Alemania se convierte en el país que más comparte sus viajes en auto

Car sharing, es un proyecto donde se alquila un vehículo por un periodo corto de tiempo (alrededor de una hora).

El préstamo de vehículos, también conocido como car sharing, es un proyecto donde se alquila un vehículo por un periodo corto de tiempo (alrededor de una hora). El concepto nació en Suiza durante la década de los 80, y actualmente está presente en más de 600 ciudades países de cuatro continentes.

Este modelo de alquiler ha deconstruido la noción del automóvil, induciendo a las personas a dejar de comprar coches y así generar un impacto positivo en el medio ambiente. Uno de los lugares donde este proyecto dejó una huella significativa es Alemania, donde más de 750 000 habitantes cuentan con la membresía para este servicio de car sharing; además, de los 8.5 millones de viajes sencillos (de una sola dirección) que se registraron a nivel mundial el año pasado, casi la mitad sucedió en ese país.

De acuerdo con FastCo.Exist, empresas como BMV decidieron formar parte del mercado una vez que comprendieron que era una competencia latente. En consecuencia, el modelo se hizo aún más popular y monopólico: “Hicieron muchísima publicidad, y lo hicieron a una escala en la que no podían las firmas pequeñas. Además tenían el poder de traer muchos carros a una ciudad de una sola vez, lo que muchas compañías pequeñas tampoco podían hacer.” Gabi Lambrecht, de la organización de car sharing bcs.

Desde entonces, los servicios se hicieron más convenientes, permitiendo que las personas encontraran un coche con una aplicación móvil y dejarlo en la estación más cercana. Este hecho se popularizó para la generación de los millennials alrededor del mundo, quienes están cada vez menos interesados en poseer automóviles: “La generación considera a los coches como la libertad que está empezando a envejecer para manejar. Los más jóvenes piensan esto por el tráfico y la molestia que provocan los seguros y los reparos: es mucho más fácil tener un coche temporal, y hacer todos los viajes diarios por bicicleta o a pie.”

Aunque la publicidad se enfoca en formar parte de un grupo social (más que de fomentar una comunidad ecológica), el modelo del car sharing está generando un cambio importante en la conceptualización de libertad y felicidad.

 



Seamos adultos con educación ambiental de calidad

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Hasta hace pocos años hablar la educación ambiental era considerada un área de estudio que podías encontrar medianamente explicada en la currícula escolar dentro de las materias de ciencias naturales, o geografía, un poco más en civismo e incluso biología. Sin embargo, en ningún caso se le prestaba la suficiente atención e importancia que merece el tema que aborda y no solamente por parte de los niños, sino en la cotidianidad de los adultos.

Casi como si fuera un cliché, la educación ambiental se considera como un conjunto de dinámicas de juegos y manualidades que enseñan a los niños a cuidar el medio ambiente. Pero en realidad es una disciplina metodológica que brinda las herramientas, conocimientos y refuerza habilidades para que todas las personas, sin importar su edad, conozcan cuáles son las maneras en las que pueden contribuir a un desarrollo sustentable de la sociedad.

La educación ambiental va más allá de buscar concientizar a las personas sobre las problemáticas de nuestro planeta, sino que se enfoca en generar cambios e iniciar acciones reales, con resultados tangibles, a nivel individual, comunitario e incluso gubernamental.

Ahora, esta disciplina es más importante que nunca, especialmente enfocada a las personas adultas, porque debido al avance acelerado de los daños ambientales que estamos sufriendo, no podemos esperar a que las nuevas generaciones estén listas para incidir un cambio. Es hoy cuando debemos empezar a implementar soluciones. Somos los adultos de hoy quienes tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro entorno y además de brindar educación ambiental a los más pequeño, pero ¿Cómo lo haremos si como adultos nos resistimos a ser educados?

Necesitamos adultos preparados para afrontar las crisis ambientales en el aspecto económico, que construyan nuevos modelos de desarrollo que busquen la sostenibilidad y sustentabilidad, en incluso que se implementen proyectos que reviertan los impactos negativos que estamos generando día con día. Por ello, la educación ambiental no debe ser sólo para los niños, sino para los adultos que pueden implementar medidas correctivas en este momento.

Si bien es cierto que la sensibilización y concientización son eje trasversal de la educación ambiental, los adultos debemos ir un paso más allá y comenzar a profesionalizarnos en materia ambiental. Sin importar tu desempeños personal o profesional, tus gustos, aficiones o hobbies, todos somos responsables del cuidado del medio ambiente y desde la trinchera de cada uno se puede hacer algo para asegurar su estabilidad.

Cuando alguien desea incrementar sus conocimientos, mejorar su habilidades o conocer nuevas técnicas, por ejemplo, se toman cursos o talleres. Lo mismo sucede con quienes estén interesados en cuidar el medio ambiente. Algunas veces no basta con regar una planta o ver una película, es necesario comenzar a educarnos en temas ambientales para poder realizar aportaciones significativas y con resultados tangibles.

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Es cierto que no puedes cuidar lo que no amas y parte fundamental de esta premisa parte del desinterés de las personas por convivir con espacios naturales e incluso de simplemente querer participar en la cuidado de la naturaleza.

No necesitamos vivir rodeados de árboles o estar en medio de un bosque para aprender a cuidar nuestro entorno. Cuidar el medio ambiente es una tarea cotidiana que podemos hacer en cualquier lugar.

Por ello, hoy toma más importancia que las personas adultas puedan prepararse y recibir educación ambiental que les permita crecer personal y comunitariamente en un entorno saludable.

Algunas veces las soluciones están tan cerca que no las vemos, pero te invitamos a abrir tu computadora y buscar talleres en línea, consultorías, cursos y convenciones que puedan mejorar tu educación ambiental para que tú te conviertas en un embajador por el cuidado del medio ambiente.

Deja atrás las creencias donde se adjudica a las nuevas generaciones la responsabilidad de revertir el daño que estamos haciendo ahora y comienza asumir tu compromiso ambiental de una manera más profesional y especializada.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Razones por las que el burro mexicano está en riesgo de extinción (INFOGRÁFICO)

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones.

Pese a los esfuerzos de países como España, Suiza e Inglaterra al crear santuarios de conservación, el burro mexicano continúa en riesgo de extinción. De acuerdo con el sitio web Investigación y Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, la reducción significativa de la población de esta especie se debe a la explotación desmesurada y la negligencia por parte de los grupos de atención y conservación para reproducirla de manera ecosustentable.

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones. Las razones parecen estar relacionadas con la modernización: los burros continúan siendo animales de carga en todo el territorio nacional. 

Frente a esto, pocos santuarios y zoológicos alrededor del mundo han tratado de salvaguardarlo; en especial en sitios como España, Suiza e Inglaterra, en donde hay granjas especializadas para su conservación. Desgraciadamente en sitios como Etiopía, Pakistán, China y Egipto continúan usando a este ejemplar como medio de transporte y herramienta de trabajo. 

burro peligro de extincion

 

 
 


5 cosas que debes pensar dos veces antes de comprarlas nuevas

Te ofrecemos algunos consejos económicos y convenientes para que no gastes tu dinero en artículos nuevos, y de paso contribuyas a la conservación del medio ambiente.

Mientras hay muchísimos productos nuevos que están catalogados como “amigables con el ambiente”, puedes realmente contribuir al medio ambiente al comprar artículos usados, especialmente aquellos que usan mucha en energía y recursos en su producción. Y, obviamente, al comprar cosas usadas, estas contribuyendo muchísimo a tu propia economía.

No obstante, hay algunas advertencias que debes tener en cuenta antes de comprar productos de segunda mano. A continuación te compartimos cinco de ellas.

 RIGHTBIKEMA16384959-0001

Bicicletas:

Por el precio (aprox.) de dos tanques de gasolina puedes comprar una bicicleta bastante decente, sólo tienes que saber dónde buscar. Ten cuidado con las ventas privadas –especialmente para bicicletas más caras de adulto—ya que las bicis robadas forman gran parte del mercado.

Un gran lugar para buscar bicicletas de montaña e híbridos es en las tiendas de renta de bicicletas. Es más seguro que encuentres buenos tratos en el otoño. Dejar tus datos de contacto en una tienda de reparación de bicis también es buena idea; muchos propietarios dejan allí sus bicicletas y nunca las recogen.

.

.

Screenshot2013-04-17at82147PM

Instrumentos musicales:

Los instrumentos musicales usados pueden encontrarse en descuentos increíbles. Si lo que quieres es rentar o comprar un instrumento musical para un niño que es principiante, hace mucho más sentido que compres uno usado. Si al niño –o a ti—no le gusta el instrumento, siempre puedes revenderlo.

Una vez que compres el instrumento, llévalo a una tienda de reparación para determinar si necesita mantenimiento o reparación.

.

 Garage-sells-affordable-bedroom-furniture

Muebles de madera:

No debe haber ningún problema encontrando muebles de madera en mercados de pulgas. Cuando se trata de muebles usados, nunca debes pagar más de un tercio de lo que costó originalmente.

Cuando se trata de muebles viejos o usados, casi siempre obtienes por lo pagaste. Los muebles hechos con pino barato no aguantarán lo mismo que los que están hechos de roble, maple o cerezo. También debes buscar muebles bien hechos. La construcción de ensamblaje es el determinante principal de la calidad de un mueble. Cualquier cosa fabricada con clavos o grapas, o pegamento visible, indica construcción defectuosa. Busca clavijas, tornillos, engranajes machihembras y bloques de refuerzo en las esquinas.

.

toyota+corolla+painted+flowers+old+blog

Vehículos:

Desde una perspectiva sustentable, definitivamente hace más sentido comprar un auto usado que utiliza gasolina de manera económica que uno nuevo, ya que la construcción y deshecho de automóviles tiene un impacto significativo en el ambiente. La misma industria de automóviles ha mostrado que entre 12 y 28 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono que se generan durante el ciclo de vida de un auto ocurren durante la adquisición de materiales crudos, manufactura y envío inicial.

En cuanto al valor: un auto pierde valor en cuanto lo manejas fuera de la tienda (alrededor del 9%). Pero eso no es todo, al momento que cumple cuatro años, el auto típico retiene sólo la mitad de su valor. Después de eso, comoquiera, la curva de depreciación es mucho menos empinada. En ese momento, la mayoría de los autos permanecen confiables en los años que les siguen. Las tenencias, seguros e impuestos también son mucho más bajos.

Sobre todo, la dependencia en automóviles ha mejorado considerablemente en la última década. Lo más seguro es que un vehículo de 5 años tenga alrededor de un tercio de menos problemas de lo que tendría uno hace una década. Los problemas de motor y transmisión, que alguna vez plagaron a autos más viejos, han disminuido dramáticamente, de acuerdo a investigaciones recientes. Cuando está bien mantenido, un auto construido en 2009 podría fácilmente seguir existiendo por otros 6 a 8 años sin necesidad de reparaciones mayores.

.

IMG_4491

Ropa:

Si te da un poco de asco comprar ropa usada, considera lo siguiente: hay una gran probabilidad de que la ropa que compraste “nueva” se la probó mucha gente antes de ti. Mientras es comprensible marcar una línea en ropa interior, calcetines y zapatos, no hay nada en la ropa usada que un buen ciclo de agua caliente no pueda curar.

Comprar ropa de tiendas de ahorro no te limita a vestirte con prendas que ya pasaron de moda; puedes comprar la misma ropa que está en rebaja en tiendas departamentales a menos de un décimo de su costo, o incluso menos.

Con algunas prendas hace mucho sentido que las compremos usadas. La ropa de maternidad, por ejemplo, que sólo se usó algunos meses, o la ropa de bebés o niños, que les quedaron chicas muy rápidamente.



La brillante idea de las “calles abiertas” se esparce por el mundo

Más de 100 ciudades del mundo le han dedicado un día a la semana a aquellos que gustan de pasear por su ciudad a pie o en bicicleta y tener una relación sana y estética con ella.

El movimiento llamado “Open Streets” o “Calles abiertas” es un esfuerzo por regresar las calles a toda la gente, aunque sea por un día cada semana. No nos damos cuenta cuanto espacio urbano es inaccesible para los peatones y demás no-conductores hasta que cierran las calles y podemos transitarlas libremente, mirando nuestra ciudad desde un punto de vista distinto y más holgado. Esta iniciativa ya se lleva a cabo en varios países de Latinoamérica como Bogotá, Chile y México, y se está contagiando como el mejor de los virus por otras ciudades del mundo.

Lo que hace Open Streets es cerrar temporalmente el tráfico automovilístico de  las calles para que las personas puedan usarlas para caminar, montar bicicleta, bailar, jugar y socializar. El propósito de esta iniciativa, además del obvio, es optar por la ecología y la salud como una de las mejores maneras de pasar el tiempo libre.

Si vives en una ciudad que aún no implementa esta actividad los domingos, puedes entrar a la página web y organizar una causa para hacerlo posible. Viendo el siguiente video de Bogotá no te quedará duda acerca de esta gran idea:

Ciclovia: Bogotá, Colombia from Streetfilms on Vimeo.



El suburbio más seguro del mundo no utiliza automóviles

En los setentas el pequeño pueblo de Houten en Holanda adoptó una forma de vida sin carros, más de treinta años después es un ejemplo inspirador de lo que se puede lograr al tener una cultura que no gira en torno a los automóviles

En 1979 Houten era un pintoresco pueblo construido alrededor de una iglesia del siglo XIV, sin embargo con la explosión poblacional del país, el pueblo con 5 mil habitantes debió adaptarse a una ciudad con 10 veces ese número de habitantes en poco más de veinte años. Para absorber este enorme cambio, el gobierno local decidió adoptar un plan completamente innovador: en vez de tener calles para automóviles, la ciudad solo tiene pasos peatonales y ciclovías; todos los edificios importantes en la ciudad están conectados por vías sin autos. Todo en la ciudad está cerca y todo es seguro.

Claro que Houten no está desconectado por completo del resto del mundo, tienen una ruta de automóviles que circunda la ciudad, y todas las casas del pueblo pueden ser visitadas en autos, sin embargo es un sistema que involucra salir de la ciudad y volver a entrar a ella a la altura del sitio que se quiere visitar. La estación de trenes también está conectada a la vía automovilística, pero al igual que las casas, es más fácil llegar a ella a pie que en coche. Las bicicletas pueden utilizar la vía automovilística, pero estas siempre tienen prioridad. En esta pequeña ciudad es común ver un coche que sigue a un grupo de ciclistas de la tercera edad a una bajísima velocidad.

¿Los resultados? Dos tercios de los recorridos en Houten son hechos a pie o en bicicleta. Los accidentes viales son mínimos en comparación con los de una ciudad del mismo tamaño en EUA o en Latinoamérica: entre el 2001-2005 murió tan solo una persona en un accidente de este tipo, una mujer de 73 años que fue atropellada por un camión de la basura.

Houten es el tipo de ciudad ideal para tener una familia con niños pequeños. A partir de los seis años cualquier pequeño puede ir a la escuela en bicicleta solo y no tendrá que cruzar ninguna calle con coches. Hay muchas personas de la tercera edad que habitan aquí porque es tranquilo y seguro.

En general, además de aire limpio, también se respira salud. Houten es un verdadero ejemplo a seguir, un gobierno con un poco de visión cambió la manera en la que se percibe la explosión poblacional y nos muestra como controlarla para brindar la mejor experiencia de vida posible para los habitantes.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca