Close

Pago justo a los productores: arma tu súper de mercado solidario en la Ciudad de México

Los precios internacionales de los alimentos se basan en cálculos entre oferta y demanda, y las inminentes especulaciones. Pero hay temporadas en que los precios no necesariamente  reflejan los costos de producción, y en ocasiones son tan bajos que los productores no obtienen ganancias. En otras y contadas veces, los precios de venta son altos. La brújula de los mercados internacionales resulta, entonces, absurda, porque los consumidores pagamos precios altos por una escasez internacional (en el más puro de los casos) cuando en realidad hay productos locales que podrían pagarse a precios mucho más bajos, cercanos a su costo de producción, pero que simultáneamente generarían  ganancias dignas para los agricultores.

Una manera incipiente de hacer frente a los grandes consorcios, sobre todo a aquellos que venden las semillas, es comprar productos regionales que, sin intermediarios ni especulaciones de mercado, vendan los productos a un precio justo.

Te presentamos esta iniciativa: Mercados Alternativos de Consumo Solidario.  Si vives en la Ciudad o el Estado de México, podrás hacerte de productos directamente de los productores, generando una cadena sin fines de lucro donde se beneficia el agricultor, pero también el consumidor. La página electrónica desglosa una lista de productos más económicos que los ofrecidos en la mega corporación de Wallmart, solo para dimensionar que los productos adquiridos localmente pueden ser más accesibles y sanos, recordemos que la producción a pequeña escala prescinde del uso de plaguicidas, por ejemplo.

Puedes llenar tu canasta de huevo, frijol, arroz, azúcar, tortillas de harina, cacahuate, 16 frutas de temporada, 15 verduras y legumbres, y 7 variedades de quesos artesanales. El pre pedido digital sirve para hacer el vínculo directo, sobre demanda, con los agricultores. Es perfecto para una familia, o puedes compartir tu canasta con amigos o incluso, si veves solo, hacer una pequeña canasta semanal. Lo mínimo por pedido son $150 pesos, lo cual es batante menos de lo que uno gasta en un supermercado o incluso en un mercado sobre ruedas.

foto-macs-arranque

A largo plazo se pretende que los consumidores y productores se formen como socios de la cooperativa, pero no es requisito ser socio para consumir. Se pretende eliminar cualquier efecto lucrativo y construir una gran red solidaria. Una forma de resistencia pacífica con el poder de nuestro bolsillo. México necesita esto.

Las grandes corporaciones tienen un poder limitado si nosotros marcamos el alto. Son poderosas pero no totalmente inesquivables. Esta es una iniciativa ciudadana que creemos es solo una poderosa red de muchas más que pueden formarse con la expansión de la conciencia y la solidaridad.

¡Aquí puedes explorar el proyecto y hacer tus compras!

*Si conoces proyectos parecidos compártelos con nosotros para mejorar la calidad de vida colectiva.

Ver Más
Close