Close

Aparentemente, los osos también disfrutan del sexo oral

El sexo oral ya se había visto en osos, pero siempre en osos en cautiverio. Esos osos vivían es condiciones anómalas, con estimulación mental inadecuada. Es posible que, en esos casos, fuera una marca de estrés en lugar de placer. Pero ahora, investigadores reportan en el Zoo Biology “las primeras observaciones de fellatio en osos pardos en condiciones apropiadas”.

A lo largo de 116 horas grabadas en el curso de seis años, se pudieron observar 28 instancias de sexo oral entre dos osos machos, quienes vivían juntos en el santuraio de Croacia. Reportan:

En todos los casos pareció que el proveedor inició el acto, quien se acercó al receptor mientras este descansaba con parte de su abdomen expuesto. Si los genitales del receptor no estaban expuestos, el proveedor empujaba su cabeza a la región pélvica o usaba sus garras para separar las patas traseras. Después de acceder y lamer un poco el pene, el proveedor encontraba una posición más cómoda, así como sentarse o acostarse… una vez que la succión comenzaba, ninguno de los osos cambió de posición.

Cada interacción duró entre uno y cuarto minutos:

 vhwv3irfqqdyjgdc2mjs

Los investigadores creen que pudo haber comenzado porque ambos osos fueron llevados al santuario como huérfanos, mucho antes de que hubieran dejado de mamar de sus madres. Su privación temprana de mamar pudo haberlos llevado a buscar una alternativa, casi como un reflejo. El hecho de que haya durado tanto tiempo, incluso cuando ambos osos ya eran adultos, pudo haber sido simplemente por el placer.

Ver Más
Close