¿Prohibir los filtros de cigarrillos para salvar el medio ambiente?

Investigadores al fin estan abordando en tema del libertinaje de los fumadores, que arrojan sus colillas a las calles sin reparar en ello. Proponen hacer responsables de los costos de limpieza a las mismas industrias tabacaleras. ¿Qué opinas?

Prohibir los filtros de cigarrillo. Comenzar una plan de devolución y deposito de filtros de cigarrillo. Hacer responsables de la limpieza a los fabricantes. Poner advertencias en los paquetes acerca del impacto de simplemente aventar los cigarrillos usados a la calle. Estas son algunas de las medidas que Thomas Novotny de la Universidad de San Diego y Elli Slaughter quieren implementar en Estados Unidos. Las sugerencias son parte de un artículo en Current Environmental Health Reports.

Los filtros de cigarrillo y otros productos del tabaco son los artículos que más se recogen durante limpiezas urbanas y de playas. Un estimado de 4.5 trillones de cigarrillos vendidos en el mundo no terminan en basureros, sino en los pavimentos de las calles o la playa. Este problema tiene dos vertientes muy importantes. La primera es que, con la prohibición casi absoluta de fumar en interiores, las personas que salen a fumar tienden a arrojar sus colillas a la calle y apagarlas con el zapato. La segunda es que, culturalmente, los filtros de cigarrillos no están vistos realmente como basura, las personas creen que no califican como contaminante y por ende los arrojan a donde sea. Sin siquiera reparar en ello. Y lo que agrava este problema, obviamente, es que ninguna ley anti basura ha incluido los hábitos de arrojar filtros a las calles como sanción.

grafico_3821Estudios demuestran que los desperdicios del tabaco contienen las mismas toxinas, nicotina, pesticidas y carcinógenos encontrados en cigarrillos y puros, y pueden contaminar el medio ambiente y las fuentes de agua. No son solo los ingredientes de los cigarros los que dañan el ambiente, sino los materiales con que están hechos.

Los filtros de los cigarrillos comunes son prácticamente no biodegradables y pueden emitir químicos por más de diez años. Si arrojas un filtro usado al retrete, por ejemplo, este tiene la capacidad de contaminar hasta 100 litros de agua.

Con esta reciente exhortación al gobierno de EUA por parte de Thomas Novotny y Elli Slaughter quizá las políticas se muevan rápido. Ellos proponen la litigación de hacer responsable a la industria tabacalera de los costos de limpieza asociada con sus productos, y abogan por la implementación de mensajes en las cajetillas que adviertan a los fumadores sobre el alcance de los contaminantes de los residuos del cigarrillo. ¿Qué opinan los fumadores al respecto? O, ¿qué opinarán los investigadores y los fumadores acerca de estos filtros biodegradables de cigarrillo?



Tus cigarros nunca habían sido tan nocivos como ahora (INFOGRÁFICO)

En las últimas cinco décadas la industria tabacalera ha diseñado cigarros para que estos sean más adictivos y mucho más dañinos.

¿Puedes nombrar todos los químicos y aditivos en tus cigarros? Y lo que es más importante: ¿Sabes lo que pueden hacerte? En los últimos cincuenta años los cigarros han pasado de ser tabaco para fumar a un coctel de químicos impronunciables cuyos efectos nocivos son negados e ignorados por muchos fumadores.

El infográfico de The Campaign for Tobacco-Free Kids (Campaña para niños libres del tabaco) nos explica, en pocas palabras, lo que contiene un cigarro comercial:

Screen_Shot_2014-06-23_at_1.50.55_PM

Broncodilatadores: Químicos agregados que expanden los conductos pulmonares para permitir que el humo del tabaco entre a los pulmones.

Nicotina adicional: Las compañías que fabrican cigarros pueden controlar las cantidades de nicotina en los mismos, por lo tanto su nivel de adicción.

Mentol: El mentol refresca y duerme la garganta para que se irrite menos, así el humo se siente mucho más suave.

Filtros ventilados: Estos hacen que el fumador inhale más vigorosamente, de de manera que los cancerígenos alcanzan las zonas más profundas de los pulmones.

Azúcares y Acetaldehído: Azúcares añadidas hacen que el tabaco sea más fácil de inhalar y así forma acetaldehído, el cual incrementa los efectos adictivos de la nicotina.

Saborizantes: Algunos saborizantes como el chocolate y regaliz ocultan el fuerte sabor del humo y hacen que los productos sean más atractivos para usuarios nuevos, especialmente niños.

Nitrosaminas del tabaco: Cigarros estilo americano tienen tabaco combinado que tiene niveles de nitrosaminas cancerígenas mucho más altas que otros productos con tabaco.

Compuestos de Amoniaco: estos compuestos hacen incrementan la velocidad del impacto de la nicotina en el cerebro.

Ácido levulínico: Sales orgánicas añadidas reducen la aspereza de la nicotina, de manera que el humo es más suave y menos irritante. 

También en Ecoosfera: ¿Quieres dejar de fumar? Empieza el lunes



¿Qué pensarías de una manera ecológica de fumar cigarrillos?

La iniciativa Greenbutts propone volver biodegradables las colillas de los cigarrillos. ¿Qué opinas de ello?

A pesar de los reconocidos daños a las salud producidos por el tabaco, más allá de la dependencia a la nicotina, y luego de hundirnos en el placer de la contemplación del paso del tiempo, podemos, ahora, implementar lo verde en el antaño habito.

Año tras años creamos toneladas de basura tóxica. Trillones de colillas oxidadas se acumulan en nuestros basureros, contaminando todo lo que se cruza por su camino. Pero ahora existe una tendencia, incluso en la gente más ecológicamente conciente, que dicta que tirar colillas a la calle no significa, como hasta ahora, contaminar.

La empresa Greenbutts nos ofrece una alternativa útil para paliar el inmenso impacto que nuestros hábitos reflejan en nuestro ambiente. Una colilla biodegradable, que, en lugar de tratar de convencer al fumador de dejarlo para siempre, lo despoja del inconsciente daño que le hace al medio ambiente. Es sin duda, una gran idea.



Ex fumadores tienen mejores salarios y ganan más dinero

Según un estudio económico, los ex fumadores ganan más dinero que las personas que nunca han fumado o las que aún fuman. Otra buena razón para dejar el cigarro.

smoke2

“La ciencia lo sabe bien: alguien que ha dejado de fumar es una fuerza motriz en los negocios”, apunta el escritor Hamilton Nolan, quién también ha escrito textos para Saturday Night Live y el New Yorker. Su cómica e interesante reflexión en torno al éxito laboral de las personas que han dejado de fumar tiene su parte de verdad.

“¿Qué hay en el hombre que laguna vez fumó –pero dejó—que lo hace tan deslumbrantemente atractivo para los empleados, sin mencionar a las chicas?”, pregunta Nolan. Su teoría, aunada a la de investigaciones recientes, es que las personas que nunca han fumado son consideradas demasiado rigurosas como para demostrar la actitud de despreocupación que los cataloga como intrépidos y arriesgados, y el auto-control necesario para regresarlos a tiempo cuando estén muy cerca de la orilla.

Esta teoría la confirman los más recientes estudios económicos:

Dos economistas investigadores del Banco de Reserva Federal de Atlanta encontraron que las personas que dejaron de fumar por lo menos por un año ganaron mejores salarios que fumadores y personas que nunca han fumado. Los fumadores, por su parte, no son tan remunerados en sus lugares de trabajo. Ganaron alrededor del 80% de los salarios que ganaron los no-fumadores. Incluso un cigarro al día detona una distancia salarial entre los fumadores y los no-fumadores.

Aunque esto quizá no aplique en todos los países del mundo, la sola posibilidad de que sea verdad es una (otra) buena razón para dejar de fumar.

[Gawker]



5 prácticas deshonestas (y compartidas) entre las tabacaleras y la industria farmacéutica

El tabaco y los medicamentos son un gran negocio. En este recorrido revisamos sólo algunas de las muchas cosas que estas industrias hacen para que el público siga consumiéndolas.

tabaco

1. Mantienen descubrimientos nocivos para el negocio fuera del alcance del público

Tanto las tabacaleras como las farmacéuticas niegan la presencia de sustancias dañinas en sus productos, gastando millones de dólares tratando de desacreditar investigaciones que pongan en riesgo su negocio.

Las tabacaleras saben de la existencia de partículas alfa radioactivas en el tabaco hace más de cuatro décadas, pero deliberadamente esconden las evidencias (investigación de la UCLA). Por su parte, las farmacéuticas evitan que los investigadores, las agencias de salud pública y la gente conozcan el potencial tóxico de sus productos, como en el caso de Merck, demandada exitosamente por millones de dólares por no difundir información importante sobre el riesgo de ataques del corazón producidos por Vioxx.

2. Ambas crean pruebas fraudulentas y sobornan investigadores para producir resultados deseados

Muchas investigaciones sirven para generar datos que avalen productos dañinos. A diferencia de los laboratorios estatales, las farmacéuticas y tabacaleras no están sujetas a estrechos presupuestos, por lo que el supuesto doctor Fulanito de Tal de una ignota Universidad de Nueva Zelanda que afirma que los cigarrillos mejoran la presión sanguínea probablemente es una estafa.

Y es que la autoridad científica también es una coartada para justificar legalmente lo que se necesite justificar en la agenda de una empresa. El presupuesto que puede venir de estas empresas puede financiar investigaciones válidas, lo que pone en tela de juicio la ética profesional de los investigadores: si las conclusiones de un estudio, aunque verdaderas, atenten contra sus fuentes de trabajo, muy probablemente nunca salgan a la luz. Uno de cada siete científicos lo saben.

3. Ambos se dirigen a dos públicos: Hollywood y los niños

El cigarrillo ha sido un emblema del cine desde sus inicios, pero puede deberse menos a la estética que a una extensa campaña publicitaria. Durante los 80, algunas compañías impulsaron además la asociación entre glamour y tabaco al regalarles cigarrillos a los actores. En el caso de los niños se torna siniestro con personajes como Joe Camel.

Cintas de zombis y epidemias abundan: las películas de terror son también una forma de validar la medicina e impulsar la vacunación como única panacea capaz de salvar a la humanidad de una creciente amenaza. Detrás de esto no está necesariamente un fin estético ni de entretenimiento, sino la programación ideológica.

4. Ambas están ligadas al crimen organizado

Se estima que uno de cada tres cigarrillos se venden en el mercado negro. Esto es posible utilizando la misma infraestructura industrial de las tabacaleras: el mercado de los cigarrillos ilegales florece en cualquier ciudad, pero no se trata de compañías de tabaco fuera de la ley en todos los casos, sino de las mismas tabacaleras importantes atacando otros nichos de mercado con productos de calidad inferior y potencialmente más nociva, si cabe, que los cigarros normales.

En el caso de la evolución de los narcóticos y su relación con las farmacéuticas, Alfredo Schulte-Cockholt, autor de La política del crímen organizado y el crimen organizado de la política, escribe que “las compañías farmacéuticas no sólo continuaron sus prácticas luego de que las drogas fueran reconocidas, sino que hicieron todo lo posible por evitar regulaciones y detecciones para lucrar con las ventas tanto como fuera posible, incluso cuando los gobiernos nacionales aprobaran e implementaran leyes criminalizando la producción y exportación de narcóticos a menos que estuvieran estrictamente controlados. Finalmente, cuando las farmacéuticas dejaron de participar en la propia producción de los narcóticos ilícitos, continuaron lucrando al involucrarse en economías criminales al proveer precursores químicos necesarios para producir drogas.”

Habría que empezar a conceptualizar el crimen organizado como crimen corporativo, en las sedes de estas y muchas otras industrias.

5.El gobierno permite que sigan operando gracias a que colocan información preventiva

El caso paradigmático son las fotos o leyendas de los riesgos para la salud que ilustran todas las cajetillas de cigarros. Incluso después de que se comprueban nuevos daños para la salud, las tabacaleras siguen operando, como en la película Thanks for smoking. En los medicamentos nocivos las demandas de los afectados llegarán, pero serán desestimadas rápidamente gracias a la presencia de advertencias. La otra cara de este aspecto son los infomerciales y el gusto por los diagnósticos rápidos, que hacen que la gente perfectamente sana quiera tomar pastillas, vitaminas y suplementos simplemente para “estar mejor”, en vez de hacer ejercicio y llevar una vida sana.

[Waking Times]



Ser fumador pasivo es más peligroso de lo que se temía

Cuando alguien fuma un cigarro, no sólo se está causando daño a sí mismo, sino que está exponiendo a todos los que están a su alrededor a riesgos de enfermedades en el corazón, cáncer, asma o incluso la muerte.

446168Los no fumadores de todos modos tienen motivos para temer al tabaco: se encontró que el humo del cigarro le cuesta las vidas a más de 600 mil personas en el mundo cada día, de los cuales 165 mil son niños menores de 5 años. Estos son datos de 192 países recopilados por la Organización Mundial de Salud.

De acuerdo con el reporte, el 40% de los niños y un 33% de adultos viven cerca de humo de segunda mano. Pero son los infantes quienes son más vulnerables, pues los expone a un mayor riesgo de enfermedades como asma, neumonía, infecciones del oído o incluso muerte súbita.

Se encontró que casi la mitad de las muertes es entre las fumadoras pasivas, mientras que un 28% son niños. La mayoría de las muertes son por enfermedades cardiacas, cáncer, infecciones en el pulmón o asma.

Para proteger a los fumadores pasivos, más de 40 países han comenzado programas o leyes para restringir el tabaquismo. Por ejemplo, en Estados Unidos hay 35 estados que siguen leyes libres de humo, con lo que protegen al 79% de la población.

Hoy en día, el tabaquismo mata a unas 5.7 millones de personas en el mundo cada año. Se ha vuelto la principal causa de muerte que sí puede prevenirse.

 

[disinfo]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca