Close

Conoce los increíbles beneficios de bañarse con agua fría

Uno de los grandes placeres de la vida quizá sea la ducha, desde el momento en que se siente el agua recorrer cada milímetro de piel, eliminando todo tipo de suciedad, bichos o mal genio que se pueda tener. E inclusive, hay ocasiones en que sólo se necesita un baño delicioso para olvidar aquello que te hacía sentir triste. Aún si se trata de una ducha con agua fría.

La purificación con baños de agua fría ha jugado un importante papel en varias culturas; desde los espartanos, griegos, romanos, antiguas tribus nativas y japoneses hasta los escandinavos. Esta práctica formó parte de varios rituales antiguos para fortalecer la estructura psíquica, mejorar la salud, limpiar el espíritu y liberar malos sentimientos. Después de todo, de acuerdo con varios estudios recientes, estas causas tenían un poco de razón:

El baño frío mejora la circulación sanguínea, bombeando más a lo largo de cada uno de los órganos. Así, con el flujo sanguíneo incrementando, varias zonas del cuerpo mejoran su funcionamiento.

El agua fría es un antidepresivo. En el momento en que el agua fría toca la piel, el cuerpo libera altas dosis de adrenalina que causa impulsos eléctricos en las terminales nerviosas periféricas del cerebro, reduciendo los síntomas de la depresión.

Fortalece la piel y el cabello, ya que reduce las imperfecciones al volverlas firmes y fuertes.

También ayuda a mejorar el desempeño atlético. De acuerdo con un estudio del American Journal of Physiology, los atletas que usaron agua fría tras un entrenamiento de resistencia contaban con un mejor desempeño en las sesiones subsecuentes.

Finalmente, mejora el desempeño mental, al liberar al cuerpo de las hormonas de estrés que puedan afectar las habilidades cognitivas.

Fotografía principal: gagneet parmar

 

Ver Más
Close