Close

Impactantes imágenes que evidencian el consumismo contemporáneo

La Tierra ha sido testigo y víctima del consumo inmoderado del humano. Esta tendencia ha moldeado el paradigma de nuestra sociedad, y por ende de sus miembros. Hemos convertido los bienes materiales en nuestros medios como en nuestros fines. Por consiguiente, nos alejamos de aquello que nos une a lo humano, a lo natural. Al no precisar el objetivo del humano en relación con la naturaleza, los individuos viven en sueños de grandeza y poder sobre sus pares. Renunciar avariciosamente a lo esencial.

Sin embargo, diversos grupos ecologistas han tratado de generar conciencia acerca de la problemática que genera el consumismo masivo. Y gracias a estas personas y a su revolución ecológica, se han logrado medidas que han impactado positivamente en el medio ambiente.

Un ejemplo de esta situación es Chris Jordan, fotógrafo estadounidense quien exploró cada rincón de los basureros de su país. Como resultado de su travesía surge su proyecto Intolerable Beauty: Portraits of American Mass Consumption, donde se exponen los inicios del Apocalipsis en progreso:

Estoy consternado por estas escenas, aunque también atraído con cierto asombro y fascinación. La inmensa escala de nuestro consumo puede aparecer como un hecho desolador, macabro, extrañamente cómico e irónico, e incluso sombríamente hermosa. Es una complejidad asombrosa. […] La omnipresencia de nuestro consumismo tiene una seductora especie de mentalidad masiva. […] Me temo que en este proceso que estamos haciendo es un daño irreparable a nuestro planeta y a nuestros respectivos individuos. […] yo sé que cuando no obtenemos una respuesta ante una interrogante complicada, nuestra atención puede tornarse hacia uno mismo, y en ese espacio puede existir la posibilidad de cierta evolución de algún pensamiento o acción. Entonces mi esperanza es que estas fotografías puedan servir como un portal que conduzca a una deliberación cultural. Puede ser que salgamos de nuestra zona de confort, pero he escuchado que cuando nos arriesgamos a una toma de consciencia, al menos sabemos que estamos despiertos.

Por esto, si se desea alcanzar una reconstrucción de la sociedad, es necesario realizar cierta revolución del espíritu. Y cada vez que un individuo esté consciente del riesgo que implica el consumismo y sus detritos, es una batallada ganada. No necesitamos a personas cínicas ni escépticas, sino a personas que estén dispuestas a tomar consciencia de la situación, así como encontrar soluciones. A individuos que digan “¿y por qué no?”

 

 

Ver Más
Close