¿Quieres vivir por más tiempo? Entonces sal a correr

Sin importar cuán rápido corras, este ejercicio continúa beneficiándote siempre y cuando lo hagas.

Estudio encuentra que correr, trotar o caminar desde cinco minutos al día puede añadir unos cuantos años a tu vida.

La ciencia se ha encargado de demostrar que correr, trotar o caminar son actividades benéficas para la salud física y emocional. Ya que no sólo fortalece los músculos y tendones, reduciendo el riesgo de alguna enfermedad cardiaca u hormonal, sino también la secreción de neurotransmisores que generan sensaciones de felicidad y bienestar.

 ¡Y no es suficiente! Un nuevo estudio publicado en Journal of the American College of Cardiology encontró que correr, trotar y caminar aumentan años de vida.  Después de haber observado a 55 000 adultos, entre 18 y 100 años, durante un periodo de 15 años, se descubrió una correlación entre una larga vida y el ejercicio de cardio:

Los participantes que solían correr, no sólo contaban con numerosos beneficios en su salud (29 por ciento menos de riesgo de muerte y 50 por ciento menos de muerte por alguna enfermedad cardiovascular), sino también un promedio de tres años más de vida que sus coetáneos sin ejercicio.

Además, sin importar cuán rápido corras, este ejercicio continúa beneficiándote siempre y cuando lo hagas. De hecho, correr entre 30 a 60 minutos cada semana (entre cinco y diez minutos al día), está asociado a los mismos beneficios de salud que correr maratones largos o de mucha duración.

Así que, ¿qué esperas? ¡Ponte tus tennis y a correr!



¿Por qué caminar te hace más inteligente?

Es sorprendente los efectos de esta caminata sobre el pensamiento y la creatividad –como la escritura–, ya que inclusive se experimentan desde las vivencias físicas –salud corporal– hasta las mentales –las habilidades cognitivas y el estado de ánimo–.

¿Qué tendrá el caminar que mejora el pensamiento, facilita la creatividad y libera el espíritu? Grandes literatos y prominentes científicos han demostrado que una caminata puede proveer numerosos beneficios a la salud física, emocional e inclusive espiritual. De hecho, ya filósofos griegos solían encontrar la conexión entre caminar, pensar y escribir, como un encuentro con la intuición y libertad. 

Sin embargo, la respuesta parece mantenerse aún en secreto. 

A nivel bioquímico, cuando caminamos, el corazón late más rápido, hay una mayor circulación de sangre y oxígeno tanto en los músculos como órganos –incluyendo el cerebro–, y por tanto hay una mayor actividad cognitiva. El caminar parece en consecuencia promover nuevas conexiones neuronales, incrementando el volumen del hipocampo –área crucial para la memoria– y elevando las moléculas que estimulan el crecimiento de nuevas neuronas y transmiten los mensajes entre ellas. Pero, ¿cómo es posible que toda esta actividad fisiológica sea capaz de encauzar la naturaleza de nuestros pensamientos –y viceversa–?

caminar

Para los psicólogos del ejercicio que han realizado estudios sobre cómo caminar al ritmo de canciones con tempos altos –o rápidos, animados– crea un circuito en el feedback del ritmo corporal y el estado mental que no sucede cuando corremos en el gimnasio, andamos en bicicleta o realizamos cualquier otra actividad locomotriz. Pareciera que cuando caminamos enérgicamente o lentamente, sin más, nuestros pies vacilan naturalmente con nuestros estados de ánimo y la cadencia de nuestra narrativa interna, facilitando el curso de nuestros pensamientos –de irracionales a positivos–. 

Esta hipótesis se vio reforzada por una serie de experimentos de los investigadores Oppezo y Schwartz, que encuestaron a 176 estudiantes de universidad mientras estaban sentados, trotaban o paseaban a lo largo del campus de Universidad de Stanford. Las preguntas se enfocaban principalmente sobre el pensamiento creativo. Se encontró que conforme los voluntarios que caminaban, tenían ideas más novedosas que los que permanecían sentados; en especial cuando se tratan de ideas generales y no tanto con necesidades específicas. 

caminar inteligencia

De modo que al caminar y encontrar ese loop entre mente y cuerpo, no sólo facilita la experiencia de las sensaciones, también la conexión entre mente-cuerpo que tanto activa la corteza frontal y el hipocampo como facilita el crecimiento de nuevas neuronas. No obstante, el exceso de estímulos en una sola caminata también puede llegar a ser perjudicial ya que el cerebro requiere de su tiempo para asimilar todos los que está experimentando. Por lo que se recomienda prestar atención a los estímulos del exterior que uno decide. 

Es sorprendente los efectos de esta caminata sobre el pensamiento y la creatividad –como la escritura–, ya que inclusive se experimentan desde las vivencias físicas –salud corporal– hasta las mentales –las habilidades cognitivas y el estado de ánimo–. Inclusive hay un mayor nivel de serotonina en el cuerpo, el cual facilita la experiencia del bienestar y motivación y reduce los síntomas tanto de la ansiedad como depresión

Y tú, ¿ya saliste a caminar hoy?

Más en Ecoosfera

Ocho beneficios extraordinarios de salir a caminar

Algunos beneficios de caminar descalzo en el pasto

Caminar sí te hace más creativo, confirma un estudio

Pasear y caminar entre los árboles alivia el cansancio del cerebro y mejora la concentración

Caminar ayuda a aliviar algunos síntomas de la depresión, afirma estudio



Una sustancia parecida al THC de la marihuana es la que te provoca bienestar cuando corres

Al parecer, al correr nuestro cuerpo arroja una sustancia, por sus efectos, muy parecida al efecto THC de la marihuana.

Foto:blog.intersport.es

No todas las personas experimentan las mismas sensaciones de placer al hacer ejercicio, pero generalmente, este está ligado a un bienestar y reducción del estrés. Asimismo, a las hormona de la felicidad y recompensa como la serotonina, dopamina y endorfinas.

Hacer ejercicio es extremadamente positivo para tu salud emocional, y en el caso de algunos deportes, como el correr, se sabe que muchas personas viven sensaciones de euforia, alegría, energía sin límites, e incluso se habla de  una sensación orgiástica.

Algunas teorías apuntan a que, evolutivamente, el humano ha necesitado bastante de esta herramienta. Apenas hace unos milenios era materia de vida o muerte el que un cazador pudiera correr hasta cansar a su presa. Quizá, en este sentido, la sensación de alegría esté vinculada a una necesidad de prolongar este movimiento por motivos de supervivencia.

Estudios recientes, sobre todo los encabezados por Johannes Fuss, investigador del Instituto de Investigación sobre el Sexo y Psiquiatría Forense de Hamburgo (Alemania), han encontrado que más que un tipo de hormona, la  anandamida,  un compuesto endocanabinoide, podría tener una influencia relevante en la reducción de estrés. Lo anterior, entre otros motivos, pues se cree que las hormonas de la felicidad liberadas no consiguen alcanzar al cerebro.

Además de los humanos, los perros son otra especie que segregan compuestos endocanabinoides al correr; estos son llamados así pues su función farmacológica es muy parecida al de el THC y están muy ligados a la reducción del estrés. Por su parte, Alejandro Lucía y Helios Pareja, expertos en los beneficios neuronales del ejercicio en Universidad Europea de Madrid, revelan que las cantidades propagadas en la sangre al fumar marihuana no soncomparables con las cantidades de endocanabinoide al correr, de ahí que el THC pueda producir, al fumar, incluso los efectos contrarios como ansiedad y paranoia.

[ElPais]



¿Sabías que reducir el uso del automóvil también mejora la economía local?

Esta medida es ciertamente benéfica tanto para los peatones como para los comerciantes locales.

Desde la introducción de los automóviles de combustión interna (en 1886), el mundo se ha fascinado por estos medios de transporte. Sin embargo, el exceso y abuso de ellos provocó un desbalance en los recursos naturales del planeta, y por tanto, su destrucción; es decir que, al consumir exorbitantemente estos bienes de la naturaleza, se olvidó de regresar la misma cantidad de lo acaparado, provocando serios problemas de supervivencia en el mundo.

Como un método de contención y prevención de futuras crisis ecológicas, se han propuesto varias medidas que fomentan el cuidado en varios aspectos tanto del medio ambiente como del estilo de vida de los individuos. Una de ellas es la reducción del uso de los automóviles, derivado a leyes locales según el país o la ciudad.

Un ejemplo es la prohibición de este medio de transporte en las calles centrales de Roma (Italia). Esta medida fue ciertamente benéfica tanto para los peatones como para los comerciantes locales. De acuerdo con las referencias de los ciudadanos, ha habido un aumento del 30 por ciento de ingresos: “Antes, con los automóviles estacionados y el miedo a ser asaltado, las personas no veían las tiendas. Ahora, lo hacen.” Parece ser que las personas tienden a invertir más en productos que pueden ver casi directamente, en vez de hacerlo desde la ventanilla de un automóvil.

Otro ejemplo es la ciudad de México, donde las calles del Centro Histórico están enfocándose en el circuito del peatón. Con la reestructuración vial, el gobierno federal permitió encontrar un balance entre el ingreso de los locales, la reducción del uso de los automóviles y el aumento del ejercicio a través de la caminata. Es decir que existe la posibilidad de encontrar una relación más saludable con este medio de transporte.



¿Qué alimentos necesitas ingerir antes de salir a correr?

Se trata de un ejercicio que requiere de rituales y de mucha paciencia para gozar de los resultados a nivel físico, emocional y hasta cognitivo.

Correr no es la actividad favorita de muchos, ya que ciertamente la tildan de aburrida, dolorosa o sin un objetivo en concreto. Sin embargo se trata de un ejercicio que requiere de rituales y de mucha paciencia para gozar de los resultados a nivel físico, emocional y hasta cognitivo.

Por lo que, de acuerdo con Agustín Rubio, el director del curso de Iniciación al running de Running Company, cuando las personas se deciden a correr, quieren obtener resultados muy rápidos: “Creen que pueden hacer 20 minutos seguido. Si no cumplen sus expectativas, se frustran y abandonan. No se percatan de que el cuerpo humano responde mejor a pequeñas dosis (menos tiempo) y repitiendo más días a la semana. Lo mejor es empezar por hacer un minuto de carrera y dos caminando e ir aumentando en días posteriores según nos pida el cuerpo. Es sí, en el entrenamiento no hay que darlo todo. Se aconseja quedarse con un poco de ganas de seguir para favorecer la motivación de volver al día siguiente.”

Para comenzar es necesario sentirse cómodo para no fatigarse y controlar el ritmo cardíaco; por lo que otro consejo (tanto para principiantes como avanzados es la alimentación) antes del ejercicio. ¿Qué se debe comer para que nuestro cuerpo no sufra?

Dos horas antes de la actividad física, es recomendable ingerir entre 400 y 300 calorías en carbohidratos, proteínas y grasas saludables. Como por ejemplo, pollo asado con quinoa, pasta de grano entero con queso y vegetales, sandwich (o bagel) de mantequilla de maní y mermelada, yogurt griego con fruta, nueces y granola, pescado asado con aguacate y mango, smoothie verde, yogurt y fruta, omelet de queso y vegetales con un pan tostado. Evita entonces el brócoli, cebollas y frijoles; sopas con base en crema, hamburguesas, papas fritas y helado.

Una hora antes de la actividad física puedes consumir 150 calorías en un snack fácil de digerir con carbohidratos y poca proteína. Por ejemplo: pan tostado sin mantequilla, plátano y nueces, cerezas, crackers de grano completo y hummus, un plato pequeño de cereal, una barra de nueces y fruta, tiras de queso y zanahorias. Evita la manzana, la pera y el melón (ya que producen gases).

Entre 30 y quince minutos antes de la actividad física, sólo consume pequeñas dosis de carbohidratos digeribles. Como la mitad de un plátano, salsa de manzana, crackers con poca sal y pasas. Evita porciones grandes de proteína y carbohidratos, así como de grasas saturadas y altos niveles de fibra; como la pasta, bagel y queso crema, pollo frito, granola o barra energética.

Recuerda que la hidratación es esencial, por lo que beber alrededor de 600 ml entre una y dos horas antes de la actividad física. Hay que ser realistas y tomar consciencia que los resultados de correr van a llegar con la constancia y la repetición. “Los resultados son rápidos pero no inmediatos. Al menos hay que correr tres semanas, cinco días a la semana para notar sus efectos en el cuerpo.”



10 mil pasos al día: el mito que mejorará tu salud

Durante muchos años se ha asegurado que 10 mil pasos son una medida idónea para mejorar la salud, y aunque esto no se reconoce oficialmente, puede ser un buen pretexto para incorporar el ejercicio físico a tu vida diaria.

Desde hace varias décadas han existido numerosas campañas para incorporar el ejercicio a la vida diaria, especialmente las rutinas urbanas en donde parece que queda poco tiempo para tratar bien al cuerpo y ocuparse de la salud. Así, por ejemplo, alguna vez se dijo que subir un escalón implicaba una ganancia en segundos de vida, o ahora la consigna de hacer “30 minutos de ejercicio al día” goza de enorme difusión.

En este sentido, otros de estos saludables mitos se refiere al supuesto tope de “10 mil pasos al día” para traer bienestar a nuestro cuerpo. ¿Pero se trata de una medida real? Las opiniones son encontradas. En este estudio, por ejemplo, mujeres que adoptaron el hábito por 6 meses, vieron reducida su presión arterial, y mujeres con sobrepreso mejoraron en sus exámenes de glucosa.

Sin embargo, instituciones de salud pública de Estados Unidos no han adoptado los 10 mil pasos como una recomendación oficial. El Centers for Disease Control and Prevention, por ejemplo, aconseja 150 minutos por semana de actividad moderada, lo cual equivale a entre 7 mil y 8 mil pasos.

Catrine Tudor-Locke, directora del Walking Behavior Laboratory del Centro de Investigación Biomédica Pennington, asegura que en un día normal pueden caminarse hasta 5 mil pasos, y un periodo extra de 30 minutos podría llevar esta suma a los 8 mil.

Por otro lado, si decides hacerte de un podómetro (un pequeño aparato para contar los pasos), la reconocida Clínica Mayo recomienda aumentar mil pasos por día como reto, hasta alcanzar lso 10 mil.

Algunas de estas ideas han sido comprobadas en sus beneficios por la ciencia, otras solo son creencias populares y no necesariamente verosímiles, pero en cualquier caso se trata de acciones mínimas que pueden tomarse, literal y figuradamente, como el primer paso para una vida más sana.

También en Ecoosfera: Ocho beneficios extraordinarios de salir a caminar

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca