Close

¿Sabes cuánta cafeína es suficiente para tu cuerpo?

Para la cama, la mesa, el sofá, el trabajo, las altas horas de la noche. La cafeína es la heroína de nuestras mañanas y madrugadas, en especial a la hora de iniciar una actividad que requiere atención y enfoque continuo. Inclusive, tras un apetitoso platillo a la hora de la comida, nos ayuda a despertarnos de ese “mal del puerco”.

Sin embargo, ¿cuánta cafeína es suficiente para el cuerpo? ¿Es la misma la que proviene del café, té, refrescos o bebidas energéticas?

Cuenta la leyenda que el descubrimiento de la cafeína se hizo por el siglo IX, cuando las cabras de un monasterio árabe pastaban en campos de café. El resultado fue evidente: estos animales de cuatro patas subían y bajaban los árboles, brincando sin ton ni son.

Con tan sólo 75mg de cafeína lograrás que los receptores de adenosina actúen al doble aumentando la atención, memoria y capacidad de aprendizaje. No obstante, es importante no excederse de los 300mg en los adultos, ya que puede provocar irritación, insomnio, ansiedad, ardor en el estómago, hipertensión, riesgo de osteoporosis, alteraciones en la gestación, etcétera.

Una taza de café regular contiene alrededor de 100mg de cafeína; un refresco de 330ml, 35mg de cafeína; una lata de bebida energética de 250ml, 80mg; una taza regular de té (el cual contiene teína, que es un derivado de cafeína), 50mg de cafeína. Así que, para evitar la incidencia de enfermedades cardiovasculares o cerebrales, es importante reducir el consumo de la cafeína a menos de tres tazas diarias de café.

Moderar el consumo del café puede disminuir la tensión elevada de las personas hipertensas, así como controlar el consumo de glucosa en personas con diabetes. Para la doctora López García, “es recomendable que a los pacientes hipertensos no controlados se les aconseje disminuir su consumo de café, aunque aquellos que están bien controlados no tienen por qué hacerlo”.

En caso de ser necesario, es ideal encontrar alternativas al café como por ejemplo el té, ya que el efecto de su consumo no incide en enfermedades coronarias, infartos cerebrales ni diabetes. Inclusive, algunos estudios señalan que el consumo moderado de la cafeína podría disminuir la aparición de enfermedades del neurodesarrollo como la demencia senil o el Alzheimer.

Ver Más
Close