Mira a este granjero hechizar a 380 vacas con su trombón (VIDEO)

Derek Klingenberg, granjero de Kansas, se grabó en la pradera tocando una famosa canción en su trombón para atraer a su ganado de 380 vacas.

A los animales les encanta la música. Pero no solo eso, parecen tener una atracción especial hacia ella, como si se sintieran magnetizados o incluso hipnotizados cuando la escuchan. Es sabido que las vacas, por ejemplo, dan mejor y más leche cuando escuchan música lenta y melódica. Algo tienen las vacas que son entrañables y pacíficas como pocas otras especies (quizá los cebúes, las ballenas, los elefantes), baste ver este video en que un granjero de Kansas las atrae con una canción que toca en el trombón.

Derek Klingenberg, el granjero, se filmó en una pradera enorme mientras hechizaba con su música a 380 vacas lecheras. La canción que escogió fue, extrañamente, la sonadísima “Royals”, de Lorde, pero al son de su trombón parece una canción tradicional o folclórica. Después de subir el video a Youtube, el Internet inmediatamente lo acogió como “serenata a las vacas” y lo viralizó. Pero este tipo de videos virales es el mejor de todos; el único que justifica su híper-expansión mediática porque es, en pocas palabras, inspiración. Disfruta viendo a las vacas.

 



Importancia de una cultura ambiental para el desarrollo de obras marítimas y de protección costera

En la zona costera y marítima también se construyen obras tales como puertos marítimos y obras de protección costera; sin embargo, esta zona es muy dinámica, y por tanto los impactos generados suelen ser en gran medida negativos.

Autor: Ricardo Moreno

Cualquier obra de infraestructura que el ser humano construye para su beneficio genera un impacto sobre el medio ambiente, sin embargo este impacto no siempre resulta ser positivo. En la zona costera y marítima también se construyen obras tales como puertos marítimos y obras de protección costera; sin embargo, esta zona es muy dinámica, y por tanto los impactos generados suelen ser en gran medida negativos, pues muchas veces lejos de dar solución a los problemas que se quieren resolver, al modificarse los procesos naturales que allí acontecen, se afectan de manera negativa los ecosistemas costeros perjudicando el ecosistema costero entero.

A pesar de que las obras costeras y portuarias tengan un óptimo diseño ingenieril, en algunos casos no siempre funcionan como fueron previstas, y esto se debe principalmente al mal enfoque que se les da, pues en su mayoría se diseñan y planean considerando solo la parte ingenieril, sin tomar en cuenta que el sistema costero es un sistema complejo en el cual intervienen también factores oceanográficos, ambientales, sociales, culturales, políticos y económicos.

En este ensayo se mencionan algunos de los principales problemas a los que se enfrentan los ingenieros para desarrollar proyectos marítimos y costeros, y a su vez los problemas ambientales que este tipo de obras conlleva. Se recalca también la importancia en que aquellos que desarrollan o están involucrados en este tipo de proyectos tengan una cultura ambiental en su formación para que de esta esta manera se basen en una gestión integral de zonas costeras y así tener un desarrollo de infraestructura costera más amigable con los sistemas costeros y marítimos.

Las obras marítimas como puertos, muelles, infraestructura pesquera, se utilizan como detonante económico ya sea a escala local, regional o nacional. Además, las obras de protección costera se utilizan generalmente para proteger las zonas de maniobras y obras interiores de los puertos, para evitar la erosión costera, contra inundaciones costeras, proteger contra aumento del nivel del mar, evitar el azolve de bocas de lagunas, encauzar corrientes costeras, interrupción del transporte litoral, ganancia de terrenos al mar y para proteger zonas de maniobras en el interior de un puerto por mencionar algunos. Para cualquiera de este tipo de obras es importante entender que la zona costera es un sistema natural único donde coinciden tres sistemas ambientales, la tierra, el agua y el aire, por lo que se dice que son sistemas muy complejos y dinámicos ya que intervienen gran cantidad de procesos (Carter, 1991 y Martínez, 2009).

Desafortunadamente no siempre se tiene presente la complejidad de los sistemas costeros, pues muchas veces la solución no es integral ya que comúnmente la alternativa propuesta considera solo la parte técnica, y solo de manera muy superficial los demás factores como el medio ambiente, la sociedad, la política, la cultura, los cuales también son importantes. La formación de recursos en este ámbito es una respuesta posible para atender la problemática. En México, la formación de recursos se da frecuentemente de manera disciplinaria. Por ejemplo, los ingenieros para diseñar obras no se les enseña adecuadamente la relevancia del medio ambiente y las consecuencias de modificarlo, por lo que no están conscientes de la verdadera problemática que trae consigo este tipo de obras.

En México, las personas que se preparan para ser ingenieros civiles llevan sólo de manera superficial el tema ambiental dentro de las obras de infraestructura. Existe desde mi parecer, un menosprecio por los posibles impactos y las consecuencias generadas que conlleva toda obra de infraestructura portuaria y costera. Por eso es importante generar una cultura ambiental dentro de la formación de las diferentes disciplinas que tienen relación con el desarrollo costero pues de esta manera podremos dar soluciones más integrales a los proyectos de infraestructura costera y portuaria.

Otro factor importante que influye en el buen planteamiento de los proyectos de obras marítimas y costeras es la información que se utiliza. Son varias las razones por las cuales la información utilizada para llevar a cabo los proyectos no siempre es la más adecuada. Por un lado, el tiempo para llevar a cabo los estudios es crucial, pues para este tipo de proyectos que involucran la zona costera se recomienda hacer campañas de medición por periodos largos y en varias temporadas, para poder tener datos objetivos y cuantitativos, sin embargo muchas veces estas campañas no se llevan a cabo como deberían, ya sea por falta de recursos o por falta de tiempo, lo cual incide de manera significativa en los estudios que son base para los proyectos. Por otra parte la carencia de información y bases de datos útiles para soportar los resultados también es muy escasa en nuestro país. En resumen, los estudios de impacto ambiental no se hacen como deberían y obviamente los resultados a largo plazo no son los esperados.

Las consecuencias de no llevar a cabo un buen proyecto de obras marítimas y costeras se ve reflejado en gran medida en el medio ambiente, ya que la construcción de este tipo de obras puede alterar los procesos naturales de transporte litoral, se generan cambios de salinidad de las aguas estuarinas, se incrementa la contaminación y en general se afectan las características de los ecosistemas naturales. Estos impactos, sumados a los de orige natural como son, tsunamis, ciclones, lluvia y los efectos del cambio climático, son una amenaza ya que pueden incrementar la vulnerabilidad de las poblaciones, biodiversidad, infraestructura, actividades económicas, y servicios públicos cercanos (Vergara, 2007).

Pero no basta con dar una solución integral a las problemáticas que enfrenta la zona costera, pues aunque exista tal solución, no siempre se lleva a cabo por diferentes razones. Una de ellas es debido a lo que se explica en la tragedia de los comunes de Hardin (1968), pues muchas veces los intereses personales de aquellos que quieren llevar cabo este tipo de proyectos son para obtener un beneficio propio lejos del bien común, por lo que poco les importa los daños ocasionados al medio ambiente o a las personas locales, las cuales lamentablemente no siempre resultan beneficiadas por este tipo de proyectos. De aquí la importancia de que aquellos involucrados en el desarrollo de este tipo de obras tengan una cultura ambiental que les permita dar la una solución integral para este tipo de proyectos.

Todo lo anterior nos hace pensar que es mejor no construir obras en la zona costera a menos que se haga un exhaustivo análisis, lo cual pareciera que es pedir mucho. Sin embargo, fundamentando los proyectos por medio de diversos estudios interdisciplinarios y basados en una gestión integral de zonas costeras como la expuesta por Pérez-Careiyo et al. (2016) o considerando manuales de manejo costero como los de Olsen et al. (1999) o Heileman (2006) lo cual permita prever los impactos positivos y negativos de este tipo de obras, es posible llevar a cabo proyectos amigables con el medio ambiente. Nuestra sociedad necesita de este tipo de obras para el progreso, siempre y cuando se respete el medio ambiente, ya que de seguir como hasta ahora, no tardaremos en acabar con nuestro planeta en menos tiempo del que se espera.



Los cuervos poseen una inteligencia superior a un niño de 4 años, estudio

Esto sugiere que los cuervos “toman decisiones para un futuro más allá de su contexto sensorial del momento”

Los animales, a diferencia de los humanos, no poseen raciocinio, la capacidad de razonar a través del lenguaje verbal. Sin embargo gozan de inteligencia asociada con una fuerza innata de supervivencia, la cual puede en ocasiones sorprender a los humanos por lo maravillosa que es la naturaleza. Este es el caso de los cuervos, que de acuerdo con un estudio publicado en Science, tienen una habilidad de planificación superior a la de un niño de cuatro años de edad, orangutanes y chimpancés. 

Si bien a estos pájaros se les conoce principalmente por su habilidad de esconder sus alimentos para consumirlos después, ahora los científicos observaron que esta especie es capaz de tomar herramientas para eventualmente utilizarlas y realizar trueques con humanos para recibir futuras recompensas. Incluso, agregan los investigadores de Lund University, en Suecia, desarrollan ejercicios de autocontrol, pues para recibir una mejor y mayor recompensa son capaces de esperar hasta el día siguiente.

Esto sugiere que los cuervos “toman decisiones para un futuro más allá de su contexto sensorial del momento”; es decir, gozan de la habilidad de planificar a futuro en la vida en general. Tan sólo en términos de trueque, los cuervos “tienen un mejor desempeño que los orangutanes, bonobos y particularmente los chimpancés.” En palabras de los investigadores: 

 

 

 

La habilidad de flexibilizar el plan por eventos fuera de su amplitud sensorial de ese momento es la esencia del ser humano y es crucial para la vida diaria de la sociedad. Los estudios con simios han formado la creencia de que esta es una habilidad evolutiva de un linaje homínido. Los córvidos, por otro lado, evidencian su capacidad de planificación en la dosificación de comida, sin embargo esto sólo fue una sugerencia a un reflejo adaptativo muy específico. Aquí mostramos que los cuervos planifican para eventos que no se relacionan con esconder comida, usar herramientas ni hacer trueques, en un periodo superior a la 17 horas. Aquí mostramos que ejercen el autocontrol y consideran una distancia temporal para eventos futuros. Su desempeño se asemeja a lo que se ha visto en simios y sugiere que la capacidad para planificar evolució independientemente en córvidos, los cual vislumbra nuevos caminos en el estudio de la evolución cognitiva. 



Planean modificar genes de vacas para sobrevivir a las olas de calor

Los científicos alegan que se trata de un proyecto que proveerá carne de vaca de calidad, incrementando la eficacia del proceso pese a las dificultades del cambio climático

Frente a los grandes impactos del cambio climático, como olas de calor, grupos de científicos intentan encontrar maneras de salvar la diversidad tanto animal como vegetal de numerosos sitios. En el caso de la University of Florida Institute of Food and Agricultural Sciences –UF/IFAS–, su plan es crear vacas cada vez más resistentes a los aumentos de temperatura. Para ello han conseguido la inversión federal de 733 000 dólares para un proyecto de investigación de tres años. 

Los científicos alegan que se trata de un proyecto que proveerá carne de vaca de calidad, incrementando la eficacia del proceso pese a las dificultades del cambio climático. El primer paso es conducir la investigación en torno a las vacas que ya sobreviven al calor al identificar la manera en que regulan la temperatura corporal; el segundo, usar el gen como una herramienta de edición que permita a las demás vacas sobrevivir. 

Para Dr. Rachel Mateescu, profesor asociado en UF/IFAS, “el estrés del calor es un factor limitante en la producción de proteínas animales, y está afectando negativamente en la salud y bienestar en regiones tropicales y subtropicales.” Este impacto podría impactar en la industria alimenticia así como en la supervivencia de estas especies. Para los investigadores, el cambio climático está cambiando fundamentalmente al planeta, al grado que se ha alterado incluso la genética tanto de animales como de humanos, y el funcionamiento de todos los ecosistemas terrestres, aéreos y marítimos. 

Sin embargo, las investigaciones relacionadas con la alteración genética en animales han sido muy controversial en las últimas décadas.  ¿Acaso se tiene que provocar cambios drásticos en la naturaleza para poder preservarla o deberemos aprender a respetarla y aceptarla tal y como es?

 

 



Granjeros de Malasia ponen música clásica a sus gallinas

Mozart es el repertorio que, según los directivos de la empresa, disminuye notablemente el estrés en estas aves.

Las pésimas condiciones en las que millones de animales viven, repartidos en granjas, y en un encierro ofensivo, han hecho que numerosos ganaderos modifiquen y mejoren las condiciones en que viven sus animales.

En algunos sitios se ha documentado cómo, por ejemplo, las vacas escuchan música clásica, y verdaderamente funciona para calmarlas. Esta tendencia se ha expandido a otro tipo de animales por los probados efectos benéficos de la música para ellos. Un estudio de 2008, por ejemplo, develó cómo la música clásica disminuía los comportamientos anormales en los elefantes.

En Malasia, la compañía Kee Song Group, asentada también en Singapur, está poniendo música de Mozart a sus gallinas, quienes además como snack se alimentan de ricos probióticos y en su crianza se prescinde de hormonas o de drogas. 

La idea es tener gallinas que vivan en condiciones más dignas; también aplican un lineamiento de salubridad especial en el lugar. La música, según los directivos de la empresa, verdaderamente funciona para que las gallinas mejor.



Ponle esta música a tu gato y te lo va a agradecer (científicamente comprobado)

Los sentidos de los animales son muy distintos a los humanos. Un nuevo estudio revela que son capaces de apreciar la música hecha para sus sentidos.

Como humanos solemos creer que nuestros sentidos son un medio universal para entender la realidad. Vamos especulando con el entorno a través de ellos pero pocas veces los cuestionamos. En el mundo de los animales, sus sentidos son distintos los nuestros, y en ocasiones lo olvidamos. 

Respecto a la música, por ejemplo, hay estudios que sugieren que los animales suelen no apreciarla (aunque muchos dueños de mascotas que aseguran lo contrario). Sin embargo, según el investigador Charles Snowdon de la Universidad de Wisconsin-Madison, el error está en que los animales suelen no escuchar la música humana pues ellos perciben otras frecuencias –por ejemplo, a las ratas no les gusta Mozart pues ignoran frecuencias menores a los 4,000 hertz.  

En un estudio anterior se creó con éxito música para estimular la percepción sonora de un mono. Ahora Snowdon, tras analizar el tipo de frecuencias y tiempos que perciben los gatos, compuso una pieza especial para ellos. 

A continuación podrás escuchar (junto con tu gato) una pieza específicamente diseñada para ser apreciada por él:

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca