¿Por qué el flúor de tu pasta dental podría ser dañino?

De acuerdo con la OMS, el flúor puede provocar serios problemas de caries, entre otras enfermedades digestivas y cognitivas

Cuando fuimos pequeños, al visitar al dentista por alguna caries, llegaron a recetarnos sal de fluoruro. Decían que una pequeña dosis nos ayudaría a prevenir la caries, ya que bloquea cualquier acción de alguna bacteria, e inclusive se llegó a recetar para curar otras enfermedades estomacales.

Incoloro y soluble en agua, el fluoruro es una sal que extermina a microorganismos del sistema digestivo; no obstante, y de acuerdo con la OMS, puede provocar serios problemas de caries, entre otras enfermedades digestivas. Según las investigaciones, el uso constante de este compuesto debilita y perjudica el esmalte dental, y desgasta y debilita los huesos.

Además, la presencia excesiva del fluoruro en el cuerpo provoca la reducción en la producción de melatonina, hormona reguladora del sueño. La alteración de esta sustancia orgánica provoca una mayor absorción de aluminio en el cerebro, propagando toxicidad en el cuerpo. Las consecuencias son evidentes: desajustes en el desarrollo cognitivo, declive en el sistema inmunológico, incidencia de enfermedades autoinmunes y presencia de hipotiroidismo, entre otros.

Incluso se ha llegado también a asociar el consumo de este químico con enfermedades cerebrales como el Alzheimer o la demencia senil. Esto es debido a las toxinas (como el aluminio) encontradas en el agua fluorada. El Dr. Blaylock explica:

Un estudio muestra que, al agregar fluoruro al agua, cuando contiene pequeñas cantidades de aluminio, puede causar una destrucción severa de células cerebrales en el área de aprendizaje y memoria. […] La presencia del fluoruro incrementa la biodisponibilidad de aluminio, provocando su aparición tóxica en la sangre y en el cerebro.



Conoce 3 alternativas caseras para las pastas dentífricas

Considerando que un individuo se lava los dientes en promedio 730 veces al año, el contacto directo con estos químicos parecería inevitable. Sin embargo, existen diversas recetas para elaborar, de manera casera, pastas de dientes libres de esos químicos nocivos.

Hace algunos años, los dentistas recomendaban las sales de fluoruro para prevenir problemas de caries. Se creía que este compuesto incoloro y soluble en agua, bloqueaba la acción de cualquier bacteria en los dientes, e incluso en el sistema digestivo.

No obstante, de acuerdo con la información proporcionada por la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés), el uso excesivo del fluoruro puede provocar serios problemas en el sistema digestivo, en la dentadura y otras enfermedades. Por ejemplo, se relaciona la pérdida del esmalte dental y el desgaste de los huesos con el abuso de este compuesto químico.

Incluso, de acuerdo con el doctor Russel Blaylock, otra posible consecuencia del uso excesivo del fluoruro es la alteración en la producción de la melatonina, la hormona reguladora del sueño; y también el incremento en la absorción del aluminio en el cerebro (lo que propaga el metal tóxico a lo largo del cuerpo).

Podemos usualmente encontrar este compuesto en las pastas dentífricas convencionales; productos que poseen otras composiciones nocivas como el fluoruro de sodio, colorantes sintéticos derivados del petróleo, alquitrán, hidróxido de sodio, sulfato de sodio, dióxido de titanio, edulcorantes artificiales y triclosán.

pasta-de-dientes

Considerando que un individuo se lava los dientes en promedio 730 veces al año, el contacto directo con estos químicos parecería inevitable. Sin embargo, existen diversas recetas para elaborar, de manera casera, pastas de dientes libres de esos químicos nocivos. Ecoosfera te comparte tres de ellas:

  1. Una pasta dentífrica sencilla. Basada en la receta de Stephanie Tourles, esta pasta es de una aplicación sencilla y que puedes adecuar a tu gusto. Ingredientes:

1 cucharadas de bicarbonato de sodio

½ cucharadas de sal de mar, finamente molida

1gota de aceite de menta, clavo o cítricos

Unas gotas de agua

Mezcla los ingredientes hasta que el compuesto se convierta en una pasta espesa. Colócalo en tu cepillo de dientes y listo.

  1. Pasta dentífrica vegana. Muchas pastas de dientes contienen glicerina de origen animal para mantener cierta textura. Si deseas que tu pasta contenga este compuesto de origen vegetal, intenta esta receta. Ingredientes:

2 cucharaditas de glicerina vegetal

4 cucharadas de bicarbonato de sodio

½ cucharaditas de goma de guar

8 cucharadas de agua

5 gotas de aceite de menta, clavo o cítricos

Coloca todos los ingredientes, salvo el aceite, en una olla a fuego lento. Durante cinco minutos, mueve la mezcla hasta que se forme una pasta espesa. Deja que se enfríe y entonces añade el aceite. Colócalo en un tarro limpio y a temperatura ambiente.

  1. Pasta dentífrica a base de coco. En vez de utilizar la glicerina, esta receta emplea el aceite de coco para disfrazar el sabor del peróxido de hidrógeno y del bicarbonato de sodio. Incluso, puedes agregarle a la fórmula unas cuantas gotas de stevia. Ingedientes:

6 cucharaditas de bicarbonato de sodio

¼ cucharaditas de peróxido de hidrógeno

2 cucharadas de aceite de coco (lo suficientemente caliente para que esté en estado líquido)

10 gotas de aceite de menta, clavo o cítricos

Mezcla todos los ingredientes en un tazón hasta adquirir una pasta espesa. Si consideras que la fórmula aún está seca, agrégale un poco de bicarbonato de sodio y aceite de coco. Almacénalo en un contenedor opaco (debido al peróxido) y listo.



El tratamiento de aguas residuales sólo elimina la mitad de las medicinas y contaminantes del agua

Los sistemas que tratan el agua no son capaces de purificarla del todo, el impacto que esto tiene sobre nuestra salud y el medio ambiente es preocupante.

Un estudio conducido por la International Joint Commission de Estados Unidos y Canadá recientemente encontró que las plantas que tratan las aguas residuales de la Región de los Grandes Lagos tan solo remueven la mitad de los contaminantes sintéticos que contiene el agua.

El reporte dice que la mayoría de los químicos pueden amenazar la salud de las personas y de la vida marina. Hasta hace poco se creía que los Grandes Lagos serían capaces de absorber y limpiar los químicos del agua solos, sin embargo, como muestra el estudio, los químicos permanecen en el agua y están presentes a lo largo de todo el lago (lejos de los desagües).

Antonette Arvai, una física de la Comisión y la autora principal del estudio, explica que: “Los compuestos aparecen en niveles bajos —una parte de cien millones o un billón— pero la vida acuática y los humanos están expuestos a una combinación de diferentes químicos”.

Más de 1,400 plantas que tratan aguas residuales en E.U.A y Canadá depositan casi 500 millones de galones de aguas tratadas en los Grandes Lagos cada día. Los químicos que más se encontraron en el líquido tratado incluyen herbicidas, medicinas para tratar ataques epilépticos,  antibióticos, un tratamiento antibacteriano y un antiinflamatorio.

El estudio determinó que menos del 25% de las plantas podían remover más del 75% de 11 de los 42 químicos del agua.

Los científicos mencionaron que aunque no saben con precisión el impacto que los químicos tendrán sobre el medio ambiente, hay suficiente evidencia para estar desconcertados. Cabe destacar que el agua de Los Grandes Lagos no se bebe directamente, pero algunos estudios han encontrado farmacéuticos en el agua potable de 25 de los 53 estados de E.U.A.

Las plantas de la Región utilizan un método conocido como “tratamiento de fango activado” que utiliza bacterias para descomponer sólidos en las aguas negras. Tecnologías nuevas como la ozonización y los filtros de carbono eliminan mayores cantidades de químicos pero son mucho más caros.



Flúor en el agua: el peligro latente en el líquido vital

Pensamos en el flúor como uno de los ingredientes del cuidado dental; pero también se trata de un peligroso desecho tóxico que se encuentra presente en el agua potable. Un pequeño documental expone sus peligros.

Desde hace un par de años, Collective Evolution ha estado promoviendo el documental Fluoride: The Hard to Swallow Truth, donde se exponen los peligros del flúor en el agua potable, especialmente desde los años 40, cuando una campaña gubernamental patrocinada con dinero corporativo convenció a la opinión pública de que el flúor era un añadido inocuo e incluso saludable al agua potable.

Pero la ciencia no respalda esas conclusiones. En el documental (menos de media hora y puede verse aquí completo) analiza tanto la opinión pública respecto al flúor así como las sustancias con las que puede confundirse, al igual que sus aplicaciones, como en el cuidado dental.

La conclusión a la que llegan es que el flúor, una sustancia categorizada como un desecho tóxico de nivel 4 producido como remanente en diversas industrias energéticas ha llegado al agua potable desde hace años y parece que está ahí para quedarse —a menos que hagamos algo al respecto.

El primer paso es la información: informarnos a nosotros mismos e informar a los demás. Esta dinámica nos permitirá seguir dudando de nuestros hábitos más sencillos, como beber agua, y cuestionando la ingerencia de los intereses corporativos en dichos hábitos.

El documental ha sido visto por cientos de personas en YouTube y a través del circuito de festivales de cine en todo el mundo. Los realizadores esperan que el impacto de saber que el agua de nuestras llaves contiene un desecho tóxico ayude a promover campañas para prohibir esta medida, comparando el daño que hacen los fluoruros en animales de granja con el que poco a poco nos inoculamos sin saberlo.

El documental completo puede verse aquí.

[Culture Unplugged]



Se descubre en India método para eliminar el fluoruro en el agua a partir de una hierba medicinal

Según investigadores de India, la planta tridax procumbens puede ser utilizada para filtrar el fluoruro del agua.

tridaxprocumbens

Investigadores en India han desarrollado un sistema de filtrado basado en una hierba medicinal, la cual, según afirman, puede eliminar fácilmente el fluoruro del agua.

La nueva tecnología presentada en un número del International Journal of Environmental Engineering utiliza partes de la planta tridax procumbens como filtro de biocarbono para el ion.

El agua potable puede contener fluoruro agregado por las compañías purificadoras como agente protector de dientes. Sin embargo los contenidos de fluoruro en el agua han desatado polémicas, puesto que el nivel seguro de contenido de esta sustancia en el agua es de 1.5 por libro.

El químico Malairajan Singanan de el Presidency Collegue en Chennai, apunta que han sido probadas varias técnicas para reducir el contenido de fluoruro incluyendo coagulación, precipitación, intercambio de iones, ósmosis reversa y electrodiálisis. Sin embargo los iones de metal con afinidad al fluoruro en una matriz de biocarbono representan un acercamiento prometedor.

Singanan ha investigado sobre tridax procumbens, que es una hierba medicinal en India, como filtro que absorba el fluoruro del agua.

La planta fue probada en la extracción de metales pesados en el agua. Singanan explica que cargando el tejido de la planta con iones de aluminio es posible crear un filtro seguro de biocarbono que absorberá los iones de fluoruro del agua, calentándola cerca de 27 Celisius con sólo 2 gramos de filtro de biocarbono.

El filtro de biocarbono puede ser una manera barata de desfluororizar el agua en regiones donde el nivel natural de este mineral es alto, como en el caso de China, Sri Lanka, España, Holanda, Italia y varios países de América.

[Rise Earth]



Cáncer, daño cerebral, ceguera: algunos de los daños a la salud provocados por el fluoruro

El documental Fluoridegade. An American Tragedy revela que el fluoruro no aporta nada a nuestra salud dental, pero sí merma nuestra salud. La razón por la que se promueve su uso es porque se trata de un desecho industrial que se produce en exceso.

El Dr. David Kennedy es Bioquímico y Fisiólogo, fue residente de la International Academy of Oral Medicine and Toxicology, está doctorado por la Universidad de Missouri, da una cátedra acerca de seguridad de los materiales dentales en el cuerpo humano a profesionales alrededor del mundo, incluyendo la Organización Mundial de la Salud. Este experto produjo y dirigió un documental acerca de los peligros del fluoruro, llamado Fluoridegade. An American Tragedy.

El objetivo de Dr. David Kennedy es comunicar que el fluoruro, que se ha estado utilizando para la prevención de caries, es un desperdicio industrial altamente tóxico, que no ofrece absolutamente ningún beneficio para la salud y que, debido al costo que representa para la industria la eliminación de esta sustancia, se deposita en los suministros de agua de EU.

El documental incluye varios testimonios de profesionales distinguidos, científicos, doctores y académicos. Entre ellos el Dr. Bill Marcus, antiguo jefe toxicológico de la Office of Drinking Water.

El gobierno estadounidense realizó un estudio sobre el papel del fluoruro en el cáncer y el Dr. Bill Marcus descubrió que los datos iniciales no coincidían con los resultados. Escribió un reporte para que se reabriera el estudio y se investigaran los huecos de dicho estudio. El reporte llegó hasta la prensa, lo que le costó el trabajo al Dr. Marcus.

Fluoridegade documenta que:

El floruro es un desperdicio industrial tóxico, es veneno para el cuerpo y de ninguna manera es un nutriente ni ofrece beneficios a la salud.

El fluoruro agregado a los suministros de agua puede ser contaminado con arsénico, radionucleoides, aluminio y otros contaminantes industriales.

El fluoruro se encuentra en el agua de la llave, en la mayoría de las pastas dentales y en muchos antibióticos, incluyendo los que son para animales, o sea que existen varios niveles de exposición.

La exposición a esta sustancia puede fácilmente alcanzar niveles tóxicos, por ejemplo, un cuarto de miligramo de fluoruro de la pasta de dientes provocaría intoxicación.

El fluoruro es un veneno acumulativo que aumenta la absorción de plomo, mata células, interrumpe la síntesis de colágeno, aumenta el tamaño de tumores cancerígenos, daña al sistema inmune, inhibe la producción de anticuerpos, daña el sistema endocrino, produce daño cerebral, daño muscular y ceguera.

[Waking Times]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca