11 animales elusivamente azules e inolvidables

Los animales azules son de lo más raro en la naturaleza, y tienen algo espectral y llamativo. Estos son algunos de ellos.

Quizás porque el azul es el pigmento menos común en la naturaleza, es uno de los favoritos del mundo. Podemos ver el azul en el cielo o en el agua, pero cuando se trata de animales, su tendencia es más bien rara; aparece aquí o allá y les da un toque fantasmal, extraterrestre, a las criaturas que pinta. Pensemos, por ejemplo, en el alucinante zafiro de mar.

La razón principal por la que el azul es tan raro en animales tiene que ver con que el rango de pigmentos que da color a los animales es estrecho. El rojo y el anaranjado son producidos por carotenoides, los pigmentos negros y cafés son producidos por las eumelaninas y los pigmentos amarillos son producidos por compuestos de pteridina.

Y, mientras las plantas pueden producir pigmentos azules gracias a las antocianinas, la mayoría de las criaturas en el reino animal son incapaces de hacer pigmentos azules. Cualquier ejemplo de coloración azul que te encuentres es más bien el resultado de efectos estructurales como la iridiscencia y la reflexión selectiva.

La urraca azul, por ejemplo, produce melanina, que significa que puede técnicamente parecer casi negro. Sin embargo, burbujas diminutas de aire en las plumas de ave esparcen la luz y hacen que a nuestros ojos parezca azul. Esto se llama esparcimiento Rayleigh, un fenómeno que también es responsable de que el cielo se vea azul.

 



Indígenas mayas piden apoyo para reducir los efectos de la soya transgénica

Con el documental “¿Qué les pasó a las abejas?”, comunidad maya busca preservar patrimonio biocultural.

En los últimos años tanto ambientalistas como políticos han demostrado una sincera preocupación en relación con la extinción de las abejas. De hecho, y de acuerdo con la Universidad de Reading, las subespecies de este polinizador han ido disminuyendo gradualmente en todo el mundo. Por lo menos, y hasta ahora, cuatro especies de abejorros se han extinto en Europa, y otros más en Norteamérica y China. 

Entre las causas más comunes de la extinción de las abejas es el plaguicida imidacloprid, de Bayer, en las plantas como el maíz y las verduras de hoja, generando un potencial riesgo para las plantas que atraen a los polinizadores y a las colmenas. Según los datos de la Agencia de Protección Ambiental –EPA, por sus siglas en inglés–, se encontraron concentraciones de 25 tipos nocivos de imidacloprid por millones de cítricos y plantas de algodón, lo cual ha provocado la disminución drástica de la población de abejas al dañar su cerebro y, por tanto, sus capacidades motrices –principalmente a la hora de volar–. 

Frente a esto, comunidades mayas planean realizar un documental titulado ¿Qué les pasó a las abejas?, el cual promueve la proclamación de una ley que prohiba de manera definitiva la siembra de soya transgénica y el uso del pesticida. Para ellos es importante anunciar esta situación que ha impactado negativamente en la apicultura y el medio ambiente de la región. 

La directora y productora del proyecto, Adriana Otero, ha anunciado que el documental pretende “apoyar el movimiento maya que lucha a favor de los derechos territoriales y humanos, los cuales han sido violados en repetidas ocasiones por malos manejos de las autoridades federales y de empresas como Monsanto.” Con el objetivo de lograrlo, tanto los de la comunidad indígena como la productora, abrieron una cuenta en la plataforma Kickstarter para recaudar los fondos necesarios para la producción del documento. Hasta el momento han reunido 43 295 pesos de los 120 000 que tienen como meta. 

Ve aquí el trailer de ¿Qué les pasó a las abejas?

abeja_imagenes-de-fondo-hd 

Esta idea comenzó con una nota periodística que denunciaba la desaparición de las abejas en el estado de Campeche, en México. Otero comentó que se trataba de una noticia sobre un apicultor campechano, Gustavo Huchín, quien recaudaba firmas por medio de la plataforma Change.org para exigirle a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que detuvieran el permiso de la siembra de soya transgénica y así salvar la selva maya. Agregó: “Me sorprendió la visión y compromiso de Don Gustavo y siendo documentalista me pareció que sería una gran historia por contar”. Fue así que empezó a idear, junto con un equipo de cineastas independientes de Yucatán y Campeche, para realizar el documental; entre ellos se encuentran: Maricarmen Sordo –cinefotógrafa–, Alberto Palomo –sonidista y compositor musical–, Juan Cervera –productor en línea–, Robin Canul –director y fotógrafo– y Adriana Otero –director y productor general–.

Aunque en 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación falló a favor de las comunidades mayas para prohibir la siembra de soya transgénica, hay quienes continúan realizando esta práctica sin que las autoridades tomen acciones al respecto. Por ello, Otero decidió producir un documental como una estrategia de cambio y acción ciudadana: “Nuestro objetivo es dar a conocer a los mexicanos y al público extranjero lo que sucede en el sureste del país, en la Península de Yucatán.”

De alguna manera, financiar el documental es un paso indispensable para solidarizarse con las comunidades indígenas, tanto su lucha como el objetivo de preservar el patrimonio biocultural. Otero recuerda: 

Estamos hablando de un proceso legal histórico para el pueblo maya, por lo tanto el apoyar la producción de esta película es apoyar la temática, es aliarse a las comunidades en su lucha para poder compartir esta experiencia de organización y resistencia con otros pueblos indígenas que atraviesan por procesos similares, es unirse a la defensa de un medio ambiente sano y visibilizar la forma en la que las autoridades federales tratan este tipo de situaciones que tienen que ver con la preservación de patrimonio biocultural de los ciudadanos.

En caso que desees contribuir a esta causa, dale click aquí para conocer más sobre el documental  ¿Qué les pasó a las abejas? Y para realizar pequeños actos que cuiden a las abejas de su extinción, te compartimos tres plantas que puedes agregar en tu jardín

abejas-1

Flores nativas

Las plantas más benéficas y fáciles de cuidar siempre son las nativas. Las plantas nativas se pueden encontrar en tu región, y por ello se adaptan naturalmente al clima. Las flores son lo mejor para las abejas.

Plantas tradicionales (hairlooms)

La hibridación de muchas flores ha creado capullos resistentes y bellos, pero no significa que sean lo mejor para el ambiente de tu jardín o para el ecosistema. Las plantas de una sola germinación son más fáciles para las abejas y tienden a proveer más néctar y polen que su híbrido, las versiones de dos o más flores. Busca flores nativas, orgánicas que pudieron haber tenido tus abuelos o bisabuelos en su huerto, Por ejemplo las petunias, amapolas, margaritas, claveles, alceas, geranios y rosas clásicas. Las abejas tienen excelente percepción de color, así que no dudes en mezclar azules con morados, rojos y amarillos. Además, la variedad de formas en el jardín ayudará a que las 4,000 distintas especies de abeja tengan acceso al néctar.

Hierbas

Con las hierbas no puedes fallar. No sólo las abejas las adoran, sino que son comestibles, ayudan a controlar poblaciones invasivas de insectos, huelen y se ven preciosas. Muchas hierbas se reproducen por sí mismas, especialmente si tienes abejas que las polinicen, así que asegúrate de plantarlas donde quieres que se queden. La menta, la lavanda, el romero, la albahaca y el tomillo son muy populares con las abejas.

Descubre aquí otras ideas para plantar en tu jardín y que te ayudarán a salvar a las abejas



Estas fotos demuestran la conmovedora amistad entre una tortuga gigante y un cencerro

“Uno siempre está junto al otro, comparten comida y descansan juntos. Esperamos que esta amistad tan inusual continúe floreciendo.”

Se dice que los animales que han sido rescatados tienden a ser más humildes tanto con sus dueños como con otros animales. Y parece ser que las pruebas son Leonardo el Africano, una tortuga gigante rescatada del zoológico de Bangkok en 2013,  y Simón, un cencerro con una pierna prostática, quien vio a su madre morir a manos de unos granjeros. Ambos animales comparten hogares en el santuario WFFT Rescue Center, o al menos hasta el momento en que Simón pueda recuperarse del todo y sea trasladado a un campo en el que habitan dos vacas rescatadas. 

Mientras tanto, agarrando a los cuidadores por sorpresa, tanto el cencerro y la tortuga gigante comenzaron a generar un vínculo de amistad muy cercano. De acuerdo con la WFFT, Simon y Leonardo son ahora los mejores amigos del santuario. Por lo que es muy común verlos inseparables: “Uno siempre está junto al otro, comparten comida y descansan juntos. Esperamos que esta amistad tan inusual continúe floreciendo.”

Te compartimos esta serie fotográfica de su amistad: 

 



6 razones científicas por las que necesitas salir más al bosque

Te compartimos una lista de los descubrimientos científicos que demuestran cómo la Naturaleza es un poderoso tratamiento médico.

Earthing, Grounding, Forest Bathing o incluso el Sun Bathing son estas prácticas que están en la búsqueda de una conexión con la naturaleza, y así alcanzar un equilibrio biopsicosocial que el mundo citadino no puede brindar.

La manera en que la Naturaleza actúa sobre nuestra esencia impacta fisiológicamente, estado de ánimo, creencias y conducta. Inclusive hay científicos que consideran que practicar estos baños naturales brindan beneficios extrasensoriales; como por ejemplo, en una sensación del infinito en el aquí y ahora, sincronicidad en el que los eventos comienzan a coincidir, sueños proféticos y experiencias místicas –como déjà-vus–, desinterés en los bienes materiales, placer en los momentos de soledad para explorar la creatividad, meditación y conexión con el universo, y el resurgimiento de viejos recuerdos y emociones intensas con el objetivo de sanar.

Pero la ciencia se ha encargado de comprobar los beneficios del Earthing, Grounding, Forest Bathing y Sun Bathing. A continuación te compartimos una lista de los descubrimientos científicos que demuestran cómo la Naturaleza es un poderoso tratamiento médico:

Investigadores de la isla de Yakushima, en Japón, consideran que los shinrin-yoku o “baños de bosque, brindan sustancias benéficas en la diversidad microbiótica. La investigación ha identificado tres factores principales que nos vuelven más saludables: bacteria, aceites esenciales derivados de las plantas e iones con carga negativa. Parece ser que desde nuestro nacimiento hasta la muerte, las bacterias que viven en el ambiente –y que respiramos del aire–, nos ayuda a mejorar los procesos de digestión y a producir sustancias que proveen estabilidad tanto física como mental.  En otras palabras, estar en el bosque permite sentirnos más felices, poseer mayor salud física y combatir microorganismos tóxicos para una mayor generación de neurotransmisores del bienestar psicológico.

earthing

– “Hacer tierra” permite que el cuerpo conduzca electrones libres que emanan del campo magnético de la Tierra, y así reducir los daños que provocan las eléctricas positivas que llevan a la oxidación del cuerpo. Este acto ayuda a reducir la inflamación, reduciendo el dolor crónico, mejorar el sueño y la presión sanguínea; ya que previene la acumulación de carga eléctrica estática en el cuerpo y contrarresta la acumulación de las cargas eléctricas positivas nocivas de vivir en medio de innumerables gadgets electrónicos.

Gloomy_Forest

Equilibra la salud emocional, principalmente con trastornos de ansiedad, depresión, bipolaridad, entre otros. Investigadores de la Universidad de Stanford, en EE.UU., demostraron que la naturaleza impacta positivamente en la salud psicológica de las personas que practican el senderismo en los bosques. Esta práctica facilita la regulación de pensamientos obsesivos y negativos. De hecho, en este estudio demostró que las personas que caminan durante 90 minutos en un entorno natural, experimentan una reducción en la actividad neuronal en la corteza prefrontal asociada con enfermedades mentales.

forest-bath

– Hay una mayor creatividad frente a la solución de problemas. Un estudio dirigido por  Ruth Ann Atchley y David L. Strayer ha demostrado que enfrentar problemas de manera creativa puede lograrse después de caminar en la naturaleza y de estar desconectado de la tecnología. Para demostrarlo, los investigadores pidieron a unos participantes que realizaran senderismo sin tecnología alguna durante cuatro días, y hacer tareas que requerían de creatividad para la resolución de una serie de problemas complejos. Llegaron a la conclusión de que las excursiones libres de tecnología aumentan significativamente en la resolución de problemas hasta en un 50 por ciento. De modo que la naturaleza reduce la fatiga mental, calmar la mente y desarrollar la creatividad.

Bamboo-Forest-Path-1152x2048

Regula el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad. Este trastorno, un diagnóstico muy común en niños, genera problemas con la concentración, hiperactividad y dificultades para controlar sus impulsos. Y de acuerdo con un estudio realizado por Frances E. Kuo y Andrea Faber Taylor, de la Universidad de Illinois, los niños con TDAH expuestos a actividades al aire libre y en áreas “verdes” reduce significativamente los síntomas.

nino-bosque

Estimula al metabolismo para quemar entre 400 y 700 calorías a la hora. Esto facilita que mente y cuerpo estén conectados naturalmente, ayudando a que las células estén nutridas y sanas. Este estudio, elaborado por investigadores de la Universidad de British Columbia, confirma que dejarse bañar por la Naturaleza mejora la memoria y la habilidad cognitiva gracias a que incrementa el volumen del hipocampo.

running



Captan sublimes imágenes de un iceberg recién emergido del agua (FOTOS)

Este iceberg documentado en la Antártida denota una gama de azules que parecen provenir de otra dimensión estética

El hielo es una de las superficies más propensas a generar micromundos en su interior. Cualidades como su capacidad para reflejar la luz así como para contener patrones de grietas entretejidos con preciosa complejidad, hacen de los bloques de hielo un cuerpo esencialmente onírico. 

Lo anterior queda manifestado cuando estos grandes cuerpos de hielo recién emergen del agua. Recordemos que lo que vemos de un iceberg es sólo una porción de su masa, el resto está oculto bajo las aguas. Por la influencia de diversos factores como el derretimiento de la porción que supera la superficie, así como el vaivén del mar, cada cierto tiempo el iceberg gira sobre sí mismo, verticalmente, invirtiendo así sus lados (el que estaba expuesto queda sumergido y el que estaba inmerso aflora). Por eso es que algunos icebergs se ven blancos (debido al contacto de los rayos solares con su superficie), mientras que los otros, recién emergidos, manifiestan insinuantes tonos de azul. 

En este caso, el fotógrafo californiano Alex Cornell capturó imágenes de un iceberg fresco. Durante un viaje por la Antártida, Cornell documentó una estremecedora gama de azules impresa en dicho cuerpo que parece “mas un artefacto galáctico que cualquier elemento terrestre”. En las fotografías podemos apreciar una especie de gema transdimensional que nos recuerda, por si acaso hiciese falta, que la estética natural no tiene límites. Además, insinúa que el paraíso, tal vez, tenga mucho de azul.  

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

25946-1tzh0al 25946-qmby3p



Abejas en Francia producen miel azul y verde, probablemente contaminada

Apicultores en el norte de Francia se sorprendieron por encontrar que sus abejas producían miel de colores verdes y azules.

La explicación a esta situación es un tanto graciosa pero un tanto preocupante: las abejas pudieron consumir el azúcar de una fábrica de M&Ms, cerca de Ribeauville en Alsacia. Es por esto que la miel adquirió sus tonalidades verdes y azules.

Los operadores de la planta dijeron que lamentaban la situación y que habían tomado medidas para prevenir que esto sucediera de nuevo. Limpiarán los contenedores y todo el desperdicio será aislado con mayor precaución. Esto afirmó Philippe Meinrad, un vocero de Agrivalor, la compañía que opera la planta.

La miel de colores azules y verdes, aunque podría ser llamativa como los chocolates, no es vendible. Gill Maclean, un vocero de la British Beekeepers’ Association, dijo que la miel muy probablemente estará contaminada.

En años recientes, el número de abejas ha descendido en todo el mundo. Por ejemplo, en el Reino Unido, los climas extremos (el frío del invierno y la fuerte temporada de lluvias en verano) han provocado que las abejas no hayan producido tanta miel. Los apicultores se vieron en la necesidad de ofrecer a sus abejas jarabe de azúcar. Si los números continúan descendiendo, podrían extinguirse en los próximos años.

[BBC]

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca