Nubes, árboles y ríos: espejos del espíritu

La naturaleza tiene mucho que enseñarnos, quizá porque en un nivel básico, al observarla nos reconocemos en sus formas.

En la actualidad es fácil ignorar a la naturaleza. No tenemos tiempo, corremos constantemente de un lado al otro, si tenemos suerte puede ser a pie y si no pasamos horas en automóviles o en el transporte público. Estamos desconectados, lo cual conlleva serios problemas mentales y físicos relacionados a la depresión y al estrés.

Ya lo hemos dicho antes, la mejor manera de combatir los males de nuestra época es a través de la reconexión con la naturaleza. Varios estudios científicos han demostrado que las zonas con más árboles se comenten menos crimenes, que tener plantas en la oficina nos hace más eficientes, y que el sol combate el insomnio. Lo que necesitamos es darnos un breve respiro, y para hacerlo basta con voltear a ver las nubes, los árboles y ríos, cuerpos naturales como el nuestro.

173810

¿Cómo podemos identificarnos con las nubes? Quizá se trata de no hacerlo, de aceptar que ellas flotan a su propio ritmo, indiferentes a lo que podemos sentir o querer de ellas. Si observamos las nubes vemos que se unen y separan, siempre aparentemente ligeras, un ejemplo de desapego absoluto. Sus ritmos no son constantes, pueden tener remolinos, tornarse negras en cualquier momento, sin embargo los momentos más fuertes son transitorios. En la vida de las nubes y en la nuestra, ningún estado es permanente.

the_tree_of_life_by_isacg-d4nxdpf

Los árboles, en su silencio, nos hablan de soportar el paso de los años. Sus troncos muestran el daño causado por plagas, insectos, y demás fuerzas naturales. La vida de los árboles no es fácil, sin embargo ellos no se rinden; mientras más arraigan sus raíces en la tierra más crecen con ramas extendidas hacia el cielo. El crecimiento es simultáneamente interno y externo. Los árboles permanecen de pie en los tiempos más difíciles, inviernos, sequías y tormentas, se adaptan, sobreviven. Pueden perder sus hojas y ramas, pero se mantienen. En tiempos de abundancia crecen, dan flores y frutos embelleciendo el mundo.

tumblr_lyfnlfWJOY1qcy0o0o1_400

Los ríos, riachuelos y otros cuerpos de agua son, literalmente, las fuentes de la vida, pero también sonorizan todo lo que los rodea, nos arrullan y crean ambientes de reflexión. En temporadas de lluvia su caída es más fuerte, al igual que los árboles se adaptan a las temporadas y nunca son el mismo. Nada nos remueve del ajetreo de las ciudades como el sonido de un río, un movimiento azaroso y extrañamente melódico que nos permite los más bellos momentos de introspección.

Pero en el mundo en el que vivimos la mayoría, en enormes ciudades de asfalto y concreto, no podemos esperar a que se den los momentos para observar a la naturaleza, hay que crearlos. Tómate un tiempo para ir a caminar después de comer, para regar las plantas de tu oficina, para asomarte por la ventana y observar los árboles. Es la naturaleza la que detona los más afortunados momentos de introspección, un tesoro que debemos conservar para sentir las vibraciones que nos unen al planeta. 



¿Cómo se comunican los árboles entre ellos?

“Los árboles son amigos. Se pueden ver cómo las ramas gruesas apuntan entre ellos, y así no bloquean la luz de sus compañeros.”

En su libro The Hidden Life of TreesLa vida oculta de los árboles–, Peter Wohlleben explica cómo los árboles se comunican entre mediante ramas gruesas: “Los árboles son amigos. Se pueden ver cómo las ramas gruesas apuntan entre ellos, y así no bloquean la luz de sus compañeros.” Además, de esta manera, las plantas se transmiten continuamente información entre sí así como entre otros organismos como los insectos. 

Parece ser que algunos de los químicos que liberan aromas como el de la humedad –por ejemplo– ayuda a decir a otras plantas que es indispensable prepararse para el ataque de ciertos insectos depredadores. Wohlleben califica estos olores como los gritos de auxilio. Inclusive, se encontró que cuando las plantas poseen alguna infección o han sido devoradas por un insecto, liberan en el aire una gama de moléculas volátiles para mandar esa información. Y así, con esos químicos alrededor, las plantas más cercanas de la misma especie –e inclusive de otras– se vuelven menos vulnerables al ataque, pues producen toxinas que las vuelven más difíciles de digerir. 

 

comunicacion-arboles-dos

Sin embargo, estos cambios no suceden inmediatamente pero los genes empiezan a activarse cada vez más rápido frente a una situación de riesgo. De modo que los químicos liberados por las plantas en una zona muy particular son ligeramente diferentes de aquellos que se liberaron en otra parte por la misma especie. Esto ha provocado que se crea que las plantas hablan, y que incluso mantengan su propio lenguaje –o al menos, acentos regionales–. 

 

Parece ser que estos signos comenzaron no como una manera de mandar información hacia otros árboles pero para mandar y recibir mensajes de manera rápida y eficiente hacia otras partes de la misma planta. Por ejemplo, las pestes o infecciones tienden a saltar de una rama a la otra que se encuentre más cercana –aún si se trata de ramas que se encuentran a varios metros de distancia–. 

Esto sucede porque estos signos pueden viajar a través del aire o directamente a través de las ramas. Una de las consecuencias de estos signos tan volátiles, sin embargo, es que otros árboles o plantas pueden “escuchar” casi inmediatamente el mensaje que se está transmitiendo. 

No obstante, no toda la información se transfiere mediante el aire; muchas de las veces, esta información sucede mediante una simbiosis con el fungi del suelo –los hongos y setas– que se encuentran en el suelo pero que sólo se expanden, como las conocemos, después de su reproducción sexual. Es como si los hongos fueran un tapiz de células que se expanden a través del suelo del bosque. De ese modo, los árboles pueden conseguir agua y otros nutrientes. 

 


“¿Qué necesitas para ser feliz y saludable?”, Harvard sorprende con la respuesta

Para Robert Waldinger, psiquiatra y profesor en la Universidad de Harvard, para ser feliz y tener una buena vida no es necesaria la fama, el dinero ni el éxito, sino unos buenos vínculos afectivos.

La experiencia de la felicidad es difícil de definir. Desde la Antigüedad, tanto Occidente como Oriente, han tratado de encapsularla como dos tipos de experiencias: una, en el mundo occidental, como una experiencia pasajera –similar a la alegría y al placer–; otra, en el mundo oriental, como una cualidad que resulta de un estado de armonía interna, y la cual se manifiesta como un sentimiento de bienestar que perdura a lo largo del tiempo

Podría decirse que ambas nociones ayudan a perfilar la noción de la felicidad. Desgraciadamente, éstas no son capaces de decir qué es lo que causa la felicidad absoluta. En la actualidad, hay quienes aseguran que la felicidad es la fama, el dinero y el éxito; sin embargo, personas exitosas, famosas y ricas han llegado a cuestionar esta lógica. Para Robert Waldinger, psiquiatra y profesor en la Universidad de Harvard, en EE.UU., para ser feliz y tener una buena vida no es necesaria la fama, el dinero ni el éxito, sino unos buenos vínculos afectivos

felicidad es
felicidad es…

Waldinger es el cuarto director del estudio más longevo en la historia de las ciencias, conocido como The Harvard Study of Adult Development. Desde 1938, numerosos grupos de psiquiatras y psicólogos se han encargado de observar la vida de 724 hombres. Es decir que año tras año, han ido conociendo la evolución de su trabajo, sus vidas hogañeras, su salud y sus historias. Y gracias a la persistencia de diferentes generaciones de investigadores, este estudio ha sobrevivido así como el 60 por ciento de los 724 hombres que siguen vivos y participando en el estudio; inclusive, se ha comenzado a analizar a más de 2 000 niños de estos hombres. 

De los 724 hombres originales, un grupo pertenecía a la Universidad de Harvard; el otro, a los vecindarios más pobres de Boston. Algunos de ellos fueron a la guerra; otros vivían en condiciones difíciles –sin acceso de agua inclusive–. Explica Waldinger, “a la hora de entrar a este estudio, estos adolescentes se convirtieron en adultos; fueron trabajadores de fábrica, abogados, albañiles, doctores y un presidente de Estados Unidos. Algunos desarrollaron alcoholismo. Otros pocos, esquizofrenia. Unos subieron los peldaños sociales desde el fondo hasta la cima, otros hicieron ese mismo viaje en una dirección opuesta.” 

A través de este estudio, los efectos del paso del tiempo marcaron un patrón interesante: sin importar la condición social ni económica, la calidad de vínculos afectivos cambiaba la percepción de la vida –e incluso de la salud–.  Waldinger continúa: “¿Cuáles son las lecciones que hemos conseguido de estas miles de páginas de información que hemos generado sobre estas vidas? Bueno, las lecciones no son acerca de dinero ni fama ni trabajar duro y duro. El mensaje más claro que hemos conseguido de este estudio de 75 años es: Buenos vínculos afectivos nos hacen más felices y saludables. Punto.”

elefante amor

Concluye: 

Hemos aprendido tres grandes lecciones sobre vínculos afectivos. El primero es que las conexiones sociales son muy buenas para nosotros, y que la soledad mata. Las personas que están socialmente más conectadas con la familia, amigos y comunidad, son más felices, y físicamente más saludables, y viven más tiempo que las personas que están menos conectadas. Y la experiencia de soledad parece ser tóxica. Las personas que están más aisladas de lo que desean, tienden a ser menos felices, su salud declina de manera más rápida así como el funcionamiento de su cerebro, y viven menos tiempo que las personas que no viven solas.

[…] 

La segunda lección es que no se trata sólo del número de amigos que tengas, si se está comprometido en una relación, pero en la calidad de los vínculos afectivos más cercanos. Parece ser que vivir entre conflictos es realmente muy malo para nuestra salud. Conflictos constantes en el matrimonio, por ejemplo, sin mucha dosis de afecto, afecta mucho a la salud, quizá más que el divorcio. Y vivir en una relación cálida y buena es protectora.

[…] 

La tercera gran lección que aprendimos acerca de las relaciones y nuestra salud es que las buenas relaciones no sólo protegen nuestro cuerpo, también nuestro cerebro. Parece ser que estar vinculado con apego seguro con otra persona en nuestros 80 años, es protector, que las personas que están en relaciones donde se sienten inseguros, que no pueden confiar en otra persona, tienden a tener problemas de memoria más pronto. Y aquellos que tienen buenas relaciones, que sientan que pueden confiar en alguien, tienen menores afecciones en la memoria.

 



Esto es lo que hace la energía de la naturaleza a tu mente y cuerpo

Entre las actividades más comunes que permiten recrear la energía que fluye es el gounding, earthing o forest bathing; las cuales son actividades que, al estar en contacto con la energía de la naturaleza, alteran positivamente la vibración del cuerpo humano.

En el mundo de la actualidad, el éxito profesional y la estabilidad económica son considerados los elementos base para un bienestar global. Sin embargo, contadas son las personas y las actividades que se enfocan en la ecología de la energía que fluye a lo largo del planeta hacia nosotros y viceversa.

Entre las actividades más comunes que permiten recrear la energía que fluye es el gounding, earthing o forest bathing; las cuales son actividades que, al estar en contacto con la energía de la naturaleza, alteran positivamente la vibración del cuerpo humano. Estos son los efectos más frecuentes de esta conexión con la naturaleza:

tumblr_o1vmugo6TJ1ublox3o8_400

Una sensación del infinito en el aquí y ahora. Se trata de la toma de consciencia de un tiempo real, en el que el pasado y el futuro son distorsiones del ahora. En ese momento se experimenta un increíble sentido de libertad de lo que realmente apasiona, desde adentro, generando un futuro activo en el presente.

Sincronicidad. Parecerá que eventos comienzan a coincidir, como si se manifestara la realidad de uno en la existencia misma del pensamiento. Cosas simples como ver siempre el reloj a las 11h11 o 12h34, pensar en alguien y de pronto aparece algo relacionado con él o ella. Pareciera como si el universo está llevándote a una dirección en particular, basado en el timing de estos eventos.

Sueños proféticos y experiencias místicas, como déjà-vus.

Desinterés en los bienes materiales. La riqueza económica deja de ser lo más importante; pero la riqueza emocional, en donde tener tiempo de calidad con los vínculos afectivos, pasa a ser una prioridad. La necesidad del trabajo se convierte al placer de hacerlo.

tumblr_ngfzmenhZx1tvobz7o1_1280

Empezar a usar las habilidades naturales como parte de una profesión. Al enfocar la energía en una búsqueda creativa y emprendedora, la vida comienza a alinearse hacia un objetivo trascendental, orgánico, natural.

Disfrutar de los momentos de soledad. Se experimenta la necesidad de explorar la creatividad y conexión con la naturaleza, de meditar y mejorar la relación entre uno y uno mismo.

Viejos recuerdos y emociones intensas brotan a la superficie para sanar. Sin necesidad de reprimir los errores del pasado, nuestra esencia se libra del ego y sus represiones, por lo que uno comienza a ser más gentil con el proceso de la naturaleza y la humanidad.



Las hermosas e hipnotizantes anormalidades de la naturaleza que no creerías reales (FOTOS)

La superficie terrestre se ha expandido en continentes, islas, lagos, ríos, océanos que están constantemente activos como si fueran las células y órganos de Terra funcionando para existir.

Terra, la diosa romana de la feminidad y fecundidad, es la hermosa representación del planeta Tierra en el Sistema Solar. En ella habita una biosfera que cuenta historias de su geología, biología, física y cultura, y que le permite ser capaz de sustentarse durante más de 4 550 millones de años y crear vida unos mil millones de años después. 

Desde entonces, la superficie terrestre se ha expandido en continentes, islas, lagos, ríos, océanos que están constantemente activos como si fueran las células y órganos de Terra funcionando para existir. Hay que observar atentamente estos asombrosos e insólitos detalles para reconocer las extravagancias del planeta y su naturaleza. Seguramente descubriremos recuerdos fuera de lógica y que, a pesar de ello, simplemente forma parte de lo natural. ¿Te atreves a (re)conocerlos? 



¿Qué puedes hacer con el árbol de Navidad?

Para evitar que los árboles de Navidad terminen en basura después de un corto tiempo de vida, te compartimos las siguientes recomendaciones para lograr esta iniciativa ecosustentable.

Las fechas navideñas siempre están cargadas de decoraciones que inundan de luz, frescura y aroma a pino. Sin embargo, pasando estas festividades, estos elementos quedan sesgados en las calles esperando a que el sol o las personas encargadas de recoger la basura desvanezcan al pino que brindó alegría a nuestro hogar durante la Navidad. Es así que vemos a los árboles de Navidad marchitarse en las esquinas o las aceras de las calles.

Para evitar que los árboles de Navidad terminen en basura después de un corto tiempo de vida, te compartimos las siguientes recomendaciones para lograr esta iniciativa ecosustentable:

2df6a3a0ada732ae4b3ad6903932988b

 

– Si cuentas con un jardín, plántalo. Brindarle una segunda vida es una solución ideal, pues no sólo decora el hogar, también facilita un medio ambiente adecuado. Ten en consideración que la tierra debe estar suelta –nunca compacta–, situándolo en una zona soleada; mientras que los riegos deben ser abundantes al principios y cada vez menos frecuentes para evitar ahogar la planta.

– Conviértelo en abono o compost casero, y así usarlo en tu propio jardín. Dale click aquí para encontrar una manera sencillo de hacerlo.

– Recurre a los centros de acopio de tu delegación para reciclarlo. En la ciudad de México existe la campaña “Árbol por árbol, tu ciudad reverdece”, la cual será del 6 al 20 de enero del 2016, para recolectar los árboles naturales y así crear con ellos composta para bosques y áreas de suelo de conservación de la capital.

*Planta de Composta Bordo Poniente

Dónde: Kilómetro 3.5 de la autopista Peñón-Texcoco

*Tiendas Walmart

-Plateros: Blvd. Adolfo Lopez Mateos 1701, Álvaro Obregón.

Horario: De 08:00 a 15:00

– Nextengo: Nextengo 78, Santa Cruz Acayucan, Azcapotzalco

Horario: De 08:00 a 15:00

– Universidad: Av. Universidad 936-A, Santa Cruz Atoyac

Horario: De 08:00 a 15:00

-Miramontes: Av. Escuela Naval Militar 753, Jardines de Coyoacán.

Horario: De 08:00 a 15:00

-Cuajimalpa:Av. José Maria Castorena 84, Rosa Torres

Horario: De 08:00 a 15:00

-Eduardo Molina: Camino San Juan de Aragón 516, Villa Gustavo A. Madero

Horario: De 08:00 a 15:00

-Plaza Oriente: Av. Canal de Tezontle 1520, Alfonso Ortíz Tirado

Horario: De 08:00 a 15:00

-Toreo Lomas:  Blvd. Adolfo Lopez Mateos 491, Lomas de Sotelo

Horario: De 08:00 a 15:00

-Tláhuac: Av. Tláhuac 5662, San Lorenzo Tezonco

Horario: De 08:00 a 15:00

-Aeropuerto: Calz. Ignacio Zaragosa 58, Centro

Horario: De 08:00 a 15:00

Tips para ahorrar en 2016

*Superama

Horario: De 08:00 a 15:00

-Av. Toluca: Av. Toluca 511, Olivar de los Padres.

-Santa Fe: Av. Tamaulipas 3000, Santa Fe

-Vista Hermosa: Av. Noche de Paz 38, Granjas

-Pachuca: Pachuca 99, Condesa

-Jardines de la Montaña: Carretera Picacho Ajusco 14210, Jardines de la Montaña

-Fuentes del Pedregal: Av. Unión 3,  Santa Teresa

-Acoxpa: Calz. Acoxpa 438, Exhacienda Coapa

-Insurgentes La Joya: Av. de los Insurgentes 4120, La Joya

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca