Close

Descubre cómo adornar tu hogar con estas kokedamas

Las kokedamas, plantas ornamentales, son unas pequeñas bolas de musgo que sostienen arbustos o plantas florales. Aparecieron en Japón a principios de la década de los 90 como una fusión de varias técnicas ancestrales como el nearai, kusamono y bonsai. 

Del japonés koke, que quiere decir musgo, y dama, bola, esta técnica unifica el simbolismo de lo tradicional y la practicidad de la modernidad. Gracias a su accesibilidad, las kokedamas son plantas ideales para mantenerlas en el interior del hogar. 

Con un poco de paciencia, puedes hacer una kokedama tú mismo. Sólo necesitas: 

1 planta pequeña, tierra para macetas, tierra para bonsai (o tierra akadam), musgo seco, hojas de musgo, tijeras, hilo y 1 jarra de agua. 

Primero elige una planta de interiores, limpiando sus raíces para eliminar la suciedad. Mientras tanto, coloca el musgo seco en el agua hasta que se humedezca, y entonces envuelve las raíces de la planta con él; aprieta con suavidad a fin de eliminar el exceso de agua. Finalmente, envuelve el musgo con hilo de algodón hasta formar una bola. A continuación mezcla ambos tipos de tierra, usando un poco de agua. Divide la bola en dos para colocar las raíces, envueltas previamente en el musgo, en la tierra y así volverlas a unir. Para terminar, cubre la bola con hojas de musgo y colócala en un plato. 

Recomendaciones: evita que se exponga de manera directa al Sol; no aprietes demasiado a la kokedama; rocía las hojas con agua en caso que el ambiente sea seco; sumerge la bola de musgo cuando esté seca; evita el exceso de agua; limpia las hojas con un algodón humedecido; corta las hojas secas; cose los hilos con aguja en caso que se rompan; habla con tu kokedama. 

Gergely Hideg / Flickr

Fotografía principal: Gergely Hideg / Flickr

Ver Más
Close