Podrás hacer tu propia botella de agua comestible en la comodidad de tu hogar (VIDEO)

Estudiantes de diseño han creado una botella biodegradable que puede comerse una vez que esté vacía, la cual está hecha con una membrana gelatinosa de algas que contiene al líquido.

¿Te imaginas beber agua de una botella que, una vez vacía, puedes comerla; y que, mejor aún, la puedes hacer en tu casa?

Estudiantes de diseño han creado una botella biodegradable que puede comerse una vez que esté vacía. Los autores, Rodrigo García González, Pierre Paslier y Gillaume Couche, pretenden que esta iniciativa no sólo pueda fomentar un impacto sustentable en el medio ambiente, sino también lograrlo sin mucho desembolso económico.

Los ganadores del 2014 Lexus Design Award se inspiraron en las yemas de huevo para formar la botella Ooho, la cual está hecha con una membrana gelatinosa de algas que contiene al líquido. Mientras que en su interior, se utiliza la técnica culinaria de esterificación; es decir, se moldea el agua en una esfera. De ese modo,  la doble membrana protege la estructura y la higiene del líquido en el interior, sin la necesidad de un contendedor de plástico.

0f5d2df2-6ead-4e07-a052-2b6efbdecb63

Uno de los objetivos del invento es que la botella sea un producto al alcance de todos, el cual se pueda formar en una cocina regular. Incluso que las personas puedan modificarlo a su gusto: tanto de tamaño como en forma. Por lo que, el tamaño de la esfera puede controlarse sólo cuando el agua está solidificada (en hielo) a la hora del proceso del “empaque”.

Ooho es una alternativa barata y biodegradable para el uso de las botellas de agua. Les compartimos un video de cómo funciona Ohoo:



Esto es lo que pasa en tu cuerpo cuando bebes agua con el estómago vacío

Al regresar a lo básico, sin bebidas con sabores artificiales ni azúcares, estamos siendo capaces de brindarle las herramientas para un funcionamiento óptimo.

Si el 70 por ciento del cuerpo es agua, es importante comprender que esta sustancia es realmente vital para el cuerpo humano. De modo que al privarlo, puede tener efectos a corto, mediano y largo plazo. Como por ejemplo, en caso de no hidratar constantemente el cuerpo –con agua simple–, a futuro se puede sufrir de artritis reumatoide, migrañas, angina, colitis, dispepsia, hipertensión, obesidad, hemorroides, cáncer de mama, tuberculosis pulmonar, piedras en los riñones, sinusitis e incluso cáncer uterino. 

 

Es decir que al regresar a lo básico, sin bebidas con sabores artificiales ni azúcares, estamos siendo capaces de brindarle las herramientas para un funcionamiento óptimo. En especial cuando se bebe agua simple al despertar, con el estómago vacío e incluso sin habernos lavado los dientes. Esto tendrá efectos sorprendentes en el cuerpo. Por ejemplo, los pacientes con presión alta y diabetes encontraron una mejoría en tan sólo 30 días; los que sufrían de constipación y gastritis, en 10; y los de tuberculosis, en 90. 

Beber agua, regresar a al fuente de vida, tiene múltiples beneficios. En Ecoosfera hemos enumerado ocho beneficios de beber agua simple cada mañana

– Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Durante la noche, el cuerpo se encarga de reparar la actividad diurna, capturando todas las toxinas en el cuerpo; de modo que al beber agua con un estómago vacío en las mañanas, se está limpiando el cuerpo de estas toxinas del día anterior. Además, beber agua ayuda a la producción de células musculares y sanguíneas. 

– Mejora el metabolismo. Beber agua con el estómago vacío incrementa el ritmo metabólico hasta en un 24 por ciento. Esto es especialmente importante para las personas en dietas o con algún trastorno en el sistema digestivo. Beber agua al despertar ayuda, además, a purificar el colon y a facilitar la absorción de nutrientes. 

– Apoya durante el proceso de perder peso. Al liberar las toxinas cada mañana con un vaso de agua, hay una mejoría significativa en el sistema digestivo; lo cual, ayuda a sentir menos hambre y antojos a lo largo del día. 

– Alivia la indigestión y dolores causados por el ácido estomacal. El reflujo en el estómago puede provocar numerosos malestares, los cuales pueden dominarse al beber agua cada mañana con el estómago vacío. Principalmente porque el agua se encarga de no sólo empujar hacia abajo el ácido, también de diluirlo. Aquí lee remedios caseros para el reflujo.

– Mejora la complexión y el brillo de la piel. La deshidratación causa arrugas prematuras y poros abiertos; por lo que beber agua con el estómago vacío al despertar, incrementa el flujo sanguíneo en la piel y hace que la piel tenga un brillo especial. Además, al beber más agua durante el día, ayudas a que el cuerpo se libere de toxinas y eso provoca que la piel esté más radiante. 

– Hace que el cabello se vea más suave, saludable y con brillo. La deshidratación puede tener un impacto serio en el crecimiento del cabello, por lo que beber agua con el estómago vacío puede mejorar la calidad del cabello durante el crecimiento. 

– Previene piedras en el riñón e infecciones en la vesícula. Al beber agua en las mañanas, se diluyen los ácidos que pueden provocar las piedras en los riñones. Mientras más agua se beba –con un límite saludable–, el cuerpo estará más protegido de varios tipos de infecciones causadas por las toxinas. 

– Fortalece el sistema inmunológico. Principalmente al sistema linfático, el cual se encarga de regular los niveles de inmunidad y de protegernos de varias infecciones ambientales. 

 

 

 

 

 

 

 



Descubre esta ecológica botella de agua se desintegra después de usarse

Si bien el agua puede adquirir un poco de sabor salado, es perfectamente bebible y saludable. Inclusive hasta se puede comer la botella después de su uso.

Hace algunos años se dieron a conocer los efectos negativos en la salud producidos por el aditivo de plástico, el Bisferol-A –BPA–. Este tóxico influye en los niveles de estrógeno dentro del cuerpo humano, relacionándose con la incidencia de enfermedades como diabetes, obesidad, cáncer de pecho y paros cardíacos, problemas en el desarrollo de órganos en niños.

Por lo que se han buscado alternativas ecológicas para reducir tanto el consumo como la producción del plástico. Con los cientos de millones de toneladas de plástico que se producen al año, numerosas campañas han intentado hacer un llamado de atención para disminuir la presencia de este producto que tarda más de un siglo en desintegrarse.

Entre ellas se encuentra esta botella, a base de algas, que se desintegra después de usarse. Esta innovación estuvo a cargo del estudiante de diseño Ari Jónsson, quien creó una botella de agua biodegradable con un material que produce una huella ecológica mínima.

Al buscar por nuevos materiales biodegradables, Jónsson descubrió que 50 por ciento del plástico que se usa, se deshecha y termina en los océanos –afectando así la biodiversidad de este ecosistema–: “¿Por qué estamos usando materiales que tardan cientos de años en desintegrarse para beber agua natural y después tirarlos a la basura?”

Fue así que realizó una serie de experimentos con el polvo de agar, una sustancia derivada de las alcas. Cuando este polvo se mezcla con el agua, se vuelve un material gelatinoso que puede adquirir cualquier forma. De acuerdo con Jónsson, esta pasta mantendrá su forma hasta que la botella deje de contener líquidos: “Lo que hace interesante la mezcla del alga y el agua, es el periodo de vida de la botella. Una vez que la botella deje de contener el agua, ésta comenzará a descomponerse.”

Si bien el agua puede adquirir un poco de sabor salado, es perfectamente bebible y saludable. Inclusive hasta se puede comer la botella después de su uso: “el sabor de la botella es difícil de describir, podría decirse que es como una gelatina de alga.”

Jónsson acepta que no es la solución perfecta para el problema derivado de las botellas de plástico, sin embargo “es un inicio y una idea que puede ayudarnos a ver alternativas” para la invasión de estos productos.

 



¿Comer agua? Estos son los alimentos que más la contienen (Infográfico)

Si no te encanta beber agua natural, conoce las frutas y verduras que te aportarán más este líquido.

Somos muchas sustancias y procesos, pero sobre todo, somos agua. Este líquido es el principal componente en el organismo humano con un 70% del total. El cerebro humano, por ejemplo, es un 70% de agua, la sangre un 80% y los pulmones un 90%.

Tomar 2 litros de agua al día es lo recomendado, y puedes hacerlo directamente con agua natural o, si no te gusta el sabor, dándole un toque con cítricos, por ejemplo; aunque también es poco conocido que también podrías “comer” tu agua ingiriendo los alimentos que son más ricos en esta sustancia.

Compartimos este infográfico elaborado por skinnyms para que conozcas loa alimentos más ricos en agua y la cantidad en porcentajes de este líquido contenido:

 

Traducción:

Columna izquierda:

Lechuga iceberg; 96% de agua

Tomate rojo: 94% agua

Piña:87% agua

Pepino: 96% agua

Durazno: 88% agua

Chabacano: 86% agua

Naranja: 87% agua

Arándano: 87% agua

Coliflor: 87% agua

 

Columna derecha:

Carbage verde: 93% agua

Rábano: 95% agua

Calabacín: 95% agua

Fresas: 92% agua

Sandía: 92% agua

Pimientos dulces: 92% agua

Tomate verde: 93% agua

Toronja: 91% agua

Melón: 90% agua

Espinaca: 96% agua

Apio: 96% agua

744a4eb1b0b230f0b9a49d7b4e304f3c



Después de leer esto, no volverás a beber un vaso de agua que dejaste toda la noche a lado de tu cama

Un vaso de agua que se queda a la intemperie en temperatura ambiente, pasa por un proceso de invasión de microorganismos a lo largo de la noche.

Tras una larga sesión de sueño, cuando el cuerpo utiliza las reservas de agua para mantenerse hidratado, lo más recomendable es beber un vaso de agua casi al momento de despertarse. Para ello, antes de levantarnos, sólo estiramos nuestro brazo hacia la mesa de noche y tomamos el vaso de agua que, preventivamente, colocamos la noche anterior. Sin embargo, ¿has notado que esa agua tiene un sabor diferente?

De acuerdo con el Dr. Kellogg Schwab, director de Johns Hopkins University Water Institute, este vaso de agua que se queda a la intemperie en temperatura ambiente, pasa por un proceso de invasión de microorganismos a lo largo de la noche. Si bien el agua tratada contiene cloro que controla la presencia de estas pequeñas comunidades, a temperatura ambiente éstas empiezan a multiplicarse rápidamente. Así que, sin importar si se trata de agua limpia ni de un vaso limpio, uno está bebiendo una mezcla de gérmenes en ese líquido incoloro. Eso sin mencionar el polvo del ambiente que pudo caer en el vaso a lo largo de esas horas.

Sin embargo, esto no es lo único que provoca la fiesta de gérmenes habitando en nuestro vaso de agua (ni que tenga un sabor un poco menos refrescante). Podríamos decir que uno de los factores principales es el dióxido de carbono: tras doce horas sin haber tapado el agua, el agua empieza a mezclarse con el dióxido de carbono del aire, lo que provoca que disminuya su pH y, en consecuencia, su sabor. Aunque, sigue siendo bebible (salvo por los gérmenes que nadan a e nuestra bebida matutina). 

En cuanto a las botellas de agua hechas con plástico que se quedan bajo los rayos solares dentro de un automóvil, lo ideal es alejarse de ellas. Las botellas de plástico contienen BPA (el químico  tóxico interruptor del funcionamiento óptimo de las hormonas), el cual se libera con el calor del sol. Esto significa que, aunque lo laves y lo reutilices, el BPA continúa en la estructura de la botella, provocando consecuencias fuertes en la salud.

 



Mejora tu vida tomando vasos de agua a estas horas y en estas cantidades (INFOGRÁFICO)

El cuerpo está formado en gran parte por agua; utilizarla correctamente puede ayudarte a cuidar tu salud sorprendentemente.

Sabemos que el 75% de nuestro cuerpo está formado por agua; también que mantenerlo hidratado es esencial para funciones tan disímiles como el buen funcionamiento de los órganos hasta el estado de ánimo.  Por ello dar la debida importancia a esta sustancia es tan esencial como los alimentos que ingerimos. 

Antes ya habíamos publicado un artículo para conocer cuáles son los mejores horarios para beber agua. Ahora, un inteligente infográfico elaborado por LifeHack puede hacer que quizá grabes mejor en tu mente esta información con una síntesis ilustrativa. La fórmula es muy sencilla y los beneficios de hacerlo de esta manera activarán desde tu metabolismo hasta disminuir la presión en la sangre. 

 

Traducción:

2 vasos de agua después de despertarte ( ayuda a activar tus órganos internos)

1 vaso de agua antes de la comida (mejora la digestión)

1 vaso antes de tomar una ducha (disminuye la presión arterial)

2 vaso antes de ir a la cama (mejora la actividad cardiaca y disminuye las probabilidades de un ataque al corazón)

 

31st-may-2012-drink-water-723x1024

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca