Close

Tu consola de videojuegos gasta casi tanta energía “apagada” como cuando la utilizas

¿Alguna vez te has preguntado por qué un televisor puede encenderse por medio del control remoto? Esto es posible porque, estrictamente, no está apagado, sino que se encuentra en “estado de espera”, función común en casi todos los aparatos eléctricos, la cual ha dado lugar al llamado “consumo fantasma” de energía: aunque no los utilices, aunque pienses que están “apagados”, lo cierto es que están consumiendo electricidad.

Podrías pensar que ese consumo es insignificante. De hecho, muchas personas lo piensan. Un aparato que consume 100 watts por hora (W/H), por ejemplo, en modo de espera consume más o menos 5 W/H. Si, por ejemplo, se trata de un estéreo que prendiste apenas por una hora en la mañana, su gasto de energía en stand-by fue casi el mismo que cuando lo utilizaste. A eso puedes sumar el televisor, el microondas y, sí, tu consola de videojuegos.

Hace un par de días, el sitio treehuger dio a conocer una serie de gráficos comparativos a propósito de las consolas de nueva generación, las cuales, pese a sus diferencias de rendimiento, gráficos, juegos disponibles y todo aquello que consideramos antes de conseguir una, comparten una característica común: gastan casi la misma energía en modo de espera que cuando satisfacen nuestras ganas de entretenimiento.

El estudio fue elaborado por el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés), cuyo personal analizó las distintas funciones de consolas de Nintendo Sony y Microsoft, tanto los modelos más recientes como los de una generación anterior.

Grosso modo, la comparación muestra que la comodidad se obtiene sobre todo a costa del consumo de energía. Ahora la Xbox One admite comandos de voz, pero por esa mejora es también la consola que más electricidad consume. Igualmente el hecho de que estos dispostivos puedan emplearse como reproductores de DVD, de Blueray o de transmisiones tomadas de Internet parece una ventaja pero cuando se les enfrenta con los aparatos diseñados exclusivamente para eso, se descubre que su gasto de energía es excesivo.

1
Consumo de energía en las funciones más comunes

 

 

2
Nueva generación VS Generación anterior (Consumo anual de energía)

 

 

 

 

3
Consumo anual de energía

 

 

 

4
Consumo de energía durante la reproducción de un video HD

 

El propósito de este tipo de estudios es, en parte, hacerte reflexionar sobre tus hábitos cotidianos y modificarlos tanto a tu favor como a favor del entorno. Piensa que estás pagando energía que realmente no utilizas y, además, parte de esos costos también van a la cuenta del planeta.

Ver Más
Close