Cómo hacer un terrario de bosque, paso por paso

Los terrarios son hermosos y autosustentables (se riegan solos). Aquí te decimos los sencillos pasos a seguir para hacer pequeños terrarios en frascos de cocina.

Los terrarios han adquirido mucha fama estos últimos años, y no es difícil saber por qué. Para las personas que viven en departamento, sobre todo, tener espacios verdes contenidos en botes de cristal es una manera de tener un jardín. Un terrario, si lo cuidas, siempre estará verde. Lo más importante es que esté bien cerrado el frasco para que se evapore el agua y luego “llueva” de regreso a las plantas. Siguiendo estos pasos puedes construir tu propio mini bosque para tener en casa.

 

Materiales

-Frascos de cocina

-Musgo

-Plantas pequeñas (opcionales)

-Carbón horticultural

-Tierra para maceta

 

Pasos:

 

Paso 1

El musgo es lo púnico que necesitas para tener un paisaje hermoso, e incluso puede germinar hierbas muy estéticas. Pero puedes plantar otras especies también, como una orquídea, por ejemplo, o plantes verdes con hojas pequeñas.

 

Paso 2

Cubre el fondo del frasco con carbón horticultural y luego vierte una capa de tierra para maceta de no más de una pulgada de grueso. Añade las plantas si quieres, y luego cubre la tierra con musgo. Asegúrate de que las hojas, pétalos y tallos no toquen el vidrio. Rocía dos veces con agua y ponle la tapa al frasco.

 

Paso 3

Coloca el terrario en un lugar con luz difusa. Si se forma mucha condensación, dale al terrario un poco menos de luz o remueve la tapa por dos horas.

 

 

Más en Ecoosfera

¿Cómo hacer una mesa en forma de terrario?

Una guía sencilla para hacerte un terrario del desierto

 



Indígenas mayas piden apoyo para reducir los efectos de la soya transgénica

Con el documental “¿Qué les pasó a las abejas?”, comunidad maya busca preservar patrimonio biocultural.

En los últimos años tanto ambientalistas como políticos han demostrado una sincera preocupación en relación con la extinción de las abejas. De hecho, y de acuerdo con la Universidad de Reading, las subespecies de este polinizador han ido disminuyendo gradualmente en todo el mundo. Por lo menos, y hasta ahora, cuatro especies de abejorros se han extinto en Europa, y otros más en Norteamérica y China. 

Entre las causas más comunes de la extinción de las abejas es el plaguicida imidacloprid, de Bayer, en las plantas como el maíz y las verduras de hoja, generando un potencial riesgo para las plantas que atraen a los polinizadores y a las colmenas. Según los datos de la Agencia de Protección Ambiental –EPA, por sus siglas en inglés–, se encontraron concentraciones de 25 tipos nocivos de imidacloprid por millones de cítricos y plantas de algodón, lo cual ha provocado la disminución drástica de la población de abejas al dañar su cerebro y, por tanto, sus capacidades motrices –principalmente a la hora de volar–. 

Frente a esto, comunidades mayas planean realizar un documental titulado ¿Qué les pasó a las abejas?, el cual promueve la proclamación de una ley que prohiba de manera definitiva la siembra de soya transgénica y el uso del pesticida. Para ellos es importante anunciar esta situación que ha impactado negativamente en la apicultura y el medio ambiente de la región. 

La directora y productora del proyecto, Adriana Otero, ha anunciado que el documental pretende “apoyar el movimiento maya que lucha a favor de los derechos territoriales y humanos, los cuales han sido violados en repetidas ocasiones por malos manejos de las autoridades federales y de empresas como Monsanto.” Con el objetivo de lograrlo, tanto los de la comunidad indígena como la productora, abrieron una cuenta en la plataforma Kickstarter para recaudar los fondos necesarios para la producción del documento. Hasta el momento han reunido 43 295 pesos de los 120 000 que tienen como meta. 

Ve aquí el trailer de ¿Qué les pasó a las abejas?

abeja_imagenes-de-fondo-hd 

Esta idea comenzó con una nota periodística que denunciaba la desaparición de las abejas en el estado de Campeche, en México. Otero comentó que se trataba de una noticia sobre un apicultor campechano, Gustavo Huchín, quien recaudaba firmas por medio de la plataforma Change.org para exigirle a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que detuvieran el permiso de la siembra de soya transgénica y así salvar la selva maya. Agregó: “Me sorprendió la visión y compromiso de Don Gustavo y siendo documentalista me pareció que sería una gran historia por contar”. Fue así que empezó a idear, junto con un equipo de cineastas independientes de Yucatán y Campeche, para realizar el documental; entre ellos se encuentran: Maricarmen Sordo –cinefotógrafa–, Alberto Palomo –sonidista y compositor musical–, Juan Cervera –productor en línea–, Robin Canul –director y fotógrafo– y Adriana Otero –director y productor general–.

Aunque en 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación falló a favor de las comunidades mayas para prohibir la siembra de soya transgénica, hay quienes continúan realizando esta práctica sin que las autoridades tomen acciones al respecto. Por ello, Otero decidió producir un documental como una estrategia de cambio y acción ciudadana: “Nuestro objetivo es dar a conocer a los mexicanos y al público extranjero lo que sucede en el sureste del país, en la Península de Yucatán.”

De alguna manera, financiar el documental es un paso indispensable para solidarizarse con las comunidades indígenas, tanto su lucha como el objetivo de preservar el patrimonio biocultural. Otero recuerda: 

Estamos hablando de un proceso legal histórico para el pueblo maya, por lo tanto el apoyar la producción de esta película es apoyar la temática, es aliarse a las comunidades en su lucha para poder compartir esta experiencia de organización y resistencia con otros pueblos indígenas que atraviesan por procesos similares, es unirse a la defensa de un medio ambiente sano y visibilizar la forma en la que las autoridades federales tratan este tipo de situaciones que tienen que ver con la preservación de patrimonio biocultural de los ciudadanos.

En caso que desees contribuir a esta causa, dale click aquí para conocer más sobre el documental  ¿Qué les pasó a las abejas? Y para realizar pequeños actos que cuiden a las abejas de su extinción, te compartimos tres plantas que puedes agregar en tu jardín

abejas-1

Flores nativas

Las plantas más benéficas y fáciles de cuidar siempre son las nativas. Las plantas nativas se pueden encontrar en tu región, y por ello se adaptan naturalmente al clima. Las flores son lo mejor para las abejas.

Plantas tradicionales (hairlooms)

La hibridación de muchas flores ha creado capullos resistentes y bellos, pero no significa que sean lo mejor para el ambiente de tu jardín o para el ecosistema. Las plantas de una sola germinación son más fáciles para las abejas y tienden a proveer más néctar y polen que su híbrido, las versiones de dos o más flores. Busca flores nativas, orgánicas que pudieron haber tenido tus abuelos o bisabuelos en su huerto, Por ejemplo las petunias, amapolas, margaritas, claveles, alceas, geranios y rosas clásicas. Las abejas tienen excelente percepción de color, así que no dudes en mezclar azules con morados, rojos y amarillos. Además, la variedad de formas en el jardín ayudará a que las 4,000 distintas especies de abeja tengan acceso al néctar.

Hierbas

Con las hierbas no puedes fallar. No sólo las abejas las adoran, sino que son comestibles, ayudan a controlar poblaciones invasivas de insectos, huelen y se ven preciosas. Muchas hierbas se reproducen por sí mismas, especialmente si tienes abejas que las polinicen, así que asegúrate de plantarlas donde quieres que se queden. La menta, la lavanda, el romero, la albahaca y el tomillo son muy populares con las abejas.

Descubre aquí otras ideas para plantar en tu jardín y que te ayudarán a salvar a las abejas



Esta lámpara-terrario es tan hermosa que querrás tenerla en tu casa

Esta lámpara-terrario es un ecosistema autosostebible en el cual las plantas pueden crecer durante años.

Se ha llegado a decir que la jardinería es una herramienta terapéutica efectiva e indispensable en un proceso de reencontrarse con uno mismo. Es una increíble manera de estar conectados con Eros, este dios que simboliza la vida, la motivación y el amor, que nos brinda recursos de cuidado, atención, paciencia y empatía hacia un ser vivo ajeno a nosotros; inclusive se trata de un ejercicio curioso de escuchar, a través del silencio, las necesidades de ese otro y de uno mismo. 

Aunque podamos no ser “alguien de plantas”, hacernos cargo de unos de estos seres vivos puede generar una serie de cambios sorprendentes en nuestro estado de consciencia. Hay quienes dicen que las plantas los han convertido en personas más organizadas y pacientes; otros, que fungen como una decoración importante del hogar, y así, de su propia vida. 

Para decoradores de interiores, este tipo de información es indispensable para crear nuevas maneras de integrar esta herramienta terapéutica en un sitio que fundamente el bienestar integral de una persona. Un ejemplo de ello es la lámpara-terrario Mygdal de Nui Studio, la cual brinda electricidad a la recámara y cuida al medio ambiente urbano. Se trata de llevar a cabo una arquitectura ecosustentale que tenga numerosos beneficios a nivel personal y ambiental. 

Esta lámpara es ideal en espacios sin ventanas, por lo que no requiere cuidados como ventilación o irrigación, ya que usa similitudes entre la luz del sol y los LED llevando a cabo la fotosíntesis. Es, en otras palabras, un ecosistema autosostebible en el cual las plantas pueden crecer durante años; además, es un nuevo tipo de cubierta de cristal que conduce electricidad y que es capaz de transmitirla de forma invisible por su superficie. 

Descubre cómo se realizó esta increíble lámpara-terrario: 

lampara-terrario-nui-studio-uno

lampara-terrario-nui-studio-dos

lampara-terrario-nui-studio-cuatro

lampara-terrario-nui-studio-tres

lampara-terrario-nui-studio-cinco

 

 



¿Cómo hacer una mesa en forma de terrario?

Una increíble idea de integrar la funcionalidad de un mueble, como una mesa, y la belleza de un terrario es su construcción DIY –Do it Yourself o Hágalo usted mismo–.

Un terrario es un micromundo en donde las plantas conviven en un medio ambiente y paisajes sorprendentes; un pequeño jardín para el interior del hogar que provoca el renacimiento del universo. Gracias a su proceso homeostático, su mantenimiento es sumamente sencillo: necesita mucha luz –sin estar directamente al sol–, evita los cambios repentinos de temperatura, riégalo una o dos veces a la semana –y en caso de cactus o crasas, una sola vez por mes– y retira inmediatamente las hierbas malas, hongos, plantas enfermas o marchitas. 

Una increíble idea de integrar la funcionalidad de un mueble, como una mesa, y la belleza de un terrario es su construcción DIYDo it Yourself o Hágalo usted mismo–. A continuación te compartimos las instrucciones necesarias para que no sólo la mesa adquiera una belleza natural, también el hogar. 

Necesitas: 4 láminas de plexiglás –polimetilmetacrilato o PMMA– de 60 x 45 cm, 2 láminas de plexiglás de 62.5 x 62.5 cm (o más largas), una soldadora #4 o un pegamento en una botella aplicadora con aguja, 1 lámina de 62.5 x 62.5 cm de madera contrachapada, (2) 62.5 cm 1×2 piezas de madera, (2) 66 cm 1×2 piezas de madera, tacos de 2.50 cm para las patas, 4 tornillos, un cuchillo para cortar el plexiglás, un serrucho, una perforadora, pintura y lo necesario para el terrario. 

 

Instrucciones: 

1. Hay que ensamblar la base del terrario. Construye con las piezas de madera una caja. Antes de comenzar a cortar y atornillar, es importante que procures intentar que las medidas se ensamblen. Recuerda que sólo necesitas hacer una pequeña mesa con espacios entre la base y las láminas de madera, en donde tendrán que embonar las láminas de plexiglás. El resultado tiene que quedar así: 

terrario mesa diy

2. Embona la caja para el terrario. Para pegar los bordes y las esquina, usa el pegamento con la aguja. 

terrario mesa diy dos

3. Para la parte superior, fusiona dos láminas plexiglás –una más pequeña que la otra–. De manera que cuando necesites abrir el terrario para regalo, sólo necesites levantar la lámina más grande. Tendría que quedar algo así: 

terrario mesa diy tres

4. En caso de ser necesario, rellena cada rincón con aserrín o llenador de madera. También puedes pintar la base de madera.  

5. ¡Es hora de hacer el terrario! Aquí te damos algunas alternativas sencillas y preciosas que seguramente se acomodarán a tu mesa en forma de terrario: Cómo hacer un terrario de bosque, paso a paso o Una guía sencilla para hacerte un terrario del desierto

terrario mesa diy final

 

 



20 increíbles y alternativas macetas que desearás usar para tus plantas

Se necesita sólo un poco de creatividad para integrar la naturaleza en nuestro día a día.

Las plantas son un detalle perfecto para no sólo embellecer el hogar, oficina u áreas en común, también incrementar los niveles tanto de productividad, concentración como felicidad, y absorber el dióxido de carbono que transforman en oxígeno y reducen los niveles de sequedad y polvo. Por esas razones, la naturaleza ayuda a disminuir los índices de estrés y ansiedad.

Se necesita sólo un poco de creatividad para integrar la naturaleza en nuestro día a día. Es verdad que frente a la globalización y un estilo de vida en la inmediatez, a veces puede ser difícil mantener con vida a las plantas; sin embargo, si las tenemos constantemente a la vista quizá facilite el proceso. Te compartimos 20 ideas que posiblemente harán que te intereses por las plantas en tu día a día

*Dale click en la imagen para verla en pantalla completa. 

 

 


Una guía sencilla para hacerte un terrario del desierto

Son elegantes y muy fáciles de hacerse; perfectos además para adecuar este tipo de plantas a tus espacios.

Los terrarios son una de las materializaciones más evocadoras de los jardines posibles. En un aparente encierro de cristal formamos micromundos donde las plantas que conviven ahí dentro son altamente compatibles y crean paisajes por sí mismos.

De entre las opciones de terrarios, los de plantas desérticas son muy especiales; además de prácticos, ya que las cantidades de agua que requieren este tipo de ecosistemas son ínfimas.

Aquí una guía práctica para que hagas tu terrario desértico de la manera más sencilla:

Traducción:

1.Al fondo coloca una capa de piedras.

2. La siguiente capa deberá de ser de carbón vegetal. (Ayudará a limpiar el agua y la tierra).

3. La siguiente capa debe ser un poco más gruesa que la anterior y deberá ser de musgo esfagnáceo.

4. Finalmente la última capa, y la más gruesa de todas, llénala con tierra.

5. Coloca algunas piedras y entiérralas en la superficie junto con las plantas (cactus o plantas que requieran poca agua),

6. Riega tu terrario un par de veces a la semana.

desert-terrarium-illustration

Más en Ecoosfera

¿Cómo hacer una mesa en forma de terrario?

Cómo hacer un terrario de bosque, paso por paso

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca