Los lobos utilizan la mirada para comunicarse y coordinarse entre sí

Entre los lobos y otras especies de cánidos la mirada parece ser un recurso fundamental para la transmision de data y la coordinación social.

 

Quien no comprende una mirada aún

menos comprenderá una larga explicación.

Proverbio árabe

 

Indudablemente la mirada es uno de los vehículos expresivos más tajantes y directos que tenemos a nuestra disposición. De manera conciente, o no, este recurso constituye un rico metalenguaje que tiene la capacidad de transmitir una gran cantidad de data.

En el caso de los seres humanos la mirada, o mejor dicho el cruce de miradas, representa una especie de desdoblamiento sintetizado de los pensamientos que están pulsando en ese momento. Pero curiosamente, a pesar de que nos obstinamos en descartar que los animales acceden a formas de pensamiento estructurado, ellos también podrían, en particular los cánidos, comunicarse entre si por medio de miradas.

Un equipo de investigadores japoneses se dedicó a estudiar el intercambio de miradas entre miembros de prácticamente todas las especies de cánidos. Una de las cosas que notaron es que aquellas con mejor coordinación social generalmente coincidían con fisionomías que favorecen el contacto de miradas, es decir, aquellas en las que los ojos se presentan más visibles.

“Lo que demuestra este estudio es que existe una correlación entre las señas faciales, la sociabilidad, y la necesidad de comunicar”, advierte la zoóloga de la Universidad Wisconsin-Madison.

Durante el estudio los científicos segmentaron a miembros de 25 especies salvajes de cánidos de acuerdo a sus características faciales y consultaron investigaciones previas para definir los patrones conductuales de cada grupo. A continuación confirmaron que aquel segmento que incluía a las especies con irises más claros y contrastantes con la pupila, y que además tienen marcas faciales que facilitan el ubicar los ojos, corresponde a las especies más sociables y mejor coordinadas, por ejemplo el lobo gris y el coyote.

En pocas palabras, aquellas especies que tienen mayor cruce de miradas demuestra una mayor eficiencia colectiva, lo cual sugiere que la comunicación por esta vía es particularmente efectiva.

La riqueza expresiva de los perros, lobos, y otros cánidos, así como de los animales en especial, aún mantiene innumerables secretos ante la ciencia humana. Sin embargo, cada vez que logramos penetrar un poco más en ella, confirmamos que la sofisticación con la que se comunican y transmiten data entre sí pareciera, en algún sentido, muy superior a la nuestra. A fin de cuentas quizá sus lenguajes resuenan con el eco que todo lo abraza, el ritmo natural.



Indígenas mayas piden apoyo para reducir los efectos de la soya transgénica

Con el documental “¿Qué les pasó a las abejas?”, comunidad maya busca preservar patrimonio biocultural.

En los últimos años tanto ambientalistas como políticos han demostrado una sincera preocupación en relación con la extinción de las abejas. De hecho, y de acuerdo con la Universidad de Reading, las subespecies de este polinizador han ido disminuyendo gradualmente en todo el mundo. Por lo menos, y hasta ahora, cuatro especies de abejorros se han extinto en Europa, y otros más en Norteamérica y China. 

Entre las causas más comunes de la extinción de las abejas es el plaguicida imidacloprid, de Bayer, en las plantas como el maíz y las verduras de hoja, generando un potencial riesgo para las plantas que atraen a los polinizadores y a las colmenas. Según los datos de la Agencia de Protección Ambiental –EPA, por sus siglas en inglés–, se encontraron concentraciones de 25 tipos nocivos de imidacloprid por millones de cítricos y plantas de algodón, lo cual ha provocado la disminución drástica de la población de abejas al dañar su cerebro y, por tanto, sus capacidades motrices –principalmente a la hora de volar–. 

Frente a esto, comunidades mayas planean realizar un documental titulado ¿Qué les pasó a las abejas?, el cual promueve la proclamación de una ley que prohiba de manera definitiva la siembra de soya transgénica y el uso del pesticida. Para ellos es importante anunciar esta situación que ha impactado negativamente en la apicultura y el medio ambiente de la región. 

La directora y productora del proyecto, Adriana Otero, ha anunciado que el documental pretende “apoyar el movimiento maya que lucha a favor de los derechos territoriales y humanos, los cuales han sido violados en repetidas ocasiones por malos manejos de las autoridades federales y de empresas como Monsanto.” Con el objetivo de lograrlo, tanto los de la comunidad indígena como la productora, abrieron una cuenta en la plataforma Kickstarter para recaudar los fondos necesarios para la producción del documento. Hasta el momento han reunido 43 295 pesos de los 120 000 que tienen como meta. 

Ve aquí el trailer de ¿Qué les pasó a las abejas?

abeja_imagenes-de-fondo-hd 

Esta idea comenzó con una nota periodística que denunciaba la desaparición de las abejas en el estado de Campeche, en México. Otero comentó que se trataba de una noticia sobre un apicultor campechano, Gustavo Huchín, quien recaudaba firmas por medio de la plataforma Change.org para exigirle a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que detuvieran el permiso de la siembra de soya transgénica y así salvar la selva maya. Agregó: “Me sorprendió la visión y compromiso de Don Gustavo y siendo documentalista me pareció que sería una gran historia por contar”. Fue así que empezó a idear, junto con un equipo de cineastas independientes de Yucatán y Campeche, para realizar el documental; entre ellos se encuentran: Maricarmen Sordo –cinefotógrafa–, Alberto Palomo –sonidista y compositor musical–, Juan Cervera –productor en línea–, Robin Canul –director y fotógrafo– y Adriana Otero –director y productor general–.

Aunque en 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación falló a favor de las comunidades mayas para prohibir la siembra de soya transgénica, hay quienes continúan realizando esta práctica sin que las autoridades tomen acciones al respecto. Por ello, Otero decidió producir un documental como una estrategia de cambio y acción ciudadana: “Nuestro objetivo es dar a conocer a los mexicanos y al público extranjero lo que sucede en el sureste del país, en la Península de Yucatán.”

De alguna manera, financiar el documental es un paso indispensable para solidarizarse con las comunidades indígenas, tanto su lucha como el objetivo de preservar el patrimonio biocultural. Otero recuerda: 

Estamos hablando de un proceso legal histórico para el pueblo maya, por lo tanto el apoyar la producción de esta película es apoyar la temática, es aliarse a las comunidades en su lucha para poder compartir esta experiencia de organización y resistencia con otros pueblos indígenas que atraviesan por procesos similares, es unirse a la defensa de un medio ambiente sano y visibilizar la forma en la que las autoridades federales tratan este tipo de situaciones que tienen que ver con la preservación de patrimonio biocultural de los ciudadanos.

En caso que desees contribuir a esta causa, dale click aquí para conocer más sobre el documental  ¿Qué les pasó a las abejas? Y para realizar pequeños actos que cuiden a las abejas de su extinción, te compartimos tres plantas que puedes agregar en tu jardín

abejas-1

Flores nativas

Las plantas más benéficas y fáciles de cuidar siempre son las nativas. Las plantas nativas se pueden encontrar en tu región, y por ello se adaptan naturalmente al clima. Las flores son lo mejor para las abejas.

Plantas tradicionales (hairlooms)

La hibridación de muchas flores ha creado capullos resistentes y bellos, pero no significa que sean lo mejor para el ambiente de tu jardín o para el ecosistema. Las plantas de una sola germinación son más fáciles para las abejas y tienden a proveer más néctar y polen que su híbrido, las versiones de dos o más flores. Busca flores nativas, orgánicas que pudieron haber tenido tus abuelos o bisabuelos en su huerto, Por ejemplo las petunias, amapolas, margaritas, claveles, alceas, geranios y rosas clásicas. Las abejas tienen excelente percepción de color, así que no dudes en mezclar azules con morados, rojos y amarillos. Además, la variedad de formas en el jardín ayudará a que las 4,000 distintas especies de abeja tengan acceso al néctar.

Hierbas

Con las hierbas no puedes fallar. No sólo las abejas las adoran, sino que son comestibles, ayudan a controlar poblaciones invasivas de insectos, huelen y se ven preciosas. Muchas hierbas se reproducen por sí mismas, especialmente si tienes abejas que las polinicen, así que asegúrate de plantarlas donde quieres que se queden. La menta, la lavanda, el romero, la albahaca y el tomillo son muy populares con las abejas.

Descubre aquí otras ideas para plantar en tu jardín y que te ayudarán a salvar a las abejas



Nace la primer familia de lobos mexicanos salvajes, tras su casi desaparición

Se liberó una pareja en la Sierra Madre Occidental, que alumbró a la primera camada de lobos en estado salvaje desde hace treinta años.

Allá por las décadas de los 80 y 70, desaparecieron casi la totalidad de los lobos mexicanos en estado salvaje. Los pocos lobos restantes fueron atrapados para reproducirlos en cautiverio y luego soltarlos en sus hábitats naturales para salvar a esta especie en E.U.

En México esta medida se inició en el 2011, y apenas en diciembre pasado, se liberó a una pareja para que se reprodujera en libertad. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas anunció que un grupo de investigadores develó que ya ha fue vista la primer camada de lobos nacidos en estado salvaje en la Sierra Madre Occidental. En un comunicado la Comisión informó lo siguiente:

“Esta primera camada de lobos mexicanos nacidos en vida libre, reviste un avance importante en el marco del programa de recuperación, pues serán ejemplares que nunca habrán tenido un contacto con seres humanos, como inevitablemente lo tienen los ejemplares nacidos en cautiverio”.

En Estados Unidos, entre 1977 y 1980, se atraparon los últimos cinco lobos ubicados en los estados de Arizona y Nuevo México, y en 1998 se liberaron las primeras parejas para su reproducción.

Los motivos por los que el lobo mexicano estuvo a punto de desaparecer, fueron usuales absurdos como la cacería, trampas y envenenamiento. Cuando sus presas habituales disminuyeron en sus hábitats, que pueden ir desde un desierto hasta el bosque templado, los ganaderos iniciaron una campaña de exterminio, temiendo por la vida de sus animales. La noticia del nacimiento de los lobos, renueva una era de protección a estos seres y de recuperación de su especie en México.



En cuatro minutos aprenderás cómo los lobos pueden cambiar el curso de un río

Este video pone en cuestión lo que la mayoría de las personas piensan acerca de los depredadores feroces, y de paso ilustra la maravillosa narrativa del sistema alimenticio del planeta.

Nada, absolutamente nada, es lo que parece. Este video es un gran testimonio de ese antiguo axioma. Aquí vemos cómo los lobos, que fueron reintroducidos al parque nacional de Yellowstone (después de haber estado ausentes por casi setenta años), crearon el fascinante fenómeno denominado “cascada trófica”, y a partir de ello cambiaron el curso de un río.

La cascada trófica es una serie de efectos indirectos amplificados que los animales que están en la cima de la cadena alimenticia ejercen sobre aquellos organismos que están en niveles inferiores. Mucho tiempo se ha pensado que los grandes depredadores, debido a que son pocos, no afectan demasiado la biodiversidad que los rodea. Hoy, sin embargo, sabemos que no sólo producen cambios en el comportamiento de sus presas, sino que también influyen decisivamente sobre los depredadores más pequeños. Esto, a su vez, aumenta el número de herbívoros y produce una disminución de biomasa vegetal. Las cascadas tróficas, en otras palabras, regulan la densidad de sus presas y el bienestar del ecosistema. En la naturaleza todo está íntimamente relacionado y cualquier animal que quite da de regreso mucho más de lo que toma. Baste ver el documento.

Lo más destacable de este video es que hace de los lobos, los ciervos y la cascada trófica que los atañe, una narrativa maravillosa que nos muestra las entrañas del perfecto sistema alimenticio de la Tierra. Nos recuerda de paso el desequilibrio que nosotros los humanos hemos logrado imponer en nuestro sistema de vida.



Osos y lobos comparten una amistad improbable (FOTOS, VIDEO)

En juegos y cacerías, estas dos parejas nos demuestran que la amistad trasciende especies e instintos naturales.

Los lobos y los osos son enormes e imponentes depredadores. Generalmente cazan de manera independiente, y aunque comparten territorios rara vez se les ve juntos (al menos no en la naturaleza). Es por esta razón que la pareja de oso y loba en Finlandia es tan poco común y especial.

article-2443974-1883789B00000578-113_634x499

El fotógrafo Lassi Rautiainen capturó algunas de las más sorprendentes imágenes de animales en su hábitat natural. Según el fotógrafo, el par se juntaba alrededor de la misma hora todas las noches para compartir la comida que habían cazado.  El fotógrafo especula que quizá estos dos son compañeros desde una temprana edad, y se vieron obligados a convivir por estar solos. El oso y la loba se mantienen juntos desde las 8 de la noche hasta las cuatro de la mañana todos los días.

article-2443974-18837AE600000578-485_634x415

article-2443974-1883788C00000578-859_634x355

En cautiverio es mucho más común observar amistades improbables, sin embargo, la amistad entre el osezno y el lobezno del zoológico de Woodland es muy conmovedora. En el video podemos ver como juegan juntos de pequeños y algunas fotos que los muestran 6 años después.



Los lobos aullan para estar en contacto con los que extrañan

La melancolía de los lobos ha sido probada por un reciente estudio que midió sus aullidos cuando eran separados de sus amigos.

Muy poco se sabe acerca del significado de los aullidos de los lobos o qué información contienen. Sabemos que aúllan en las lunas llenas y que eso debe ser algo importante, pero no sabemos por qué. Sin embargo, un reciente estudio llevado a cabo por el Centro de Ciencias de los Lobos, en la Universidad de Viena,  podría haber encontrado algo interesante. Los investigadores, tras algunos experimentos en que separaban a los lobos unos de otros por alrededor de 45 minutos, encontraron que los lobos aullaban con más frecuencia hacia miembros de la jauría con los que pasaban más tiempo. Es decir, la fuerza de la relación entre lobos predecía cuántas veces iba a aullar uno de ellos. Como si aullaran por extrañamiento.

gray-wolf-snow

En las investigaciones que realizaron cayeron en cuenta de que el índice de aullidos estaba directamente relacionado con cuánta “calidad de tiempo” el aullador y el lobo removido habían pasado juntos. El índice de aullidos también estaba relacionado con el estatus de cada lobo dentro de la jauría; los índices de aullido de la jauría eran mayores cuando animales más dominantes dejaban al grupo.

Así, la extraña melancolía que se traspasa en los aullidos de los lobos ha demostrado ser real y genuina. Los lobos aúllan más cuando se les separa de alguien querido.

[MNN]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca