¿Sabes qué tienes que hacer para tener un cerebro sano?

De acuerdo con David Rock, fundador del Neuroleadership Institute, y del psiquiatra Daniel J. Siegel, para mantener en un estado saludable al cerebro, es necesario practicar una dieta mental.

El cerebro, parte central del sistema nervioso, es uno de los miembros más importantes y misteriosos del cuerpo. Gracias a sus diminutos impulsos eléctricos, un ser humano puede vivir, recordar, pensar, actuar y sentir de la manera que lo hace.

Durante décadas, cuantiosos científicos han tratado de descifrar el funcionamiento de este órgano. Al destapar mitos, como que sólo usamos un 10 por ciento del cerebro o que escuchar a Mozart nos hace más listos, se ha descubierto la manera en que un humano promedio utiliza su cerebro.

Frente a un estímulo físico, el cuerpo manda mensajes al cerebro, el cual cuenta en promedio con 100 000 millones de neuronas encargadas de establecer hasta 50 000 conexiones neuronales. Dependiendo de la respuesta requerida, diferentes partes del cerebro empezarán a activarse: por ejemplo, el lóbulo frontal se estimulará en caso de relacionarse con una actividad referente al habla, movimientos de cabeza, conducta o emociones; el lóbulo temporal, con el sentido del oído; el lóbulo parietal, con el procesamiento de movimientos básicos y las sensaciones; el lóbulo occipital, con la visión y la capacidad de reconocimiento.

Sin embargo, tanto nuestra genética como nuestro estilo de vida pueden llegar a afectar el funcionamiento próspero de nuestro cerebro; en consecuencia, podemos ser víctimas de enfermedades degenerativas como el Parkinson o el Alzheimer. De acuerdo con David Rock, fundador del Neuroleadership Institute, y del psiquiatra Daniel J. Siegel, para mantener en un estado saludable al cerebro, es necesario practicar una dieta mental.

HealthyMindPlatter
Dormir bien / Ejercitarse / Enfocarse / Instrospección / Desconectarse / Jugar / Relacionarse

Bautizando su teoría como Healthy Mind Platter (La bandeja de la mente saludable), ellos explican que el estrés provoca que el cerebro se desconecte constantemente de la tarea que se está haciendo, generando una sensación de ensimismamiento o de ensueño. Para evitar la degeneración cerebral, es necesario poner en práctica una dieta mental saludable a través de ejercicios físicos y mentales. De ese modo podremos establecer y mantener relaciones interpersonales, desarrollar nuestros talentos y la creatividad. Les compartimos siete actividades para una potencializar nuestro cerebro:

  1. Duerme. Esta necesidad básica ayuda a consolidad habilidades cognoscitivas, como la memoria, el procesamiento de la información y el aprendizaje. Dormir refresca la mente. De acuerdo con Rock y Siegel, las horas necesarias de sueño dependen de cada persona y de su rendimiento tanto cerebral como corporal.
  2. Juega. Esto ayuda a experimentar y sentir; de ese modo aprendemos a ser más flexibles con las emociones y la creatividad. Por ello, “[D]ime y yo olvido. Enséñame y yo puedo recordar. Involúcrame y yo aprendo” Benjamin Franklin
  3. No hagas nada. Quizá uno de los hábitos más complicados para nuestra cultura occidental. Necesitamos aprender a enfocarnos en nada, dejando que la mente fluya sin un objetivo en específico. Sin prestar atención a preocupaciones ni a obligaciones, estos momentos nos liberan del estrés (reduciendo los niveles de cortisol en la sangre) y permiten disfrutar física y emocionalmente del instante. No se trata de “perder el tiempo”, sino de aprovecharlo en un descanso mental.
  4. Establece una constante introspección (o vivir en el momento presente). Al disfrutar de un paseo, de escuchar música, meditar o relajarse, incrementamos los niveles de endorfina y serotonina en la sangre; de ese modo, se reduce la presión arterial y la tensión muscular.
  5. Conectate con los otros. Más allá de relacionarse con las personas, es generar un vínculo saludable con ellos. Es disfrutar de la compañía gracias a las pláticas y el contacto físico.  Las relaciones interpersonales, saludables y estables, aumentan la esperanza de vida; ya que influyen, de cierto modo,  en el funcionamiento óptimo del sistema endocrino, cardiovascular e inmune.
  6. Ejercítate. Actualmente se conocen los múltiples beneficios físicos y emocionales del ejercicio, sin embargo se ha demostrado también que ejercitarse potencializa los procesos cognitivos, como el aprendizaje, la memoria y la creatividad. Además, ayuda a prevenir los efectos del envejecimiento físicos y mentales.
  7. Enfocate en objetivos. Al momento de realizar tareas de manera eficiente, es importante que nos centremos en un objetivo a lograr; de ese modo, evitaremos caer en un desgaste temporal, energético, emocional, físico y mental.

Estas actividades, de acuerdo con los autores de la teoría, nos ayudarán tonificar la musculatura cerebral. En consecuencia, no sólo seremos más eficaces y creativos, sino también nos sentiremos autorealizados y alcanzaremos nuestra propia felicidad.



Estos son los 5 mejores alimentos para la salud de tu cerebro (Infográfico)

Conocer de memoria los alimentos que mejorarán el desempeño de tu mente es también una manera de procurar con ello tu bienestar anímico.

La alimentación es la principal medicina que damos a cuerpo. Nosotros decidimos las dosis y el tipo de insumo que le imprimimos, por ello, conocer más o menos las propiedades y los nutrientes de los alimentos es esencial para tomar decisiones afortunadas respecto a nuestra salud. 

Hoy te compartimos los 5 alimentos top para mejorar la salud de tu cerebro. 

Pescados aceitosos: el salmón, caballa, arenques y la sardina, son ricas en Omega 3, que es esencial para el tejido del cerebro. Los nutriólogos recomiendan como parte de una dieta balanceada al menos tres trozos por semana, fresco o en lata es benéfico.

Moras azules: son ricos antioxidantes y vitamina C. Las moras azules son buenas para afinar la memoria a corto plazo. Mejora la coordinación y el balance, entre otras cosas.

Semillas de calabaza: es rica en aceites de omega 3 y zinc. Ayuda a mantener la parte del cerebro que mantiene las sensaciones intactas.

Aguacate: facilita el flujo de la sangre al cerebro, que es esencial para mantener la mente alerta y concentrada, evitando así el estrés. También ayuda a reducir la presión arterial en la sangre. 

Chocolate:  comer dos pedazos al día de chocolate oscuro mejorará tu memoria por sus propiedades antioxidantes.

a72e34cda1735753c3bb53888376d2c3



Este sencillo test te revelará qué tan propenso eres a sufrir un infarto cerebral

Nuestra salud cerebral está asociada con algunas capacidades motrices. ¿Tú puedes pararte sobre una pierna?

Cuando existe una falta de irrigación sanguínea al cerebro puede producirse un infarto cerebral, también conocido como derrame cerebral. En este fenómeno suele morir una parte del cerebro, por lo que sus efectos son irreversibles. 

Según la Organización Mundial de la Salud el infarto cerebral podría convertirse en la primer causa de muerte para el 2020 en el mundo. 

Las personas que más son propensas a sufrir un derrame cerebral son las que sufren de presión arterial elevada, diabetes, obesidad o sobrepeso y problemas cardiacos. Y según un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de Tokio existe una fuerte correlación entre las personas que no pueden permanecer mucho tiempo parados únicamente sobre una pierna. 

En el estudio se analizaron a 1, 300 personas. Aquellas que no pudieron sostenerse al menos 20 segundos sobre una pierna (1/3 del grupo) registraron más problemas cognitivos. Pero además, este fenómeno está asimismo relacionado a una mayor propensión a un infarto cerebral, según los investigadores.



“La comida rápida atonta nuestras capacidades para disfrutar experiencias placenteras”: Universidad de Toronto

Estudios demostraron que la comida rápida afecta los niveles de paciencia, y por consiguiente, nuestra capacidad de disfrutar.

Desde hace aproximadamente una década, varios estudios han demostrado las consecuencias negativas de la comida rápida en el cuerpo humano. Esta oleada de datos científicos en pos a la salud física ha ido esparciéndose por el mundo: de boca en boca, en películas, en diversas revistas, etcétera. No obstante, pocas investigaciones se han hecho respecto a la influencia de la comida rápida en la salud emocional de los individuos.

La Universidad de Toronto se encargó de hacer investigaciones científicas de cómo la comida rápida afecta los niveles de paciencia, y por consiguiente, también nuestra habilidad de disfrutar el mundo de nuestro alrededor.

¿Qué se investigó?

Los investigadores, Julian House, Sanford DeVoe y Chen-Bo Zhong, realizaron tres experimentos, cuyos resultados fueron:

–       Cuando había cerca establecimientos de comida rápida, las personas tendían a responder menos emocionalmente a experiencias placenteras.

–       Al tener dos grupos de control, en donde uno veía fotografías de comida rápida y el otro la veía de manera directa, y luego ambos observaban imágenes de la naturaleza, se encontró que el último grupo se sentía menos feliz después de ver las imágenes.

–       Las personas que se encuentran en constante contacto directo con la comida rápida, disfrutan menos de la música clásica: la consideran tediosa y larga.

De acuerdo con los autores, estos estudios tenían el objetivo de examinar las diferentes reacciones de la urgencia, apoyando la hipótesis de que la comida rápida induce a una impaciencia aún más fuerte. Lo que no quiere decir que la comida chatarra reduzca la felicidad, sino que “atonta” nuestra habilidad de experimentar ciertos tipos de placeres, como el del degustación y el de escuchar música.

¿Qué quiere decir esto?

En la actualidad, estamos en un mundo cuyo ícono es el ahorro del tiempo a través de la inmediatez. Como lo menciona Ben Schiller, escritor de Co.Exist, incluso encontramos este efecto en la intromisión en nuestras vidas de la tecnología:“Los dispositivos para ahorrar el tiempo sólo aumentaron las expectativas de aquello que podemos lograr en 24 horas, convirtiéndonos en unos tontos neuróticos”. En consecuencia, al perder la noción real del tiempo, disminuyó nuestra capacidad emocional para disfrutar experiencias placenteras que requieren paciencia y tiempo.

Con base en la filosofía tántrica, el humano tiene una necesidad intrínseca de la experiencia emocional, la cual la obtiene a través de las sensaciones y entusiasmos, del placer y de los fracasos comunes en toda la experiencia humana. De manera tal que, aquellas pulsiones naturales (malestares físicos o emocionales) nos inducen a actuar para buscar cierto bienestar y mejores opciones; no obstante, esto lleva tiempo para poder realmente disfrutarlo.

En el Tantra, el ser humano tiene que utilizar conscientemente esa energía natural para trascender y disfrutar de la felicidad. Es decir, tomar en consideración que el cuerpo es un templo, por lo que debe tratarse como tal: con respeto, atención, amor y adoración. Esa relación requiere tiempo y esfuerzo, ya que es necesario regresar a sentirse consciente de las acciones más mínimas, ser curioso, encontrarse emocionado por la vida, estar en competencia con uno mismo, entre otras cosas. Así que, para concluir, recordemos la frase de José Narosky: “Hay enfermedades que quitan la vida. Aunque no maten”.



EcoReceta: la manera más fácil (y sabrosa) de desintoxicarte

Comiendo esta deliciosa sopa podrás tratar malestares digestivos y depurar algunas de las toxinas que acumulamos cotidianamente.

Ya sea que sufras de malestares gástricos crónicos , quieras seguir una dieta más sana o simplemente quieras desintoxicarte, esta sencilla sopa puede ser tu mejor aliada. Además de tener un excelente sabor contiene altas cantidades de fibra, potasio y sodio.

La sopa fue una de las preferidas del Doctor Henry Bieler, un médico estadounidense y escritor de El alimento es tu mejor medicina, quien creía que la mayoría de las enfermedades pueden ser tratadas y prevenidas con la dieta adecuada. Esta sopa verde ayuda al páncreas a controlar los niveles de azúcar en la sangre, apoya al hígado y controla las funciones de las glándulas adrenales.

Ingredientes:

  • 4 calabacitas picadas en cubos medianos
  • 3 tazas de ejotes sin las puntas
  • 2 palos de apio
  • 2 manojos de perejil, sin los tallos
  • 1 litro de agua
  • sal de mar al gusto
  • 1 cucharadita de aceite de oliva (opcional)

Preparación:

  1. Pon el agua, las calabacitas, los ejotes y el apio en una olla grande sobre una flama alta.
  2. Espera a que hierva y baja un poco la intensidad del calor. Deja sobre una flama media hasta que las verduras estén suaves (aproximadamente media hora).
  3. Vierte la sopa en la licuadora junto con los manojos de perejil. Licua todo hasta que tengas una consistencia cremosa. Es posible que tengas que licuar varios lotes de la sopa, si no toda cabe en tu licuadora al principio.

Puedes jugar con las cantidades de los ingredientes y remplazar los ejotes por espinacas. Si puedes te recomendamos usar productos orgánicos.



¿Te sientes mentalmente cansado? Toma un vaso de agua

Estudio sugiere que beber agua puede mejorar el funcionamiento de tu cerebro.

glass-of-water

Beber agua simple no sólo es bueno para la salud y para la apariencia de nuestra piel, sino que puede mejorar nuestro performance mental, o al menos eso es lo que sugiere un nuevo estudio.

En él, los participantes que bebieron alrededor de tres vasos de agua (775 ml) antes de tomar una sarta de tests cognitivos se desempeñaron mejor que aquellos que no bebieron agua. Este resultado fue particularmente certero para los sedientos: los investigadores especulan que la sensación de sed puede restarle atención a lo que estás haciendo, y por ende perjudicar el tiempo de respuesta.

En estudios anteriores ya se había visto que la deshidratación puede disminuir el performance mental y que –aunque a niveles no muy significativos- el consumo de agua puede mejorar la memoria.

De cualquier manera, los efectos de tomar agua limpia se pueden sentir inmediatamente. Baste beber un vaso de agua para reincorporarse y lograr la concentración.

[mnn]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca