Reforestamos Mexico, A.C.

Reforestamos México acompaña a grupos de personas de ejidos y comunidades para que se organicen y produzcan bienes y servicios de sus bosques (ejemplo: hongos, miel, madera, truchas, ecoturismo) de manera responsable y sustentable. Las zonas de interés para promover el desarrollo empresarial comunitario son la península de Yucatán y el Nevado de Toluca



Comunidad oaxaqueña reforesta bosques después de tala masiva

Para enfrentar esta situación, la silvicultura sustentable ha alcanzado numerosas regiones del país.

De los 140 millones de hectáreas de bosques y selvas de México, el 80 por ciento son propiedad colectiva de 8 500 ejidos y comunidades –mayoritariamente indígenas–. Estas tierras poseen la mayor diversidad mundial de especies florales y animales – en especial, por ejemplo, de pino, con más de 50–; y, desgraciadamente, una de las tasas más altas de deforestación en el mundo, entre 914 000 y 1,78 millones de hectáreas de bosque perdidas anualmente. 

Para enfrentar esta situación, la silvicultura sustentable ha alcanzado numerosas regiones del país. Es decir que a través de un sistema extractivo basado en el aprovechamiento de productos maderables y no maderables –hojas de palma y resinas– de áreas silvestres, por parte de los grupos productores –propietarios de la tierra como ejidales– con certificaciones FSC y Extracción con Ordenamiento Territorial Comunitario y Programa de Manejo Forestal. Esto quiere decir que no sólo se presenta como un sistema productivo, también por el cuidado de las áreas silvestres con prácticas de mantenimiento y restauración. 

En Trinidad, en Oaxaca, la silvicultura sustentable está ejerciendo un cambio en la deforestación de sus zonas para crear un equilibrio en su ecosistema. Ahora que los árboles fueron talados, y sólo quedó en pie un árbol, la tierra se prepara para la reforestación. De manera que los árboles que crezcan podrán ser talados, consciente y sustentablemente, dentro de 50 años. 

El programa de manejo está autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales –Semarnat–, quien avala la técnica conocida como “matarrasa” y define los predios que cada año pueden ser aprovechados para que se regeneren y las parcelas tengan árboles nuevos. Es decir que se tala totalmente el predio para reforestarse después de preparar la tierra para que crezcan mejor los árboles. En cuanto a los troncos, se llevan al aserradero para convertir tablas que se venden o se utilizan en las fábricas comunitarias de muebles. 

Para estas actividades, las autoridades emplean el apoyo y trabajo de 42 personas en el trabajo de monte, y todos ellos son comuneros –entre ellos, por ciento, ocho son mujeres–. Para el jefe del monte, Pedro Martínez, Se impulsa la equidad de género. Se busca que las mujeres se involucren. Es la primera comunidad que les da trabajo y también participación en las asambleas’’. Así como los hombres, laboran a pleno sol, con un casco de protección y lentes. Eligen árboles a talar, principalmente chuecos o viejos, aprovechan los bosques a través de actividades como ecoturismo, aserraderos, fábricas de muebles y plantas de agua embotellada, casas de adobe , techos de madera, etcétera.  

 Los habitantes de esta región pretende crear una organización social comunitaria, en donde, de acuerdo con Salvador Anta, “el código moral es fuerte: primero es la comunidad y luego los individuos”, manteniendo sus usos y costumbres “porque aquí es Tierra de Dios.”

 



Serán tramposas las nuevas etiquetas de los alimentos en México (conoce por qué)

La medida calcula los porcentajes de azúcar partiendo de que requieres 18 cucharadas diarias, cuando las máximas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud son apenas 10

En poco tiempo cambiarán los etiquetados de los alimentos en México por nuevas disposiciones de ley y de la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), pero algunas organizaciones sociales como la Alianza por la Salud Alimentaria están en contra de cómo quedarán las etiquetas.

Como consumidores, uno de nuestros más profundos derechos es la información: no podemos decidir cabalmente si ignoramos de dónde vienen nuestros alimentos, bajo qué condiciones se producen y sobre todo, qué contienen.

Recientemente Ecuador adoptó algunas medidas para transparentar el mercado de los alimentos con un sencillo semáforo que indica si el producto es alto o bajo en distintas índoles como grasas, sal o azúcar. Así, las personas pueden hacerse una idea mucho más clara de lo que tomarán y sus implicaciones generales: podría decirse que cualquier contenido alto en los tres anteriores ingredientes será nocivo.

En México un nuevo etiquetado desarrollado por la COFEPRIS circulará muy pronto, pero este es fraudulento, según la Alianza por la Salud Alimentaria, primordialmente porque hay una trampa muy notable en el tema del azúcar, que no es menor (este país es el primero en obesidad infantil en el mundo y el segundo en obesidad en adultos). El etiquetado te dirá los gramos de azúcar que consumirás pero siguiendo el referente de que necesitas 90gr de azúcar diarios, equivalente a 18 cucharadas cafeteras, cuando la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es un máximo tolerable de 10 cucharadas cafeteras.

La Alianza por la Salud Alimentaria hizo además un experimento en el que de entre 122 entrevistados sólo tres estudiantes de nutrición pudieron entender cabalmente el nuevo etiquetado, lo que augura una mayor dificultad para el consumidor promedio. Los etiquetados que saldrán próximamente fueron elaborados por los funcionarios de la COFEPRIS Juan Leonardo Menes Solís, Patricio Caso Prado y Mariana Ramírez Aguilar, dos abogados y una epidemióloga y ambientalista (lejanos al tema de la nutrición).

La Alianza por la Salud Alimentaria busca revertir el etiquetado que saldrá próximamente y que pareciera favorecer a los consorcios que emplean más azúcar en sus productos: la industria de la chatarra.

Si te suena, presiona a la COFEPRIS aquí, para que apliquen el semáforo nutricional para conocer el contenido de los productos en México.

 



CCMSS

El Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible es una ONG que apoya a las comunidades forestales de México y la conservación de los bosques del país



Mundo TNC

The Nature Conservancy: la organización global líder que tiene como misión la conservación de tierras y aguas ecológicamente importantes para la gente y para la naturaleza



Centro Ecológico Akumal – CEA

Nuestra Misión es generar y promover estrategias para la gestión de los ecosistemas en Akumal, a través de investigación, educación y política, con el fin de asegurar la sostenibilidad ambiental del Caribe Mexicano. Con una oficina establecida y los gastos generales que proporciona la propiedad, el CEA puede utilizar los fondos de membresías, donaciones y becas para cubrir los gastos relacionados con sus programas de conservación. El CEA de igual manera depende del trabajo de voluntarios, estudiantes y asociaciones para llevar a cabo su trabajo

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca