Di no a los químicos: 9 recetas naturales para cuidar de tu jardín

Protege tu jardín de todo tipo de plagas con estos métodos eco-amigables, que además son económicos.

Sin duda alguna estamos acostumbrados a pensar que la manera más efectiva de tener un jardín sano y libre de plagas es a través de productos pre-fabricados y, en muchos casos, tóxicos; sin embargo, esto no es cierto. La mejor manera de proteger tu jardín es siguiendo sus ritmos naturales y empleando técnicas que no dañarán al medio ambiente.

Aquí te presentamos 9 sencillas recetas que te permitirían cuidar de tu jardín mientras que simultáneamente respetas todo lo que te rodea:

  1. Espolvorea ceniza de chimeneas, asadores, etc.,  sobre la tierra de tu jardín para repelar orugas, chinches y pulgones.
  2.  Si tienes demasiados insectos en tu jardín, recuerda que no todos son malos: las abejas, lombrices y arañas contribuyen a la salud de los espacios verdes, puedes espolvorear tierra de diatomea sobre la zona con el mayor problema, como sería un nido de hormigas.
  3. Hormigas: hay varias maneras de lidiar con una plaga de este tipo, pero la más sencilla es un repelente a fruto del paraíso: tritúralo y macéralo por 15 días, disuelve el producto en agua y riega la tierra cerca del nido con él.
  4.  El mejor repelente de moscas blancas y pulgones es muy sencillo de preparar. La receta: 6 dientes de ajo licuados con un litro de alcohol fino y 1 litro de agua. Puedes colar la solución y congelarla (para después pulverizarla y aplicarla a la zona afectada) o simplemente rociarla sobre las plantas y la tierra.
  5. La ortiga fermentada (100 gramos de la planta por cada litro de agua) es ideal para combatir plagas de pulgones y arañuelas. Rocía sobre las ramas y hojas de tu jardín.
  6. Prevención de enfermedades e insectos: rocía los troncos de tus árboles y plantas con agua de cebolla. Para prepararla debes hervir 50 gramos de hojas y bulbos de cebolla por cada litro de agua por 10 minutos, dejar que se enfríe y aplicar el líquido a tu jardín.
  7. Una infusión concentrada de manzanilla (50 gramos por litro de agua) puede ser utilizada para repelar hongos e insectos chupadores. Se aplica sin diluir sobre las plantas.
  8. La infusión de ruda (90 gramos por 1 litro de agua) fermentada por 10 días es ideal para combatir pulgones, mientras que persista el problema debes aplicar el líquido cada 3-4 días.
  9. Usa una infusión de lavanda (300 gramos por litro de agua) para repelar insectos y hongos, después de hervir la infusión hasta que se reduce a 1/3 debes licuarla y esparcirla sobre tus plantas.

Recuerda que utilizar métodos sustentables y libres de químicos es más sano y barato que comprar productos potencialmente tóxicos. ¿Conoces algún otro método natural para proteger el jardín?

También en Ecoosfera: Métodos caseros para ahuyentar mosquitos piojos y otros insectos. 



Poderoso repelente casero para mosquitos

Los insectos pueden resultar molestos, principalmente en época de de primavera e invierno.

Hay momentos en que los insectos pueden resultar molestos, principalmente en época de de primavera e invierno. Sin embargo, los insumos químicos industriales pueden resultar muy peligrosos para la salud a un largo plazo. 

Por ello, al retornar a los métodos naturales, quizá nos permite protegernos de los químicos, de los mosquitos molestos y, de paso, inundar el hogar con aromas deliciosos. 

A continuación te compartimos un repelente natural contra los mosquitos: 

Ingredientes: 

  •  25 gotas de aceite esencial de menta,
  • 15 gotas de aceite esencial de clavo,
  • 5 gotas de aceite de esencial de cítricos,
  • 2 cucharaditas de jabón desengrasante. 

Instrucciones: Mezcla todos los ingredientes en una botella, y colócalo un poco encima de la piel. 

 

Más en Ecoosfera

Cómo prevenir los virus del Zika, dengue y chikungunya

Monsanto, el verdadero responsable de las microcefalias asociadas con el virus de Zika

Estas 7 plantas te ayudarán a repeler insectos indeseados

Poderoso repelente casero para mosquitos



Cómo crecer ajo en tu casa

Es cada vez más común e imprescindible en la cocina de todo el mundo; tenerlo a la mano de manera orgánica puede ser un paso sencillo.

El ajo, este delicioso condimento para cocinar es de los más apreciados en todo el mundo. Su sabor nos da la sensación de comer algo mucho más gourmet aunque esté acompañado de lo más sencillo, como una pasta.

Sus propiedades antibióticas además son ampliamente conocidas Hoy, en una cocina globalizada, podría decirse que una sin ajo no lo es. No necesitas comprarlo, puedes crecerlo en tu jardín, incluso en uno que esté adentro de tu casa, como una maceta, es de lo más sencillo.

Compartimos algunos tips y los pasos para cultivar este delicioso sazonador desde la delicia de tu hogar:

 

La mejor época para crecerlo es a finales del otoño o inicios del invierno.

Colócalo en un lugar donde le de sol pleno.

 

Debes sembrarlo al menos 6 semanas antes de que desees cosecharlo.

Tus semillas serán justamente los gajos de ajo que usas para cocinar. Selecciona los más largos.

Adhiere composta a la tierra de tu jardín o maceta.

Separa los gajos de la vulva. Hazlo cuidadosamente sin romper su piel.

Entierra los gajos unos 4 inches bajo tierra: la parte más puntiaguda deberá ir hacia arriba.

Cada gajo deberá ir separado asimismo unos 4 inches.

Quita las weed para que no quiten espacio ni nutrientes a tu ajo.

Riégalo regularmente.



Estas 7 plantas te ayudarán a repeler insectos indeseados

Además de ayudarte con esos molestos insectos, también llenarás de exquisitos olores tu casa.

Por más que se sea amante de los animales, algunos insectos pueden resultar sumamente molestos. Los insumos químicos como los repelentes industriales resultan peligrosos para la salud y es un sinsentido deshacernos de una molestia que a largo plazo traerá otras repercusiones más dañinas. 

Regresar a los métodos naturales ancestrales para repeler a los insectos es una buena manera de protegerte de los químicos y de paso, en general, llenar tu casa de deliciosos olores. 

Algunas opciones:

Piretro:

Te ayudará a repeler hormigas, pulgones, chicharras, ácaros y palomas. Esta planta suele ser cultivada al rededor de otras plantas que se busca cuidar de los insectos; así se tiene también un repelente natural en el jardín. 

Matricaria o Santa María:

Es perfecta para repeler mosquitos. Cuando se cultiva en conjunto con la citronela y la lavanda sus efectos son mejores. Plántala en las entradas de tu casa, y cerca de las ventanas y las puertas. 

Albahaca: 

Para ahuyentar las moscas y mosquitos. El olor además es exquisito.

Lavanda:

Repele las polillas, pulgas, moscas y mosquitos pues no soportan este olor. Ata algunos ramos en tu casa y ahuyentará sobre todo a las moscas. Plántala en zonas soleadas de tu jardín y también ayudará a ahuyentar las algunas plagas de las plantas. 

Citronela:

Además de sus usos culinarios y de su exquisito olor, mantendrá, sobre todo, lejos a los mosquitos. Siémbrala en un lugar soleado de tu jardín. 

Tomillo Limonero:

Puedes incluso plantarla en zonas rocosas, siempre y cuando se encuentre en un lugar soleado. Para que funcione como repelente debes cortar las hojas y frótalas entre tus manos. Luego esparce la esencia por tus brazos y cuello; asegúrate primero con un poco que no te causará irritación. 

Romero:

Es un repelente, sobre todo de mosquitos. Para utilizar el romero primero aplasta las hojas, y luego frótalas por en tu piel.

 

Más en Ecoosfera

Cómo prevenir los virus del Zika, dengue y chikungunya

Monsanto, el verdadero responsable de las microcefalias asociadas con el virus de Zika

Estas 7 plantas te ayudarán a repeler insectos indeseados

Poderoso repelente casero para mosquitos



Sencilla receta para hacer un desodorante casero

En los últimos años, varias campañas han tratado de erradicar el uso excesivo de los desodorantes y de los antitranspirantes

En los últimos años, varias campañas han tratado de erradicar el uso excesivo de los desodorantes y de los antitranspirantes. Las razones siempre han sido claras: cuidar al medio ambiente o reducir los riesgos de alguna enfermedad grave, como el cáncer de mama.

Por lo que, como alternativa a estos químicos nocivos, Wellness Mama propone el uso de un desodorante en spray hecho en casa:

 

¿Cómo hacerlo?

Ingredientes: 115 ml de aceite de magnesio, 15 gotas del aceite esencial de preferencia y una botella.

Instrucciones: Mezcla ambos ingredientes en la botella. Para utilizarlo, rocía las axilas, frota un poco y deja que se seque durante cinco segundos.



Con esta práctica guía infográfica ya puedes saber qué nutrientes le faltan a tus plantas

Con esta sencilla síntesis podrás saber por fin qué le tienes que dar a tus plantas para que muestren su mejor aspecto.

Las plantas son parte de la Naturaleza pero también, desde tiempos remotos, son compañeras imprescindibles de nuestra vida cotidiana. Del ornato a la utilidad culinaria, del complemento estético a la fragancia con que inundan un espacio, las plantas están ahí para, en un vistazo de contemplación imprevisible, descubrirnos en ese instante la perfección natural.

Sin embargo, esta “domesticación”, este paso de su hábitat a nuestras casas, lugares de trabajo, plazas pública y más, no siempre resulta indemne, en especial porque ahí en la Naturaleza encuentran orgánicamente todo aquello que nosotros tenemos que procurarles suplementariamente. De ahí que, en ocasiones, una planta a nuestro cuidado no nos muestre su mejor aspecto, a pesar de que creemos que le damos todo lo que necesita.

Esta infográfico que ahora compartimos es una guía abreviada de las carencias más comunes en las plantas caseras y la manera en que estas pueden detectarse con tan solo revisar sus hojas. A la hoja verde y firme del bienestar pueden oponerse hojas amarillentas, pálidas, con dificultad evidente para desarrollarse y más.

Pero una vez que nos dimos cuenta de esto, ¿qué hacer?

Bueno, para la falta de calcio se recomienda triturar cascarones de huevo y enterrar ese polvo cerca de las raíces.

Para la falta de potasio, una infusión de cáscaras de plátano, la cual se consigue hirviendo las cáscaras de entre 4 y 6 plátanos (dependiendo del tamaño) en 1 litro de agua hasta que el líquido se reduzca un poco.

En cuanto a la falta de hierro, magnesio, nitrógeno, fósforo y azufre, basta con una buena porción de composta orgánica.

Por último, si tu planta tiene pulgones, el sitio La Bioguía aconseja utilizar infusión de ajo pulverizado, la cual puede obtenerse hirviendo entre 6 y 8 dientes de ajo en un 1 litro de agua hasta reducir un poco; la infusión se cuela y se aplica directamente sobre las hojas (con  ayuda de un atomizador) y también sobre el suelo donde se encuentra la planta.

Desafortunadamente desconocemos al autor de tan práctica síntesis, aunque ello no nos exime de reconocerlo y agradecer su trabajo.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca