TOP: 6 plantas medicinales que te ayudarán a reducir los síntomas de la abstinencia de cigarro

En el momento en que por fin juntamos las fuerzas necesarias para dejar de fumar, debemos resistir el período del síndrome de abstinencia

Al igual que comer en exceso, fumar es uno de los vicios que más nos perdonamos cuando nos encontramos bajo presión profesional, emocional o social. Nos solemos repetir el viejo adagio de “una vez al año, no hace daño”. Sin embargo, ¿cuántas veces a la semana nos encontramos bajo los efectos del estrés y la ansiedad?

En el momento en que por fin juntamos las fuerzas necesarias para dejar de fumar debemos resistir el período del síndrome de abstinencia, aquel momento en el que tu cuerpo se reacostumbra a la ausencia de químicos extras (como la nicotina) y así, regresar al estado de homeostasis. Muchas personas sufren de ansiedad, sudoración o angustia, por lo que tienden a comer de más, ejercitarse, tomar más agua o más café, etcétera.

De acuerdo con EcoAgricultor existen ciertas hierbas medicinales que facilitan los síntomas del síndrome de abstinencia y por consiguiente, ayudan a dejar de fumar. Te las compartimos:

– Hisopo (Hyssopus officinalis L). Se encarga de mejorar el sistema respiratorio, eliminando mucosidades. Alivia las sensaciones de ansiedad derivadas de la abstinencia.

– Ginseng (Panax ginseng). Ayuda a sentirte más estable frente a situaciones de estrés, ansiedad y fatiga. Además es un buen apoyo para dormir, mejorando asimismo el sistema inmunológico.

– Hipérico (Hypericum perforatum). Refuerza la actividad mental.

– Cimicífuga (Cimicifuga racemosa). Combate síntomas de irritabilidad, los cambios bruscos de estados de ánimo, el nerviosismo y los trastornos del sueño.

– Lobelia (Lobelia inflata). Fortalece el sistema respiratorio, aliviando los síntomas del síndrome de abstinencia.

– Menta de gato (Nepeta cataria). Es relajante y regula el sueño, eliminando dolores de cabeza relacionados con el síndrome de abstinencia.

 Foto principal: Adriano Agulló/Flickr 



¿Cómo dejar de fumar? Las frambuesas tienen la respuesta

La frambuesa ayuda a desintoxicar al individuo de la nicotina y de otras sustancias tóxicas que se encuentran en el humo del tabaco.

La sabiduría de la naturaleza es vasta y casi infinita. Parecería que casi todos los males del humano, causados por un estilo de vida cargado de estrés y malos hábitos alimenticios o de sueño, pueden solucionarse y prevenirse con los beneficios de los frutos de la naturaleza. Esta hipótesis se ha vuelto a demostrar con un estudio realizado por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo –UAEH–, la cual ha usado a las propiedades de la frambuesa para atenuar los síntomas de la adicción y el síndrome de abstinencia a la nicotina. 

Para Santiago Filardo Kertstupp, profesor investigador del Área Académica de Química en Alimentos en la UAEH, todo comenzó cuando en un ocasión bebió una infusión de frambuesa y notó, casi inmediatamente, sus deseos por fumar.  Desde entonces, inició el desarrollo de un producto, un polvo con base en frambuesa, con pruebas de validación biológica contra el tabaquismo. Al proyecto se unieron Alfonso Atitlán Gil, profesor investigador del Área Académica de Odontología, y Ricardo Pérez-Pastén Borja. 

Fue así que durante siete días, los investigadores expusieron cierta dosis de nicotina a ratones para hacerlos adictos a la sustancia; después, se les suspendió la dosis para analizar los síntomas del síndrome de abstinencia. Comentan que cuando comenzaron a darles el tratamiento, “comprobamos que en el modelo animal podíamos controlar el síndrome de abstinencia.”

frambuesas

Este fenómeno, explican, se debe a que la frambuesa está compuesta de un ácido elágico, un comprobante activo, a lo largo del tallo, hojas y fruto; el cual se ha relacionado tanto con una mayor rapidez en la eliminación de la nicotina como su transformación en cotinina sérica. De modo que la frambuesa ayuda a desintoxicar al individuo de la nicotina y de otras sustancias tóxicas que se encuentran en el humo del tabaco. 

De acuerdo con los resultados que arrojaron las pruebas con humanos, algunos de ellos pudieron dejar de fumar en su totalidad; otros, disminuir considerablemente el número de cigarros al día. Todo esto a lo largo de 21 días –aunque el producto elaborado por los investigadores se usa por 14 días–. Según los investigadores, para dominar por completo la adicción se tendría que consumir  diariamente dos kilos de frambuesa: “Cualquier adicción tiene un componente emocional y psicológico muy importante, por lo que previo al tratamiento, preparamos por siete días psicológicamente a los pacientes para ayudarlos en el proceso de abandono del tabaco”. 

Además, gracias a que la fruta posee un efecto antioxidante, las personas tienen una mejoría significativa en numerosas áreas de su salud. De hecho este producto, explican sus creadores, es uno de los pocos que hay para combatir la adicción a la nicotina que posee un efecto importante en la desintoxicación en el organismo, mejorías notables en el control de la ansiedad, un registro mínimo de recaídas y un efecto antioxidante mayor. Y en caso que la persona requiera un refuerzo, el tratamiento se puede repetir tres veces al año. 



Top 8: alimentos que te protegen de la nicotina

Esta sustancia no solo te vuelve adicto al tabaco, también se queda en tu cuerpo, incluso, durante años.

La nicotina es una de las drogas existentes más adictivas y está contenida principalmente en el tabaco. Para que dimensiones, de las alrededor de 400 sustancias que contiene un cigarro comercial, solo este químico es adictivo. Es especialmente nociva para el corazón, los vasos sanguíneos y los pulmones. 

Para defenderte de esta sustancia, seas fumador activo o pasivo, existen algunos alimentos que te ayudarán a eliminarla de tu cuerpo: 

 

Naranjas, granadas y kiwis: 

Por su vitamina C, estas mejoran la circulación sanguínea, aumentarán tus glóbulos rojos y te ayudarán a eliminar la nicotina.

Brócoli: por ser una de las mejores fuentes de vitamina C y B5.

Limón: por su alto contenido de vitamina C, y por ser también un diurético. 

Espinaca: tienen un alto contenido de vitaminas y ácido fólico que estimularán la eliminación de la nicotina (también en general todas las verduras de hoja verde). 

Jengibre: crudo,  ayudará a limpiarte; también es un inhibidor natural de fumar. 

Jugo se zanahoria: su alto contenido de vitaminas A,B,C y K ayudarán a desintoxicarte de esta droga. 

Agua: además contribuir a eliminar la nicotina del cuerpo, también inhibe el deseo de fumar. 

Pimientos: muy recomendados para desintoxicar en general el cuerpo.



Remedios naturales para dejar de fumar

Un solo cigarro contiene acetona, amoniaco, butano, alquitrán, formaldehído, cianuro de hidrógeno, nicotina, ácido sulfúrico, metopreno, arsénico, ácido clorhídrico, DDT, monóxido de carbono, etcétera

Cuando compramos una cajetilla de cigarros, vemos los anuncios de las consecuencias derivadas de la toxicidad de este producto:  cáncer, enfermedades respiratorias o cardíacas, muerte, entre otras. Un solo cigarro contiene acetona, amoniaco, butano, alquitrán, formaldehído, cianuro de hidrógeno, nicotina, ácido sulfúrico, metopreno, arsénico, ácido clorhídrico, DDT, monóxido de carbono, etcétera.

Además de las consecuencias fisiológicas, la constancia del cigarro puede ocasionar síntomas de frustración, ansiedad, falta de concentración, incremento de apetito, dolores de cabeza, presión sanguínea alta y una necesidad constante de fumar. Por ello, entre otras causas, resulta complejo dejarlo, ya que nuestro cuerpo se acostumbró (es decir, formó cierta tolerancia) a esos químicos que generan una sensación de euforia (y adrenalina). Una vez sin ellos, nuestro cuerpo exige de regreso esas sensaciones; la consecuencia, la ansiedad expresada a través de la comida, conductas agresivas, recaídas y comportamientos compulsivos, entre otros.

Por ello, y de acuerdo con Top 10 Home Remedies, estos son 10 hacks naturales que te ayudarán a reducir tu consumo de cigarro:

Lobelia, la cual reduce los niveles de nicotina en el cuerpo al liberar dopamina (neurotransmisor de la recompensa). Empieza con 5 gotas de lobelia, y gradualmente incrementa su consumo. Pero cuidado: es tóxica, por lo que requiere de una supervisión calificada.

Regaliz, cuyo dulce sabor puede matar toda urgencia de fumar. Además, alivia la tos del fumador. Dado que es un tónico adrenal, ayuda a equilibrar los niveles de cortisol, reduciendo la fatiga y equilibrando la energía. Mastica un par de veces esta raíz en cuanto tengas la urgencia de fumar.

Pimiento marrón. Gracias a sus propiedades antioxidantes, el pimiento regula las membranas del sistema respiratorio a fin de prevenir algún daño.

Avena verde, también conocida como avena sativa o avena salvaje. Es útil para reducir el deseo de nicotina, así como mermar los síntomas. Promueve la desintoxicación de la nicotina durante ese período. Además, cuenta con efectos de sedación, aminorando los síntomas de euforia y ansiedad.

Ginseng. Ayuda a reestablecer los niveles propios del cortisol en el flujo sanguíneo, por lo que regula tanto el estrés emocional como el físico, agudizando la concentración, mejorando el estado de ánimo y mermando la ansiedad.

Valeriana. Funciona como sedante y ansiolítico, ya que interactúa con los receptores GABA en el cerebro, calmando las urgencias de fumar.

Flor de la pasión, la cual ayuda a combatir la ansiedad y la irritabilidad, mejorando la experiencia al dormir y descansar. 

Acupuntura.

Masaje en las orejas. En conjunto con la acupuntura, este masaje reduce la urgencia de fumar, dando una ligera sensación de liberación. Hazlo durante 2 minutos diarios, detrás de las orejas.



Tus cigarros nunca habían sido tan nocivos como ahora (INFOGRÁFICO)

En las últimas cinco décadas la industria tabacalera ha diseñado cigarros para que estos sean más adictivos y mucho más dañinos.

¿Puedes nombrar todos los químicos y aditivos en tus cigarros? Y lo que es más importante: ¿Sabes lo que pueden hacerte? En los últimos cincuenta años los cigarros han pasado de ser tabaco para fumar a un coctel de químicos impronunciables cuyos efectos nocivos son negados e ignorados por muchos fumadores.

El infográfico de The Campaign for Tobacco-Free Kids (Campaña para niños libres del tabaco) nos explica, en pocas palabras, lo que contiene un cigarro comercial:

Screen_Shot_2014-06-23_at_1.50.55_PM

Broncodilatadores: Químicos agregados que expanden los conductos pulmonares para permitir que el humo del tabaco entre a los pulmones.

Nicotina adicional: Las compañías que fabrican cigarros pueden controlar las cantidades de nicotina en los mismos, por lo tanto su nivel de adicción.

Mentol: El mentol refresca y duerme la garganta para que se irrite menos, así el humo se siente mucho más suave.

Filtros ventilados: Estos hacen que el fumador inhale más vigorosamente, de de manera que los cancerígenos alcanzan las zonas más profundas de los pulmones.

Azúcares y Acetaldehído: Azúcares añadidas hacen que el tabaco sea más fácil de inhalar y así forma acetaldehído, el cual incrementa los efectos adictivos de la nicotina.

Saborizantes: Algunos saborizantes como el chocolate y regaliz ocultan el fuerte sabor del humo y hacen que los productos sean más atractivos para usuarios nuevos, especialmente niños.

Nitrosaminas del tabaco: Cigarros estilo americano tienen tabaco combinado que tiene niveles de nitrosaminas cancerígenas mucho más altas que otros productos con tabaco.

Compuestos de Amoniaco: estos compuestos hacen incrementan la velocidad del impacto de la nicotina en el cerebro.

Ácido levulínico: Sales orgánicas añadidas reducen la aspereza de la nicotina, de manera que el humo es más suave y menos irritante. 

También en Ecoosfera: ¿Quieres dejar de fumar? Empieza el lunes



Frutas y verduras: ¿la nueva solución para dejar de fumar?

Este es el primer estudio longitudinal acerca de la relación de los alimentos y el cigarrillo. Los resultados son muy alentadores para aquellos que fuman, e increíblemente lógicos también.

Al parecer, una de las herramientas más sólidas para dejar de fumar, o al menos para reducir la cantidad de cigarros al día, estuvo siempre frente a nuestras narices, esperando que la sepamos usar.

De acuerdo a Jeffrey P. Haibach, investigador de la Universidad de Búfalo, resulta que aquellas tan cotizadas “herramientas” se encuentran en la cocina de todos. En el estudio se encuestó a 1,000 personas de 25 años que fumaban. Los resultados mostraron una fuerte correlación entre la gente que comía más frutas y verduras y el hecho de que fumaban menos. De hecho, los fumadores que consumían más frutas y verduras fueron tres veces más proclives a no fumar tabaco que aquellos que consumían menos cantidad de estos alimentos. Y no sólo ello, sino que los que comían más frutas y verduras tardaban más en encender el primer cigarrillo del día.

Pero, ¿por qué podrían ayudar las frutas y verduras a dejar de fumar?

narancsLos expertos detrás del estudio sugieren que la fibra de dichos alimentos generan una sensación de satisfacción que puede cancelar el deseo de llenar el vacío con humo de cigarro. Pero lo más interesante es que encontraron que las frutas y verduras no resaltan el sabor del tabaco, lo cual hace que a los fumadores no se les antoje tanto encender un cigarrillo.

El estudio concluyó que las frutas, las verduras y los productos lácteos hacen que sepan mal los cigarrillos, mientras que otros productos como el café y la carne resaltan su sabor.

Además de ello y por si fuera poco, las frutas y verduras también ayudan a sanar el cuerpo lastimado del fumador. Ya que fumar le roba vitamina C y B al cuerpo, es importante construir el sistema inmune con todo lo que podamos. Específicamente, alimentos como kiwis, naranjas, plátanos y hojas verdes son esenciales para ayudar a restaurar la salud de un cuerpo de fumador.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca