Frutas y verduras: ¿la nueva solución para dejar de fumar?

Este es el primer estudio longitudinal acerca de la relación de los alimentos y el cigarrillo. Los resultados son muy alentadores para aquellos que fuman, e increíblemente lógicos también.

Al parecer, una de las herramientas más sólidas para dejar de fumar, o al menos para reducir la cantidad de cigarros al día, estuvo siempre frente a nuestras narices, esperando que la sepamos usar.

De acuerdo a Jeffrey P. Haibach, investigador de la Universidad de Búfalo, resulta que aquellas tan cotizadas “herramientas” se encuentran en la cocina de todos. En el estudio se encuestó a 1,000 personas de 25 años que fumaban. Los resultados mostraron una fuerte correlación entre la gente que comía más frutas y verduras y el hecho de que fumaban menos. De hecho, los fumadores que consumían más frutas y verduras fueron tres veces más proclives a no fumar tabaco que aquellos que consumían menos cantidad de estos alimentos. Y no sólo ello, sino que los que comían más frutas y verduras tardaban más en encender el primer cigarrillo del día.

Pero, ¿por qué podrían ayudar las frutas y verduras a dejar de fumar?

narancsLos expertos detrás del estudio sugieren que la fibra de dichos alimentos generan una sensación de satisfacción que puede cancelar el deseo de llenar el vacío con humo de cigarro. Pero lo más interesante es que encontraron que las frutas y verduras no resaltan el sabor del tabaco, lo cual hace que a los fumadores no se les antoje tanto encender un cigarrillo.

El estudio concluyó que las frutas, las verduras y los productos lácteos hacen que sepan mal los cigarrillos, mientras que otros productos como el café y la carne resaltan su sabor.

Además de ello y por si fuera poco, las frutas y verduras también ayudan a sanar el cuerpo lastimado del fumador. Ya que fumar le roba vitamina C y B al cuerpo, es importante construir el sistema inmune con todo lo que podamos. Específicamente, alimentos como kiwis, naranjas, plátanos y hojas verdes son esenciales para ayudar a restaurar la salud de un cuerpo de fumador.



¿Cómo dejar de fumar? Las frambuesas tienen la respuesta

La frambuesa ayuda a desintoxicar al individuo de la nicotina y de otras sustancias tóxicas que se encuentran en el humo del tabaco.

La sabiduría de la naturaleza es vasta y casi infinita. Parecería que casi todos los males del humano, causados por un estilo de vida cargado de estrés y malos hábitos alimenticios o de sueño, pueden solucionarse y prevenirse con los beneficios de los frutos de la naturaleza. Esta hipótesis se ha vuelto a demostrar con un estudio realizado por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo –UAEH–, la cual ha usado a las propiedades de la frambuesa para atenuar los síntomas de la adicción y el síndrome de abstinencia a la nicotina. 

Para Santiago Filardo Kertstupp, profesor investigador del Área Académica de Química en Alimentos en la UAEH, todo comenzó cuando en un ocasión bebió una infusión de frambuesa y notó, casi inmediatamente, sus deseos por fumar.  Desde entonces, inició el desarrollo de un producto, un polvo con base en frambuesa, con pruebas de validación biológica contra el tabaquismo. Al proyecto se unieron Alfonso Atitlán Gil, profesor investigador del Área Académica de Odontología, y Ricardo Pérez-Pastén Borja. 

Fue así que durante siete días, los investigadores expusieron cierta dosis de nicotina a ratones para hacerlos adictos a la sustancia; después, se les suspendió la dosis para analizar los síntomas del síndrome de abstinencia. Comentan que cuando comenzaron a darles el tratamiento, “comprobamos que en el modelo animal podíamos controlar el síndrome de abstinencia.”

frambuesas

Este fenómeno, explican, se debe a que la frambuesa está compuesta de un ácido elágico, un comprobante activo, a lo largo del tallo, hojas y fruto; el cual se ha relacionado tanto con una mayor rapidez en la eliminación de la nicotina como su transformación en cotinina sérica. De modo que la frambuesa ayuda a desintoxicar al individuo de la nicotina y de otras sustancias tóxicas que se encuentran en el humo del tabaco. 

De acuerdo con los resultados que arrojaron las pruebas con humanos, algunos de ellos pudieron dejar de fumar en su totalidad; otros, disminuir considerablemente el número de cigarros al día. Todo esto a lo largo de 21 días –aunque el producto elaborado por los investigadores se usa por 14 días–. Según los investigadores, para dominar por completo la adicción se tendría que consumir  diariamente dos kilos de frambuesa: “Cualquier adicción tiene un componente emocional y psicológico muy importante, por lo que previo al tratamiento, preparamos por siete días psicológicamente a los pacientes para ayudarlos en el proceso de abandono del tabaco”. 

Además, gracias a que la fruta posee un efecto antioxidante, las personas tienen una mejoría significativa en numerosas áreas de su salud. De hecho este producto, explican sus creadores, es uno de los pocos que hay para combatir la adicción a la nicotina que posee un efecto importante en la desintoxicación en el organismo, mejorías notables en el control de la ansiedad, un registro mínimo de recaídas y un efecto antioxidante mayor. Y en caso que la persona requiera un refuerzo, el tratamiento se puede repetir tres veces al año. 



Top 8: alimentos que te protegen de la nicotina

Esta sustancia no solo te vuelve adicto al tabaco, también se queda en tu cuerpo, incluso, durante años.

La nicotina es una de las drogas existentes más adictivas y está contenida principalmente en el tabaco. Para que dimensiones, de las alrededor de 400 sustancias que contiene un cigarro comercial, solo este químico es adictivo. Es especialmente nociva para el corazón, los vasos sanguíneos y los pulmones. 

Para defenderte de esta sustancia, seas fumador activo o pasivo, existen algunos alimentos que te ayudarán a eliminarla de tu cuerpo: 

 

Naranjas, granadas y kiwis: 

Por su vitamina C, estas mejoran la circulación sanguínea, aumentarán tus glóbulos rojos y te ayudarán a eliminar la nicotina.

Brócoli: por ser una de las mejores fuentes de vitamina C y B5.

Limón: por su alto contenido de vitamina C, y por ser también un diurético. 

Espinaca: tienen un alto contenido de vitaminas y ácido fólico que estimularán la eliminación de la nicotina (también en general todas las verduras de hoja verde). 

Jengibre: crudo,  ayudará a limpiarte; también es un inhibidor natural de fumar. 

Jugo se zanahoria: su alto contenido de vitaminas A,B,C y K ayudarán a desintoxicarte de esta droga. 

Agua: además contribuir a eliminar la nicotina del cuerpo, también inhibe el deseo de fumar. 

Pimientos: muy recomendados para desintoxicar en general el cuerpo.



¿Por qué te conviene consumir más verduras que frutas durante el invierno?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es recomendable consumir cinco piezas de frutas y verduras al día; sin embargo, es importante tomar en consideración la dieta que la persona lleva

En las últimas semanas hemos sido testigos de los fríos que inundan los paisajes tanto urbanos como rurales de México. Salimos de casa cubiertos con cualquier vestimenta que nos ayude a mantener el calor y así evitar que virus como el de la gripa alcancen a nuestro organismo. Para lograrlo necesitamos primero procurarnos herramientas que protejan al cuerpo como, por ejemplo, la alimentación.

¿Qué tipo de alimentos son los ideales para esta temporada invernal? ¿Qué tan seguido debemos consumirlos? ¿Cuál es la dieta indispensable?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es recomendable consumir cinco piezas de frutas y verduras al día; sin embargo, es importante tomar en consideración la dieta que la persona lleva.

En ocasiones, con una dieta alta en proteínas (en especial de animales) es necesario equilibrar y alcalinizar el organismo por medio de las frutas. Por otro lado, con una dieta basada en verduras y cereales integrales no es recomendable consumir tanta fruta, ya que puede inclusive debilitar al organismo.

Si se desea tener una dieta con mayor cantidad de frutas lo mejor es consumir frutas de la temporada, ya que “la naturaleza es sabia y nos da lo que necesitamos allí donde estemos”. Esto sucede puesto que consumir frutas tropicales en un país frío (y en pleno invierno) favorece la pérdida de calor del cuerpo. Existen algunas frutas de temporada ideales para el invierno, tales como manzanas, peras, plátanos y cítricos.  

En cambio, de acuerdo con los nutriólogos, es recomendable aumentar el consumo de verduras ya que son una fuente rica de vitaminas y minerales, en especial el brócoli, la col y el perejil. Inclusive, las fuentes de vitamina B, A y E se centran en cereales, legumbres y verduras verdes (y no tanto en frutas).



Remedios naturales para dejar de fumar

Un solo cigarro contiene acetona, amoniaco, butano, alquitrán, formaldehído, cianuro de hidrógeno, nicotina, ácido sulfúrico, metopreno, arsénico, ácido clorhídrico, DDT, monóxido de carbono, etcétera

Cuando compramos una cajetilla de cigarros, vemos los anuncios de las consecuencias derivadas de la toxicidad de este producto:  cáncer, enfermedades respiratorias o cardíacas, muerte, entre otras. Un solo cigarro contiene acetona, amoniaco, butano, alquitrán, formaldehído, cianuro de hidrógeno, nicotina, ácido sulfúrico, metopreno, arsénico, ácido clorhídrico, DDT, monóxido de carbono, etcétera.

Además de las consecuencias fisiológicas, la constancia del cigarro puede ocasionar síntomas de frustración, ansiedad, falta de concentración, incremento de apetito, dolores de cabeza, presión sanguínea alta y una necesidad constante de fumar. Por ello, entre otras causas, resulta complejo dejarlo, ya que nuestro cuerpo se acostumbró (es decir, formó cierta tolerancia) a esos químicos que generan una sensación de euforia (y adrenalina). Una vez sin ellos, nuestro cuerpo exige de regreso esas sensaciones; la consecuencia, la ansiedad expresada a través de la comida, conductas agresivas, recaídas y comportamientos compulsivos, entre otros.

Por ello, y de acuerdo con Top 10 Home Remedies, estos son 10 hacks naturales que te ayudarán a reducir tu consumo de cigarro:

Lobelia, la cual reduce los niveles de nicotina en el cuerpo al liberar dopamina (neurotransmisor de la recompensa). Empieza con 5 gotas de lobelia, y gradualmente incrementa su consumo. Pero cuidado: es tóxica, por lo que requiere de una supervisión calificada.

Regaliz, cuyo dulce sabor puede matar toda urgencia de fumar. Además, alivia la tos del fumador. Dado que es un tónico adrenal, ayuda a equilibrar los niveles de cortisol, reduciendo la fatiga y equilibrando la energía. Mastica un par de veces esta raíz en cuanto tengas la urgencia de fumar.

Pimiento marrón. Gracias a sus propiedades antioxidantes, el pimiento regula las membranas del sistema respiratorio a fin de prevenir algún daño.

Avena verde, también conocida como avena sativa o avena salvaje. Es útil para reducir el deseo de nicotina, así como mermar los síntomas. Promueve la desintoxicación de la nicotina durante ese período. Además, cuenta con efectos de sedación, aminorando los síntomas de euforia y ansiedad.

Ginseng. Ayuda a reestablecer los niveles propios del cortisol en el flujo sanguíneo, por lo que regula tanto el estrés emocional como el físico, agudizando la concentración, mejorando el estado de ánimo y mermando la ansiedad.

Valeriana. Funciona como sedante y ansiolítico, ya que interactúa con los receptores GABA en el cerebro, calmando las urgencias de fumar.

Flor de la pasión, la cual ayuda a combatir la ansiedad y la irritabilidad, mejorando la experiencia al dormir y descansar. 

Acupuntura.

Masaje en las orejas. En conjunto con la acupuntura, este masaje reduce la urgencia de fumar, dando una ligera sensación de liberación. Hazlo durante 2 minutos diarios, detrás de las orejas.



Consejos para elegir las mejores frutas y verduras

Busca la frescura de la fruta y verdura, así como su firmeza y consistencia

Las frutas y verduras, además de deliciosas, son de los alimentos más saludables que el cuerpo puede recibir. Gracias a su alto nivel de nutrientes, ambas brindan múltiples beneficios tanto al estado anímico como al corporal, como por ejemplo el poder anticancerígeno de las mandarinas, la fortificación en el sistema inmunológico de los cítricos y el efecto antioxidante del arándano. Jugos, cocteles o ensaladas, cada uno de estos productos de la naturaleza sólo enriquecen a quien los consume.

Sin embargo, no siempre sabemos cómo se deberían escoger. En especial cuando se acaba uno de independizar y tardamos en adaptarnos a esta vida de adulto. Por ello, te compartimos 10 hacks que te ayudarán a conseguir la mejor fruta para un desayuno delicioso:

Busca la frescura de la fruta y verdura. Semana tras semana, planea tanto tu dieta como los alimentos que necesitarás. Ten consciente la duración de frescura de los alimentos que compras en cada lugar. En caso que te encuentres en la ciudad de México, los productos del mercado de Jamaica duran frescos hasta por dos semanas.

También su firmeza y consistencia: tómalos en tu mano y tantea si están firmes o aguados.

Evalúa su textura de acuerdo con el tipo de fruta.

La influencia de la maduración: en caso que no los vayas a consumir dentro de dos o tres días, elígelos un poco verdes.

Observa el color de la fruta y la verdura: ¿es colorida, o ya ve medio pasada?

Cuidado con los vegetales difíciles de elegir, es decir, los que siempre estarán verdes, como los tomates. En este caso, presta atención a su brillantez, ya que entre más brillantes, más frescos.

Si estás en un mercado, acepta la prueba “sin compromiso”. El sabor es algo que te ayudará a escoger sabiamente.

También el olfato, en especial en la selección de hierbas y algunas verduras.

Si ya descubriste un lugar ideal para las compras semanales, quédate con él. Además, los vendedores consienten a sus clientes más fieles.

Transporta los alimentos con cuidado, en especial si son frutas o verduras delicadas.

Fotografía principal: Guillén Pérez

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca