Mascarilla natural para fortalecer a tu cabello

Sin importar el color, el estilo o el largo, cada cabellera es una declaración a nuestra entidad.

El cabello, rizado,  lacio, quebradizo, corto, largo o a la altura de los hombros, es uno de los símbolos que más empodera al ser humano. Gracias a él, tanto una mujer como un hombre pueden son capaces de reforzar su cuerpo, sus gustos y personalidades. 

Sin importar el color, el estilo o el largo, cada cabellera es una declaración a nuestra entidad. Por lo que, para reforzar este empoderamiento, es importante ayudar a nuestro cabello a mantenerse sano y brillante.  

En las tiendas de autoservicio es fácil encontrarse con incontables productos que prometen resultados magníficos; sin embargo, la mayoría de ellos cuentan con ingredientes químicos que son, a la larga, nocivos tanto para la salud como para el medio ambiente. Por ello te compartimos una mascarilla natural que puedes realizar en la comodidad de tu hogar: 

Ingredientes: Aceite de oliva, de albaricoque, de almendras dulces o de jojoba. Y una planta medicinal, como el romero, salvia, manzanilla, pétalos de rosa o flores de gordolobo. 

Instrucciones: 

– En un frasco limpio de cristal, coloca, machacada, ¾ de la planta medicinal que escogiste. Después, añade el aceite de tu elección hasta que la planta esté completamente cubierta. 

– Déjalo reposar en una zona soleada (sin el sol directo) durante dos semanas. Mueve los frascos diariamente. 

– Pasadas las dos semanas, cuela y envasa en un bote de cristal opaco. 

Instrucción de aplicación: 

– Primero, con el cabello seco, masajea durante algunos minutos el cuero cabelludo dejando que el aceite alcance cada rincón. Después, coloca un poco de aceite hasta las puntas. 

– Deja reposar durante 15 minutos. 

– Coloca una toalla caliente alrededor del cabello y espera dos horas. 

– Finalmente enjuaga con agua templada, aplicando el champú al final. 



¿Qué ocurre con tu cabello tras 6 meses de no usar shampoo?

De acuerdo con investigaciones de Greenpeace, el shampoo sintético se encuentra relacionado con la deforestación de áreas verdes a causa de la extracción de aceite de palma

En los últimos años el movimiento de no poo (del inglés no shampoo) ha motivado a cuidar la higiene capilar sin el uso de un shampoo comercial. Este movimiento tuvo su origen durante la década de los 70, cuando el uso de los shampoos sintéticos se volvió norma social diaria. Esto produjo ciertas consecuencias tanto en el medio ambiente como en el cuerpo del usuario.

El uso constante de los shampoos sintéticos provoca el retiro de los aceites naturales del cuero cabelludo, por lo que este requiere producir el doble para compensar dicha ausencia. De modo que se genera un círculo vicioso en el que, para evitar el exceso de los aceites naturales, se requiere el shampoo sintético

Y de acuerdo con investigaciones de Greenpeace, el shampoo sintético se encuentra relacionado con la deforestación de áreas verdes a causa de la extracción de aceite de palma, lo cual ha puesto en peligro de extinción a varias especies, como el tigre de Sumatra y el orangután de Tanjung Puting.

En su libro In Happy Hair: The Definitive Guide to Giving Up Shampoo (Con un cabello feliz: la guía definitiva para renunciar al shampoo), Lucy Aitken Read da a conocer los resultados efectivos de no utilizar shampoo durante 2 años (y contando). Aunque admite que al principio era incómodo por la etapa olorosa y grasosa, su cabello se tornó más fuerte, sano y brillante pasando esa fase. 

El consejo entonces es resistirse a esa etapa, mantenerse constantes y aguantar durante un par de días. Después opta por alternativas naturales que fortalezcan y limpien el cabello, tales como bicarbonato de sodio o vinagre de sidra de manzana. Basta con que repitas ese proceso cada 5 o 7 días mientras que, diariamente, lava tu cabello con agua. 

Instrucciones: en una jarra de vidrio, revuelve agua con dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Vierte la fórmula en tu cabello, enjuaga. Luego, en la misma jarra de vidrio, vuelve a revolver dos cucharadas de vinagre de manzana y agua. Vuelve a verter la fórmula y enjuaga casi inmediatamente.



TOP: ¿Qué alimentos son ricos en proteína si eres vegetariano o vegano?

La proteína, un importante componente en cada célula corporal, es la encargada de la producción de enzimas y hormonas que regulan el óptimo funcionamiento del organismo

La proteína, un importante componente en cada célula corporal, es la encargada de la producción de enzimas y hormonas que regulan el óptimo funcionamiento del organismo. Cabello, uñas, tejido, músculo, huesos, cartílago y sangre son sólo algunos de los miembros influidos por la presencia (o ausencia) de este químico natural.

Entre los carbohidratos buenos, la proteína es un macronutriente que el cuerpo necesita en grandes cantidades. Esto sucede ya que el organismo no almacena la proteína, necesitando de su constante consumo.

A lo largo de los años se ha esparcido el mito de que la proteína aumenta el tamaño de los músculos. La realidad es que el ejercicio es el que aumenta la masa muscular; la proteína se encarga del buen funcionamiento del organismo. Demasiada proteína no da más fuerza.

La cantidad depende principalmente del desarrollo del individuo. Por ejemplo, un adolescente necesita consumir alrededor de tres porciones al día para lograr un total de 200gr; un niño de entre 2 y 6 años, una mujer y personas mayores, sólo dos porciones al día, entre 150 y 170gr (dependiendo de la actividad física).

¿Qué alimentos son ricos en proteína si eres vegetariano o vegano?

Tempeh

Lentejas

Leche de soya

Edamame

Seitán

Tofu

Frijoles

Arroz café

Arroz blanco

Brócoli cocido

Semillas de girasol

Quinoa

Espinacas cocidas

Aguacate

Pan de grano entero

Guisantes o chícharos

Anacardos

Sémola (ajonjolí)

Semillas de chía

Semillas de lino

Bulgur

Mantequilla de maní

Mantequilla de girasol

Papas rojas

Cebada

Fotografía principal: Jacinta lluch Valero / Flickr



Aprende 17 alternativas para reutilizar el tapete de yoga

Reutiliza el tapete de manera alternativa y eficiente, como tapete para un picnic o para tomar el sol en la playa.

La postura de la montaña, el perro boca abajo, la postura del guerrero, la postura del árbol, el puente, la postura del triángulo, la posición de torsión, postura de cobra, la postura de niño. ¿Estos nombres son familiares para ti?

En caso que seas un yogui o yoguini, reconocerás fácilmente tanto el nombre como la postura corporal que implican realizar esos movimientos. Inclusive puedes traer a la mente las sensaciones de relajación y de equilibrio tanto físico como mental, que esta actividad implica.

Basta con practicar yoga durante cinco minutos cada vez que lo desees (y en donde sea posible), para disfrutar de los beneficios que genera la actividad, como el equilibrio tanto del cuerpo como del alma, un mejoramiento a nivel muscular, bioquímico y genético, brindando vitalidad e inmunidad al cuerpo, reforzando la plasticidad de las neuronas y mejorando tanto los procesos cognitivos como los emocionales.

Sin embargo, hay ocasiones en que no nos da la vida para practicar yoga (o simplemente no fue nuestro deporte favorito). Arrumbamos el tapete que podríamos reutilizar de manera alternativa y eficiente. ¿De qué manera?

Utilízalo como una tabla para anuncios.

Como manteles y portavasos.

Como almohadillas protectoras para el piso, y que puedes pegar en las patas de los muebles.

Forra algún cajón para prevenir golpes.

Haz una caja casera para guardar la computadora portátil.

Como tapete para apoyar las rodillas mientras haces jardinería.

Como un tapete para el coche, donde puedan estar las mascotas o las compras del supermercado.

Úsalo como un absorbente, debajo de los tapetes.

Utilízalo como colchón cuando vas de viaje.

Haz un tapete para el mouse de la computadora.

Córtalo a la medida del cojín del asiento para añadir un poco más de relleno a las sillas.

Usarlo como un asiento portable para ir a la playa o en picnics (en vez de una toalla).

Haz figuras, letras, números o cualquier objeto para que los niños jueguen con ellas.

Dónalo a albergues de animales.

Úsalo para empacar objetos frágiles.

Colócalo en el parabrisas del coche para cubrir el interior del sol.

Como un protector de vasos para bebidas frías o calientes.

Utiliza tu imaginación: existen numerosas opciones para reutilizar tu tapete de yoga. 



Niño africano construye emisora de radio con objetos reciclados (VIDEO)

Doe Kelvin es un joven originario de Sierra Leona, África, que construyo una pequeña emisora de radio para beneficio de su familia y comunidad.

Doe Kelvin, de tan solo 15 años, ha creado de la nada una pequeña emisora de radio para el beneficio de su familia y comunidad ubicado en la Sierra Leona, África.

Kelvin relata que al ir caminando por las calles de su comunidad fue encontrando cables y diferentes componentes, que para la demás gente era simple basura, pero para el joven visionario fue algo que le ha cambiado la vida, al demostrar su talento.

“Si en nuestra comunidad tenemos una estación de radio, los vecinos podrán debatir sobre cuestiones que les afectan y mejorar a la par” explicó Kelvin. “Mi próximo invento será un molino de viento” agregó.

Al conocer el talento de Kelvin el Instituto Tecnológico de Massachussets, (MIT) lo invitó a para tres semanas en sus instalaciones para capacitarse y pulir su talento, “Es una gran oportunidad para mi”, declaró el joven.

[CassetteBlog]



Jóvenes en Nepal diseñan panel solar a partir de cabello humano

Los cabellos pueden utilizarse como conductores de electricidad. Eso descubrió un joven de 18 años de Nepal, quien remplazó el silicón en unos paneles solares. Esto podría reducir costos y remplazar materiales plásticos por uno que es 100% renovable.

La melanina, el pigmento en el cabello, es sensible a la luz y puede utilizarse como conductor (por algo se eriza el cabello cuando lo frotamos con un globo). Esto concluyó Malin Karki, un joven de 18 años de Nepal, quien armó un panel solar que utiliza cabellos en lugar de silicón.

Por varios años, Malin Karki ya había tratado de crear algún medio de obtener energía renovable, sobre todo de corrientes de agua. Fue hasta que leyó un libro de Stephen Hawking y que discutió las formas de crear energía estética a partir del cabello, que se le encendió el foco.

Karki y sus compañeros de escuela en Katmandú, presentaron un prototipo de sólo 40 centímetros que es capaz de cargar la batería de un celular o un conjunto de baterías. Los paneles pueden trabajar con 9 voltios o 18 watts de poder y cuestan alrededor de 38 dólares. La ventaja es que, si se produjeran en serie, sus costos se reducirían a menos de la mitad.

La otra ventaja evidente es que el cabello es un material 100% renovable, y se encuentra a la disposición de todo el mundo. Así que el prototipo de Karki es una opción muy completa para abaratar los paneles solares y hacer que la energía solar sea accesible incluso a las regiones con menores capacidades económicas.

[inhabitat]

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca