Close

México necesita un mercado saludable: consume responsablemente

 

Que la comida sea tu alimento 
y el alimento tu medicina. 
Hipócrates 

Comer saludable es un tópico en boga, incluso existen tratamientos para enfermedades basados en la alimentación. Comer sano, como todo, tiene sus niveles de profundidad, desde elegir alimentos provenientes de procesos naturales hasta lo más básico: evitar la comida chatarra, un tipo de alimento prácticamente indefendible. Hace poco se dio a conocer que México es el lugar con mayor obesidad infantil del mundo y que en 2013 alcanzó el 1er lugar en obesidad adulta. La tradición de una mala alimentación en este país se aceleró en los últimos 50 años con la expansión de la publicidad y la industrialización de los alimentos, conjugadas con poca educación.

Siendo innegable que existe una pésima cultura alimenticia en México, quizá se considera menor a lo que realmente es ya que, si se hace un paseo por las cifras, estas pintan realmente alarmantes, aunque no irrevocables. Recientemente se incorporaron algunas medidas que buscan paliar la obesidad en este país, como nuevos impuestos o la salida de comerciales contra la comida chatarra en horarios infantiles (con algunos tajantes engaños). Estas nuevas reglas pretenden disminuir la abrupta ingesta de comida chatarra que, según cifras de la Secretaría de Salud, en años recientes sobrepasaba al gasto que hacían los mexicanos en alimentos básicos: “En México se gastan alrededor de 240 mil millones de pesos al año en la compra de comida chatarra y sólo 10 mil millones en la compra de alimentos básicos” (Milenio, 14 de abril de 2010).

Las cifras son perturbadoras: según el Instituto Nacional de Estadística, los mexicanos gastan entre 17 y 175% más en agua embotellada, jugos, refrescos, bebidas alcohólicas y cerveza de lo que gastan en tortillas, leche, huevo o frutas. Recordemos que México es el principal consumidor de refrescos en el mundo.

Mientras se aplican intentos por modificar la cultura chatarra en México, el tema de la alimentación saludable va haciendo eco al menos en estratos de la sociedad más informados; de hecho, el mercado de la alimentación saludable es considerado como uno de gran potencial. Actualmente este mercado está valuado en 22 mil 382 millones de dólares, con crecimientos del 10% anual, según cifras de Kay Tamillow de Euromonitor.

México necesita dimensionar el daño causado por ingerir alimentos chatarra, pero para ello se requiere una nueva ideología sobre la importancia de la alimentación en la calidad de vida. Sopesar el daño causado por consumir demasiada azúcar o harinas es un inicio. Las anteriores cifras develan un problema cultural alarmante que irá paliándose con la expansión, más que de las consecuencias de comer comida chatarra, quizá de la promoción de las virtudes de comer sano.

El mercado mexicano irá además conociendo los demás niveles de salud alimenticia, como elegir productos que provengan de procesos sanos y naturales. Un segundo grado, que tampoco parece tan lejano si la cultura se expande con firmeza desde el ejemplo de todos, iniciando en casa. Como cuando alguien te habla de un libro que le apasiona y no dudas que lo leerás, así también puede transmitirse un interés genuino por conocer aquello que ingerimos.

 Twitter del autor: @anapauladelatd

Ver Más
Close