Juez ordena a Peña Nieto las siguientes 6 medidas de protección al Nevado de Toluca

Una orden judicial concluyó que el presidente de México debe clarificar las estrategias de protección a esta zona natural.

En octubre pasado el presidente de México  Enrique Peña Nieto emitió  un decreto que desclasifica como parque nacional al Nevado de Toluca. Por 77 años esta zona forestal estuvo protegida de actividades de explotación natural y turística. Los habitantes del nevado, no fueron consultados, por lo que ellos y algunos ciudadanos interpusieron un amparo para que se revocara esta decisión.

Recién se dio a conocer que la jueza federal, Paula García Villegas, ordenó seis medidas de transparencia y protección para el Nevado de Toluca. La funcionaria concluyó que el decreto fue legal, pero deberán publicarse estrategias específicas para que el sitio conserve su riqueza. El decreto presidencial ha despertado una desconfianza latente, porque al eliminarse la tipificación de parque nacional, se abre la posibilidad de explotar al menos el 96% de la zona para la “remoción” de especies forestales, el “aprovechamiento extractivo de vida silvestre”, la ganadería, la agricultura, el turismo, así como la “construcción y mantenimiento de infraestructura pública o privada”.

Arturo Montiel, quien es tío del actual presidente Enrique Peña Nieto, deseaba construir un centro internacional de esquí, un área de hoteles y restaurantes, y una zona residencial de lujo en el antiguo parque nacional, pero esa nomenclatura le impidió llevar a cabo estos proyectos, por considerarse el nevado como un bien nacional.

En un acto por demás polémico, Enrique Peña Nieto, publicó el anterior decreto, que justo abriría la posibilidad para hacer complejos turísticos como al que aspiraba Montiel. Según el presidente, el decreto responde a una tipificación que busca regular las actividades productivas que de hecho sí se llevan a cabo en el nevado, solo que esta vez, bajo una regulación específica.

La jueza federal concluyó, entre otras cosas, poca transparencia en internet para conocer en alta resolución la mancha urbana del sitio, que  no se informa sobre los programas de recuperación de los recursos naturales y,  tampoco se  conocen las acciones contra los responsables de la deforestación del nevado.

Vía Proceso.



¿Existe gobernanza dentro de la Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán?

Los saqueos a la biodiversidad se frenarán con concientización ambiental y más personal de vigilancia que resguarde la zona.

Autora: Brenda M. Medina Cervantes

La Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán (RBTC) es una pequeña porción de tierras que representa aproximadamente el 0.05 por ciento del territorio nacional; cuenta con una superficie de 490,186-87- 54.7 hectáreas, localizada al sureste de Puebla y noroeste de Oaxaca; yace en 20 y 31 municipios respectivamente. Es el área más sureña además de la más pequeña de las zonas áridas de México, sin embargo cuenta con una gran variedad de cactáceas que van desde las grandes columnares como el candelabro (Pachycereus weberi), los bosques de cactáceas columnares más densos del país de tetechos o viejitos (Neobuxbaumia tetetzo, Cephalocereus columna-trajani) (Foto1), hasta la más pequeña cactácea (Mammillaria hernandezii), esta última endémica de la zona, y la extensión de bosque tropical seco en protección más extensa del centro sur de México (SEMARNAT, 2013).

La RBTC, fue decretada en 1998 bajo la premisa de la conservación y aprovechamiento sustentable de los recursos que existen en la zona (DOF, 1998). Por la ubicación de la RBTC, sus características geológicasnhan sido fuente de diversos estudios arqueológicos y paleontológicos, asegurando que la zona fue lugar de la domesticación de los tres cultivos más importantes de México: el maíz, frijol y calabaza, declarando así la zona como cuna de la domesticación del maíz (SEMARNAT, 2013). Actualmente, en la RBTC existen problemáticas ambientales y sociales, como saqueos de biodiversidad, escasez y manejo adecuado del agua, conflicto de intereses y la dejadez por parte de las autoridades de gobierno, que si, activando modelos de gobernanza pueden resolverse en conjunto con el gobierno y las comunidades que ahí habitan, con el objetivo del bien común.

Por tal motivo, el objetivo de este ensayo es exponer las principales problemáticas ambientales, económicas y sociales que tienen dentro de la RBTC, además de analizar si verdaderamente se puede decir que en la RB existe gobernanza o deben seguir trabajando en ello para alcanzarla.

Uno de los principales actores que se encuentran dentro de la RBTC, es el Jardín Botánico Helia Bravo Hollis, quienes se encargan de la conservación y desarrollo de la flora y fauna silvestre, incluyendo la enseñanza, difusión cultural y estudio científico. El jardín fue fundado en 1989, en una zona de distribución natural de la vegetación, donde se encuentra una alta densidad de especies y organismos; entre ellas cactáceas y vertebrados endémicos y en peligro de extinción. En el 2016, ganan el “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza” por su labor de conservación, restauración y protección del medio (SEMARNAT, 2016).

Gracias a ese premio pudieron hacer mejoras al lugar, capacitar al personal y adquirir equipo de cómputo y material para los guías, puesto que los recursos (federales, estatales o municipales) que llegan son limitados o nulos, y en caso de contingencia como un incendio, se debe usar y posiblemente se agote. Entonces, surgen preguntas ¿cómo se mantienen?, ¿de dónde obtienen los recursos para subsistir? Con las entradas de los 600 visitantes aproximados por mes, los artículos y artesanías elaborados en la región que vendan y sean destinados a la conservación del centro y las comunidades aportan cantidades de dinero consensuadas en las asambleas que realizan cada dos meses aproximadamente, el cual es destinado a asesoría legal (en caso de necesitarlo). Los guías dentro del jardín, no tienen un sueldo y sólo reciben cooperaciones voluntarias de las personas que deseen tomar un recorrido guiado, cabe mencionar que son guías locales de origen indígena. Además, establecieron un área de campamento y cabañas, recorridos especiales a distintos lugares de interés dentro del Área Natural Protegida y avistamiento de aves, con el fin de fomentar el ecoturismo y turismo de bajo impacto en la zona.

Una segunda problemática, es la escasez de agua en la zona, puesto que por su posición geográfica es un lugar muy árido, el recurso es limitado. Existen organizaciones sociales como “Agua para siempre”, que se encargan de hacer proyectos con las comunidades para poder contar con el recurso, pero en el Jardín mencionan que no tienen un vínculo con ellos. Además que no existe un manejo adecuado en la región de las aguas negras, y estás son dirigidas a las barrancas y los ríos, impactando al medio ambiente y a la salud de las personas.

En el Jardín Botánico, mencionan que anteriormente había muchos saqueos de biodiversidad, varios ejemplares de cactáceas y fauna en peligro de extinción eran removidos de la RB, afectando el equilibrio ecológico del lugar. En caso de que la PROFEPA pudiera recuperarlos los regresan a la RB, pero mucho tiempo después en pésimas condiciones. También, otra problemática en la región es que no existe un Relleno Sanitario donde se puedan manejar correctamente los residuos, impactando a la RB y las comunidades.

Todas estas problemáticas, el Jardín Botánico las tiene presente y las ha analizado en las asambleas que las comunidades realizan, pero no han podido llegar a un acuerdo ni solucionarlo, en parte por la falta de recursos y por la lucha de intereses. Entonces, después de ver las problemáticas que existen en la zona ¿Existe gobernanza en la zona? Primero, definamos gobernanza. Según Aguilar (2010) la gobernanza surge en respuesta a los problemas de eficacia directiva de los gobiernos, no lo deja a un lado, sino que invita a la participación en conjunto de sociedad y gobierno de una forma más eficiente para aplicar buenas políticas, promover la transparencia y tomar decisiones en beneficio de la mayoría; es un nuevo proceso de dirección de la sociedad. Hufty (2008) la define como una herramienta para sistematizar los procesos de interacción que determinan cómo se toman las decisiones y cómo se elaboran las normas sociales, con referencia a asuntos públicos e institucionales. Ambas definiciones son muy técnicas y precisas, y al parecer si las analizamos, considero que dentro de la ANP y en el Jardín, está lejos de poder emplear el término.

Con esto no quiero decir que la gente de las comunidades no se organice, sino que la parte de trabajar en conjunto con el gobierno, la promoción de la transparencia y la resolución de problemas no es una realidad. Existen problemáticas básicas en la región que a pesar de contar con un Programa de Manejo de la RBTC, no se han podido resolver, como, la comunicación/vínculo con dependencias de gobierno para recibir los recursos necesarios y correspondientes, los conflictos entre propiedades y el manejo y explotación de diferentes recursos, además de las problemáticas ambientales antes mencionadas.

Finalmente, las ANP son una buena área de oportunidad para analizar las tensiones entre la política de conservación y la población local en todas las escalas, además de que implican la inserción de organizaciones de la sociedad civil y la participación de actores externos a las comunidades. Considero que para activar la gobernanza y sobre todo la gobernanza ambiental, implicará el hecho de que se tendrán que analizar y discutir sobre los sectores sociales, los movimientos ambientales, empresas, sindicatos, organizaciones y cuáles han sido sus actividades realizadas así como su papel en la solución de problemas ambientales, para así finalmente resolver los problemas que tienen. Se proponen más mesas de diálogo en las asambleas comunitarias y fomentar la participación de más personas, con el objetivo de hacer presión a las autoridades de gobierno.

Falta mucha difusión sobre la existencia de la ANP, con esto se fomenta el turismo en la zona lo cual promueve una derrama económica mayor, además de que la información existente en la red es muy limitada. La problemática del agua se puede contrarrestar con ecotecnologías, mismas que pueden ser implementadas por las comunidades, si no supieran como hacerlo, en las asambleas se puede consensuar una asesoría con universidades o investigadores para realizarlo y no depender del gobierno o asociaciones, así mismo la problemática de los residuos.

Los saqueos a la biodiversidad se frenarán con concientización ambiental y más personal de vigilancia que resguarde la zona. Pero, para todo esto, como ya se mencionó anteriormente, se requiere de una mejor organización de las comunidades, y todos los actores que se encuentren dentro de la RBTC.

Agradezco la pequeña entrevista realizada al Administrador de Jardín Botánico, Martín Carrillo Carrillo.



Comunidades indígenas y rurales de México demandan ser tomados en cuenta para decidir sobre sus bosques

Comunidades exigen ser tomadas en cuenta en la reforma a la ley forestal que afectará directamente sus vidas y sus tierras.

En México, cerca del 80% de los bosques se encuentran en territorios de propiedad social, es decir pertenecen a ejidatarios y comuneros. Once millones de personas habitan estos bosques y dependen en buena medida de sus recursos para subsistir. Bajo el modelo de manejo forestal comunitario, han demostrado ser inmejorables agentes de conservación de estas tierras. Sin embargo, existe una iniciativa de reforma a la Ley Forestal que fue elaborada sin tomar en cuenta las opinión de estas comunidades.

Esto último resulta paradójico, y poco ético, ya que desestima el derecho de estos grupos a participar e incidir en la elaboración de una reforma que afectará directamente sus tierras y recursos. El dictamen de ley propuesto por el Partido Verde Ecologista de México, agrupación con gran desprestigio en el sector ambiental del país, fue aprobado en la Cámara de Diputados y desde hace unas semanas se encuentra a la espera de que los Senadores lo ratifiquen o no.

Ante la posibilidad de que se apruebe dicha reforma, comunidades, agrupaciones campesinas, organizaciones civiles y académicos, demandan enfáticamente que se abra una consulta para, de forma  enmendar deficiencias significativas de la iniciativa, entre ellas: falta de reconocimiento a los derechos de las comunidades para incidir en la nueva legislación, poca transparencia en el manejo de recursos, concentración de facultades en un solo órgano y falta de promoción del manejo forestal comunitario.   

Ante la exigencia de aplazar la aprobación de esta reforma y abrir el proceso a una consulta incluyente, postura incluso respaldada mediante la firma de más de 30,000 ciudadanos, diversos intereses se han movilizado para atacar a las organizaciones involucradas en dicha demanda. Lo anterior a pesar de que precisamente estas organizaciones, que gozan de prestigio en el sector y colaboran con cientos de comunidades, exigen mayor transparencia en el manejo de recursos y se han manifestado reiteradamente a favor de una reforma a la ley forestal, pero diseñada de forma incluyente y priorizando los derechos de las comunidades.  

Este miércoles 27 de abril productores forestales convocaron a medios para reafirmar su solicitud de una consulta que permita lograr una mejor ley forestal. René Gómez Orantes, de la red de silvicultores de Chiapas, Bosques y Gobernanza, afirmó:

Las políticas y las omisiones del gobierno las sufrimos nosotros. Los gobiernos están 3 o 6 años, pero nosotros seguimos aquí. La política forestal debe promover el desarrollo rural. Este tema debe analizarse bien, discutirse bien, consideramos que hay que construir una ley de largo aliento, sólida, justa y ampliamente consensada y no sólo una ley para un gobierno que ya concluyó.

Por su lado, Maximino Rivera Mota, quien representa a 16 ejidos de la Sierra Norte de Puebla, externó:

Humildemente pedimos que nos tomen más en cuenta. El cambio de la ley tenemos que saberlo para trabajar mejor, saber los temas de los cambios, para consultarlos. A fin de cuentas, los campesinos somos los que acatamos las leyes. Pedimos que consideren este punto. Llamamos a hacer foros sobre este cambio de ley forestal para que estén enterados los ejidos de lo que está pasando, lo que va a pasar.

Por fortuna varios Senadores se han convencido de la necesidad de abrir una consulta y, a pesar de los intereses que persiguen una aprobación expedita e irresponsable, existen buenas posibilidades de que la votación se aplace y se abra una discusión para lograr una mucho mejor ley –lo cual se confirmará los últimos días de abril–. En caso de que esto ocurra, y de que se lleve a cabo una consulta incluyente y efectiva, México podría presumir en unos meses una ley forestal integral, efectiva y que encause la conservación de los bosques, el desarrollo de sus comunidades y el crecimiento productivo de este sector.



Descubre los sorprendentes beneficios de salir a caminar diario

Los resultaron fueron evidentes: caminar posee efectos positivos a largo plazo sin implicar afectaciones a las articulaciones ni músculos como correr.

Durante muchos años se ha especulado sobre el beneficio de salir a caminar, sin embargo hasta hace poco investigadores de New Mexico Highlands University –NMHU– han puesto sobre evidencia el impacto positivo de caminar diario. De acuerdo con su investigación, esta actividad envía ondas de presión mediante las arterias provocando el incremento en el suministro de sangre en el cerebro, proveyendo de numerosos beneficios para el cuerpo de quien lo practica. 

Explican los investigadores que se solía pensar pensar que el suministro sanguíneo en el cerebro –CBF, por sus siglas en inglés– era regulado involuntariamente por el cuerpo y que era pobremente influenciado por el ejercicio. Sin embargo, con esta investigación se descubrió que el impacto del pie contra el piso provoca un flujo retrógrado en la sangre haciendo que las arterias se sincronicen con el ritmo cardíaco y se regule la circulación sanguínea en el cerebro; promoviendo la salud física, el desarrollo de herramientas cognitivas y emocionales. 

Para descubrir este evento, los investigadores usaron un ultrasonido no invasivo para medir la velocidad arterial de la arteria carótida interna y los diámetros arteriales que facilitaron calcular ambos lados de los hemisferios CBF de 12 adultos jóvenes saludables. Los resultaron fueron evidentes: caminar posee efectos positivos a largo plazo sin implicar afectaciones a las articulaciones ni músculos como correr. 



Atención: esta semana la Corte decide el futuro del Nevado de Toluca en México

En 2013 el presidente modificó la categoría de protección de la zona, lo que ahora legaliza las actividades de explotación en el área.

Foto: anywherethatswild.org

El volcán de Toluca, en México, es una de las bellezas naturales más importantes del país. Su belleza, quizá, es mucho menor en comparación con su función, sobre todo hídrica, abasteciendo a dos de las cuencas más importantes del país: el río Lerma y Balsas.

Desde 1936 fue declarado como Parque Nacional por el entonces presidente Lázaro Cárdenas. Esta categorización en teoría impide las actividades productivas en la zona, pero por un mal trabajo del Estado en el sitio, desde hace décadas, han explotado la zona talamontes, agricultores, ganaderos, cazadores e incluso mineros.

Por su parte, el 3 de octubre de 2013, el presidente de México Enrique Peña Nieto publicó un decreto que modifica la categoría al Parque Nacional por “Área de Protección y Fauna”. Ello implica que en el 96% del área, ahora considerada como “zona de amortiguamiento”, ahora será legal “turismo sustentable”, “manejo forestal”, “actividades agrícolas y pecuarias”, “agrosilvopastoreo”, “erradicación de especies de flora y fauna que se tornen perjudiciales”, “aprovechamiento de la vida silvestre (extractivo y no extractivo)”, además, los particulares podrán erigir construcciones.

Según el decreto, la medida busca no sólo que se “preserve nuestro patrimonio natural”, sino que al mismo tiempo se genere “riqueza”. De algún modo, en lugar de impedir tajantemente el desarrollo de actividades productivas en la zona, se le está legalizando para permitirlas, en un supuesto intento por “poner orden”, y naturalmente, con una visión de negocio…

Al menos 22 expertos han analizado el Nuevo Programa de Manejo para el Nevado y han encontrado grandes contradicciones en la supuesta búsqueda de su protección. Este grupo está formado por hasta 15 académicos del la UNAM y otros de la Universidad de California, de Queensland,  y diversas ONG´s.

Un año después de la publicación del decreto, la ciudadana Luz Emilia Aguilar Zinser, quien también era columnista del diario Excelsior, y quien por cierto fue despedida una semana antes de que la Corte decida el resultado del caso, interpuso un amparo en contra de esta medida que finalmente atenta contra los derechos ambientales. Desde este 28 de octubre, luego de 2 años de polémica, el caso será analizado.

Acá te dejamos la postura de académicos y miembros de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad sobre las fallas técnicas de este decreto, que hace sospechar sobre los intereses económicas involucrados en el Nevado.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 

 



Gobierno de Enrique Peña Nieto retira calidad de “Parque Nacional” al Nevado de Toluca y reduce su zona protegida al 4%

El gobierno de México encabezado por Enrique Peña Nieto modificó radicalmente un decreto emitido en 1936 por Lázaro Cárdenas al respecto de la protección del Nevado de Toluca, por lo cual ahora se podrá explotar la zona, construir, hacer turismo y otras actividades, en 51 mil hectáreas de las 53 mil que antes estaban protegidas.

En una decisión que ha despertado un enorme revuelo e incluso franca oposición, Enrique Peña Nieto, presidente de México, firmó y dio para su publicación en el Diario Oficial de la Federación un decreto en el que retiró al Nevado de Toluca el estatus de “Parque Nacional”, con lo que ahora su área como zona protegida se redujo a tan solo el 4%, en tanto que el 96% restante se vuelve disponible para actividades como la “remoción” de especies forestales, el “aprovechamiento extractivo de vida silvestre”, la ganadería, la agricultura, el turismo, así como la “construcción y mantenimiento de infraestructura pública o privada”, según reporta París Martínez en Animal Político.

En su carácter de Parque Nacional, el Nevado de Toluca contaba con 53 mil 590 hectáreas protegidas, las cuales se reducen a tanto 1941 a causa del decreto publicado. Dicho “núcleo” es ahora la única zona donde está expresamente prohibido contaminar suelo y cuerpos de agua, dañar la flora y fauna, extraer minerales, introducir automotores, encender fogatas o alterar ecosistemas.

“Turismo sustentable”, “manejo forestal”, “actividades agrícolas y pecuarias”, “agrosilvopastoreo”, “erradicación de especies de flora y fauna que se tornen perjudiciales”, “aprovechamiento de la vida silvestre (extractivo y no extractivo)”, además de que los particulares podrán erigir construcciones, son las actividades que ahora se encuentran permitidas en las las 51 mil 659 hectáreas liberadas.

El Nevado de Toluca era Parque Nacional desde 1936, cuando Lázaro Cárdenas determinó su protección en vista de su importancia como fuente de agua potable para las cuencas de los ríos Lerma y Balsas, situación que se ha modificado debido a la deforestación de la zona, los cultivos de papa y la minería, mermando o desapareciendo los manantiales.

Esa fue la justificación del gobierno mexicano para autorizar el cambio de decreto, cuyo propósito manifestado es “ordenar apropiadamente las actividades productivas y extractivas que generan un deterioro creciente de los ecosistemas y de sus elementos”, con el objetivo de “mantener a mediano y largo plazo los ambientes y hábitats”, además de preservar “nuestro patrimonio natural” y “generar riqueza”.

Aquí el texto del decreto de 1936 emitido por el gobierno de Lázaro Cárdenas.

Imagen: pablo cruz irastorza / flickr

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca