Acampa ecoamigablemente con estos tips

Recuerda que la naturaleza es nuestro hogar, por lo que requiere de cuidados específicos para mantenerse lo más saludable posible

El estrés de la vida diaria puede afectar nuestra salud tanto física como emocional, por lo que es importante ofrecernos pequeños placeres que nos autorregulen interna y externamente. Desde la capacidad de disfrutar cada alimento o tener un lapso de tiempo para ejercitarse, meditar, realizar introspección, descansar y realizar actividades productivas hasta contar con acercamientos con una creencia cosmogónica, así como con la misma naturaleza.

Esta homeostasis podría lograrse en la medida en que respetemos tanto nuestro cuerpo y el de los demás como el de la naturaleza. Por ello, en los momentos en los que decidas acercarte a la naturaleza, es importante que conozcas los cuidados necesarios:

Primero, no dejes ningún rastro de tu presencia. Cuida el medio ambiente y la vida silvestre, para lo cual lleva contigo una bolsa para tirar los restos de la comida, envases y demás basura. Somos invitados de la naturaleza, por lo que habremos de comportarnos como tales.

Segundo, sigue los senderos. Al evitar entrar a zonas verdes, reducimos el riesgo de peligro tanto de la naturaleza como de nosotros mismos.

Tercero, evita fumar o hacer fogatas. Una colilla mal apagada puede provocar un incendio, originando una catástrofe ambiental (sin tomar en cuenta la contaminación ocasionada).

Recuerda que la naturaleza es nuestro hogar, por lo que requiere de cuidados específicos para mantenerse lo más saludable posible ya que, de ese modo, nuestro estilo de vida también gozará de sus beneficios.

 

Fotografía principal: Adrian Senn

 



La cura al estrés está en un Baño de bosque

La solución a los problemas causados por el estrés laboral, lejos de consistir en un alto gasto por parte del sistema de salud pública o de los bolsillos propios, puede estar a tan solo un paseo por el parque.

Karoshi es el término acuñado en Japón, a partir de finales de los años ochenta, para referirse al lamentable fenómeno laboral que afecta, hasta nuestros días, a la nación del sol naciente: el alto índice de muertes causadas por derrames cerebrales o infartos cardíacos provocados por exceso de trabajo.

Tener malos hábitos, como sentarse frente a una pantalla después de trabajar o ir a la escuela sin darse tiempo para disfrutar de las bellezas paradisíacas que la naturaleza ofrece de manera gratuita, puede resultar perjudicial para nuestra salud, al tener como resultado una baja en la eficiencia del sistema inmune y un empeoramiento de los estados de ánimo.

Como un medio de solución a este problema, la Agencia del Bosque de Japón propuso al país la práctica del Shinrin Yoku, método de relajación que consiste en dar paseos por áreas verdes bajo la premisa de dejar entrar al bosque dentro de uno mismo: a los pulmones al respirar el aroma de la hierba, a los ojos al admirar la belleza del entorno, a nuestra piel al sentir la brisa de los árboles y a los oídos al escuchar el canto de las aves.

Esta táctica, cada vez es más frecuente en la sociedad japonesa e impulsada por un gran número de empresas que fomentan en sus empleados el tomar estos “baños de bosque”, está basada en los resultados de pioneros en la investigación sobre el impacto de, medio ambiente en la salud.

Yoshifumi Miyazaki, antropólogo fisiológico y Vicerrector del Centro de la Universidad de Chiba para el Medio Ambiente, la Salud y las Ciencias del Campo, declaró para la revista Outside Magazine: “Durante nuestra evolución hemos estado el 99,9% en entornos naturales. Nuestras funciones fisiológicas están todavía adaptadas a este medio”. Con ello sostiene que la especie humana está naturalmente acondicionada a desenvolverse en áreas verdes, como bosques y parques, en los que encuentra de manera innata y con mayor facilidad el bienestar y confort.

El investigador Miyazaki, originario de la prefectura de Kobe, realizó un estudio junto con su colaborador Juyoung Lee en el cual se demostró que el organismo de los sujetos que suelen dar paseos por zonas naturales muestran una baja media del 1,4% en la presión sanguínea, un descenso de un 12,4% de la hormona cortisol, responsable de causar enfermedades como la diabetes y el Alzheimer, así como una reducción del 5,8% en la probabilidad de sufrir un infarto.

Por su parte, el profesor de la Escuela de Medicina de Tokio, Qing Li, demostró que el contacto constante con árboles y la naturaleza ayuda a mejorar la resistencia del sistema inmunológico de las personas, haciéndolas menos propensas a contraer infecciones y enfermedades. Lí asegura que respirar el aire puro de los árboles lleva a un aumento en la producción de glóbulos blancos, las células sanguíneas responsables de la respuesta inmunitaria.

La solución a los problemas causados por el estrés laboral, lejos de consistir en un alto gasto por parte del sistema de salud pública o de los bolsillos propios, puede estar a tan solo un paseo por el parque.

Si bien no todos cuentan con la posibilidad de dar paseos dentro de algún bosque debido a que actualmente la mayoría de las personas viven dentro de grandes urbes en las que esa opción es limitada, la posibilidad de salir al pequeño parque de la colonia y el disfrutar los sencillos contactos con la naturaleza. No te desanimes, sal a disfrutar de la naturaleza.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



En este pueblo fantasma de China sólo habita la naturaleza (FOTOS)

Este pueblo de la naturaleza, llamado Houtou Wan, gradualmente fue abandonado hace medio siglo, cuando ninguna bahía podía seguir pescando en la zona al haber consumido casi todos los recursos de la zona.

A las orillas del río Yangtze, en la costa este de China, hay un pueblo pesquero que parece haber sido olvidado por el tiempo excepto la naturaleza. A lo largo de densas enredaderas de hiedra, habitan las calles, paredes de edificios y numerosas zonas del pueblo como si el planeta reclamara su espacio que, por naturaleza, le pertenece. 

Este pueblo de la naturaleza, llamado Houtou Wan, gradualmente fue abandonado hace medio siglo, cuando ninguna bahía podía seguir pescando en la zona al haber consumido casi todos los recursos de la zona. Esto, junto con la urbanización y la el incremento de las actividades industriales, estos asentimientos chinos se convirtieron en pueblos fantasmas que la naturaleza  empoderadamente acogió: 



Figuras que hacen portales: el Land Art de Andy Goldsworthy (FOTOS)

Con piedras, hojas, ramas… Andy Goldsworthy nos regala la ilusión de que existen puertas tridimensionales a otro espacio-tiempo.

Fotos:goldsworthy.cc.gla.ac.uk

Los colores y materiales con los que el hombre ancestralmente ha elaborado su arte han venido de la naturaleza. También ella ha sido la principal musa: sus patrones, tonalidades, complejidad, nos ha inspirado y proveído de la materia prima para la creatividad.

Como un lienzo onírico el Land Art desde los años 6o del siglo pasado ha ido apareciendo, espontánea y efímeramente, para producir sensaciones plásticas y estéticas con un marco que ya de por sí explaya lo anterior, la naturaleza. Entre sus máximos iconos están Robert Smithson y Michael Heizer, y también un prodigio consolidado en este tenor lleva décadas encantando al mundo. Su nombre es Andy Goldsworthy y sobre todo a partir de hojas en distintas tonalidades (por su verdor o sequedad) va haciendo marcos de colores que dispone como un aura de poder en distintos paisajes.

Son como portales mágicos, pasadizos luminosos a otros submundos de la misma naturaleza.

1

2

3

4

5

6

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

[BoredPanda] 



Esto es lo que hace la energía de la naturaleza a tu mente y cuerpo

Entre las actividades más comunes que permiten recrear la energía que fluye es el gounding, earthing o forest bathing; las cuales son actividades que, al estar en contacto con la energía de la naturaleza, alteran positivamente la vibración del cuerpo humano.

En el mundo de la actualidad, el éxito profesional y la estabilidad económica son considerados los elementos base para un bienestar global. Sin embargo, contadas son las personas y las actividades que se enfocan en la ecología de la energía que fluye a lo largo del planeta hacia nosotros y viceversa.

Entre las actividades más comunes que permiten recrear la energía que fluye es el gounding, earthing o forest bathing; las cuales son actividades que, al estar en contacto con la energía de la naturaleza, alteran positivamente la vibración del cuerpo humano. Estos son los efectos más frecuentes de esta conexión con la naturaleza:

tumblr_o1vmugo6TJ1ublox3o8_400

Una sensación del infinito en el aquí y ahora. Se trata de la toma de consciencia de un tiempo real, en el que el pasado y el futuro son distorsiones del ahora. En ese momento se experimenta un increíble sentido de libertad de lo que realmente apasiona, desde adentro, generando un futuro activo en el presente.

Sincronicidad. Parecerá que eventos comienzan a coincidir, como si se manifestara la realidad de uno en la existencia misma del pensamiento. Cosas simples como ver siempre el reloj a las 11h11 o 12h34, pensar en alguien y de pronto aparece algo relacionado con él o ella. Pareciera como si el universo está llevándote a una dirección en particular, basado en el timing de estos eventos.

Sueños proféticos y experiencias místicas, como déjà-vus.

Desinterés en los bienes materiales. La riqueza económica deja de ser lo más importante; pero la riqueza emocional, en donde tener tiempo de calidad con los vínculos afectivos, pasa a ser una prioridad. La necesidad del trabajo se convierte al placer de hacerlo.

tumblr_ngfzmenhZx1tvobz7o1_1280

Empezar a usar las habilidades naturales como parte de una profesión. Al enfocar la energía en una búsqueda creativa y emprendedora, la vida comienza a alinearse hacia un objetivo trascendental, orgánico, natural.

Disfrutar de los momentos de soledad. Se experimenta la necesidad de explorar la creatividad y conexión con la naturaleza, de meditar y mejorar la relación entre uno y uno mismo.

Viejos recuerdos y emociones intensas brotan a la superficie para sanar. Sin necesidad de reprimir los errores del pasado, nuestra esencia se libra del ego y sus represiones, por lo que uno comienza a ser más gentil con el proceso de la naturaleza y la humanidad.



Y tú, ¿cuántos “baños de bosque” tomas a la semana? Conoce aquí por qué es importante hacerlo

Actualmente un grupo de investigadores de la isla de Yakushima, en Japón, se encuentra realizando estudios sobre un fenómeno que bautizaron como shinrin-yoku o “baños de bosque”.

Numerosos científicos han tratado de calcular los precisos beneficios de abrazar un árbol; entre ellos se encuentra Matthew Silverstone, quien comprobó que la energía vibracional de los árboles y las plantas brindan una serie de beneficios a la salud de los humanos. Sin embargo, ¿qué pasa si la energía del grounding alcanzara otros niveles, quizá más profundos?

Actualmente un grupo de investigadores de la isla de Yakushima, en Japón, se encuentra realizando estudios sobre un fenómeno que bautizaron como shinrin-yoku o “baños de bosque”. De acuerdo con sus resultados, las personas que toman baños de bosque adquieren sustancias benéficas al respirar el aire de un bosque. Esto se debe a que el ecosistema es tan variado que brinda una mayor diversidad microbiótica tanto alrededor como dentro de nosotros.

12366393_1650993415175439_4883787904371595878_n

La investigación ha identificado tres factores principales que nos vuelven más saludables: bacteria, aceites esenciales derivados de las plantas e iones con carga negativa. Parece ser que desde nuestro nacimiento hasta la muerte, las bacterias que viven en el ambiente –y que respiramos del aire–, nos ayuda a mejorar los procesos de digestión y a producir sustancias que proveen estabilidad tanto física como mental.  En otras palabras, estar en el bosque permite sentirnos más felices y poseer mayor salud física.

Entre los aceites esenciales que desprenden las plantas y las bacterias, se encuentran los fitoncidos, los cuales son exterminadores derivados de las plantas que combaten microorganismos tóxicos.

En palabras de Goethe, “La naturaleza no es un núcleo ni una cáscara; es todo al mismo tiempo.” Por lo que al sentirnos conectados con ella, somos capaces de entender los mecanismos innatos del amor de la naturaleza para cuidarnos –desde los procesos digestivos con la mejora en la flora bacteriana en el estómago, como la generación de neurotransmisores del bienestar psicológico.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca