Sencillos pasos para construir un colector de lluvia para tu hogar

Existen alternativas que cada uno puede lograr en la comodidad de su hogar

Hemos sido testigos de cómo nuestros hábitos incrementaron el consumo desmedido del agua pura alrededor del mundo provocando, en consecuencia, 884 millones de personas sin acceso al agua potable, así como 1.4 millones de niños muriendo de enfermedades terminales asociadas con el consumo de agua sucia (OMS).

Frente a esta situación, existen alternativas que cada uno puede lograr en la comodidad de su hogar, como por ejemplo crear un económico sistema de recolección de agua de lluvia y así almacenar grandes cantidades de agua para reutilizarla en el hogar.

Materiales: 1 o más barriles para almacenar agua; 1 llave para manguera, de 2.4cm, con roscas para tubos de 1.8cm, que permita sacar el agua del barril; 1 junta de 1.8cm x 1.8cm; 1 buje de 1.8cm x 1.8cm; 1 rosca de tubo con adaptador para manguera de 2.5cm; 1 contratuerca de 1.8cm; 4 arandelas metálicas; 1 rollo de cinta de teflón; 1 tubo de sellador de silicona; 1 codo de bajante pluvial en forma de S, a fin de pasar el agua; 1 mosquitero de aluminio y 6 bloques de cemento.

Instrucciones:

Primero construye una plataforma para el sostén de los barriles. Aplana la zona lateral del desemboque del bajante pluvial o el tubo de metal que va de las canaletas del techo al piso.

Después coloca una copa de grava que dará un mejor drenaje alrededor de los barriles de lluvia, manteniendo el agua lejos de la casa. Para hacerlo, cava un rectángulo de 13cm de profundidad, llenándolo con 1.2cm de grava y con los bloques de cemento, y luego coloca los barriles.

Tercero, taladra un hueco en el barril para colocar un balde o una botella que reciba el agua que sale de la llave y a continuación haz un hueco de 1.8cm, a fin de que quepa la llave.

Coloca el sellador en el borde del hueco, tanto fuera como dentro del barril.

Pon la llave, reuniendo la junta y la llave. Para hacerlo utiliza la cinta de teflón que envuelven los bordes enroscados, haciendo que el sellamiento sea más hermético. Coloca una arandela en el tubo desde adentro, e inmediatamente después el buje para que fije la llave en el lugar.

Crea una válvula de desagüe taladrando otro hueco a unos centímetros de la parte superior del barril. Tras colocar el sellador, pon la arandela en el adaptador de la manguera metiéndola en el hueco desde afuera. Después, pon la otra arandela en las roscas de adentro, añadiendo algo de cinta de teflón y una tuerca para ajustar todo. Finalmente, coloca la manguera directamente sobre la válvula.

Monta el sistema de recolección armando el codo de bajante pluvial. Conecta poniendo el barril en la plataforma anteriormente hecha. Haz una marca en el bajante 2.5cm más abajo de la altura del barril para unir el codo al bajante y así, que el agua desemboque en el barril. Corta el bajante con una sierra, fijándola con tornillos y asegurándote de que estén bien apretados. Recuerda que el codo debe desembocar dentro del barril; no es suficiente que quede encima de él.

Conecta el barril al codo usando la sierra para cortar un hueco en la tapa del barril, de manera que el borde del codo quede dentro. Cubre el área del hueco con un mosquitero metálico (a fin de evitar que entren ramas o plantas).

Finalmente, pon un filtro encima del bajante.



Los asombrosos beneficios físicos y psicológicos de bañarte con agua fría

Se dice que no hay nada más reconfortante que un baño caliente después de un día complicado; sin embargo, de acuerdo con nueva información tanto científica como empírica, los baños fríos proveen mejores resultados. Parece ser que bañarse primero con agua caliente y al final con agua fría brinda numerosos beneficios a mediano y largo plazo; […]

Se dice que no hay nada más reconfortante que un baño caliente después de un día complicado; sin embargo, de acuerdo con nueva información tanto científica como empírica, los baños fríos proveen mejores resultados. Parece ser que bañarse primero con agua caliente y al final con agua fría brinda numerosos beneficios a mediano y largo plazo; como por ejemplo: 

– Estimula la pérdida de grasa; 

– mejora el funcionamiento del metabolismo; 

– incrementa los niveles de testosterona; 

– mejora la salud tanto del cabello como la piel; 

– aumenta los niveles de esperma; 

– estabiliza la circulación sanguínea; 

– ayuda al recuperamiento de una lesión muscular; 

– mejora el sueño; 

– reduce las recaídas en el sistema inmunológico. 

Si bien los baños con agua fría pueden ser realmente incómodos –e incluso doloroso–, los beneficios comienzan sutilmente hasta evidenciarse en actividades como el ejercicio, sueño, estado de ánimo, reacciones psicológicas, entre otros. De hecho, de acuerdo con numerosos estudios, los baños fríos tienen una fuerte influencia en la psique; tales como las que compartimos a continuación: 

– Fomenta la perseverancia, voluntad y la disciplina

Los baños fríos son un ejercicio de voluntad, que a su vez cultiva otros valores humanos como la empatía, la amabilidad, la disciplina y la perseverancia. De alguna manera la disciplina y la voluntad son la clave para alcanzar cualquier objetivo en la vida. Es así que los baños fríos ayudan no sólo a fortalecer los músculos, también a forjar un hábito de continuidad y trabajo constante; por lo que facilitan la voluntad en acciones como dejar de fumar, consumir menos comida basura, alcohol o cafeína, procrastinar menos, entre otras. 

Además, brindan una sensación de energía y enfoque después de cada baño. 

 

 

– Promueve la tolerancia

De acuerdo con la premisa budista, es indispensable estar cómodo con la incomodidad; por lo que al poner en práctica, como un hábito, los baños fríos proveen un sentido de tolerancia en torno con lo incómodo. Así como en la meditación, la meta es experimentar cada sensación temporal –buena o mala– hasta que se vaya con el tiempo; de modo que se entrena a la mente a no reaccionar a los cambios corporales. Con la suficiente práctica, esta tolerancia se expanderá hacia otras áreas de la vida y facilitará el control sobre el cuerpo y sus reacciones casi irracionales. Eso incluye la actitud ante el estrés durante el trabajo y la escuela, pues si bien no se puede controlar el medio ambiente, se puede controlar la reacción de uno frente al estímulo estresor. 

– Impulsa a la aceptación

La aceptación ante los cambios irrevocables de la vida no sólo reduce significativamente la experiencia del sufrimiento, también incrementa la experiencia de agradecimiento por lo vivido para recibir algo mejor. De manera que si bien los baños fríos pueden ser incómodos al principio, permiten desarrollar una tolerancia al respecto, que resulta en la aceptación trascendental –la cual conlleva a la aceptación de varios cambios en la vida–. 



Esto es lo que pasa en tu cuerpo cuando bebes agua con el estómago vacío

Al regresar a lo básico, sin bebidas con sabores artificiales ni azúcares, estamos siendo capaces de brindarle las herramientas para un funcionamiento óptimo.

Si el 70 por ciento del cuerpo es agua, es importante comprender que esta sustancia es realmente vital para el cuerpo humano. De modo que al privarlo, puede tener efectos a corto, mediano y largo plazo. Como por ejemplo, en caso de no hidratar constantemente el cuerpo –con agua simple–, a futuro se puede sufrir de artritis reumatoide, migrañas, angina, colitis, dispepsia, hipertensión, obesidad, hemorroides, cáncer de mama, tuberculosis pulmonar, piedras en los riñones, sinusitis e incluso cáncer uterino. 

 

Es decir que al regresar a lo básico, sin bebidas con sabores artificiales ni azúcares, estamos siendo capaces de brindarle las herramientas para un funcionamiento óptimo. En especial cuando se bebe agua simple al despertar, con el estómago vacío e incluso sin habernos lavado los dientes. Esto tendrá efectos sorprendentes en el cuerpo. Por ejemplo, los pacientes con presión alta y diabetes encontraron una mejoría en tan sólo 30 días; los que sufrían de constipación y gastritis, en 10; y los de tuberculosis, en 90. 

Beber agua, regresar a al fuente de vida, tiene múltiples beneficios. En Ecoosfera hemos enumerado ocho beneficios de beber agua simple cada mañana

– Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Durante la noche, el cuerpo se encarga de reparar la actividad diurna, capturando todas las toxinas en el cuerpo; de modo que al beber agua con un estómago vacío en las mañanas, se está limpiando el cuerpo de estas toxinas del día anterior. Además, beber agua ayuda a la producción de células musculares y sanguíneas. 

– Mejora el metabolismo. Beber agua con el estómago vacío incrementa el ritmo metabólico hasta en un 24 por ciento. Esto es especialmente importante para las personas en dietas o con algún trastorno en el sistema digestivo. Beber agua al despertar ayuda, además, a purificar el colon y a facilitar la absorción de nutrientes. 

– Apoya durante el proceso de perder peso. Al liberar las toxinas cada mañana con un vaso de agua, hay una mejoría significativa en el sistema digestivo; lo cual, ayuda a sentir menos hambre y antojos a lo largo del día. 

– Alivia la indigestión y dolores causados por el ácido estomacal. El reflujo en el estómago puede provocar numerosos malestares, los cuales pueden dominarse al beber agua cada mañana con el estómago vacío. Principalmente porque el agua se encarga de no sólo empujar hacia abajo el ácido, también de diluirlo. Aquí lee remedios caseros para el reflujo.

– Mejora la complexión y el brillo de la piel. La deshidratación causa arrugas prematuras y poros abiertos; por lo que beber agua con el estómago vacío al despertar, incrementa el flujo sanguíneo en la piel y hace que la piel tenga un brillo especial. Además, al beber más agua durante el día, ayudas a que el cuerpo se libere de toxinas y eso provoca que la piel esté más radiante. 

– Hace que el cabello se vea más suave, saludable y con brillo. La deshidratación puede tener un impacto serio en el crecimiento del cabello, por lo que beber agua con el estómago vacío puede mejorar la calidad del cabello durante el crecimiento. 

– Previene piedras en el riñón e infecciones en la vesícula. Al beber agua en las mañanas, se diluyen los ácidos que pueden provocar las piedras en los riñones. Mientras más agua se beba –con un límite saludable–, el cuerpo estará más protegido de varios tipos de infecciones causadas por las toxinas. 

– Fortalece el sistema inmunológico. Principalmente al sistema linfático, el cual se encarga de regular los niveles de inmunidad y de protegernos de varias infecciones ambientales. 

 

 

 

 

 

 

 



Cómo reciclar agua de lluvia para el hogar

Esta agua recogida puede ser usado para regar plantas, lavar el coche, en el inodoro, lavarnos el cabello, bañar a las mascotas, hacer la vajilla, etcétera.

Con la lluvia, el agua se filtra hasta el subsuelo o fluye para formar los ríos o lagos. Desde la Antigüedad, civilizaciones han sobrevivido con sistemas de distribución y recogida de agua. De hecho, muchas de sus estructuras solían canalizar el agua que caía en los tejados hacia un gran depósito subterráneo y así usarla para numerosos fines hogareños. Entre los sistemas de recogida de agua más famosos, se encuentran los usados por los mesopotámicos, griegos y romanos; y mientras que los árabes nombraron al depósito para el almacenamiento de agua de lluvia como al-yibab, los mayas emplearon los chultunes para disponer de agua en la estación seca. 

Estos sistemas de distribución de agua actualmente emplean cantidades significativas de energía, recursos e infraestructuras, principalmente para cubrir las necesidades de captura de agua de un edificio. Con el paso del tiempo se fueron desarrollando nuevos funcionamientos y mejorías de los sistemas ya existentes; principalmente en las áreas de captación con impermeabilizantes con piedras o tejas de cerámica, conductos de agua que dirijan el agua captada al depósito, filtros que eliminen el polvo y las impurezas del agua, depósitos o aljibes que permitan la correcta conservación de agua que estén condicionados adecuadamente, y sistemas de control que permita la alternancia de la utilización del agua de la reserva y de la red general.  

reciclar agua lluvia

¿Para qué implementar un sistema, por más básico que sea, de recogida de agua? A continuación te compartimos una lista de beneficios del sistema de reciclaje de agua de lluvia

– Permite el autosuministro gratuito de agua de gran calidad; 

– ayuda a reducir el exceso de la demanda de redes de suministro público, facilitando la conservación de las reservas públicas para casos de escasez;

– supone un ahorro energético al no tener que emplear electricidad para bombear al menos una parte del agua que se va a usar desde las reservas a cada casa; 

– facilita la red de drenaje público al no verte a ella el agua que cae en los tejados; 

– permite la recuperación de los acuíferos subterráneos en las zonas urbanas; 

– sensibiliza y establece una relación directa con el medio ambiente. 

 

Esta agua recogida puede ser usado para regar plantas, lavar el coche, en el inodoro, lavarnos el cabello, bañar a las mascotas, hacer la vajilla, etcétera. Y no es necesario conseguir métodos muy sofisticados de recolección, basta con poner una cubeta en el balcón o el techo para que se llene cada vez que llueva o instalar un barril conectado a los canalones. Con el barril, añade un pequeño grifo para conectar la manguera y usarla para regar el jardín, lavar el coche o el piso. 

 



Un sistema de lavado de ropa sin agua es creado por estudiantes de la UNAM

Por ahora este método es capaz de limpiar manchas y eliminar microorganismos y malos olores.

Lavar la ropa a base de aerosoles podría sonar engorroso, pero es mucho menos de lo que piensas. Las mexicanas estudiantes Jessica Valeria Cruz Aguirre de la UNAM, y Paulina Mar Lucas, encargada de la parte de mercadotecnia del producto, han elaborado un sistema para lavar la ropa a base de dos aerosoles que con partículas orgánicas quitan el mal olor y las manchas; otro de ellos mata a los microorganismos y agrega suavizantes y perfumes a las prendas.

Cruz Aguirre ha descrito “que las bacterias utilizadas en ese proyecto se asocian generalmente a los metales, y que aunque no se les practicó modificación genética alguna, se les aclimató y obligó a alimentarse sólo de vino para que ellas solas se modificaran.” Según información de La Jornada.

Al vino luego se le agregó una mezcla de aceite de cocina que las bacterias comieron en el experimento. Ambas chicas consiguieron el segundo lugar en el América Latina del Henkel Innovation Challenge y la empresa mexicana Sinaqua financiará la investigación en los próximos años para patentar y comercializar el producto.



¿Comer agua? Estos son los alimentos que más la contienen (Infográfico)

Si no te encanta beber agua natural, conoce las frutas y verduras que te aportarán más este líquido.

Somos muchas sustancias y procesos, pero sobre todo, somos agua. Este líquido es el principal componente en el organismo humano con un 70% del total. El cerebro humano, por ejemplo, es un 70% de agua, la sangre un 80% y los pulmones un 90%.

Tomar 2 litros de agua al día es lo recomendado, y puedes hacerlo directamente con agua natural o, si no te gusta el sabor, dándole un toque con cítricos, por ejemplo; aunque también es poco conocido que también podrías “comer” tu agua ingiriendo los alimentos que son más ricos en esta sustancia.

Compartimos este infográfico elaborado por skinnyms para que conozcas loa alimentos más ricos en agua y la cantidad en porcentajes de este líquido contenido:

 

Traducción:

Columna izquierda:

Lechuga iceberg; 96% de agua

Tomate rojo: 94% agua

Piña:87% agua

Pepino: 96% agua

Durazno: 88% agua

Chabacano: 86% agua

Naranja: 87% agua

Arándano: 87% agua

Coliflor: 87% agua

 

Columna derecha:

Carbage verde: 93% agua

Rábano: 95% agua

Calabacín: 95% agua

Fresas: 92% agua

Sandía: 92% agua

Pimientos dulces: 92% agua

Tomate verde: 93% agua

Toronja: 91% agua

Melón: 90% agua

Espinaca: 96% agua

Apio: 96% agua

744a4eb1b0b230f0b9a49d7b4e304f3c

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca