¿Asegurar a tu mascota? En México ya es posible

Quizá como respuesta a una cultura paranoica, cada vez más personas buscan tener certeza económica ante posibles percances

La ola del aseguramiento de las pertenencias, e incluso hasta de la vida, tiene acaso unos 50 años en auge. Esta práctica está asociada con el individualismo, es decir, con el aseguramiento financiero de todo aquello que nos importa, y que nos tranquilice el hecho de protegerlo ha sido una constante. Aseguramos nuestras casas, nuestros hijos, la salud, nuestros objetos más preciados; y entre todo aquello que valoramos y cuidamos están ciertamente las mascotas, como una suerte de miembros de la familia.

En México se conoce que 60% de los hogares poseen una mascota. Siendo una práctica activa en todas las civilizaciones, en este país no se fraguó una excepción. Desde la época precolombina las grandes culturas domesticaron algunos animales para hacerlos sus mascotas, sus acompañantes y también, sus silenciosos consejeros. Hoy esta práctica continúa y está en auge; cada vez más, sobre todo en las ciudades las personas se hacen de una pequeña mascota como compañía, una práctica que no distingue los distintos grados socioeconómicos.

En tal contexto, ahora en México las personas podrán asegurar a sus mascotas -algo que ya sucedía en otros países, como en Estados Unidos-. La primera de estas opciones es con “Seguros S”, una herramienta online para registrar a tu animalito y, desde 100 pesos mensuales, quedarte más tranquilo financieramente en caso de que tenga alguna complicación de salud.

¿Se trata de un oportunismo corporativo, o simplemente de una herramienta más para darnos tranquilidad? La respuesta es incierta. Lo verdadero es que esta opción no suena tan descabellada cuando estamos cada vez más acostumbrados a tener una certeza económica ante las crisis futuras, quizá una paranoia propia de la cultura contemporánea; pero, fuese o no lo anterior cierto, es un fenómeno en aumento.



¿Sabes cómo los perros logran regresar a casa después de estar perdidos?

De acuerdo con los especialistas, los perros regresan a su dueño tras kilómetros de haberse perdido, pues la conexión entre ambos miembros es realmente poderoso

Se han sabido de increíbles historias donde las mascotas encuentran su camino a casa. Pareciera que 50 kilómetros –o más– no son suficientes para poner en práctica su increíble sentido del olfato o, quizá, su aprendizaje y llegar, victoriosos, al hogar en donde los esperan ilusionadamente.

Por un lado, las perros en la mayoría de los casos, han desarrollado su sentido del olfato al grado de seguir una línea directa del olor o rastro de un individuo hasta planificar un camino. Quizá sea el olor de este personal, entre los otros aromas del ambiente, que se mantenga en el aire que le permite trazar una ruta de regreso. Por otro lado, los gatos usan campos magnéticos como los pájaros para situar el norte y el sur de un lugar con el objetivo de llegar a su hogar.

De acuerdo con los especialistas, un factor determinante en su recurso de navegación es el temperamento del animal. Los perros regresan a su dueño tras kilómetros de haberse perdido, pues la conexión entre ambos miembros es realmente poderoso; mientras los gatos viajan a la misma distancia tratando de regresar al territorio que le es familiar.

Si bien hay todavía una larga lista de mascotas perdidas, cada vez más personas procuran rescatarlas del salvajismo de las calles. Dirán que, las mascotas, cuando logran por fin ser parte de una familia, sólo tenía que ser de ese modo.



Consejos para prevenir el envenenamiento de tus mascotas

Algunas medidas preventivas podrían ahorrarte verdaderamente una mala experiencia.

En la ciudad de México hace unos días un noticia despertó una especial indignación colectiva. Alguno vecinos de una colonia conocida, Condesa Hipódromo, reportaron al menos 12 casos de mascotas envenenadas luego de pasearlas por algunos parques de la zona.

En esta ciudad, como resultado de el caso anterior, se está ya haciendo una propuesta de ley que castigue especialmente esta práctica cuando es intencionada, pero tu mascota no solo peligra de los casos excéntricos como este, muchas sustancias tóxicas circundan nuestros hogares, te compartimos consejos, algunos del Centro de Control de Envenenamiento Animal en Estados Unidos, para proteger a tus mascotas de un envenenamiento desde tus hábitos cotidianos .

 

Mantén bien alimentadas a tus mascotas

Si tu mascota está satisfecha evitará comer cualquier cosa que encuentre en la calle. Sobre todo si es un gato, asegúrate que ha comido antes de que salga.

 

Mantén lejos de tu mascota los productos nocivos

Como venenos para ratas o ratones o detergentes y limpiadores.

 

Cuando fumigues…

Al fumigar tu casa evita que se haga en espacios donde se mueven tus animales, o procúrales, mientras pasan sus efectos tóxicos, otros espacios.

 

Compórtate bien con tus vecinos

Si tu animal gusta de ir a sus jardines o basureros, enséñalo a no hacerlo, incluso si tienes que entrenarlo. Una buena armonía es crucial para una comunidad que proteja sus mascotas.

 

Haz rutinas en los derredores si tu mascota sale

Si tu mascota puede salir de tu casa a las zonas circundantes, date tours de repente para estudiar el área y asegurarte de que no haya tóxicos o desechos en basureros peligrosos cerca.

  

Mantén limpio tu jardín

 

Supervisa

Haz paseos también por tu jardín o por los espacios que recorra tu mascota en tu casa y  las inmediaciones.

  

Haz equipo con tus vecinos dueños de mascotas

Es mejor que hagas relaciones con tus vecinos para que entre todos supervisen a los mascota y las tengan ubicadas cuando las vean en la calle. Todos pueden estar alertas de algo fuera de lo común.

 

No dejes que tu animal salga a vagar

Si va a salir, que sea solo en las inmediaciones del sitio, pero si puede ir más lejos, es mejor que salgas a pasear con él.

 

Decir No

Enseña a tu mascota a decir no al alimento o regalos de extraños. Puedes tomar ayuda de un profesional para este tipo de entrenamientos.

 

Denuncia

Si notas algún fenómeno extraño denúncialo a las autoridades, recuerda que el maltrato animal es un crimen.

 

mujer-paseando-perro

 Foto:enjoymydog.com

Ubica las principales sustancias tóxicas para que puedas alejarlas de tus mascotas.

Son las siguientes:

-Anticongelante del auto.

-Algunas medicinas, como la aspirina, pueden ser mortales para los gatos. Así mejor, mantén bien encerrados tus medicamentos.

-Algunos productos de limpieza. Evita dejarlos diluidos en agua y a la intemperie como en una cubeta.

-Insecticidas o venenos para ratas y ratones.

-Algunas plantas como la noche buena, azaleas, helechos, hiedras, malvón, enredaderas, muérdagos, almendros, etc.

 

¿Qué hacer?

Si crees que tu animal está envenenado debes llevarlo inmediatamente a un veterinario.

 

Estos son los síntomas:

Diarreas, vómitos, salivación excesiva, convulsiones, descoordinación, temblores musculares, tambaleos, etc.



Descubre por qué amamos tanto a las mascotas

Hay una teoría que sugiere que una mascota, tal como un perro, es un símbolo de la riqueza (financiera o emocional) del dueño.

Incontables investigaciones científicas han demostrado que la presencia de las mascotas en el hogar trae múltiples beneficios para la salud tanto física como emocional. Inclusive nuestros antepasados solían compartir su vida con animales como una muestra de la maternidad, una indicación de las cualidades de cuidado y empatía que una futura madre podía brindar.

Sin embargo, ¿por qué deseamos que estos animales se conviertan en nuestros compañeros de vida?

Hay una teoría que sugiere que una mascota, tal como un perro, es un símbolo de la riqueza (financiera o emocional) del dueño; ya que el cuidado implica que se goza de recursos extras para brindar atenciones a otros seres además de uno mismo.

Asimismo, James Serpell, profesor de Animal Ethics & Welfare de la Universidad de Pennsylvania, explica que además de la historia y la cultura, existe otro factor determinante en el deseo de las mascotas y se trata del instinto humano, “el cual solía usarse como un signo honesto de la habilidad de cuidar animales.” Por tanto, el cuidado animal cuenta con beneficios evolutivos, donde el ser humano está en una constante búsqueda de relaciones interpersonales; ya que “los humanos que no cuentan con un apoyo social son más vulnerables a enfermarse o  a contraer una infección.”

Serpell considera que la noción de una mascota puede sostenerse por el simple hecho de que las personas tienen este tipo de relaciones con los animales desde la antigüedad. Se trata de una atracción innata a los animales tiernos.

Sin embargo, esta teoría no se adecúa a las prácticas de algunas sociedades donde no acostumbran tener mascotas o que tratan cruentemente a los animales. Por esta razón, Harold Herzog, profesor de Psicología de la Western Carolina University en EE.UU., explica que estas diferencias muestras que las mascotas son meramente culturales:

Mantenemos a las mascotas porque otras personas lo hacen, porque es ‘socialmente contagioso’ […] Tenemos estas predisposiciones generales de sentirnos atraídos a cosas animadas – tenemos predisposiciones a encontrar a los cachorros y a los gatitos tiernos, pero un cachorro que sólo es tierno en EE.UU. puede ser considerado como comida en Corea del Sur, ¿entonces qué pasa ahí?

Para Herzog las mascotas entran en un ciclo de popularidad, donde, por ejemplo, un perro puede llegar a la cima y luego, casi inmediatamente, caer, y volver a subir en otro ciclo: “Por ejemplo, el bulldog inglés está pasando por un resurgimiento en popularidad, mientras que los perros sin arrugas ya no son tan populares. También ha habido un aumento en perros que fueron rescatados de albergues. Estas tendencias son similares a las tendencias de los ciclos de la moda.”

Cualquiera de ambas teorías explican que, sea una heredabilidad cultural o evolutiva, las mascotas son simplemente seres que merecen cuidados y cariños como cualquier otro ser. Por simplemente existir.



No trates a tus mascotas como humanos: consejo de un experto

¿Te has preguntado si verdaderamente has observado la forma de ser de tu mascota o más bien lo tratas como a un miembro tu propia especie?

Hay algo de perverso en la manera en que algunas personas tratan a sus perros: incluso aunque su relación este basada en mimos y cariños. ¿Recuerdas las versiones de esas películas en que los padres millonarios trataban a sus hijos como señorcitos y con cuidados excesivos? Según algunos expertos, algo similar sucede con el trato de algunas personas a sus mascotas.

Para el experto en perros, Roland Sonnenbur, co-propietario de la empresa desarrolladora de talento Talented Animals, un grave problema que él observa entre humanos y mascotas es que muchas personas las tratan como si fuesen personas, adecuando sus propios gustos a sus animales. 

Algunos ejemplos:

En la alimentación

Algunas personas piensan que los animales deben ingerir alimentos tan seguido como los humanos. También muchos creen que sus perros, por ejemplo, deben comer lo que les encanta, y no necesariamente lo que les es saludable (una forma de paradójica sobreprotección).

Ejercicio

En el caso de los perros hay quienes se olvidan de que estos tienen un lado salvaje: quizá a ti no te parezca muy buena idea entrar frenético a un lago helado en invierno, pero ellos son animales. Si vas a sacar a tu perro al aire libre déjalo que explore, juguetee, persiga ardillas y se interactivo con él arrojándole la pelota aún más lejos o escondiéndola en lugares más ingeniosos.

En la vestimenta

Tu mascota necesita sentirse libre. Evita vestirla con prendas, que poniéndonos sinceros, solo responden a tus gustos.

Consejos de Sonnenbur

Observa a tu mascota y comprende sus propios gustos y emociones, es muy importante que los estudies tal cual son para que puedas comprenderlos. “Necesitamos estar abiertos a remover preconcepciones  y estar abiertos a la verdad”



Necesitas saber esto antes de adoptar a una mascota

Una mascota necesita tiempo. Si no pasas tiempo con ellos, llamarán tu atención de otro modo

Quizá somos víctimas de tener un corazón de pollo, aquel que se vuelve chiquito a la hora de ver a un perro desorientado y sin dueño a la mitad de la calle. Deseamos acogerlo y adoptarlo. No obstante, pensamos en las implicaciones que en realidad puede tener: el tiempo para cuidarlo, el dinero para suplir sus necesidades y llevarlo al médico, entre otros. Por ello, te compartimos lo que debes saber antes de adoptar a una mascota:

Una mascota necesita tiempo. Si no pasas tiempo con ellos llamarán tu atención de otro modo, en la mayoría de las ocasiones a través de tus zapatos, ruidos incómodos, comportamiento agresivo, etc. Pasa tiempo con ellos cada día, ejercítate y camina, sal a tomar café con ellos. Asegúrate de que un perro sea compatible con tu estilo de vida.

Sus uñas necesitan ser cortadas, su pelaje cepillado, su cuerpo bañado. Prepárate para una plaga de pelos.

¿Eres alérgico a una mascota o a su pelaje?

Su salud… No sólo necesita ir al médico cuando está enfermo, sino también para revisiones regulares.

¿Tienes otras mascotas? Es prudente considerar qué acciones tomar para prevenir confrontaciones.

Estás comprometiéndote a reducir tu tiempo libre durante los próximos 10 a 15 años de tu vida.

Necesitas mantener una agenda disciplinada para establecer límites de comportamiento, desde la hora de la comida y los paseos hasta lo que está permitido dentro del hogar.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca