quieres utilizar luces puedes usar velas a base de cera vegetal o de soya, estas están hechas con materiales biodegradables y renovables.LED-Christmas-Lights
  3. Planea bien tus compras: haz una lista con todas las cosas que debes comprar para que no tengas que hacer varios viajes. Puedes coordinar un viaje al centro comercial con tu familia y llevar solo un coche.
  4. Evita las bolsas de plástico: mejor lleva contigo bolsas reutilizables cada vez que compres algo, solo recuerda llevar tu recibo de compra en la mano cuando salgas de las tiendas.
  5. Usa papel reciclado para envolver tus regalos: sé creativo, utiliza periódico y otros materiales que tengas en casa. Puedes envolver tus regalos en una bufanda, tela vieja o decorar materiales reciclados.
  6. Busca regalos eco-amigables: puedes comprar un certificado de una organización caritativa como Oxfam o dar regalos eco-conscientes como focos fluorescentes, una cabeza de regadera de bajo flujo o quizá una linda bolsa reutilizable para ir de compras. Si quieres ser más alternativo puedes hacer un exfoliante casero o un bello terrario.
  7. Busca un árbol navideño diferente: no compres un árbol de plástico, no son biodegradables y contaminan mucho. Puedes optar por un arbusto perenne en una maceta, como un Magnolia o un bonsái. Si no deseas invertir en un árbol puedes construir el tuyo con ramas secas o dibujar uno en la pared.15-Fantastic-Alternative-Christmas-Tree-Ideas-12
  8. Utiliza platos no-desechables: en vez de comprar platos de plástico o de papel para tus fiestas utiliza platos de porcelana, contaminan menos y son reusables.
  9. Lava los platos con agua fría: cuesta un poco más de trabajo más no es imposible. Si quieres ser más eco-amigable puedes emplear jabón para trastes biodegradable.
  10. Apaga las luces navideñas antes de dormir: no es necesario que las tengas prendidas todo el día y toda la noche, ilumina tus decoraciones en cuanto oscurezca y apágalas antes de acostarte, ahorrarás mucha energía y contaminarás menos.

Con un poco de creatividad puedes ahorrar dinero y cuidar del medio ambiente.



¿Regalos verdes para esta Navidad? ¿Qué tal uno de estos 5 terrarios?

Para esta Navidad te proponemos dar regalos hechos por ti mismos, así no se alimentará la cadena de consumo ni las toneladas de basura en envoltorios. Aquí hay 5 opciones para construir bellos terrarios.

Es más cálido recibir regalos cuando se nota que fueron hechos a mano, pues es saber que la otra persona estuvo pensando mucho tiempo en uno mientras lo construía. Esta Navidad ¿por qué no regalar uno de estos hermosos terrarios? Así no alimentamos la cadena de consumo, ni las toneladas de basura en envoltorios.

 

1. Esfera

La mayoría de las esferas tienen la parte superior removible, así que las puedes rellenar con musgo, ramitas de pino, flores secas de diferentes colores, listones, moños… y todo lo que tu mente pueda imaginar.

 

2. Foco verde

¿No sabes qué hacer con los focos que ya se fundieron? O ¿quieres cambiar los focos viejos por unos ahorradores? Por qué no hacer uno de los terrarios más populares. Puedes llenarlo de musgo, ramitas de pino, arena y conchitas, listones, moños, flores secas y un largo etcétera.

 

3. Cajita de mentas

Cualquier cajita metálica es un buen lugar para plantar un jardín. Sólo necesita una pequeña capa de tierra y pequeñas plantas como suculentas. Otra variedad es llenar la cajita con arena y adornarla con pequeñas piedras y conchitas de mar.

 

4. Magnético

Los cactus requieren cantidades mínimas de agua y tierra, así que se pueden crear terrarios muy pequeños, tanto que pueden caber en un imán para el refrigerador.

 

5. Envase boca abajo

Esta forma te permitirá una enorme libertad creativa. Si tu envase es más grande, puedes rellenarlo incluso con figuritas y motivos navideños, una pequeña planta en forma de pinito, pequeñísimas esferas, origami, filigrana, moños, o incluso, una pequeña carta escrita por ti mismo.

Conoce otras 5 opciones en este enlace.



El reto: no comprar nada por un año entero. ¿Podrán cumplirlo 15 adictos a las compras?

El Free Fashion Challenge es un reto o una rehabilitación para los adictos a las compras. Consiste en no ceder a los impulsos del consumismo y abstenerse en comprar por un año entero. ¿Suena fácil o difícil?

El Black Friday (viernes negro) es el día que inaugura la temporada de compras de fin de año en Estados Unidos. En el resto del mundo, pronto comenzará también el periodo de compras navideñas, lo que implicará tráfico, estrés, “descuentos”, gente endrgogada, toneladas de basura en envoltorios de regalos, etcétera, etcétera.

En la sociedad moderna ha aumentado enormemente el número de compradores compulsivos. Por ello se creó el Free Fashion Challenge, un reto para todos los adictos a las compras, en el que les proponen el reto de abstenerse de comprar por un año.

El proyecto fue creado por Laura de Jong, en colaboración con el Instituto de Moda de Ámsterdam. 15 declarados adictos a la moda abanderan este reto; han prometido no comprar nada por un año, ni siquiera calcetines ni ropa interior.

Las reglas que ellos se impusieron también incluyen no aceptar regalos, ni comprar tela para que ellos mismos se fabriquen ropa. Deben adaptarse con todo lo que tengan en sus armarios y nada más. Tampoco es un gran reto, si consideramos que hay muchísimas personas que compran ropa y la utilizan un par de veces (o nunca).

Fuera de si aceptemos o no el reto, es una buena ocasión para reflexionar sobre el consumo masivo, las compras impulsivas, los créditos solicitados, las temporadas de consumismo. ¿Qué tan necesario es lo que compramos?

[ecouterre]

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca