Conoce los mitos sobre la deforestación en México

Creencias comunes que empañan una problemática más profunda: el abandono, por parte del Estado, a los dueños de las tierras forestales

Hace unos días publicamos lo que asociaciones de campesinos e indígenas apuntan como los enemigos de los bosques en México. Suele haber algunos supuestos motivos que explican la causa de la disminución de los recursos forestales, casi siempre ligados al cambio de uso de suelo, la tala clandestina o al crimen organizado. Pero hay un férreo enemigo, el más poderoso de todos, que explicaría, de hecho, la existencia de las demás amenazas a los bosques y selvas mexicanas.

Paloma Neumann, coordinadora de la Campaña de Bosques de Greenpeace, quien conoce notablemente el tema forestal en México, desmitifica los usuales motivos que suelen asociarse a la disminución de bosques y selvas del país y nos da un atisbo de la verdadera máscara que se esconde tras el descuido de estos ecosistemas:

Mito 1. Existe información sobre el estado de los bosques y selvas: Neumann aclara con indignación que la misma Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) ha aceptado que no existe información actualizada y confiable sobre el área forestal en México. Acusa que la dependencia, cómodamente, reporta ante la FAO de las Naciones Unidas un parámetro a nivel global que no mide toda la diversidad de ecosistemas forestales que tenemos en México. Prácticamente no conocemos el estado de los bosques y selvas; de hecho, para Neumann la información más confiable la ha realizado la Universidad Autónoma de México (UNAM) en su documento de 2009 llamado El capital natural de México.

Mito 2. La tala ilegal es la principal causa de la disminución forestal: Tampoco existe en México un estudio serio sobre la cantidad de madera ilegal en el país. Neumann advierte que quizá más de 50% de la materia prima de las madererías viene de tala ilegal, pero en realidad, esto sucede por un problema mucho más profundo, pues si el gobierno protegiera a 60% de los propietarios de los bosques, que suelen ser indígenas o ejidatarios, estos no tendrían que migrar y abandonar sus tierras a merced de los taladores, o bien no tendrían que volverse, como ocurre en algunos casos, contra sus propios recursos, por desesperación, haciendo ellos mismos una tala ilegal. En este sentido el Estado es el responsable del abandono de los bosques porque no otorga los apoyos suficientes, como las mismas organizaciones lo han denunciado y de hecho, según los monitores de Greenpeace, el presupuesto se ha usado con fines electorales: “La CONAFOR no ha comprobado que los recursos que se destinan a los programas realmente tienen un impacto directo en reducir la deforestación”. 

Mito 3. El cambio de uso de suelo es el gran culpable: Si uno busca en internet se encontrarán declaraciones, principalmente de funcionarios, que recalcan que el cambio de uso de suelo es la principal amenaza de la degradación de los bosques y selvas. Pero en realidad, esto es un distractor para atenuar la responsabilidad del gobierno. Es un juego político para llevar la discusión lejos del principal enemigo de los bosques, que es la falta de prioridad en las políticas públicas, pues se privilegian otros sectores como la agricultura, la ganadería, el desarrollo urbano o el turístico: “El cambio de uso de suelo ocurre debido a que las políticas públicas de este país están enfocadas en promover e incentivar otro tipo de actividades que tienen que ver con agricultura, ganadería,  desarrollo urbano, desarrollo turístico…”.

¿Qué hacer para cuidar los bosque y selvas?

Neumann aconseja:

Para empezar, difundiendo, porque hay mucha desinformación sobre qué es lo que pasa en los bosques en México. La mayoría de los medios de comunicación difunden la idea de que el cambio de uso de suelo y la tala ilegal son los principales obstáculos. (…) Que cuando vayamos a comprar papel, por ejemplo, nos fijemos si es de reúso o certificado. Cuando sean muebles preguntar si es madera certificada de las comunidades mexicanas que hacen un manejo sostenible de sus bosques, que sí hay varios sitios donde se pueden conseguir, desde tiendas como Palacio de Hierro, Home Depot, etcétera.

Twitter de la autora: @anapauladelatd



Estos son los 4 principales enemigos de los bosques en México

Te compartimos algunas de las principales amenazas que enfrentan los bosques en México, aquellos agentes que tendremos que combatir mediante un marco legal apropiado, acciones civiles organizadas y una conciencia sobre el invaluable papel de los bosques.

Los bosques concentran una buena porción de la biodiversidad del planeta. Además, estas áreas ocupan un papel fundamental en el proceso de cambio climático ya que retienen cantidades monumentales de carbono, el cual, de no ser así, estaría siendo liberado y contribuiría a acelerar aún más el calentamiento global.

Pero eso no es todo. Ya en un plano relacionado con el ser humano, ingrediente que jamás debemos ignorar cuando hablemos de medioambiente, los bosques representan un sustento para millones de personas alrededor del mundo que forman parte de las comunidades locales y grupos indígenas que habitan los bosques. Se calcula que 1,600 millones de personas dependen en alguna medida de los recursos forestales, mientras que 350 millones dependen exclusivamente de ellos para subsistir. Dicho de otra forma, además de los determinantes beneficios que su existencia tiene para el planeta en términos ambientales, los bosques también ofrecen la oportunidad de ganarse la vida para una buena parte de la población mundial.

En el caso de México, este se ubica entre los 11 países con mayor superficie forestal, y la relevancia ambiental, económica y cultural de estas áreas es sustancial. Así que si México quiere estar a la altura de los compromisos adquiridos contra el cambio climático, a favor de la conservación de su y a la par aprovechar la oportunidad de generar recursos, de manera sostenible, a partir de los bosques, es fundamental que garantice diseñar e implementar un plan integral para cuidarlos. 

Considerando lo anterior, parece más que pertinente hacernos una sencilla pregunta ¿quiénes son los principales enemigos de los bosques en México? Si queremos conservar y aprovechar nuestros bosques es elemental detectar, para luego enfrentar y vencer, aquellos factores que amenazan el patrimonio forestal mexicano. Antes de proceder, cabe destacar que si bien la tala ilegal es un problema que enfrentan los bosques mexicanos, la causa de fondo tiene que ver más con un marco legal insuficiente que, por ejemplo, no reconoce los derechos de las comunidades a su territorio –recordemos que el 80% de los bosques y selvas del país se encuentran bajo régimen de propiedad social–, o dificulta la certificación, por medio de una sobrerregulación, para que muchas comunidades aprovechen legalmente los recursos de sus bosques de manera sustentable. En todo caso, aquí compartimos 3 soluciones para combatir la tala ilegal en México.

A continuación te compartimos algunas de las principales amenazas que enfrentan los bosques en México, aquellos agentes que tendremos que combatir mediante un marco legal apropiado, acciones civiles organizadas y, en general, una conciencia generalizada sobre el invaluable papel que los bosques tienen en este país.

Sobrerregulación

Como está ya bien documentado, el manejo forestal comunitario permite que se conserven, regeneren y aumenten en superficie, los bosques. Esto quiere decir que el reconocer legalmente las facultades de las comunidades que habitan los bosques de México, e incentivar el aprovechamiento sustentable de los mismos por parte de estos grupos, es uno de los mejores recursos existentes a favor de los bosques. El problema es que en el país este modelo se entorpece al sumirlo en una larguísima secuencia de cerca de 50 trámites que dificultan, y en algunos casos imposibilitan, el que una comunidad gestione sus bosques y los recursos que proveen –algo que en cambio incentiva la tala ilegal–. Aquí una buena propuesta para enfrentar la sobrerregulación.

Minería e hidrocarburos

Si bien el programa de Áreas Naturales Protegidas ha reforzado las labores de conservación en México, incluso estas superficies, por no mencionar a las que están fuera de su resguardo, se han visto amenazadas por concesiones de explotación, principalmente de minería e hidrocarburos. Actualmente existen cerca de 30 mil concesiones mineras en el país, de las cuales casi dos mil de estas trabajan en zonas que se superponen con las ANP –un área de 1.5 millones de hectáreas–. Entre  las industrias más contaminantes, y las actividades de exploración y explotación amenazan multilateralmente el entorno: remoción de cubierta vegetal, contaminación de acuíferos y ríos, generación de gran cantidad de deshechos contaminantes, entre otras. Si consideramos lo anterior, aunado a una acelerada emisión de concesiones por parte de la Secretaría de Economía, y a falta de una normatividad más estricta, entonces podemos entender por qué estas industrias están entre los grandes enemigos de los bosques de México.

Cambio de uso de suelo

La tasa de deforestación que se ha registrado en México en décadas recientes mucho tiene que ver con este problema. El cambio de uso de suelo ocurre cuando se pierde superficie forestal a favor de cultivos de subsistencia o comerciales, de nuevos asentamientos humanos o industriales (por ejemplo para construir un fraccionamiento o establecer una fábrica) o del desarrollo de carreteras, presas y bordos, entre otras. Aquí el punto es que cuando esto ocurre de forma desorganizada, mal regulada o poco estratégica, entonces los estragos son enormes ya que atentan directamente contra la superficie forestal y se convierten en una causa mayor de deforestación. Si el manejo de los bosques ofreciera una oposición rentable para sus propietarios –ejidatarios y comuneros–, entonces  pocos optarían por cambiar el uso de suelo y esto implicaría una victoria significativa para la conservación de estos territorios.

Políticas forestales deficientes 

Si bien ya advertimos que la sobrerregulación es uno de los grandes enemigos de los bosques mexicanos en la actualidad, ya que entorpece la implementación de un agente fundamental de conservación –los programas de manejo comunitario–, también tendríamos que señalar que la actual Ley Forestal presenta distintas deficiencias, lo mismo que múltiples políticas que tendrían que replantearse. Entre otros ejemplos, mencionaríamos la política de subsidios, orientada a premiar la no-acción (vía los pagos por servicios ambientales (PSA), que son pasivos–, que recompensa el que no se toquen los bosques en lugar de incentivar el desarrollo de capacidades y el aprovechamiento sustentable entre las comunidades. Otro aspecto importante es la importación de madera en lugar de beneficiar el mercado interno y a las empresas forestales comunitarias, o el financiamiento de campañas de reforestación poco estratégicas y poco sustentables, en lugar de destinar dichos recursos a programas de manejo que integran labores de saneamiento, restauración y prevención. Por estas razones es urgente reformar, de manera integral, la Ley Forestal, para contemplar estos y otros puntos.    



Hopelchén, una de las últimas selvas de México, peligra; únete para protegerla

Los cultivos, tanto de soya transgénica como convencional, están acabando con las selvas mayas.

Foto: dingox.com

En estos días, por la denuncia de organizaciones sociales como Greenpeace México, Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, Muuch Kambal, Colectivo Apícola de los Chenes,etc., se ha dado a conocer cómo Hopelchén, una de las últimas y más importantes selvas de México, está siendo deforestada alarmantemente, sobre todo debido al cultivo de soya transgénica y convencional.

Según datos de The Nature Conservancy (TNC), han sido deforestadas en la Península de Yucatán unas 80 mil hectáreas anuales; solo en el 2013, desaparecieron más de 38 mil hectáreas forestales en ese estado. Por su parte, específicamente en Hopelchén, entre 2000 y 2008 se perdieron casi 22 mil 300 hectáreas.

La apertura de áreas agrícolas implica no sólo la destrucción de la selva, también se realizan prácticas de nivelación del terreno que incluyen rellenar cuerpos de agua (conocidos como aguadas) y drenar zonas inundables a partir de la perforación de pozos de absorción. Esto afecta enormemente el flujo de agua superficial en el territorio y afecta la disponibilidad de agua para la fauna silvestre. Informaron las organizaciones en un comunicado.

Por parte del gobierno hay un plan para promover la agricultura de soya, pero a costa de la biodiversidad del estado. Además, la principal fuente de ingresos de los campesinos mayas es la apicultura, y justo han promovido, y ganado, amparos para defenderse de la soya transgénica que afecta la pureza de su miel al contaminarla.

Es importante recordar que algunas de las peticiones en línea han tenido desenlaces inesperados y felices; como el caso de las Áreas Naturales Protegidas que fueron excluidas de la nociva Reforma Energética por la presión ciudadana.

Si te suena, puedes sumarte aquí para exigir al gobierno un alto a la descabellada tala con fines agrícolas.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 



Procter & Gamble: responsable de la deforestación en Asia

De acuerdo con la investigación de Greenpeace, P&G extrajo 462 000 toneladas de aceite de palma, del cual menos del 10 por ciento proviene de métodos sustentables certificados.

¿Consumes marcas como Crest, Oral-B, Charmín, Pampers, Tampax, Always, Gillette, Pepto, Pantene, Head & Shoulders, Downy, Tide, Dawn, Bounty, Maestro Limpio, Febreze, Duracell, Old Spice? 

Todas estas marcas forman parte de la empresa multinacional Procter & Gamble (P&G), la cual se asocia con deforestaciones en el continente asiático. De acuerdo con la investigación de Greenpeace, P&G extrajo 462 000 toneladas de aceite de palma, del cual menos del 10 por ciento proviene de métodos sustentables certificados. Por consiguiente, los productos anteriormente mencionados contribuyen al cambio climático, a la pérdida de la biodiversidad ambiental y a los incendios forestales que empeoran la calidad del aire en Asia. 

WWF pide que P&G ponga en práctica una póliza de “no deforestación”, ofreciendo seguridad al hábitat vegetal y animal de Asia. En especial a las especies en peligro de extinción, como los orangutanes y el tigre sumatran. 

proctergambleTras haber estado bajo presión social, Procter & Gamble dio a conocer el pasado mes de abril una nueva y extensa póliza de no deforestación en sus productos, incluyendo en el origen de aceite de palma. 

¿Qué puedes hacer tú al respecto? Usar productos más naturales, de manera que no afectes al medio ambiente. Existen sinfín de métodos DIY (del inglés do it yourself, es decir “hágalo usted mismo”), así que es cuestión de soltar tu imaginación para poner tu granito de arena y cuidar al mundo en el que vivimos. 

 

 



La belleza interior de los árboles

El valor económico de algunos árboles hace que la gente se olvide de la importancia del resto de ellos, y la deforestación en el mundo es rampante.

Las palmeras, para muchos, son un elemento imprescindible en las fantasías tropicales y tienen un toque romántico en ellas, dado que son ornamentos no esenciales. Pero para los costeños de países en desarrollo, la belleza de las palmas va más allá de su forma. Los indonesios, por ejemplo, consideran que la palma de aceite es un ingreso magnífico. Usan las hojas como escobas, el tronco para construcción y el aceite para biocombustibles y exportación comercial; es decir: dinero.

'New Britain Oil Palm Limited' palm plantation, near Kimbe, West New Britain Island, Papua New Guinea, Wednesday 24th September 2008.El problema, como apunta Anna Clark en Hoffington Post, es que una vez que comenzamos a destilar la naturaleza en dólares, no nos queda más que buscar maneras de maximizar el valor de mercado o vender por completo.

Al día de hoy, el valor económico de las palmas de aceite sustituye aquél de los bosques tropicales que alguna vez cubrieron Malasia e Indonesia. Princeton University y el Swiss Federal Institute of Technology estiman que entre 1990 y 2005, 55-60% de la expansión de palmas de aceite en Malasia e Indonesia ocurrieron a expensas de bosques vírgenes.

 

La deforestación ocurre en todo el mundo y desaparece del planeta innumerables especies de árboles. ¿Pero podrá cambiar su curso antes de que sea demasiado tarde? Clarck nos recuerda que la reforestación urbana es crucial para mitigar este problema, ya que las ciudades se están calentando dos veces más rápido con el cambio climático y las implicaciones para la salud humana son graves.

palm20plants

“Muchos responsables de tomar decisiones aún no entienden por qué importan los árboles”, anota Clarck. “Después de todo, la manera en que valoramos a los árboles depende de los ojos que usemos para verlos. Para un promotor, un puñado de árboles podría parecer como una pila de madera. Para un consumidor ocupado, los árboles ofrecen un lugar sombreado para estacionarse. Pero el conocimiento magnifica la belleza más allá de lo superficial. Para aquellos con ojos, un bosque puede representar una fuente vital de carbono, un núcleo de biodiversidad, un refugio psicológico o un santuario espiritual”.

Clarck enfatiza que estamos perdiendo el sentido de asombro acerca de la naturaleza mientras maduramos. “Quizá la desviación de nuestra cultura hacia una iluminación basada en la razón nos fuerza a despojarnos de nuestras preocupaciones espirituales y nos roba de un léxico para articular el vacío que sentimos en un mar de concreto”. A esto, acertadamente, Clark lo llama “desorden de déficit de naturaleza”.

Afortunadamente el remedio no es complicado. Solo demanda que nos interesemos en cultivar una apreciación por la naturaleza, alimentada tanto de conocimiento como de experiencia.

Para los romanos, nos recuerda Clark, las palmas no se usaban para mejorar la vista ni para un propósito utilitario. Las ramas de palma eran sagradas. Simbolizaban victoria, triunfo, paz y vida eterna. No necesitamos romantizar las palmas o acordarnos de su pasado simbólico, pero sí podemos reintegrar los valores que hemos perdido con el tiempo para con la naturaleza.

“La belleza está en el ojo del observador. Para preservar la salud pública, el destino de nuestras ciudades y de nuestra propia sanidad mental, debemos aprender a ver la naturaleza como defensores, no como consumistas. Podemos comenzar plantando árboles”, concluye Clark.



La deforestación en tiempo real: un mapa que protege los bosques del mundo

Global Forest Watch es un sitio web que rastrea la deforestación del planeta en tiempo real, un esfuerzo activista que combina tecnología de punta con ecología para proteger las zonas más vulnerables del planeta.

Muchas veces, cuando los gobiernos se percatan de la deforestación a causa de la tala ilegal es demasiado tarde, el bosque en esa zona ya no existe. Por esta razón el World Resources Institute (WRI) creó un sitio web que rastrea —en tiempo real— la deforestación del planeta, con la esperanza de poder trabajar con gobiernos para prevenirla. Así Global Forest Watch (GFW) se ha convertido en la más relevante herramienta para los eco-activistas del mundo, permitiéndoles saber exactamente qué bosques peligran. El sitio web fue lanzado el 20 de febrero de 2014.

El concepto del que parte GFW, es un mapa publicado el año pasado por Matt Hansen, un geógrafo de la Universidad de Maryland, quién creó el primer mapa Landsat de la deforestación global el año pasado. Después de ver el mapa el WRI y Google (con otros 40 socios) decidieron unirse al esfuerzo de Matt para crear un mapa interactivo y comprensible al alcance de todas las personas. El video resume su esfuerzo:

Andrew Steer, CEO del World Resources Institute explica: “Los trabajos, alimentos, y agua limpia de más de medio billón de personas dependen de [los bosques]. Más de la mitad de toda la diversidad terrestre habita en ellos”.

El sitio web también funciona como un suerte de red social ya que permite que los usuarios suban información, compartan historias y avisen a otros sobre actividades que podrían llevar a la deforestación —o al contrario, sobre esfuerzos de conservación.

En los últimos 13 años, cada minuto se han talado zonas boscosas que equivalen a 50 canchas de fútbol —una cifra que sin duda a la mayoría de las personas les costará visualizar. Afortunadamente, este mapa interactivo nos permite ver exactamente qué zonas peligran y advierte a los gobiernos y activistas cuando deben actuar.

También en Ecoosfera: Video muestra cómo la minería ilegal está devastando la Amazonia

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca