Tras clausurar simbólicamente Los Pinos, Greenpeace logra diálogo con la presidencia de México

Angélica Simón, de esta organización, narra cómo, luego de consistentes protestas, el gobierno de Enrique Peña Nieto escuchará sus propuestas para proteger el medio ambiente

Como sabrás una serie de legislaciones, en especial la Reforma Energética, que impulsa más que nunca el uso de hidrocarburos, amenazan el medio ambiente en México. Por esta legislación y otras que se vienen, Greenpeace y ambientalistas han estado presionando para que se tomen en cuenta las opiniones de los especialistas en la elaboración de las legislaciones secundarias de algunas ya de por sí nocivas leyes para el medio ambiente.

Angélica Simón, activista y colaboradora de prensa de Greenpeace narra cómo, con perseverancia, la organización logró, luego de meses, que se tomara en cuenta su postura desde la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). ¿Los medios que usaron? La campaña Tiempo de Héroes y las significativas protestas.

Aquí su texto: 

Hablemos de Cómo Proteger el Medio Ambiente

Tener un medio ambiente sano, un planeta más habitable, con recursos naturales suficientes y saludables para todos, es el objetivo de Greenpeace. ¿Y no es el mismo objetivo y hasta el mandato de las autoridades, de los tomadores de decisiones del país: del presidente, de los legisladores, de los gobiernos municipales y estatales y muy particularmente de instancias como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales? ¿No vamos todos hacia el mismo lado? ¿Debemos ser antagónicos cuando podríamos ser aliados?

El 23 de septiembre Greenpeace lanzó la campaña Tiempo de Héroes, un llamado a la ciudadanía a actuar en demanda de una política de gobierno y una legislación que eleve el nivel de protección de los ecosistemas.

¿Por qué en este momento? No, no es una mera ocurrencia. Los motivos de esta campaña son:

1.    Por lo que ya ocurre: los desastres ambientales y la impunidad alrededor de ellos es una realidad que está destruyendo México. Uno de los ejemplos más recientes es de la contaminación de los ríos Sonora y Bacanuchi por un derrame de tóxicos provenientes de la industria minera. Los ríos  fueron contaminados, la gente tiene afectaciones en su salud y en su economía. La minera responsable del desastre ambiental no ha sido cerrada…

2.    Por lo que no queremos que ocurra: esta es una campaña que busca prevenir. Queremos prevenir el debilitamiento de la legislación ambiental en el país; prevenir más desastres ambientales, prevenir la fragmentación de las áreas naturales protegidas; prevenir el cambio de  uso de suelo de un bosque o una selva para construir una termoeléctrica; prevenir el despojo y contaminación de las tierras que pertenecen a las comunidades… ¿Cómo? Aprovechando que se presentará un paquete de reformas legislativas vinculadas al sector hidrocarburos, en el cual tenemos la oportunidad de “incluir” candados de protección en lugar de debilitarlos para facilitar la destrucción de la naturaleza.

¿Qué hemos hecho desde Greenpeace con esta campaña para que eso suceda?

No sólo cuestionamos, también proponemos. Por eso entregamos al Ejecutivo Federal una serie de propuestas de modificaciones a diversas leyes, todas a favor del medio ambiente, y solicitamos audiencias con Enrique Peña Nieto.

Las propuestas y las demandas de audiencia fueron entregadas el 8 de octubre y el 29 del mismo mes, pero no fuimos atendidos.

A la par, hemos denunciado la destrucción de nuestros ecosistemas, que se está destruyendo México, y ante la incapacidad para resolver los problemas ambientales del país, realizamos una protesta en la que clausuramos simbólicamente la residencia oficial de Los Pinos… ¡Eureka! ¡Eureka! ¡Eureka! Después de esta acción decidieron desde Presidencia abrir un canal de diálogo con lo que podemos llamar el área experta del gobierno federal, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para revisar las propuestas de Greenpeace y encontrar la viabilidad de las mismas.

Esa reunión tuvo lugar el viernes 21 de noviembre, entre una comisión de Greenpeace y funcionarios de SEMARNAT encabezados por el subsecretario de Planeación y Política Ambiental, Rodolfo Lacy. El acuerdo final del encuentro fue que entre el 1 y 3 de diciembre la dependencia federal responderá puntualmente a cada una de las iniciativas de Greenpeace, informando cuáles podrían ser incluidas en este proceso de elaboración de reformas legislativas que se encuentra encabezado por SEMARNAT, cuáles no y por qué.(1)  

Confiamos en que las propuestas de esta organización serán retomadas. ¿Por qué? No porque lo dice Greenpeace, no porque las acepten para evitar más protestas, no por imposición; simplemente porque tienen el mismo fin que el que las autoridades de esa dependencia y el gobierno federal deben estar buscando en concordancia con su mandato: el bienestar de los ecosistemas, el bienestar de los mexicanos.

Así que una vez iniciado este diálogo, hagamos de él algo constructivo… Hablemos, hablemos de cómo proteger el medio ambiente.    

 

(1) Comunicado de la reunión entre Greenpeace y SEMARNAThttp://www.greenpeace.org/mexico/es/Prensa1/2014/Noviembre/Inicia-dialogo-entre-Greenpeace-y-Semarnat-/



Greenpeace responde a ataque de 109 premios Nobel

De acuerdo con la carta de los firmantes, el arroz dorado es una variante precursora de la vitamina A, la cual disminuye el riesgo de padecer problemas oculares y ceguera.

Más de 100 premios Nobel han firmado una carta en contra de Greenpeace por su rechazo a los alimentos transgénicos; principalmente por sus campañas que se oponen a los organismos genéticamente modificados –particularmente del arroz dorado–. En la misma carta, los nobeles han pedido que la ONG ecologista reconozca “las conclusiones de las instituciones científicas competentes”. 

De acuerdo con la carta de los firmantes, el arroz dorado es una variante precursora de la vitamina A, la cual disminuye el riesgo de padecer problemas oculares y ceguera. La Organización Mundial de la Salud calcula que 250 millones de niños sufren de la insuficiencia de esta vitamina, de los cuales 500 000 niños se quedan ciegos cada año y la mitad de ellos muere en el año siguiente a la pérdida de la visión. 

Greenpeace ha encabezado la oposición al arroz dorado, que tiene el potencial de reducir o eliminar gran parte de las muertes y las enfermedades causadas por la deficiencia de vitamina A, que se ceban con las personas más pobres de África y el sudeste asiático. ¿Cuántas personas pobres deben morir en el mundo antes de que consideremos esto un crimen contra la humanidad?

Asimismo, los nobeles piden a los gobiernos del mundo que rechacen la campaña de Greenpeace contra el arroz dorado, los cultivos y alimentos mejorados mediante la biotecnología en general: “Hay que detener la oposición basada en emociones y dogmas, en contradicción con los datos”, atacando principalmente a Greenpeace –y al resto de organizaciones antitransgénicos– de “tergiversar los riesgos, beneficios e impactos de los organismos modificados genéticamente y de apoyar la destrucción criminal de cultivos de experimentación”. Para los redactores, los alimentos transgénicos “son tan seguros como cualquier otro alimento. Nunca ha habido un solo caso confirmado de un efecto negativo en la salud de humanos o animales.”

Frente a esta carta, Greenpeace ha respondido a las acusaciones en su blog: 

Greenpeace lleva a cabo campañas para prevenir la liberación voluntaria de organismos modificados genéticamente (OMG), o transgénicos, al medio ambiente. Los transgénicos (plantas, animales, microorganismos) son organismos vivos que pueden reproducirse,  cruzarse y provocar daños irreversibles en la biodiversidad y los ecosistemas. La seguridad a largo plazo de los alimentos transgénicos para los humanos y los animales sigue siendo desconocida. Greenpeace no se opone a la utilización de transgénicos en ambientes confinados y seguros, como la utilización en la medicina – por ejemplo en la producción de insulina a partir de bacterias transgénicas. A pesar del gran potencial que tiene la biología molecular para entender la naturaleza y desarrollar la investigación médica, esto no puede ser utilizado como justificación para convertir el medio ambiente en un gigantesco experimento con intereses comerciales.

Tras 20 años los cultivos transgénicos han demostrado que son un fracaso. No son necesarios, ni la solución a ninguno de los problemas que prometían resolver. Incluso los han agravado. Por ejemplo, con los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas (los predominantes) el uso de glifosato, clasificado recientemente como “probablemente cancerígeno para los seres humanos” por la OMS, creció de forma exponencial y también la resistencia de las “malas hierbas” a este producto, dificultando las labores agrícolas.

Tampoco son la solución al hambre en el mundo y se ha demostrado que los cultivos transgénicos no tienen mejores rendimientos que los convencionales. El problema del hambre no es que haya falta de alimentos en el mundo sino la mala distribución.

La solución no está en la uniformidad de cultivos, sino en la diversidad que aporta la agricultura ecológica. Además de ser un riesgo para la biodiversidad, tienen efectos imprevisibles sobre los ecosistemas. Y suponen incremento del uso de tóxicos, contaminación genética y del suelo o pérdida de biodiversidad.

La utilización de los OMG en la agricultura no hace más que exacerbar los efectos perniciosos de una producción industrializada e insostenible, que no favorece a los pequeños agricultores ni reparte equitativamente las riquezas. Concentra el control de la agricultura y la alimentación en unas pocas manos, poniendo en peligro la independencia de los pequeños agricultores.

Carta de los premios Nobel

En respuesta a la reciente carta de premios Nobel pidiendo a Greenpeace que revise su postura respecto al arroz modificado genéticamente, conocido también como ‘arroz dorado’, Wilhelmina Pelegrina, responsable de agricultura de Greenpeace Sudeste de Asia, ha asegurado:

“Las acusaciones de que alguien está bloqueando el desarrollo del arroz modificado genéticamente,  conocido también como ‘arroz dorado’, son falsas. El ‘arroz dorado’ ha fallado como solución y aún no está disponible para comercialización, incluso después de más de 20 años de investigación. Tal como se reconoce por el Instituto Internacional de Investigación del Arroz, no se ha demostrado aún que pueda hacer frente a la deficiencia de vitamina A. Así que para ser claros, estamos hablando de algo que ni siquiera existe.

“Las empresas están promoviendo el ‘arroz dorado’ para allanar el camino a la aprobación mundial de otros cultivos transgénicos que les sean más rentables. Este experimento costoso no ha logrado producir resultados en los últimos 20 años y ha desviado la atención de las soluciones que ya están funcionando. En lugar de invertir en este caro ejercicio de relaciones públicas, tenemos que hacer frente a la desnutrición a través  del acceso equitativo a la alimentación, una dieta diversa y la agricultura ecológica”.

Sobre soluciones alternativas:

“Proporcionar a las personas comida proveniente de la agricultura ecológica no sólo puede ayudar a acabar con la desnutrición, sino que también es una solución para adaptar la agricultura al cambio climático.

Hemos documentado comunidades en Filipinas que siguen expresando preocupaciones sobre el uso de ‘arroz dorado’ como solución. Es irresponsable imponer el ‘arroz dorado’ transgénico como un remedio rápido para las personas que padecen estos problemas pero que no quieren esta solución, sobre todo cuando existen opciones seguras y eficaces ya disponibles.

“Greenpeace está trabajando con otras ONG y los agricultores en Filipinas para impulsar la resiliencia climática. Hay una verdadera oportunidad aquí para que los gobiernos y la comunidad filantrópica apoye estos esfuerzos mediante la inversión en la agricultura ecológica y resiliente al clima y capacitar a los agricultores para acceder a una dieta equilibrada y nutritiva, en lugar de seguir tirando el dinero en el “arroz dorado.”

 



Esta campaña sobre ropa libre de tóxicos ha provocado reacciones de las marcas

En muy poco tiempo las protestas han provocado la respuesta de las corporaciones involucradas.

El siglo pasado la producción en serie hizo que el criterio de la eficiencia fuera el más importante por sobre todos. Ello nos llevó a que la búsqueda de ganancias por parte de las corporaciones fuera tan cruda que los efectos hacia la salud del medio ambiente y de los humanos pasara, paradójicamente, a segundo término.

Hace un año una buena noticia dio la vuelta al mundo. En el rubro de los textiles, gracias a una campaña global llamada Detox Movement se consiguió que el 10% de las marcas más importantes de la industria de la ropa se comprometiera a prescindir del uso de químicos que dañaran el medio ambiente o a las personas en la elaboración de sus productos.

Lo anterior fue inédito y ahora la campaña “Pide una ropa libre de tóxicos”,  iniciada también por la organización internacional Greenpeace, ha conseguido que la marca de ropa de montaña The North Face se haya comprometido a la elaboración de ropa térmica y de alpinismo prescindiendo del  PFC, el cual contamina el agua, aire y suelo.

En todo el mundo se han hecho 13 manifestaciones luego de que una investigación de Greenpeace hace unas semanas revelara la existencia de este componente tóxico en la ropa de marcas como The North Face y Mammut.

The North Face reaccionó ya e informó que para el 2020 prescindirá de PFC en sus productos. Mammut por su parte ha dicho que necesita de este para conseguir la resistencia de la ropa, aunque los activistas argumentan que existen marcas que prescinden de este y consiguen productos de calidad.

La respuesta ha sido muy rápida y puedes unirte a la campaña acá.

Acá algunas fotos de las protestas.

green.canadá

greenpeace.argentina

greenpeace.mex_

greenpeace.hongkong

 



El lado erótico de las piñas de los pinos navideños

La piña es uno de los órganos de las plantas que contiene estructuras reproductivas; en el que, si es una piña hembra, produce semillas, y si es una piña macho, polen.

En estas fechas es común encontrarse con conos y piñas a lado de los pinos de Navidad. Inclusive se han convertido en un símbolo de épocas frías y comodidad, en donde los niños juegan constantemente con ellos.  Sin embargo, ¿qué tanto conocemos de estas plantas gimnospermas?

La piña es uno de los órganos de las plantas que contiene estructuras reproductivas; en el que, si es una piña hembra, produce semillas, y si es una piña macho, polen. Inclusive hay quienes dicen que las piñas son una “forma ancestral” en que los árboles se reproducen. Te compartimos un video que explica cómo sucede este evento natural:

 

 



La historia de una cuchara de plástico es la historia del mundo (VIDEO)

Un video de Greenpeace hace una inteligente relación entre lo micro con lo macro: la historia del mundo en tu cuchara desechable.

En ocasiones olvidamos ver la foto completa de la realidad. Por que podemos pensar en micro; ver solo por nuestra familia, amigos, profesión, pero cuando pensamos la realidad más macro es casi imposible no pensar en las implicaciones de los actos individuales en el mundo, y acuérdate que tú influyes al mundo, (¿estás listo para aceptar esa responsabilidad?).

Por ello, cada acto, el de usar por ejemplo un objeto desechable es la historia del mundo en sí. Este video es una muestra de ello, y nos hace un recordatorio para ver la foto completa, por que solo así quizá podremos entender la trascendencia de cualquier aparentemente simple decisión.

Así como los objetos son símbolos, nuestra relación con ellos son significados. El recorrido de este video simplemente nos muestra la relación final al momento de hacer cosas a veces sin un significado: devolvamos pues significado hasta a los pequeños actos como el decidir usar (o mejor no) una cuchara desechable al pensar su relación con el mundo.

Twitter de la autora: @anapauladelat



Esta nueva campaña busca impedir que el glifosato se use en el campo mexicano

Este herbicida ha sido usado en grandes cantidades en el mundo y ahora que la OMS advierte de su peligro es urgente prohibirlo.

Hace unas semanas la Organización Mundial de la Salud catalogó al Glifosato como tóxico y cancerígeno. Este ha sido usado por Monsanto desde hace más de treinta años, y recientes estudios revelan que la gran y oscura corporación conocía de los posibles efectos. 

Greenpeace ha iniciado una campaña en muchos países para que cada gobierno impida tajantemente el uso de este herbicida. Según sus cifras, en América Latina el uso del glifosato es alarmante. En 2014, cerca de 100 millones de hectáreas y pueblos latinoamericanos fueron rociados con este producto químico. En ese año, en Argentina se utilizaron más de 200 millones de litros de glifosato. En México, por cada mil hectáreas se utilizan 3 mil 307 toneladas de plaguicidas, el glifosato uno de los más consumidos.

“Es hora de avanzar hacia la eliminación de estas sustancias que dañan el suelo y la salud, y promover modelos de agricultura ecológica que garanticen una producción de alimentos sana para la tierra, para quienes los producen y para consumidores”, señaló Sandra Laso, campañista de Comida Sana de Greenpeace México.

La organización invita a los mexicanos a sumarse a esta exigencia contra el glifosato  para que el presidente Enrique Peña Nieto decrete una prohibición de urgencia y se promuevan políticas públicas para transitar hacia una agricultura ecológica libre de agrotóxicos y transgénicos que ponen en riesgo el medio ambiente y la salud de las personas. 

Aquí la campaña.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca