Es tiempo de cosechar estas verduras para disfrutarlas en otoño

Para prevenir la carencia, te compartimos algunos de los alimentos que puedes cosechar en tu huerto urbano

Para el hemisferio norte el otoño acaba de iniciar y, con él, una serie de vientos helados y tenues rayos de Sol. Y mientras las hojas caen de los árboles adornando los suelos, el aroma desprende flores y frutas para las festividades del Día de Muertos.

No obstante, la naturaleza empieza el fin de un ciclo, por lo que sus frutos empiezan a escasear. Así que, para prevenir la carencia, te compartimos algunos de los alimentos que puedes cosechar en tu huerto urbano:

Espárrago

Haba (en especial, las variedades Aguadulce Claudia y Super Aguadulce)

Zanahoria, perejil, apio e hinojo

Guisantes

Ajo

Cebolla

Lechuga del invierno

Canónigo

Espinaca

Col de primavera

Repollo

Acelga

Rábano



Haz jardines colgantes al interior de tu hogar con peceras vacías (se ven increíbles)

Michael Anastassiades ha propuesto una nueva colección de muebles, accesorios y luces que incluyen una creativa integración de las plantas dentro del hogar citadino.

Cuando se vive en la ciudad, no siempre se cuenta con la posibilidad de tener un jardín extraordinario ni de suficiente espacio en el departamento para disfrutar de amplia diversidad de la naturaleza. Sin embargo, ¿qué pasa si se puede fusionar la presencia de la naturaleza en la cotidianeidad de lo urbano?

Michael Anastassiades ha propuesto una nueva colección de muebles, accesorios y luces que incluyen una creativa integración de las plantas dentro del hogar citadino. Pareciera si, los Jardines colgantes de Babilonia, estas Siete maravillas del mundo antiguo, revivieran en nuestro hogar a las faldas de los muros de concreto. Y es que, ambos jardines requieren de sobresalir para quedarse ensimismado al contemplarlos, y así recordarnos la necesidad básica del humano de vivir en el aquí y en el ahora.

Te compartimos algunas ideas

 



En dos minutos un video te dice cómo hacer tu propio huerto urbano

Más sencillo de lo que puede pensarse; mira cómo puedes iniciar con el cultivo de parte de tu alimento.

Para huir de los alimentos industrializados (y con ello de la mayoría de los agroquímicos) tenemos varias opciones: consumir orgánicos, productos locales de comercio justo, y quizá la más terapéutica de todas: ir construyendo nuestro propio huerto urbano que nos permita alejarnos lo más posible de los insanos alimentos. 

Los huertos urbanos en los últimos años han crecido aceleradamente en el mundo; como una manera de alimentarnos más sanamente pero también de conocer las propiedades terapéuticas de tener contacto con la tierra: una práctica que se ha perdido y de la que quizá inconscientemente necesitamos. 

Como parte de una campaña de Greenpeace llamada Comida Sana Tierra Sana para que las empresas transparenten de qué están hechos sus productos y que las personas hagan más consciencia de los alimentos que llevan a su mesa, se ha elaborado este video práctico para conocer el cómo iniciar un huerto urbano en casa.



Esto es lo que necesitas saber antes de crear tu propio huerto urbano

Es importante traer a conciencia que fuimos educados en una cultura urbana, cuyas fortalezas se basan en conocimientos e intereses pragmáticos y mercantilistas

Los huertos urbanos han invadido las ciudades en los últimos años. Este fenómeno ha ayudado a complementar la lucha en favor del cuidado del medio ambiente, de la economía y de la salud tanto física como mental. Inclusive, varios estudios han demostrado que este tipo de terapia, la horticultura, trae múltiples micro y macro beneficios a corto, mediano y largo plazo.

No obstante es importante traer a conciencia que fuimos educados en una cultura urbana, cuyas fortalezas se basan en conocimientos e intereses pragmáticos y mercantilistas, por lo que nuestra intuición asociada al cuidado de la naturaleza (y a nuestra supervivencia básica) se encuentra oscurecida. En consecuencia, probablemente tengamos algunos problemas a la hora de lograr que funcionen nuestros huertos urbanos, como por ejemplo:

-Traer a conciencia que, sin quererlo, mataremos a algunos de los retoños a pesar de nuestros mayores esfuerzos.

-Del espacio que usarás, toma en consideración que entre en contacto con el Sol. Las plantas necesitan al menos 6 horas a fin de que germinen sus frutos. Busca información y escoge las plantas cuyas necesidades se adecúen a la cantidad de luz que el espacio ofrece.

-Recuerda que los contenedores necesitan hoyos para que haya una ruta de escape para el agua (y así evitar desastres).

-Revisa la calidad del suelo para tener en mente qué tipo de trabajo necesita durante la temporada (y el próximo año).

-¿Sabes qué tipo de bebedora es tu planta? Las hay más sedientas que otras. Por ejemplo, los jitomates necesitan muchísima agua, a diferencia de otras que requieren poco a la semana. 

-Las plantas también necesitan comer… Es decir que necesitan fertilizantes o compostas que les permitan equilibrar sus nutrientes.

-¿Sabes quiénes son los mejores amigos de tus plantas? Si tienes insectos, es mejor que te deshagas de ellos. Sin embargo, si tus plantas se encuentran rodeadas de abejas o de catarinas, entonces déjalas ser en su medio ambiente.

-Requieres de mucha paciencia hasta que disfrutes del germinado de tu esfuerzo.

-Aprende a cortar a tus plantas y por qué lo necesitan. 

-Empieza a enfocar tus esquemas horticulturistas para una temporada de largo plazo.



Huerto Roma Verde

Desarrollamos e impulsamos proyectos de permacultura urbana y desarrollo comunitario en la Ciudad de México

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca