Close

Aprende 17 alternativas para reutilizar el tapete de yoga

La postura de la montaña, el perro boca abajo, la postura del guerrero, la postura del árbol, el puente, la postura del triángulo, la posición de torsión, postura de cobra, la postura de niño. ¿Estos nombres son familiares para ti?

En caso que seas un yogui o yoguini, reconocerás fácilmente tanto el nombre como la postura corporal que implican realizar esos movimientos. Inclusive puedes traer a la mente las sensaciones de relajación y de equilibrio tanto físico como mental, que esta actividad implica.

Basta con practicar yoga durante cinco minutos cada vez que lo desees (y en donde sea posible), para disfrutar de los beneficios que genera la actividad, como el equilibrio tanto del cuerpo como del alma, un mejoramiento a nivel muscular, bioquímico y genético, brindando vitalidad e inmunidad al cuerpo, reforzando la plasticidad de las neuronas y mejorando tanto los procesos cognitivos como los emocionales.

Sin embargo, hay ocasiones en que no nos da la vida para practicar yoga (o simplemente no fue nuestro deporte favorito). Arrumbamos el tapete que podríamos reutilizar de manera alternativa y eficiente. ¿De qué manera?

Utilízalo como una tabla para anuncios.

Como manteles y portavasos.

Como almohadillas protectoras para el piso, y que puedes pegar en las patas de los muebles.

Forra algún cajón para prevenir golpes.

Haz una caja casera para guardar la computadora portátil.

Como tapete para apoyar las rodillas mientras haces jardinería.

Como un tapete para el coche, donde puedan estar las mascotas o las compras del supermercado.

Úsalo como un absorbente, debajo de los tapetes.

Utilízalo como colchón cuando vas de viaje.

Haz un tapete para el mouse de la computadora.

Córtalo a la medida del cojín del asiento para añadir un poco más de relleno a las sillas.

Usarlo como un asiento portable para ir a la playa o en picnics (en vez de una toalla).

Haz figuras, letras, números o cualquier objeto para que los niños jueguen con ellas.

Dónalo a albergues de animales.

Úsalo para empacar objetos frágiles.

Colócalo en el parabrisas del coche para cubrir el interior del sol.

Como un protector de vasos para bebidas frías o calientes.

Utiliza tu imaginación: existen numerosas opciones para reutilizar tu tapete de yoga. 

Ver Más
Close