Increíble: descubren que la naturaleza purifica tus chakras

Un científico, además de corroborar que existen núcleos energéticos en nuestro cuerpo que coinciden con los chakras, comprobó que estos se purifican al contacto con la naturaleza

Suena a una encantadora fantasía, pero el investigador Livio Vinardi, de la Universidad Estatal de San Francisco, encontró que además de que el cuerpo humano está penetrado por otro cuerpo energético al que se llamó campo bioplásmico, una especie de aura energética (sí, podría decirse que se ha constatado científicamente que existe el aura), también descubrió que tenemos focos de energía llamados plexos o vórtices, de forma circular, que presentan una rotación energética y que revelaron una similitud extraordinaria con los chakras propuestos por el hinduismo (chakra significa, coincidentemente, “rueda”).

Según las investigaciones de Vinardi, el cuerpo bioplásmico y los vórtices energéticos tienen un constante intercambio con la energía del entorno. Para Occidente lo anterior, hace unos años, también podría haber sonado como fantasía, pero lo que culturas milenarias como la hinduista ya conocían poco a poco es constatado por la ciencia. Lo que ocurre energéticamente a tu alrededor te afecta, aunque es importante apuntar que no por ello te determina.

Uno de sus descubrimientos más importantes, bellos y a la vez comprometedores para todos es que hay excesos energéticos que obstruyen nuestros núcleos energéticos, y estos deben limpiarse. Como si se tratara de un axioma que intuitivamente conocíamos, la naturaleza absorbe esos excesos energéticos que nos obstaculizan, en un intercambio donde ella nos hace una especie de purificación gratuita y como un mensaje sublime de que todos somos parte de un tejido.

Los anteriores estudios van probando, junto con muchos otros, que en algún momento nos perdimos en el fulgor de la razón, dejando de lado otras explicaciones que nos mueven como universo: nuestro equilibrio también depende de una cuestión energética; un llamado a asumirnos como parte integral del entorno, lo que da belleza a la vida y a la vez, nos dota de una inminente responsabilidad.



7 emociones que pueden bloquear los chakras

Si bien hay maneras de cuidar las energías particulares y recibir una mayor energía universal –chi, prana u orgón– positiva, también las hay para prevenir que nuestra esencia se bloquee.

Sin darnos cuenta, la energía que fluye a nuestro alrededor y al interior impactando en las sensaciones, emociones, sentimientos, pensamientos, creencias, conductas y actitudes del día a día. Desgraciadamente hay ocasiones en que la energía comienza a bloquearse, provocando que también lo hagan los chakras; esto, inevitablemente, mermará la vitalidad tanto al cuerpo aural como al físico necesaria para desarrollar diversos aspectos de la autoconsciencia y plenitud. 

Si bien hay maneras de cuidar las energías particulares y recibir una mayor energía universal –chi, prana u orgón– positiva, también las hay para prevenir que nuestra esencia se bloquee. El principal método para realizarlo es tomando consciencia de las acciones que nos afectan negativamente en cada parte del cuerpo, comprenderlas y en la medida de lo posible ponerles límites. Esto ayudará a alinear los chakras de manera enfocada en la teoría mindfulness y la meditación. Conoce 7 razones por las que tus chakras se pueden bloquear: 

– Por miedo y la paranoia. Estas emociones pueden provocar un sentido de desconexión y desbalance con nuestra vida, las cuales están fuertemente relacionadas con el chakra de la tierra. Al crecer en una cultura dualista, en la que se separa la naturaleza de la sociedad, se suele creer que el humano existe para dominar a la tierra y su biodiversidad; lo cual provoca que exista una serie de disfunciones y bloqueos relacionados con ansiedad y depresión. 

– Por culpa. Cuando el sentimiento de la culpa impacta gravemente en el cuerpo y mente, el chakra sacral se bloquea provocando un abrumo de dolor o anhedonia. Para desbloquear a este chakra, lo ideal es aprender a vivir el momento en la plenitud de la resiliencia, el autoperdón y la autoaceptación. 

– Por vergüenza. El chakra del plexo habla acerca de la introspección para elaborar las creencias relacionadas con la vergüenza y la humillación, la inseguridad y la duda. Si bien la vergüenza es una emoción difícil de resolver, es importante mantenerse enfocados en el aquí y ahora de la vida, en la pasión del momento para convertir cenizas en emociones positivas. 

– Por duelo. Se trata de una emoción del chakra del corazón, la cual provoca angustia, duelo y una sensación miserable de ennui. Ya sea por la pérdida de un amor, la muerte de un ser querido o el incumplimiento de una expectativa, este chakra requiere el aprendizaje del desapego del ego. La manera de sanar este chakra es liberar, a través de la respiración de la meditación, el dolor y permitir que la energía amorosa del cosmos entre al cuerpo. Abrazar la angustia y el dolor permitirá liberarlo. 

– Por mentiras. Un signo de que el chakra de la garganta está bloqueada es la sensación de deshonestidad y falta de autenticidad, incluso claustrofobia e inseguridad. Muchas personas viven el bloqueo de este chakra debido a un estilo de vida fuera de la realidad, con expectativas o creencias más allá de lo que genuinamente desean. 

– Por la ilusión. Uno de los grandes signos del bloqueo del tercer ojo es la sensación de disociación, como si se estuviera viviendo en un lejano mundo de sueños bloqueando la intuición y el sentido de identidad. El objetivo es lograr sentir que todo está conectado con todo.

– Por apego o ambición. La angustia existencial puede derivar en una sensación de desconexión entre mente, cuerpo y alma. Esto quiere decir que al expandir nuestras premisas sobre la vida y la muerte, la esencia misma del humano, se creará un sentido de infinidad y eternidad. Al inhalar y exhalar, se puede dejar el mundo físico, mental y espiritual para dejarse llevar por la unión divina y el amor cósmico. 



¿Cómo crear un equilibrio entre el Yin y Yang? Estos consejos te ayudarán a lograrlo

Para dominar el arte de equilibrar las energías de Yin y Yang se requiere desbloquear nuestro Mayor supremo interno

Entre dos principios supremos, coeternos, antagónicos e independientes, la doctrina dualista explica el origen y evolución del mundo en función de ambas órdenes. En este dualismo metafísico se ha presentado en numerosas culturas; sin embargo, la más representativa es la china, cuya filosofía utiliza los términos de yin y yang, para indicar la dualidad de todo lo existente en el universo y así dirigirse más allá de dos principios supremos e irreductibles en situaciones aplicables en el día a día. 

Desgraciadamente el yin y yang, indispensables para la esencia humana, pueden estar en ocasiones fuera de balance; provocando una serie de afectaciones a nivel físico, emocional y espiritual; como por ejemplo, confrontaciones entre vínculos afectivos, incapacidad para enfrentar emociones o incluso dificultades para cumplir objetivos. Para dominar el arte de equilibrar las energías de Yin y Yang se requiere desbloquear nuestro Mayor supremo interno, y estas son tres alternativas para lograrlo: 

A través del cuerpo. Para equilibrar las dos energías de Yin y Yang a través del cuerpo es importante estar consciente de cada una de las sensaciones que surjan de él. Para lograrlo se recomienda entrenarse en el uso simultáneo de ambos hemisferio, iniciando desde el uso simultáneo de ambas manos. Se trata de una manera para estar en constante comunicación con uno mismo, sin tener que analizar ni juzgar la respuesta más inmediata de nuestro cuerpo. Aún si ello incluye pasar tiempo para descansar o forzar al cuerpo a hacer ejercicio. Otro método para balancear a través del cuerpo es adoptar las premisas de la Medicina tradicional china y transformar la dieta. En caso de que estés más inclinado hacia el Yin, es mejor consumir más alimentos Yang como huevos, tubérculos y granos.

A través de la mente. La meditación diaria es la mejor manera para equilibrar el yin y yang, mejorando la manifestación de nuestra propia imagen e identidad. La práctica comienza con el cuerpo, sentándose con las piernas cruzadas y las palmas de las manos apoyadas en las rodillas. Durante esta práctica se recomienda visualizar los dos hemisferios trabajando en balance o usando la respiración en cuatro puntos para equilibrar ambos hemisferios del cuerpo. Es probable que se pueda encontrar emociones o pensamientos que nos causen angustia, por lo que lo mejor es convertirnos en observadores de ellos sin permitir que nos afecten en el presente. Es decir que mientras buscamos a nosotros mismos fuera de nuestros miedos, siendo capaces de hablar con nuestras verdaderas necesidades de autocuidado; y una manera de hacerlo es alineando nuestros chakras. Para más información, dale click aquí

chakras

A través del espíritu. La integración y la no dualidad son prácticas que requieren un acto de fe –no religiosa–, que facilite la reestructura de nuestra percepción de la realidad. Para ello, traer a la consciencia la “no-dualidad” significa no sólo comprender que nuestras percepciones de la polaridad son límites que pueden provocar angustia, también ser capaces de ver más allá de nuestras limitantes emocionales para ver empáticamente la de los demás. Este tipo de trabajo incluye realizar un proceso de elaboración de la muerte, de un fin que no tiene un fin sino una continuidad que desaparece la luz y oscuridad, la vida y la muerte, lo masculino y lo femenino. De esta manera, el Yin y Yan pueden moverse a través de nosotros en equilibrio, continuidad y libre de dualidad. 



7 métodos kundalini para alinear los chakras (Parte II)

Para que los chakras tengan un funcionamiento normal, es importante estar abiertos para metabolizar las energías particulares que se necesita del campo de energía universal –chi, prana u orgón–.

Dicen que no hay mejor manera de esclarecer las barreras del pensamiento, emociones y sentimientos que a través de la meditación, el ejercicio al aire libre y vínculos saludables. Sin embargo, hay ocasiones en que el bloqueo parece cada vez más inquebrantable, y esto puede deberse a que los chakras estén bloqueados. Es decir que si cualquiera de los chakras no revitalice el cuerpo aural o energético –y por tanto el cuerpo físico– ni fomente el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia ni transmita energía entre los niveles aurales a cada capa progresiva y en cada frecuencia, lo experimentamos como un bloqueo importante –no dejamos que entre información–. 

Para que los chakras tengan un funcionamiento normal, es importante estar abiertos para metabolizar las energías particulares que se necesita del campo de energía universal –chi, prana u orgón–. Como si fuese un disco que gira en sentido de las manecillas del reloj, permitiendo que la corriente fluya de afuera hacia el centro, facilitando que el metabolismo tenga su máxima expresión. 

Para desbloquear los chakras es importante comenzar a entrar en una frecuencia que nos ayude a “resonar”, pues en cuanto “más resonemos”, más saludables nos sentiremos tanto espiritual, emocional como físicamente. Una manera de hacerlo es mover la energía a lo largo del cuerpo mediante la meditación, facilitando que cada capa esté en la misma frecuencia con la del cosmos; otra, mediante series de posiciones kundalini, los cuales activan la energía desde la raíz hasta la coronilla. 

chakras
chakras

A continuación te compartimos las posiciones kundalini para alinear los chakras: 

 Si el bloqueo está en el chakra Anahata, puede ser causado por emociones como duelo, dolor, angustia, apatía y tedio. Esto puede derivarse de un amor perdido, la muerte de un familiar, expectativas no logradas e inclusive la incapacidad de dejar ir un amor. Se experimenta ausencia de empatía a nivel emocional y rigidez a nivel espiritual, por lo que es difícil mostrar amor hacia uno mismo y a saberse vulnerables frente a otros. Este chakra, ubicado en el pecho, es un pivote que balancea los inferiores y superiores; por lo que simboliza la unión divina de lo masculino y femenino, y la capacidad de tomar decisiones propias. Para desbloquear este chakra, es importante respirar en cuatro puntos mientras se imagina que el aire vital emana del pecho, resonando a través del cuerpo y conectándonos con el cosmos. La clave de esta meditación es sentirse en unicidad con el cosmos, dándonos cuenta que la desconexión es sólo una ilusión. Es sabernos conscientes con cada respiración. Estos son los mantras para desbloquear el chakra Anahata: 

 

 

–  El chakra del Vishuddha, o el de la garganta, puede bloquearse por el sentimiento de la inautenticidad y deshonestidad, relacionada muchas veces con sensaciones de claustrofobia, inseguridad y ansiedad. Muchas personas sienten el bloqueo en este chakra debido a un estilo de vida insalubre, cargada de decepción y mentiras. Como resultado, tienen dificultades a ser ellos genuinos con sí mismos y con otros; e incluso pueden buscar alternativas relacionadas con la codependencia y ansiedad. Para desbloquear este chakra, practicar la meditación enfocada en la autointerrogación con el fin de ir más allá de sí mismo y del mundo tal para encontrarse profunda, original y auténticamente. Es decir, realiza preguntas existenciales –inhala profundamente–, responde las preguntas de la manera más honesta posible –exhala–. Intenta llevar un ritmo de preguntas y respuestas en tono rítmico y profundo. Con este tipo de meditación, los sentimientos de ansiedad, rigidez y claustrofobia estarán convirtiéndose en apertura, honestidad y conexión con el cosmos. 

 

 

El chakra Ajna, o del tercer ojo, puede bloquearse por la ilusión. En palabras de Marianne Williamson, nuestro más grande miedo no es que seamos inadecuados, es que seamos poderosos más allá de lo que creíamos. Es decir que este chakra puede estar bloqueado por una sensación latente de disociación, relacionada con una intuición pobre, un sentido de identidad débil e incluso la –in–capacidad de estar sin estar. Para desbloquear este chakra, realiza una meditación a través de la respiración y la imaginación: visualiza una luz –como la de la vela– de tu tercer ojo, de modo que al inhalar se vuelve más grande y al exhalar, más pequeña. Recuerda en ese momento que tú eres todas las cosas –el mundo– y que todas las cosas son parte de ti –self–. 

 

 – El chakra Sahasrar o el de la coronilla puede estar bloqueado por el exceso de apego. Entre los principales síntomas se encuentran la angustia existencial, desconexión entre mente, cuerpo y alma, incapacidad de abrirse con los demás, etcétera. Este chakra está muy relacionado con una percepción diferente de nuestra existencia, nuestra esencia y la infinidad. Una manera de desbloquearlo es inhalar y exhalar en ese momento, sosteniendo el mundo físico y dejarlo ir del cuerpo rítmicamente. Este tipo de meditación nos permite dejarnos llevar por la unión divina y el amor cósmico, elevando todas la energía de los chakras inferiores hacia un reino de consciencia pura. De algún modo la Respiración Vital que se inhala, impacta en la Declaración Sagrada, la Luz Divina y el Tercer Ojo que se abrieron con cada ejercicio realizado con anterioridad, y se pueden eliminar los velos de Maya o la ilusión. En palabras de Fractal Enlightment, “este chakra se asocia con la sabiduría, la iluminación y la trascendencia. Su planeta gobernante es Urano y se encuentra relacionado con la glándula pituitaria.” Una vez que se desbloquea este chakra, el Inconsciente Colectivo se manifiesta y la consciencia vibratoria se unifica con la kundalini hacia la eterna vibración: “Nuestra frecuencia única está en sintonía con la orquesta cósmica. Esto puede suceder muchas veces en nuestro camino espiritual, y cada vez tendemos a ganar nuevos niveles de sabiduría.”

 

Más en Ecoosfera:

7 métodos kundalini para alinear los chakras (Parte I)



Descubre el mantra que deberás cantar para el chakra que quieras sanar

Se dice que del Nadabrahman, o primera vibración, se derivan todas las sílabas del idioma sánscrito que son “el collar de letras que la Gran Diosa lleva al cuello”.

Un mantra, este sonido o frase que concentra un poder cósmico, libera energía mística que es capaz de despertar y modificar el estado de consciencia. De modo que cuando un mantra se repite muchas veces, la vibración que se origina recorre el cuerpo tanto físico como mental. 

Para Fritjof Kapra, la similitud de este concepto con la física moderna es “particularmente sorprendente si recordamos que el sonido es una onda con una cierta frecuencia que cambia cuando cambia el sonido, y que las partículas, el equivalente moderno del antiguo concepto de los átomos, son también ondas con frecuencia proporcionarles a sus energías.” Es decir que cada partícula “canta perpetuamente su canción”, produciendo patrones rítmicos de energía. 

Se dice que del Nadabrahman, o primera vibración, se derivan todas las sílabas del idioma sánscrito que son “el collar de letras que la Gran Diosa lleva al cuello”. Como todas los sonidos se derivan del primer sonido, cada sílaba sigue siendo parte de la diosa. Por ello, los mantras son usados para convocar la fuerza de la divinidad y disfrutar de sus beneficios. Si bien su efectividad no depende del significado semántico, sino de que sean pronunciados correctamente para que la divinidad esté contenida en el sonido. 

Mediante la garganta, pecho y abdomen, la caja de resonancia corporal opera fácilmente el campo de vibración en el espacio que lo rodea. En su libro Tantra, el cuerpo como manifestación de la Realidad Suprema, Stella Ianantuoni explica que “el mantra, que en este caso reemplaza a la imagen de la divinidad, debe ser despertado en el interior de la persona y para ello la técnica que se utiliza es la repetición o japa.”

mantra

Dado que la fuerza de todos los mantras es poderosa, cada chakra –o centro energético del cuerpo– tiene su mantra propio. Te los compartimos: 

El primer chakra o Muladhara. Aquí, en el plexo sacro –la base de la columna vertebral–, reposa la Kundalini. Tiene como mantra la sílaba LAM. Corresponden y están asociados con el elemento tierra y al sentido del olfato. Según Ianantuoni: “En su aspecto sexual se estimula con el incienso, el sudor fresco y aquellos olores que producen los genitales durante la excitación.”

El segundo chakra o Svadhisthana. Se encuentra en la pelvis, justo en el plexo prostático u ovárico. Su mantra es VAM. Se relaciona con el agua, y se activa con la saliva, el sabor salado de la transpiración y las secreciones genitales. 

El tercer chakra o Manipura. Su mantra es RAM, y se encuentra en el plexo solar. Su elemento es el fuego y se relaciona con la vista. 

El cuarto chakra o Anahatha. Corresponde al plexo cardíaco y tiene como mantra la sílaba YAM. Se relaciona con el aire que toca la piel, el tacto y el corazón. Ianantuoni explica que “en su aspecto sexual se estimula mediante los masajes, las caricias y los contactos de la lengua, el pene y el clítoris.” 

El quinto chakra o Vishuddha. Se encuentra en la garganta y corresponde al plexo laríngeo. Su mantra es HAM, y su elemento es el éter. Se relaciona con el sonido. 

El sexto chakra o Ajña. Es el plexo cavernoso en el centro del cráneo, a la altura del entrecejo, por lo que su elemento es la mente. Es quien realmente gobierna la conciencia para recibir y enviar mensajes al cuerpo en general, así como a las zonas erógenas. Su mantra es similar al Sahasrara, el último chakra. 

El séptimo chakra o Sahasrara. No tiene elementos corporales pues supone la elevación total. El mantra de este chakra es el OM, que comienza resonando en el inferior y culmina en el superior. En el acto sexual, ambos chakras se activan durante el orgasmo. 

chakras-1chakras-1

El mantra máximo del budismo tántrico es el OM MANI PADME HUM. Posee numerosos significados, sin embargo es el único que expresa, por excelencia, la adoración de la unión sexual: MANI, se traduce como “la joya”; PADME, como “en el loto” –o yoni o vulva–; HUM, la fuerza de la iluminación. Este mantra expresa la iluminación, “la disolución de la ignorancia que impide ver la realidad de que somos, se logra a través de la compresión de que nuestro verdadero ser es el mismo Absoluto que encierra tanto a la Conciencia estática masculina como a la Energía dinámica femenina.”



6 sencillas actividades que limpiarán tu aura de energía negativa

Dado que el cuerpo reacciona como un imán que atrae energía de forma inconsciente, quizá estemos jalando energía negativa que esté impactando a nuestra salud física y emocional.

Imagen: Pinterest

La vibración de la energía es fundamental para el entendimiento del universo, esta fue la sentencia del científico Nikola Tesla. Es decir que, según él, existen ciertas formas de energía que cambian la resonancia vibratoria de otras, incluyendo las células del cuerpo y la mente. Por lo que, si todo vibra en una frecuencia determinada, existen alternancias y oscilaciones de frecuencia, permitiendo que la creación de un campo vibratorio superior cuyo impacto resulta en el sistema nervioso y la información en el cerebro. 

Mantener la vibración energética de nuestro ser requiere una serie de requisitos; tales como mantener tanto cuerpo y mente limpios y saludables, limitar la entrada a la toxicidad que adquirimos durante la interacción con el mundo, y realizar una desintoxicación periódica de esos escombros vibracionales.

Dado que el cuerpo reacciona como un imán que atrae energía de forma inconsciente, quizá estemos jalando energía negativa que esté impactando a nuestra salud física y emocional. De acuerdo con Fractal Enlightment, un aura “sucia” puede resultar en sensaciones letárgicas, depresión, ansiedad o inclusive en pesadez, algo que nos está jalando hacia abajo.” Para protegernos de estas energías negativas, podemos realizar una serie de actividades que lograrán su cometido de manera efectiva; tales como las que te compartimos a continuación: 

limpieza de aura, aura, chakras
Archivo Callejero de Nosotros Somos Otro

1. Una meditación de limpieza. Encuentra un lugar cómodo y relajante para que puedas concentrarte escuchando música, encendiendo unas velas y enfocándote en tu respiración. Una vez que te sientas completamente relajado, imagina una luz viajando por encima de tu cabeza hacia la punta de tus pies. Y en caso que tu mente comience a distraerse, regresa la atención a la respiración y a la luz. 

2. Mantente lejos de energías tóxicas –tanto de personas como lugares–. Estas personas siempre tienen algo negativo que decir y normalmente ponen muy tenso la recámara en la que se encuentran. Si consideras que estas personas están afectándote, lo mejor es mantener un límite –e inclusive una distancia física–. 

3. Estar cauteloso de nuestra propia negatividad. Al darle poder a los pensamientos y sentimientos negativos, puede provocar su materialización en palabras, conductas y actitudes que afectan nuestro mundo externo e interno. Miles de pensamientos pueden ocurrir en nuestra mente a lo largo de la vida, afectándonos de manera muy profunda, por lo que necesitamos asegurarnos que estos pensamientos tengan una influencia positiva en nosotros y nuestro alrededor. Estar consciente de este proceso nos permitirá distinguir los pensamientos positivos y negativos, examinarlos, comprenderlos e inclusive liberarlos. Es importante comprender que habrá ocasiones en que nuestro estado de ánimo esté bajo o de mal humor, quizá en ese momento, lo mejor que podemos hacer es tratarnos bien –o mejor– para reducir nuestra tensión. 

4. Limpia regularmente tu espacio. Una manera de limpiar tu aura es limpiar tu alrededor. En especial tras la interacción con muchas personas o energía negativa. Sólo sacudir o barrer el hogar puede dejar el espacio más fresco, relajado, fluido. Atrévete a decorarlo con una vela, una planta, un vaso de agua, un incienso. Esto permitirá liberar la energía positiva estancada. 

5. Toma un baño con sal. Esto no sólo creará un balance entre cuerpo y alma, también hará la experiencia del baño mucho más refrescante. Procura que la sal sea de mar –sin procesar–. Procura que la experiencia sea relajante: coloca velas, música, incienso. Déjate llevar durante unos minutos por la sensación de tranquilidad. 

6. Utiliza un protector de energía. Ya sea que utilices un escudo como los cristales, minerales y piedras curativas, o una barrera de pensamientos, todo puede funcionar para cuidarte de energías negativas. Construye una barrera protectora alrededor de ti, imaginando cómo una luz blanca protege a tu cuerpo de manera que estés pensando “Estoy protegidx de las energías de mi alrededor” o “Cargo la energía fuerte que no permitirá que las energías negativas influyan en mí”. 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca