Descubre porqué se asocia a las bebidas energetizantes con desórdenes alimenticios

¿Cuántas bebidas energetizantes consumes en promedio?

La presencia de las bebidas energetizantes es común durante la entrega de trabajos universitarios o profesionales, en fiestas o simplemente para alejar a Morfeo. Estas bebidas, además de dar un golpe de azúcar, pueden provocar graves consecuencias a la salud.

De acuerdo con la Universidad de Deakin, en Australia, para evitar las consecuencias del azúcar se están prefiriendo las bebidas energetizantes libres de este endulzante. No obstante, este tipo de estimulante suprime el apetito; y en caso de consumirse en altos niveles, puede producir crisis de ansiedad y problemas de corazón.

Asimismo, el estudio realizado en esta universidad dio a conocer que los consumidores de estas bebidas cuentan con un perfil de pobre imagen corporal asociada a desórdenes alimenticios. Inclusive, 97 mujeres, de entre 18 y 25 años de edad, confirmaron que las bebían para evitar el hambre, como un reemplazo de alimentos sólidos. Y lo más preocupante es que adolescentes entre 12 y 18 años usan este tipo de líquidos para perder peso.

Así que, ¿cuántas bebidas energetizantes consumes en promedio?



¿Estamos matando a nuestro hígado?

Las bebidas azucaradas consideradas en los cuestionarios incluyeron: refrescos de cola con cafeína y descafeinadas, bebidas carbonatadas con azúcar, mezclas de frutas, limonadas y otras bebidas de frutas sin gas.

El  hábito del consumo diario de bebidas azucaradas puede aumentar el riesgo de sufrir hígado graso no alcohólico (HGNA), así lo han confirmado investigadores del Centro de Investigación Sobre Nutrición Humana y el Envejecimiento  Jean Mayer, de la  Universidad Tufts, en Estados Unidos. Durante tres décadas el Centro Jean Mayer ha estudiado la relación entre buena alimentación y buena salud en las poblaciones que envejecen. 

Los  investigadores analizaron cuestionarios dietéticos de  5908 participantes,  a los cuales se les realizó un examen del nivel de enzimas hepáticas, en  su mayoría hombres y mujeres de mediana edad caucásicos, inscritos en el  famoso estudio Framingham sobre la Salud Cardíaca, en su tercera generación. De estos fueron elegidos 2634 participantes que fueron sometidos a una Tomografía Computada para precisar el diagnóstico. Los resultados del estudio fueron publicados recientemente en la revista Hepatology.

Las bebidas azucaradas consideradas en los cuestionarios incluyeron: refrescos de  cola con cafeína y descafeinadas, bebidas carbonatadas con azúcar, mezclas  de frutas, limonadas y otras bebidas de frutas sin gas.

Los autores del estudio encontraron  una mayor prevalencia de HGNA ( 60% más elevada) entre las personas que informaron beber más de una  bebidas azucarada por día en comparación con las personas que no bebían bebidas azucaradas. Las relaciones entre el HGNA y el consumo bebidas endulzadas con azúcar persistieron después de que los autores tomaron en cuenta diversas variables como: edad, sexo, índice de masa corporal (IMC) y factores dietéticos y estilo de vida, como la ingesta de calorías, proteínas y fibra, y consumo de alcohol y  cigarrillo. Además, los investigadores señalaron que en general observaron una correlación directamente proporcional : a mayor consumo de este tipo de bebidas mayor riesgo de sufrir HGNA. Por el cotrario, después de la contabilización de estos factores los autores no encontraron asociación entre el consumo de los refrescos de  cola dietéticos y el HGNA.

“Nuestro estudio se suma a un creciente cuerpo de investigación que sugiere que el consumo de bebidas endulzadas con azúcar puede relacionarse con el HGNA y otras enfermedades crónicas como diabetes y enfermedad cardiovascular,” comentó el primer autor del estudio, Dr Jiantao Ma. “Pocos estudios observacionales, a la fecha, han examinado la relación entre el HGNA y el consumo bebidas endulzadas con azúcar” señalo  Ma y añadió que “Estudios prospectivos a largo plazo son necesarios para ayudar a determinar el papel potencial de bebidas azucaradas en el desarrollo del HGNA”.   Hacen falta más estudios sobre el tema señalaron los autores, pero es posible afirmar a la luz de la información disponible en la actualidad que el consumo de refrescos y bebidas azucaradas son una fuente de calorías huecas que se asocia con la obesidad.

Debemos insistir en resaltar esta correlación ante la insistencia en los medios científicos acerca del desconocimiento de la causa del HGNA. Y también debemos recordar que la investigación reciente ha señalado no sólo la asociación entre el HGNA y el  riesgo de sufrir cirrosis y cáncer de hígado, sino también la correlación entre dicha patología, la obesidad,  la diabetes y los infartos.  ¡Ah, y lo olvidaba: somos el país que más refrescos y bebidas azucaradas consume a nivel mundial!

El problema principal para la salud del hígado con estas bebidas, según ha sido descubierto recientemente, es el enorme aporte de fructosa. La fructosa se metaboliza principalmente en el hígado y debido a sus características genera fácilmente acumulación de grasas, oxidación,  inflamación y fibrosis en este órgano (también la glucosa presente en el azúcar contribuye a generar acumulo de grasas en el hígado). Hay que señalar que el consumo de las frutas en su estado natural o de jugos de frutas elaborados naturalmente en casa, no conlleva este riesgo. Es la fructosa purificada y consumida en grandes cantidades la que resulta perjudicial.

 

REFERENCIAS.

Ma, J; Fox, CS; Jacques, PF; Speliotes, EK; Hoffmann, U; Smith, CE; Saltzman, E; and McKeown, NM.,  Sugar-Sweetened Beverage, Diet Soda, and Fatty Liver Disease in the Framingham Study Cohorts. Journal of Hepatology, 2015, June 5.



¿Reducirá venta de bebidas azucaras en México por impuesto?

De modo que los hallazgos mostraron que la reducción se enfatizó a lo largo del año, alcanzando una reducción del 12 por ciento en el mes de diciembre del 2014.

De acuerdo con estudio publicado en el British Medical Journal, una de las cinco mejores revistas médicas del mundo, la compra de bebidas azucaradas ha disminuido desde el impuesto establecido sobre estos productos.

El estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el Centro de Población de la Universidad de Carolina del Norte (UC), se reunió un compendio de información del 2012 al 2014 en donde se recolectaron datos de 6 253 hogares en 53 ciudades. Esto permitió concluir que el volumen promedio de las bebidas con impuesto vendidas durante el 2014 fue 6 por ciento menor, en comparación con las ventas esperadas con la ausencia del impuesto.

De modo que los hallazgos mostraron que la reducción se enfatizó a lo largo del año, alcanzando una reducción del 12 por ciento en el mes de diciembre del 2014. Cabe mencionarse que la reducción fue mayor para hogares de nivel socioeconómico más bajo –pasando del 9.1 por ciento al 17.4 por ciento–.

Asimismo se encontró que hubo una mayor reducción en la compra de bebidas azucaradas no carbonatadas. Se cree que esto se debe a la alza de los precios en estos productos, y por ende una mayor elasticidad en el precio de la demanda.

Durante esta época se documentaron numerosas estrategias de promoción y marketing por parte de la industria de bebidas azucaradas, como realizar presentaciones más chicas y así generar que los consumidores prefieran las versiones más grandes para reducir el efecto del impuesto a corto y largo plazo.

Ante este artículo, Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, considera que las políticas públicas que se diseñen e implementen en el país deben estar sustentadas con rigor metodológico. De modo que se espera que en México haya un mayor descenso en la compra de las bebidas con impuesto, y un incremento de venta en aquellas que no están gravadas. Sin embargo, se aclara, esto dependerá de numerosos factores como las estrategias de mercadotecnia que implemente la industria.

Mientras que Fiorella Espinosa, investigadora en Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, explica que el consumo de bebidas azucaradas genera daños a la salud, principalmente en la población de estrato socioeconómico bajo. Entre las consecuencias más evidentes o inmediatas son la disminución de la productividad y muertes prematuras, las cuales provocan disparidades tanto en la salud como la estabilidad económica.



Una dieta sin azúcar arroja beneficios casi inmediatos en niños; estudio

Aunque algunos de ellos consumieron una alta cantidad de calorías, el hecho de que no proviniesen del azúcar tuvo resultados muy positivos.

Las generaciones de los últimos 50 años de historia en el mundo nos acostumbramos como nunca a la presencia omnipresente del azúcar pero lo cierto es que ello ha sido completamente inédito.

Jamás en otra época el azúcar había estado tan presente y disfrazada de inofensiva. Por fortuna en los últimos años cada vez más sabemos que el azúcar además de estar ligada a la obesidad y con ello a enfermedades como hipertensión, nivel de azúcar alta, y colesterol anormal, también está asociada a efectos nocivos psíquicos y físicos. Lo que los científicos desconocen es si estos son resultados en sí de la obesidad, o bien, de la presencia de azúcar en la sangre.

Para resolver el enigma, un grupo de científicos ha hecho un estudio publicado en The Journal Obesity en el que fueron analizados un grupo de 27 niños latinos y afroamericanos. El estudio se trató de seguir dando la misma cantidad de calorías a los niños, sin embargo unas provenientes del azúcar y otras específicamente de otros alimentos.

El estudio que se hizo durante 9 días encontró que, rápidamente, durante los primeros días, los niños que estaban recibiendo el mismo número de calorías, pero no proveniente del azúcar, mejoró notablemente su salud respecto a una disminución en los niveles de colesterol. También disminuyeron sus niveles de azúcar en la sangre en 5 puntos, y sus triglicéridos en 33 puntos.

El objetivo no fue eliminar los carbohidratos sino reemplazar los alimentos con azúcar por almidones sin que ello bajase el nivel calórico consumido por los niños. Así, en lugar de yogurt endulzado con azúcar los niños comieron baguettes. En lugar de pasteles chips y en lugar de pollo, teriyaki. La poca azúcar que comieron provenía de fruta fresca.

 

[treehugger]



¿Cómo hacer tu propia bebida casera de electrolitos?

Las bebidas energetizantes no son tan elaboradas como parecieran; en casa puedes hacerles la competencia, y más sanamente.

Los electrolitos son esas sustancias que tu cuerpo usa para que las células lleven impulsos eléctricos a otras células. El magnesio, sodio, fosfato, potasio, cloruro, etc., son electrolitos, y son especialmente necesarios al momento y después de hacer ejercicio.

Como recordarás, en la década de los 90 las bebidas de electrolitos se volvieron muy populares, sin duda, la más conocida, Gatorade. Sin embargo, estos líquidos no dejan de ser procesados y de tener endulzantes refinados, por ejemplo. Por ello, una mejor opción es hacer tus propias bebidas de electrolitos caseras (y a mucho menor precio) para mantener el balance en tu cuerpo durante periodos de ejercicio.

El sitio everydayroots comparte una utilísima receta para que te hagas tu bebida casera de electrolitos:

Ingredientes:

1/4 de taza de jugo de limón

1/4 de taza de jugo de lima

De 1 1/2 a 2 tazas de agua natural (depende de qué tanto quieras diluir el sabor de los cítricos).

1/8 de cuchara tetera de sal de mar

2 cucharadas de azúcar natural o de miel

Instrucciones:

Pon todo lo anterior en una licuadora y licúa hasta que la miel haya sido disuelta. O bien, coloca en una jarra y mezcla tú mismo el líquido. Finalmente tómalo con o son hielos y disfruta.



Sustituye tus tazas de café por este smoothie

Existen muchas opciones que te harán sentirte más despierto y que son más nutritivas que el tradicional café.

Cuando tomas café para despertar, en realidad lo que estás haciendo es dotar a tu cuerpo de cafeína que produce efectos estimulantes y por ello te da una sensación de menor sueño y aparente mayor energía. Sin embargo, es en realidad una clase de remedio pasajero pues no le estás proporcionando una herramienta verdadera para que se mantenga despierto y más activo por más horas. 

El siguiente smoothie, además de ser delicioso, puede ser un perfecto sustituto de café. Tiene alto contenido en Vitamina C y es un increíble antioxidante; te aportará además fibra, azúcares e incluso mejorará tu sistema cardiovascular. Sus componentes son jugo de naranja, de limón, col y kiwi. 

 

Ingredientes

2 tazas de col rizada

2 kiwis pelados y en rebanadas

1 taza y 1/4 de jugo de naranja

2 cucharadas de jugo de limón

 

Preparación

Licúa y agrega hielos al servir.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca