Greenpeace no es una organización de piratas; es una organización de activistas

¿Quién que conozca realmente el trabajo de Greenpeace -una organización pacifista por definición- creería las mentiras de un cuerpo militar acusándola de piratería?

¿Quién que conozca realmente el trabajo de Greenpeace -una organización pacifista por definición- creería las mentiras de un cuerpo militar acusándola de piratería? Más de 40 años de activismo en el mundo avalan las acciones de Greenpeace, cuyo único objetivo es preservar el medio ambiente. Por eso, que se pretenda acusar a esta organización de piratería, de haber causado las heridas de una activista y de mentir; que se pretenda proceder legalmente contra la organización y que se le incaute un barco tras realizar una protesta civil pacífica es indignante e inverosímil.

El sábado 15 de noviembre de 2014 una de las embarcaciones de Greenpeace, el Arctic Sunrise, ocupó el punto en el mar en Canarias, España, en el que la petrolera Repsol quería iniciar las prospecciones en búsqueda de petróleo en aguas profundas, a fin de realizar una protesta civil pacífica contra dichos planes que ponen en riesgo al ecosistema marino y condenan a la sociedad a un modelo energético basado en los combustibles fósiles y a más cambio climático.

A las 7:30 hrs, dos botes rápidos procedentes del barco de Greenpeace se pusieron en el agua para acercarse al buque plataforma de Repsol. A los pocos minutos fueron embestidos violentamente, tres veces, por los botes de la Armada española, tirando a una activista al agua, quien quedó gravemente herida en una pierna y sufrió numerosos cortes. La Armada afirmó que el corte fue con los botes propiedad de Greenpeace, pero la Armada miente… Miente porque las dos lanchas que participaron en la acción no tienen hélices; son botes con propulsión a chorro. En un intento por sostener esa mentira, la Armada fotografió y movió en redes sociales una foto del bote usado para medios de comunicación, pero ese no estaba cerca del accidente. Afortunadamente, todo quedó registrado en video.

  

En ese sentido, queremos reiterar que quien miente no es Greenpeace

¿Una activista de 21 años, de poco más de 50kg de peso, abordando sola una plataforma de prospecciones de 230m de longitud, frente a un buque de la Armada?, ¿cayéndose sola al agua, cortándose con las hélices de su zodiac? ¿Y la Armada tuvo que ir a socorrerla y salvarla? Dudo que alguna persona haya llegado a creerse esta historia. No sabemos muy bien qué pasaba por las cabezas del gabinete de comunicación de la Armada cuando decidieron sacar un comunicado con esta versión. Probablemente no contaron con que 1 hora más tarde saldrían las imágenes de lo que realmente pasó.

Y no conformes con mentir, ahora el Ministerio de Fomento de España -encargado de proponer y ejecutar las políticas de infraestructura para transporte terrestre, aéreo y marítimo- inició un procedimiento sancionador en contra del capitán del barco Arctic Sunrise de Greenpeace, Joel David Stewart, por una supuesta “infracción contra la ordenación del tráfico marítimo”, hecho tipificado como muy grave en la legislación de ese país y que puede ser sancionado con una multa de hasta 300 mil euros.

Además, la Dirección General de la Marina Mercante, que depende del Ministerio de Fomento, ha comunicado al capitán la retención del buque como medida cautelar hasta que los inculpados designen domicilio en España a efectos de notificaciones y constituyan aval o garantía suficiente por valor de 50 mil euros.

Greenpeace apelará este proceso sancionador a medida, por considerarlo totalmente desproporcionado. La organización ambientalista nunca elude la acción de la justicia, pero no aceptará una medida que considera un atropello. La organización ambientalista señala que, detrás de esta medida, se quiere esconder la también desproporcionada actuación de la Armada.

En España, en México y en todo el mundo, Greenpeace trabaja por la protección al medio ambiente, la justicia y la paz y seguirá haciéndolo a pesar de los intentos de los gobiernos por criminalizar la protesta social y de otros medios con los que intentan amedrentar su labor.  

Twitter del autor: @PrensaGPMX

 

 



Mineras en Colombia están provocando trastornos mentales y enfermedades graves en habitantes

Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.”

La contaminación de recursos naturales como el agua, suelo y aire, es sólo una de las consecuencias más comunes de la actividad minera; otra se asocia con el abuso, acoso y violencia ejercidas por las empresas hacia las comunidades indígenas que no pueden defender sus tierras. Sin embargo, muy poco se habla acerca del impacto mortal que conlleva la liberación de vapores y líquidos en las minas en Colombia, China, Indonesia, México y más; como es el caso que se enfrenta la población de Segovia, en Colombia, a la intoxicación por mercurio. 

Para Natalio Cosoy, de la BBC Latinoamerica, Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.” Este fenómeno que pone en riesgo la salud física y mental de los habitantes se debe a décadas de explotación aurífera y de uso del mercurio para extraer oro de las piedras. 

La intoxicación por mercurio comienza con náuseas, mareos; continúa destruyendo a los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, los pulmones, los riñones, la piel, los ojos; y termina con la muerte. Si bien en Segovia nadie ha fallecido por mercurio, alrededor de 45 000 personas están sufriendo los efectos de la intoxicación. 

Ahí, en donde se quema el mercurio en una especie de horno con una puerta abierta y los extractores empujan los vapores hacia los caños de la máquina, el riesgo continúa afectando a cada miembro de la población. Para Carlos Federico Molina Castaño, médico toxicólogo y especialista tanto en salud ocupacional como epidemiología, “el riesgo sigue presente siempre que se manipule mercurio, un metal que se evapora, por otra parte, a bastante baja temperatura, en torno a los 40 grados. Si en la orina hay más de 20 microgramos por gramo de creatinina, la persona se considera intoxicada. Es difícil encontrar a algún minero segoviano por debajo de 20. Uno me contó que llegó a tener 500. […] El máximo que me ha tocado ver a mí fue uno de 3 000.” Inclusive, bebés lactantes se encuentran bajo los efectos de la intoxicación: “Aunque en bajas cantidades, las mujeres pasan el tóxico a sus hijos a través de la leche materna. Ninguna de mis madres trabajaba con mercurio en el momento, llevaban un año sin exponerse en forma directa al mercurio, o sea que es una exposición ambiental.”

Más que la muerte, explica Molina Castaño, el mercurio “genera más discapacidad que mortalidad.” Afectaciones que implican el aspecto mental, las cuales pueden ir desde la psicosis hasta la bipolaridad. Los trastornos mentales son una consecuencia de la exposición a largo plazo al mercurio: “Es como cuando a usted le dice el nutricionista que si come mucha carne le va a producir enfermedades, o si come mucha harina; es igual, digo que si una persona está evaporando el mercurio, lo está aspirando, más adelante le puede traer efectos, pero eso no es muy común aquí”.



Los polos se están llenando de musgo como hace 3 millones de años (VIDEO)

“Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.”

El descongelamiento de los polos ha sido un tema alarmante en los últimos años. Investigadores y ambientalistas continúan buscando múltiples maneras de prevenir una catástrofe ambiental que someta a un riesgo significativo la biodiversidad del planeta. A lo largo de estas investigaciones, colegas de University of Cambridge, British Antartic Survey y University of Durham encontraron que en las tierras antárticas están creciendo increíblemente rápido cepas de musgos.

Esto ha evidenciado, comentan, el impacto irreversible del calentamiento global. En palabras de Matthew Amesbury, investigador de University of Exter en Reino Unido, “Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.” Es decir que si en los últimos 50 años, se había percibido un crecimiento anual de menos de un milímetro de estas cepas; ahora el crecimiento anual supera los tres milímetros. Las cepas están creciendo en el suelo congelado en los suelos deshielados de la Antártica. 

Se trata de una superficie de las cepas están construyendo una capa delagada en el verano, la cual termina eventualmente por congelarse durante el invierno. Estas capas que se van formando han preservado las temperaturas y por tanto su existencia en climas tan fríos. Frente a esto, Amesbury y Rob DeConto, de la Universidad de Massachusetts, explican, el suelo de esta región se está enfrentando a cambios dramáticos en torno a patrones de crecimiento de los últimos 150 años, e incluso de los últimos milenios:

Este es otro indicador que la Antártica está regresando a tiempos geológicos –lo cual tiene sentido, considerando los niveles atmosféricos de CO2 se han elevado a un grado que el planeta no había obtenido desde el Plioceno, hace 3 millones de años, cuando la capa de hielo Antártico era muy pequeña y los niveles de los mares eran más altos. Si los gases de efecto invernadero continúan, la Antártica tendrá un regreso a tiempos previos a la época geológica. Quizá la península se convertirá algún día en bosque de nuevo, como lo fue durante los climas de invernadero del Cretáceo y Eoceno, cuando el continente estaba libre de hielo. 

Los autores concuerdan que estos cambios recientemente observados son sólo el principio: “Estos cambios, combinados con una tierra libre de hielo, desencadenará una alteración en el funcionamiento biológico, en la apariencia, en los paisajes de la península Antártica por el resto del siglo XXI y más allá.” 

 



Llega el barco Esperanza de Greenpeace a las costas mexicanas

Su presencia sitúa temas de agenda ambientales importantes y los proyecta de manera internacional; estará hasta el 16 de septiembre en el pacífico y será posible visitarlo.

Desde el 2002 el barco esperanza de Greenpeace es su mayor embarcación existente. Fue adecuado con trabajos especiales para convertirlo en una nave completamente verde y su año de nacimiento fue en 1984, hecho por el gobierno ruso como un barco de bomberos.

Las historias del Esperanza

Entre sus capítulos más memorables están la campaña de bosques; participó en varias acciones de protesta durante la pasada Cumbre de la Tierra de Johanesburgo; ha documentado el impacto de las flotas pesqueras en las costas africanas, y a bordo de él, Greenpeace llevó la campaña “Un año en defensa de nuestros océanos”.

La importancia de su arribo

Afortunadamente Greepeace ha sumado poder con los años. Así, ahí donde llega una de sus embarcaciones, suele haber  más presión ambiental para los gobiernos. De esta manera, internacionalmente la organización señala la agenda urgente ambiental de su ubicación.

México en este momento atraviesa un momento ecológico complicado, entre otros temas por la proliferación del fracking, la extinción de la vaquita marina, numerosos conflictos ambientales, sobre todo por la presencia de mineras, etc.

Dónde podrías topar al Esperanza

El recorrido del barco se hará en dos partes: del 19 de julio al 16 de septiembre en el océano Pacífico, donde visitará puertos de Mazatlán, Sinaloa; Puerto Vallarta, Jalisco; Manzanillo, Colima y Acapulco, Guerrero; la segunda fase sucederá en el océano Atlántico para visitar Yucatán, Campeche y Veracruz.

Para las personas que visiten el barco habrán visitas guiadas para conocer a la tripulación, mercados orgánicos, cine debate, etc.Para conocer a detalle la programación de actividades del esperanza puedes hacerlo aquí.  También en Twitter: @greenpeacemx y en Facebook: Greenpeace México.



Esta nueva campaña busca impedir que el glifosato se use en el campo mexicano

Este herbicida ha sido usado en grandes cantidades en el mundo y ahora que la OMS advierte de su peligro es urgente prohibirlo.

Hace unas semanas la Organización Mundial de la Salud catalogó al Glifosato como tóxico y cancerígeno. Este ha sido usado por Monsanto desde hace más de treinta años, y recientes estudios revelan que la gran y oscura corporación conocía de los posibles efectos. 

Greenpeace ha iniciado una campaña en muchos países para que cada gobierno impida tajantemente el uso de este herbicida. Según sus cifras, en América Latina el uso del glifosato es alarmante. En 2014, cerca de 100 millones de hectáreas y pueblos latinoamericanos fueron rociados con este producto químico. En ese año, en Argentina se utilizaron más de 200 millones de litros de glifosato. En México, por cada mil hectáreas se utilizan 3 mil 307 toneladas de plaguicidas, el glifosato uno de los más consumidos.

“Es hora de avanzar hacia la eliminación de estas sustancias que dañan el suelo y la salud, y promover modelos de agricultura ecológica que garanticen una producción de alimentos sana para la tierra, para quienes los producen y para consumidores”, señaló Sandra Laso, campañista de Comida Sana de Greenpeace México.

La organización invita a los mexicanos a sumarse a esta exigencia contra el glifosato  para que el presidente Enrique Peña Nieto decrete una prohibición de urgencia y se promuevan políticas públicas para transitar hacia una agricultura ecológica libre de agrotóxicos y transgénicos que ponen en riesgo el medio ambiente y la salud de las personas. 

Aquí la campaña.



Tras clausurar simbólicamente Los Pinos, Greenpeace logra diálogo con la presidencia de México

Angélica Simón, de esta organización, narra cómo, luego de consistentes protestas, el gobierno de Enrique Peña Nieto escuchará sus propuestas para proteger el medio ambiente

Como sabrás una serie de legislaciones, en especial la Reforma Energética, que impulsa más que nunca el uso de hidrocarburos, amenazan el medio ambiente en México. Por esta legislación y otras que se vienen, Greenpeace y ambientalistas han estado presionando para que se tomen en cuenta las opiniones de los especialistas en la elaboración de las legislaciones secundarias de algunas ya de por sí nocivas leyes para el medio ambiente.

Angélica Simón, activista y colaboradora de prensa de Greenpeace narra cómo, con perseverancia, la organización logró, luego de meses, que se tomara en cuenta su postura desde la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). ¿Los medios que usaron? La campaña Tiempo de Héroes y las significativas protestas.

Aquí su texto: 

Hablemos de Cómo Proteger el Medio Ambiente

Tener un medio ambiente sano, un planeta más habitable, con recursos naturales suficientes y saludables para todos, es el objetivo de Greenpeace. ¿Y no es el mismo objetivo y hasta el mandato de las autoridades, de los tomadores de decisiones del país: del presidente, de los legisladores, de los gobiernos municipales y estatales y muy particularmente de instancias como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales? ¿No vamos todos hacia el mismo lado? ¿Debemos ser antagónicos cuando podríamos ser aliados?

El 23 de septiembre Greenpeace lanzó la campaña Tiempo de Héroes, un llamado a la ciudadanía a actuar en demanda de una política de gobierno y una legislación que eleve el nivel de protección de los ecosistemas.

¿Por qué en este momento? No, no es una mera ocurrencia. Los motivos de esta campaña son:

1.    Por lo que ya ocurre: los desastres ambientales y la impunidad alrededor de ellos es una realidad que está destruyendo México. Uno de los ejemplos más recientes es de la contaminación de los ríos Sonora y Bacanuchi por un derrame de tóxicos provenientes de la industria minera. Los ríos  fueron contaminados, la gente tiene afectaciones en su salud y en su economía. La minera responsable del desastre ambiental no ha sido cerrada…

2.    Por lo que no queremos que ocurra: esta es una campaña que busca prevenir. Queremos prevenir el debilitamiento de la legislación ambiental en el país; prevenir más desastres ambientales, prevenir la fragmentación de las áreas naturales protegidas; prevenir el cambio de  uso de suelo de un bosque o una selva para construir una termoeléctrica; prevenir el despojo y contaminación de las tierras que pertenecen a las comunidades… ¿Cómo? Aprovechando que se presentará un paquete de reformas legislativas vinculadas al sector hidrocarburos, en el cual tenemos la oportunidad de “incluir” candados de protección en lugar de debilitarlos para facilitar la destrucción de la naturaleza.

¿Qué hemos hecho desde Greenpeace con esta campaña para que eso suceda?

No sólo cuestionamos, también proponemos. Por eso entregamos al Ejecutivo Federal una serie de propuestas de modificaciones a diversas leyes, todas a favor del medio ambiente, y solicitamos audiencias con Enrique Peña Nieto.

Las propuestas y las demandas de audiencia fueron entregadas el 8 de octubre y el 29 del mismo mes, pero no fuimos atendidos.

A la par, hemos denunciado la destrucción de nuestros ecosistemas, que se está destruyendo México, y ante la incapacidad para resolver los problemas ambientales del país, realizamos una protesta en la que clausuramos simbólicamente la residencia oficial de Los Pinos… ¡Eureka! ¡Eureka! ¡Eureka! Después de esta acción decidieron desde Presidencia abrir un canal de diálogo con lo que podemos llamar el área experta del gobierno federal, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para revisar las propuestas de Greenpeace y encontrar la viabilidad de las mismas.

Esa reunión tuvo lugar el viernes 21 de noviembre, entre una comisión de Greenpeace y funcionarios de SEMARNAT encabezados por el subsecretario de Planeación y Política Ambiental, Rodolfo Lacy. El acuerdo final del encuentro fue que entre el 1 y 3 de diciembre la dependencia federal responderá puntualmente a cada una de las iniciativas de Greenpeace, informando cuáles podrían ser incluidas en este proceso de elaboración de reformas legislativas que se encuentra encabezado por SEMARNAT, cuáles no y por qué.(1)  

Confiamos en que las propuestas de esta organización serán retomadas. ¿Por qué? No porque lo dice Greenpeace, no porque las acepten para evitar más protestas, no por imposición; simplemente porque tienen el mismo fin que el que las autoridades de esa dependencia y el gobierno federal deben estar buscando en concordancia con su mandato: el bienestar de los ecosistemas, el bienestar de los mexicanos.

Así que una vez iniciado este diálogo, hagamos de él algo constructivo… Hablemos, hablemos de cómo proteger el medio ambiente.    

 

(1) Comunicado de la reunión entre Greenpeace y SEMARNAThttp://www.greenpeace.org/mexico/es/Prensa1/2014/Noviembre/Inicia-dialogo-entre-Greenpeace-y-Semarnat-/

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca