Intimidan a ecologistas en México: detienen a 16 comuneros de Holbox y a un líder yaqui

Las detenciones se muestran como un intento por imponer dos proyectos que dañan derechos ambientalistas e indígenas

Los conflictos ecológicos y los vinculados a los recursos naturales son cada vez más usuales. En especial en países con legados de desigualdad social y de marginación indígena, estos conflictos son cada vez más concurridos. Primero, porque los grupos nativos han acumulado mayor apoyo por parte de la sociedad civil, tras años de injusticias. También, porque las comunidades están valiéndose de recursos jurídicos antes impensables. En México, por ejemplo, con la Nueva Ley de Amparo el ciudadano puede defenderse de decisiones de autoridades que considere atentan contra sus derechos.

Los conflictos ecológicos en México, pues, están inmersos, muchos de ellos, en pugnas por los recursos naturales que pueblos milenarios han protegido concienzudamente -con algunas excepciones de grupos que presentan descomposición en su tejido social. Hoy, los wixárikas pelean sus tierras de los poderosos intereses de las mineras; los rarámuris se defienden de la invasión de proyectos que los excluyen de sus propiedades; en el sur, comunidades mayas pelean libertad de los transgénicos y en la cúspide de la cultura maya, en Quintana Roo, comuneros de Holbox defienden su isla, un Área Natural Protegida, del proyecto La Ensenada, que erigiría hasta 875 unidades residenciales en la zona.

Describimos dos casos recientes en que luchadores ecologistas han sido encarcelados, evidentemente, bajo condiciones ligadas al activismo por los recursos naturales:

  1. 16 habitantes del paraíso natural de la isla Holbox, por un delito sin pruebas flagrantes, fueron dictados con auto de formal prisión por supuestamente talar manglares. Entre ellos están tres topógrafos, un joven universitario y 12 ejidatarios que, curiosamente, se oponen al proyecto La Ensenada de la empresa Península Maya Development. Sus familiares han denunciado férreamente que se trata de un acto de intimidación para los pobladores, en un delito que como única prueba cuenta con las declaraciones de la delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) Ludivina Menchaca y de algunos inspectores de la misma dependencia. Los familiares exigen que Guillermo Haro titular nacional de la Profepa, dimita de los cargos en contra de los procesados.

 

  1. También, este 11 de septiembre la Procuraduría General de la República (PGR) anunció en rueda de prensa la detención del vocero de la tribu yaqui Mario Luna, fenómeno, por cierto, notablemente desproporcionado. Luna es un tajante opositor del Acueducto Independencia, un proyecto del gobernador Guillermo Padrés, que conecta dos presas siguiendo la cuenca del río Yaqui para dotar de agua a la ciudad de Hermosillo desde 2013. Los yaquis argumentan que el proyecto viola el decreto presidencial del general Lázaro Cárdenas quien, en 1940, determinó que 50% del líquido le pertenecía a la tribu.

 



#SalvemosHolbox: 50 proyectos en construcción amenazan la biodiversidad de la isla

El desarrollo turístico en Holbox tendrá consecuencias graves para el ecosistema, el cual ha provocado el desalojo de sus lugareños y la destrucción masiva de zonas costeras de manglares.

Holbox, isla ubicada a unos 160 km de Cancún, posee 49 por ciento de los anfibios y reptiles de la península yucatana y 79 por ciento de los que habitan en Quintana Roo, se ha encontrado en los últimos 20 años en constante peligro de desaparecer. Pese que esta región fue declarada como zona natural protegida desde 1994, existen 50 proyectos en construcción que amenaza su biodiversidad.

Desde el año pasado se dieron a conocer seis proyectos hoteles con vista al mar que provocaron no sólo el desalojo de sus lugareños, también la destrucción masiva de zonas costeras de manglares. Esto motivó que organizaciones –entre ellas CEMDA–, ambientalistas y activistas realizaran acciones para proteger esta zona natural; como por ejemplo, las cadenas humanas que exigían el cuidado de Holbox

Actualmente, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, hay alrededor de 2 000 habitantes; y un promedio de 20 000 turistas en temporada vacacional, los cuales dejan cerca de 360 toneladas de basura al mes. Esto ha impactado inevitablemente a la isla, principalmente desde que es refugio de más de 100 especies de aves –30 migratorias–, cacomixtles, cigüeñas, cocodrilos de río y pantano, halcones peregrinos, flamencos, manatíes, monos araña y aulladores, jaguares, ocelotes, osos hormigueros, tapires, tortugas blanca, laúd, caguama y carey, y zopilote rey. 

Aunque la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales –Semarnat– aclare que estas especies están bajo protección especial, su hábitat continúa siendo amenazado y por tanto, se en consecuencia en peligro de extinción. De hecho, en palabras de Dinora Caridad Bacelis Alcocer, dueña de Los Arcos, el primer hotel en Holbox desde 1986, ser el tesoro del Caribe ha tenido un alto costo pues “poco queda de cuando nos abrimos al turismo, con cabañas de madera y palma. […] Nos da miedo el desarrollo.” Para ella, el crecimiento será una amenaza. 

salvemos holbox
www.sinembargo.mx

El desarrollo turístico en Holbox tendrá consecuencias graves para el ecosistema: 

Pensemos, de nuevo, en la cantidad de desechos que podría generar. Según el dirigente de la asociación civil Comunicación y Ambiente,  Carlos Álvarez Flores, “En 2008 se recolectaba poco más de una tonelada diaria, y dos en vacaciones. En 2015 eran seis toneladas diarias en temporada baja, y 12 en la alta”. Esta basura se quema cuando la lluvia lo permite. Esto afectará, inevitablemente la llegada de tortugas, tiburón ballena y habitan delfines y distintas especies de aves y peces.

La ínsula está actualmente incluida en el Informe de riesgos del cambio climático de la ONU como zona de muy alto riesgo, por lo que prevenir la construcción de estos proyectos es indispensable. Principalmente desde que Alejandro del Mazo Maza, comisionado de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas –Conanp–, está considerando la construcción de hoteles alrededor de la isla de Holbox, en la zona marina “para no impactar la costa”, como búngalos o palafitos: “Es una propuesta. La estamos consensuando con expertos y otros actores de Quintana Roo para que tenga el menor impacto posible.”

Sin embargo, la organización Yo Defiendo a Holbox, con la presidencia de Carlos Martínez Correa, considera que construir palafitos en el mar en vez de hacerlo sobre la línea costera de Yum Balam dañará los ecosistemas: “Es lo mismo que construir en la costa porque el mar es paso de marea, de tortugas atravesando para llegar a la playa.” Mientras que el Centro Mexicano de Derecho Ambiental advirtió que estos proyectos violan el Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo y Mar Caribe, pues, además, las autoridades y los ejidatarios –sin contar con la comunidad ni la sociedad civil– se reunieron en una asamblea ilegal que dividió la isla desarrollar proyectos como La Ensenada. 

Los hashtags para las redes sociales si estás interesado en sumarte a la exigencia de la protección de la isla son:

 ( Aquí el twitter de la Conanp para presionar) 

#ExigimosProgramaDeManejo

#ProtecciónYumBalam

#YoDefiendoAHolbox

#SalvemosHolbox

 


Microgrupos, el mejor formato para ejercer el activismo medioambiental

La formación de microgrupos de trabajo demuestra ser una excelente opción para activar la organización comunitaria en el cuidado del medio ambiente.

Imagen:thefrogblog.es

 

Para nadie es secreto el delicado panorama ambiental en la Tierra: basta con ver lo que pasa en las grandes ciudades con el aire, con las áreas verdes cada vez más escasas, con la polución a gran escala. No es menor entonces lo que ocurre en zonas desprotegidas del mundo, tales como los campos de Sichuan, en China, donde se llevó a cabo un largo estudio recientemente publicado en el periódico Proceedings of the National Academy of Sciences, sobre la conservación de los bosques. 

El estudio se concentra en la Reserva Nacional Natural de Wolong, donde habita el 10% de la población mundial de pandas en peligro de extinción. ¿Por qué aquí? Desde la década de los 70 la tala ilegal en la región pone en peligro a los panda. Lo que ha ocurrido es que las autoridades locales, desde el 2001, comenzaron a pagarle a los lugareños para que ellos se hicieran cargo del bosque, ya que a veces eran ellos mismos quienes talaban ilegalmente los bosques de la Reserva. Lo que las autoridades buscan, en base a las determinaciones de los especialistas, es que el grupo que vive en el lugar sea quien responda por ese lugar, que son el grupo idóneo para hacerse cargo –proceso de concientización mediante- del paisaje, del ecosistema, de la vida que los rodea. Hay una entrega de responsabilidad natural, por cuestión de ubicación, hacia la gente del lugar. Hay un empoderamiento político y ecológico.

Para optimizar estos procesos de empoderamiento, el estudio se enfocó en la comparación de los grupos que venían trabajando en terreno, puesto que hubo grupos que marcaron diferencias de efectividad respecto de los otros. Buscaban un equilibrio en el personal para la mantención de los bosques. Los resultados arrojaron que un grupo pequeño, entre ocho y nueve lugareños, mejora la conservación y es la óptima cantidad de gente por área.

En el fondo se trata de una cuestión organizacional, donde el cuidado del medioambiente depende de cómo se estructuren los grupos humanos que allí van a trabajar. Sin ir más lejos, los encargados del estudio, Wu Yang y Jack Liu, concluyen que un grupo grande dificulta la comunicación y un grupo excesivamente pequeño se ve sobrepasado. Además, dicho sea de paso, estos grupos pueden formarse espontáneamente si la gente busca organizarse y colaborar con el cuidado del planeta. Vale decir, no hay que esperar una subvención para tomar conciencia de que hay que cuidar el espacio donde nos es dado vivir.



Un gasoducto afectará el medio ambiente en la Sierra Tarahumara

Existe un plan por construir hasta 10 mil km de gasoductos adicionales a los que ahora están atravesando la sierra.

Foto: La Crónica de Chihuahua

En los próximos años, como parte de la Reforma Energética, el gobierno federal mexicano planea importar millones de litros de gas natural a México proveniente de Estados Unidos.

Violando los derechos de los pueblos originarios (sin consulta previa) el gobierno mexicano autorizó construir a una filial de la empresa canadiense TransCanada Corporation, un ducto de 524 kilómetros para distribuir gas natural desde una central ubicada al sur de la ciudad de Chihuahua  hasta el puerto de Topolobampo, en Sinaloa.

En el Convenio 169 Sobre Pueblos Indígenas, firmado por el gobierno mexicano en 1990, este se comprometió a hacer consultas a los pueblos indígenas cuando alguna concesión u obra pública afectara sus territorios. Sin embargo el gasoducto antes mencionado comenzó a construirse sin consulta.

Según una petición de Sin Embargo hecha a la empresa en cuestión, el agua de la zona sufrirá un “incremento de concentración de grasas, aceites y otras sustancias en el suelo”, para lo cual no plantea medidas de mitigación. También, dice el documento elaborado por la empresa, se afectarán, caminos y actividades “rituales o ceremoniales tradicionales”, así como “zonas, estructuras o recursos con valor arqueológico”.

El mismo reporte hecho por el sitio periodístico indica que el gasoducto afectará hasta a 70 pueblos rarámuris entre los que se encuentran San Luis de Majimachi, Pitorreal y Repechique, comunidades que ya interpusieron amparos en contra de este gasoducto.

Recordemos que existen ya casos exitosos de pueblos originarios, que a partir de amparos han conseguido revocar concesiones a poderosas corporaciones como el caso de grupos  mayas en Yucatán, quienes consiguieron revocar los permisos de soya transgénica, sobre todo otorgados a Monsanto.

[SinEmbargo]

 



Organizaciones se unen para defender a Tulum y Holbox, México

El Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) fue modificado para permitir desarrollos dañinos para el ambiente.

Tulum, esta megadiversa zona maya esta formada en 60% por Selva Mediana Subperennifolia y en la zonas costeras de manglares y zonas inundables fundamentales para la salud de las regiones prioritarias y sus áreas naturales protegidas. Posee también un sistema de cuevas y ríos subterráneos reconocido como el más grande del mundo en su tipo con con más de 1,300 Km explorados; la única fuente de agua dulce de la zona, además.

Como es de esperarse, los megaproyectos que buscan aprovechar la rentabilida turística del lugar son numerosos; ello aunado a la corrupción de las autoridades en los distintos niveles que caracteriza a México, han generado décadas de explotación que ha devastado cientos de ecosistemas.

Uno de los atractivos más peleados de la zona ha sido la isla de Holbox, de un increíble paisaje; por ahora los proyectos que más la aquejan están temporalmente varados gracias a la lucha férrea de sus habitantes pero la isa está constantemente amenazada de ser explotada.

En estos días, organizaciones sociales como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental A.C. están denunciando el que una nueva amenaza sobre Tulúm y Holbox está presente, pues curiosamente, el Modelo de Ordenamiento del Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) fue cambiado sin consenso, incluyendo algunos puntos que vulneran el equilibrio ecológico en el sitio.

Son los siguientes:

1. La desincorporación de 2 mil 221 hectáreas (ha) de la Unidad de Gestión Ambiental (UGA) “Fractura de Holbox”, la cual tiene asignada la política de “protección” y fue reasignada a una UGA con política de “aprovechamiento sustentable”, lo cual pone en riesgo la calidad del sistema kárstico y la disponibilidad de agua potable no sólo de Tulum, sino de toda la Rivera Maya y Cancún.

2. Se omitió incluir una tabla de porcentaje modificación máximo permitido para cada UGA con la finalidad de dar certidumbre a todos los propietarios apegados al principio de equidad, respecto de en qué áreas se debe conservar y en cuáles es posible realizar actividades de aprovechamiento.

3.Se promueve el desmonte y construcción en zonas inundables lo que implica el relleno, desecación y alteración de los humedales, lo cual puede constituir un delito penal[1].

4. Finalmente, cabe señalar que se aumentaron las densidades de cuartos por hectárea sin consulta del Comité[2].

CEMDA puso, desde luego, una queja ante la Secretaría de Medio Ambiente del estado de Quintana Roo (SEMA), pero, curiosamente, una vez más, fue rechazada sin justificación técnica ni legal. Ahora organizaciones como OMCA A.C., Razonatura y el mismo CEMDA están pidiendo a la Semarnat que intervenga para reparar estas violaciones.

Si te suena, puedes ayudarlos mencionando en redes sociales a la Semarnat para que defienda a Tulum de las modificaciones a su Ordenamiento del Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL). Aquí su Twitter y Facebook.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd



Forman la segunda cadena humana para exigir el cuidado de Holbox cientos de personas en México

Han pasado 20 años y continúa sin publicarse el Plan de Manejo; una protección crucial para la isla.

La paradisiaca Isla de Holbox en México forma parte del área Yum Balám decretada como Área Natural Protegida (ANP) en 1994. Por su increíble biodiversidad, Holbox ha sido también nombrada Sitio Ramsar -humedal de importancia internacional-; región marina prioritaria, región terrestre prioritaria, sitio de manglar con prioridad biológica y área de importancia para la conservación de aves.

Supuestamente al ser declarada ANP debió contar con un Plan de Manejo solo después de 12 meses de ese momento, pero la isla ha esperado 20 años y aún no cuenta con este, que le daría una certidumbre jurídica para eliminar la especulación sobre el posible manejo de tierras de la zona (que busca ser aprovechado ferozmente por inmobiliarias y desarrollos turísticos).

Los esfuerzos ciudadanos, la presión de los pobladores y de ecologistas han hecho que por ahora se encuentren varados el desarrollo La Ensenada; dos andadores o puentes de 50 metros de largo dentro de una zona de anidación de aves y una marina que se proyecta construir enfrente de los andadores.

Sin embargo, el peligro de Holbox es latente pues al prescindir de un Plan de Manejo existe mucha incertidumbre que permite un desorden sobre las actividades que pueden hacerse dentro del ANP, lo que ha generado una inestabilidad social.

06salvemosholbox

Este sábado 27 de junio más de 200 personas realizaron la segunda cadena humana en la playa San Thelmo de la isla  Holbox para exigir este Plan de Manejo que permita verdaderamente conservar el área. Entre los organizadores estuvieron el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA), Alma Verde, El Refugio de la Isla, así como ecologistas de Sian Ka’an y Tulum:

“Yum Balám requiere de forma urgente contar con su Plan de Manejo de forma que exista certeza jurídica sobre las actividades que pueden llevarse a cabo en la zona y esto sea el escudo protector que se necesita para conservar a Holbox como el paraíso natural del mar Caribe que es actualmente”, concluyó Carlos Martínez de Yo defiendo a Holbox.

La exigencia de estas personas va dirigida a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) de la Semarnat para actuar en consecuencia y mostrar interés para preservar esta zona publicando el Plan de Manejo.

Los hashtags para las redes sociales si estás interesado en sumarte a la exigencia de la protección de la isla son:

 ( Aquí el twitter de la Conanp para presionar) 

#ExigimosProgramaDeManejo

#ProtecciónYumBalam

#YoDefiendoAHolbox

#SalvemosHolbox

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca