Los perros y gatos sienten el amor como los humanos

De acuerdo con el estudio de Paul Zak, tanto las mascotas (en especial los perros) como los humanos también secretan oxitocina después de haber jugado juntos.

Desde hace más de 10 mil años, el hombre empezó a relacionarse con otras especies animales, con un interés más allá de la supervivencia. Con el paso del tiempo, y por necesidad básica, apareció la domesticación, “acción de acostumbrar a la vista y compañía del hombre al animal fiero y salvaje” (RAE, 2014).

Podríamos decir que esta relación, a base de favores mutuos, ha generado diferentes tipos de reacciones: por ejemplo, hay quienes optan por mantenerse alejados de cualquier interacción con animales; o, por el contrario, aquellos individuos quienes generan un apego similar al de una relación marital o filial. E incluso, en ocasiones llegamos a considerar que la mascota reacciona de una manera especial sólo con uno mismo; cuando, en realidad, y de acuerdo con la ciencia, se trata de un condicionamiento ante ciertos estímulos.

Con todo, estudios neuroquímicos recientes comprueban que ciertos animales, como los perros y los gatos, secretan la misma hormona, la oxitocina, que los humanos durante circunstancias íntimas y afectivas. La oxitocina, del griego ὀξύς,”rápido”, y τόκος, ”nacimiento”, es una hormona   relacionada con el afecto, el reconocimiento y establecimiento de las relaciones interpersonales; razón por la cual, se le ha llegado a apodar “molécula del amor” o “molécula afrodisíaca”.

Mientras que en las mujeres, la oxitocina se libera durante la actividad sexual, la gestación y el parto para establecer vínculos afectivos, en los humanos en general, esta hormona aumenta la confianza y autoestima, reduciendo el miedo social. Esto es debido a que la molécula inhibe la amígdala, área cerebral encargada de las respuestas al miedo y a la agresión.

De acuerdo con el estudio de Paul Zak, tanto las mascotas (en especial los perros) como los humanos también secretan la oxitocina después de haber jugado juntos; Por consiguiente, conforme esta hormona aumenta en el animal, incrementa sus años de vida. A diferencia de los gatos, los perros parecen tener un vínculo más fuerte con sus dueños, secretando más de esta molécula. Por el otro lado, también se descubrió que los perros ayudan a reducir el estrés (más que los gatos). En consecuencia, sus dueños tienden a confiar más en extraños, evitando emitir prejuicios.

tumblr_n4hmy2po651trrowpo1_400

El estudio se llevó a cabo en un refugio de animales en Arkansas, EE.UU. Ahí se tomaron muestras de sangre de un perro doméstico y una cabra, quienes solían jugar entre ellos. El objetivo era dejar que jugaran libremente para que, después de 15 minutos, se pudieran obtener las muestras. Así se descubrió que el perro tuvo un incremento del 48% en sus niveles de oxitocina; lo que quiere decir que se sentía cierta cercanía con la cabra, considerándolo como su “amigo”. Mientras que la reacción de la cabra fue un incremento del 210%, permitiendo especular que ella estaba ciertamente enamorada del perro. De hecho, el autor de la investigación explica que: “La única vez que he visto un rápido aumento de la oxitocina en humanos es cuando alguien ve a un ser amado, se siente atraído por alguien o muestra una enorme bondad.”

En consecuencia, así como los humanos también pueden sentirse atraídos y amar genuinamente a alguien, es posible que los animales (en especial los perros) también lo sientan. Por ello, es indispensable poder tanto respetarlos como ofrecerles el mayor cariño posible. Es poder regresar aquello que ese ser vivo nos ofrece humilde y desinteresadamente.



¿Has escuchado hablar de los embajadores animales?, conócelos

La cercanía de un animal salvaje crea realmente un vínculo con las especies animales, su ecosistema y finalmente pero no menos importante, la conservación ambiental.

Un embajador es regularmente un representante de un país determinado ante un otro o una organización internacional. Se trata de una figura que tiene los requisitos indispensables para figurar a su país de origen a través de usos y costumbres tanto culturales, vivenciales como diplomáticos.

Ahora, si nos vamos al mundo animal, un embajador animal es un miembro de una especie –habituado o entrenado a vivir permanentemente en un centro de rehabilitación o zoológico–, cuyo papel es educar al público sobre las especies en peligro. De hecho, la Association of Zoos & Aquariums define a un embajador animal como un “animal cuyo papel incluye, bajo el entrenamiento del staff o voluntarios, la interacción con el público para el apoyo de la educación institucional y objetivos de conservación.”

Y así como si fuera un embajador humano, este pequeño representante del mundo animal se presenta, cómodo ante la gente, para recordar la importancia de la conexión con la naturaleza y el impacto que el abuso del humano ha tenido en sus hábitats. La cercanía de un animal salvaje crea realmente un vínculo con las especies animales, su ecosistema y finalmente pero no menos importante, la conservación ambiental.



Cortar las colas y orejas de los animales por estética será prohibido en España

El país se ha suscrito al Convenio europeo sobre protección de mascotas; la estética no será ya una excusa ya para las cirugías de animales.

 Foto:www.dogreference.com

Las medidas de protección a los animales son cada vez más numerosas y en un mayor número de países. Más allá de escenarios tan evidentes como el maltrato físico animal por diversión, o la cacería, que van sumando mayor desprestigio por parte de la sociedad, hay también otros aspectos más sutiles que han ido despertando rechazo, como la intervención quirúrgica con fines de estética.

En algunas razas como el dóberman, dogo alemán o bóxer, cortar las orejas o las colas es muy común; de hecho se trata de una práctica de lo más centenaria. Sin embargo son indicios estéticos que poco tienen qué ver con la necesidad fisiológica de estos animales; de esta manera, someterlos a cirugías por gusto humano lleva definitivamente un dejo de crueldad.

En Europa, desde 1987, en el Convenio europeo sobre protección de mascotas entre otras medidas se estipula que los animales no podrán ser sometidos a intervenciones quirúrgicas de no ser por motivos de salud. Luego de años de demandas por parte de grupos defensores de animales en España, ahora también este país se ha sumado.

En la línea histórica de la defensa por los derechos de los animales, esta noticia es muy simbólica por ser una muestra, de algún modo, de un nuevo nivel de protección y atención a los animales. España es el 18 país en adherirse a este convenio.

[ElPaís]



Nunca habías visto hileras de pájaros haciendo equipo de esta manera (FOTOS)

Los pájaros necesitan adaptar sus pequeños tamaños y trabajar en equipo para convertirse en el contraejemplo ideal de Schopenhauer.

Hace más de dos siglos, el filósofo alemán Arthur Schopenhauer escribió acerca del dilema del erizo en la obra Parerga und Paralipomena (1851). En él, el autor hablaba sobre cómo, en un día muy helado, un grupo de erizos que se encuentran cerca sienten simultáneamente gran necesidad de calor. De modo que, para satisfacer dicha necesidad, buscan la proximidad corporal de los otros; no obstante, conforme más se acercan, más dolor resienten de las púas del cuerpo del erizo vecino. Sin embargo, al alejarse de él, regresa la sensación de frío obligándolos a ir cambiando la distancia hasta que encuentran la separación más soportable.

Esta parábola pretende referirse a la relación entre dos seres, en donde se requiere la distancia adecuada para evitar hacer daño el uno al otro. No obstante, ¿qué pasa si la naturaleza simplemente lo que exige es la unión para sobrevivir?

En el caso, por ejemplo, de los pájaros requieren mantener cierta temperatura corporal cálida independientemente del medio ambiente. Por lo que necesitan adaptar sus pequeños tamaños y trabajar en equipo para convertirse en el contraejemplo ideal de Schopenhauer; es decir que, para sobrevivir, ellos destrozan el dilema para acurrucarse juntos y sobrevivir en equipo –sin hacerse daño. ¿Has sido testigo de esta conducta de la naturaleza?

 



Los perros sienten cuando alguien no quiere a sus amos; un estudio

La capacidad protectora de estos animales va más allá del entrenamiento; también está en su intuición y percepción.

La clásica escena de un perro que gruñe a un enemigo de su amo no es solo un cliché. Un nuevo estudio de la Universidad de Kyoto revela que los perros saben quién tiene una actitud o sentimientos hostiles hacia su amo, e incluso pueden recordarlo. 

En el estudio se estudió el comportamiento de 54 perros en tres escenarios distintos donde su amo buscaba abrir un contenedor rodeado de dos individuos. En el primer de los casos uno de los individuos impide que el amo abra el compartimiento mientras la tercer persona no hace nada.  En el segundo caso el amo pide y recibe ayuda para abrir el contenedor mientras la tercer persona no hace nada. En el tercer caso el amo no interactúa con las otras personas en lo absoluto.

La siguiente fase de este experimento fue que la segunda y tercera persona ofrecieran alimento a los perros. Los investigadores encontraron, que incluso tratándose de comida, los perros rechazaban la oferta de las personas que se habían portado hostiles con su amo pero aceptaban la comida de las que se mantuvieron afines o neutras con él. 

Este tipo de solidaridad y alianza era una característica considerada inminentemente humana, pero este ejercicio prueba que los perros también tienen esta empatía.



Increíbles inventos hechos con impresoras 3D para ayudar a los animales (FOTOS)

Desde 2010, la impresión de órganos ha ayudado tanto a personas como a animales a recuperar un estilo de vida integral y saludable

El 3D printing o la fabricación aditiva es un proceso enfocado en crear objetos en 3a dimensión a partir de archivos digitales. Esto se logra gracias a la acumulación seccional de las capas del material hasta convertirlo en un elemento con forma. 

Desde su invención, el 3D printing se ha utilizado para diferentes objetivos, como crear prototipos de diseños visuales, en la fundición de metales, la arquitectura, la educación, para productos relacionados con la salud, en el entretenimiento y el arte, entre otros. Inclusive ha ayudado a reconstruir fósiles en estudios paleontológicos, replicar artefactos en arqueología, restaurar huesos o partes corporales en patología forense, etcétera.

Pero quizá el uso más característico y trascendente del 3D printing es el de la biotecnología, donde es posible recrear órganos y partes del cuerpo a través de las técnicas de inyección. Existen múltiples maneras para referirse a esta aplicación: impresión de órganos, bioimpresiones, ingeniería de tejidos computarizados.

Desde 2010, la impresión de órganos ha ayudado tanto a personas como a animales a recuperar un estilo de vida integral y saludable. Los ejemplos perfectos son estos 10 animales que, gracias a las bioimpresiones, pudieron volver a su normalidad:

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca