Descubre los beneficios en la salud del bicarbonato de sodio

Diversos científicos han considerado a este componente químico como la panacea de nuestros días; al grado de proponerlo en la fórmula de medicamentos y tratamientos de numerosas enfermedades (diabetes y cáncer).

El bicarbonato de sodio, antiácido usado para aliviar problemas de estomacales, es responsable de transportar oxígeno en el cuerpo. Su función es dilatar las venas sanguíneas, permitiendo la propagación del O y el balance del pH en la sangre.

Diversos científicos han considerado a este componente químico como la panacea de nuestros días; al grado de proponerlo en la fórmula de medicamentos y tratamientos de numerosas enfermedades (diabetes y cáncer). De acuerdo con estos expertos, las personas que ingieren el bicarbonato de sodio, combinado con otras sustancias naturales como agua, yodo y cloruro de magnesio, lo hacen con el propósito de prevenir o tratar casos de acidosis u otras condiciones clínicas.

Gracias al control que ejerce en los niveles del pH en la sangre, el bicarbonato de sodio permite mantener en buenas condiciones el funcionamiento y las actividades de las células corporales; por consiguiente, previene problemas de la salud, tales como la gastritis, diabetes, artritis, osteoporosis, acidez en la sangre u orina, infecciones, enfermedades cardíacas y pancreáticas, y cáncer. En consecuencia, el hecho de que el cuerpo tenga una mejor actividad ante la ausencia de ácidos alcalinos, apoya claramente el beneficio del bicarbonato de sodio.

La efectividad del uso constante del bicarbonato de sodio consta en remover y eliminar todas las toxinas y ácidos de los tejidos, las células y los órganos. Cada reacción bioquímica es sensible a los niveles de pH porque las enzimas son receptivas a este balance. Por ejemplo, al ingerir este componente químico en el caso de las células cancerígenas, producidas por desechos de hongos y moho que viven en un entorno de baja concentración de oxígeno, éstas reciben una alta concentración de moléculas de oxígeno, permitiendo que mueran.

¿Cómo consumirlo?

Antes de decidir consumir este componente, es indispensable que lo consultes con un especialista del tema; y de ese modo, no pongas en riesgo tu salud.

Una de las maneras de ingerir el bicarbonato de sodio es disolviendo una cucharadita del componente en agua (o jugo de limón o naranja) y tomarlo antes del desayuno.



20 asombrosos usos del bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es una especie de panacea para numerosas enfermedades físicas.

Parece un remedio casero del tiempo de nuestros antepasados, pero el bicarbonato de sodio es una especie de panacea para numerosas enfermedades físicas. Dado que su función es dilatar las venas sanguíneas, esta sal permite que el oxígeno se expanda en todo el cuerpo y el pH en la sangre se equilibre. Y por ello, se ha usado como tratamiento para afecciones como acidez estomacal, gastritis, artritis, osteoporosis, diabetes o cáncer. 

Más en Ecoosfera: Descubre los beneficios en la salud del bicarbonato de sodio

Pero estos no son los únicos beneficios del bicarbonato de sodio; de hecho, esta sal es multiusos por lo que se puede aplicar para el cuidado de las plantas y la limpieza en el hogar. A continuación te compartimos una lista de las diferentes maneras en que puedes aprovechar este elemento básico: 

Para la limpieza: 

Quita manchas de aceite y grasa. Esparce bicarbonato de sodio sobre el lugar y frota con un cepillo mojado. 

Desinfecta y blanquea diversas superficies –desde una tina de baño, azulejos, baldosas o cocina–. En una esponja húmeda, espolvorea bicarbonato de sodio y frota como regularmente lo haces. A continuación deja reposar cinco minutos, enjuaga bien y seca. 

Limpia los pisos. Elimina la suciedad sin dejar rayones con u 1/2 taza de bicarbonato de sodio en una cubeta de agua tibia. 

– Deja la ropa, peluches y alfombras como nuevos –sin manchas ni malos olores–. Para la ropa, agrega 1/2 taza de bicarbonato de sodio al jabón líquido; para los peluches, espolvorea con bicarbonato de sodio y deja reposar durante 15 minutos, retira el bicarbonato con un cepillo y listo; y para las alfombras, espolvorea toda la superficie y deja reposar durate la noche, luego barre la mayor cantidad y aspira el resto. 

Quita los malos olores a los zapatos. Espolvorea una o dos cucharadas en los zapatos mientras no los uses; remueve el bicarbonato cuando vayas a usarlos. 

mal olor en zapatos, usos de bicarbonato de sodio, bicarbonato de sodio

Para la salud: 

Se puede usar como pasta dentífrica. Dale click aquí para conocer la receta. 

Es exfoliante para rostro y cuerpo. Sólo necesitas mezclar 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Frota suavemente sobre el rostro o el cuerpo con movimientos circulares; y luego enjuaga. 

Es desodorante natural. Con una pizca de bicarbonato de sodio y unas gotas de agua. Aplícalo directamente en las axilas. 

Reduce la sensación de cansancio en los pies. Sumerge tus pies en un recipiente con agua tibia y tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Frota y deja reposar durante unos minutos. Agrega unas gotas de aceite esencial de lavanda. 

 usos de bicarbonato de sodio, bicarbonato de sodio

Desintoxicante. En un baño, añade 1/2 taza de bicarbonato de sodio a la tina. Esto neutralizará los ácidos de la piel, aliviando dolores, comezones y toxinas. Agrega 1/2 taza de vinagre para que la piel quede más suave. Además, la mezcla limpiará la tina. 

Dile adiós a la acidez estomacal. Agrega una pizca de bicarbonato de sodio en un vaso de agua natural y bébelo. 

Remueve astillas. En un vaso pequeño con agua, añade una cucharada de bicarbonato de sodio. Sumerge la zona con la astilla durante varios minutos, dos veces al día. 

Suaviza la piel de las manos. Mezcla 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Aplica la pasta en tus manos y luego enjuaga. 

usos de bicarbonato de sodio, bicarbonato de sodio

Alivia las picaduras de insectos. Prepara con una pasta con poco de bicarbonato de sodio y agua, y aplícalo sobre la picadura. Esto ayudará a aliviar la comezón. 

Ayuda a bajar de peso. Dale click aquí para conocer más al respecto. 

Para las plantas: 

– Fungicida: mezcla un galón de agua con 4 cucharadas de bicarbonato. Aplícalo en los rosales para combatir las manchas negras de hongos o en árboles o plantas frutales cuando estas comienzan a aparecer.

– Fortalece tus plantas: harás que la fotosíntesis sea mayor (y que así se fortalezca y crezcan más hojas). Primero deberás probar en las hojas, porque a algunas plantas no les sienta muy bien; pulveriza una mezcla de un poco de bicarbonato con vinagre. En 24 horas revisa la planta, si esta va bien es que podrás continuar con el proceso.

bicarbonato de sodio

– Contra los parásitos: añade una cucharada a un litro de agua y pulveriza o espolvorea un poco sobre la superficie del sustrato.

– Para eliminar el césped salvaje: pon una capa gruesa de bicarbonato en la hierba que desees eliminar; en unos dos o tres días el césped deberá comenzar a morir.

– Aleja las pestes: esparce un poco de bicarbonato en la tierra de tu jardín; las hormigas, conejos o cucarachas, evitarán acercarse.



La resacralización del alimento como un requisito evolutivo

El británico Jamie Oliver realiza una campaña mundial para revalorizar al alimento como promotor de vida.

Para culturas milenarias la comida es el principio de la concepción sobre el mundo. Es desde el alimento y sus características que estas civilizaciones iban forjando su identidad, pues representaba el principal eslabón de pertenencia después de la familia y la tierra misma: sus frutos constituían la evidencia más palpable de su entorno inmediato, y de sus variables fundamentales, como el clima y la fertilidad.

El alimento es obviamente vital para el desarrollo de la humanidad. Pero la cotidianiedad actual, con la inmediatez como una de sus principales cualidades, ha transformado nuestra relación con la comida. En el factor producción, nuestros alimentos son obtenidos en el menor tiempo posible, bajo el menor costo y en la mayor escala probable. En el componente de preparación y consumo seguimos un modelo de velocidad y vivimos alejados de su proceso de creación –para comprobarlo basta con analizar la hegemonía de la comida rápida.

1151047_648303475180492_1398709018_n

Para el chef británico Jamie Oliver, algunas de las principales problemáticas contemporáneas están relacionadas con la calidad de vida y la salud como el estrés y la frustración. Mismas que podrían resolverse, al menos parcialmente, por medio de la revalorización del principal eslabón de las necesidades humanas: la comida. La fundación Jamie Oliver Foundation crea programas en escuelas para que los niños cosechen lo que comen, y comprendan así las propiedades y efectos de cada alimento. Además, esta organización trabaja con comunidades y gobiernos para promover el auto-abastecimiento de insumos vía la agricultura, y la preparación de sus propios alimentos.

Estamos íntimamente unidos a lo que comemos, y debemos de respetar la jerarquía que la alimentación merece –algo así como re-sacralizar está práctica. El hacerlo representa un buen inicio para cuestionar nuestros hábitos cotidianos y, eventualmente, imaginar modelos alternativos al actual sistema. A fin de cuentas parece evidente la sabiduría implícita en ese refrán popular que reza: “Dime qué comes, y te diré quién eres”.

 

 



El maravilloso bicarbonato de sodio también te ayudará a bajar de peso

Este producto sigue sorprendiendo por su increíble variedad de usos.

Para cuidar tus plantas, limpiar tu casa, desinfectar tu habitación, resolver tus problemas estomacales; el bicarbonato de sodio es una alternativa maravillosa multiusos.

Sus beneficios también llegan al ámbito estético y de cuidado personal, pero desde sus efectos positivos para la salud. Más que un mero remedio para bajar o conservar tu peso idílico, se trata de un aliciente para mejorar tu salud verdaderamente.

¿Por qué el bicarbonato te ayuda a bajar de peso?

Este nivela el PH, lo que promueve la eliminación de impurezas desintoxicando tu cuerpo; esto último hace que tu sistema digestivo funcione en condiciones óptimas. También, las grasas y toxinas son eliminadas por tu organismo con mayor facilidad, acelerandoel metabolismo, lo que te ayuda a quemar grasa.

Asimismo, alivia la acidez estomacal, y si lo tomas todos los días, disminuirá tus líneas de expresión. Tómalo en ayunas por la mañana todos los días con un poco de jugo de limón o de naranja.



5 usos del bicarbonato de sodio para cuidar tu jardín

Además de ser útil en temas de salud o de limpieza; este compuesto maravilloso también cuidará de tus plantas.

El bicarbonato de sodio se ha erigido como una panacea de la salud en los últimos años. Este antiácido es usado para aliviar problemas estomacales, e incluso muchos científicos lo recomiendan para el tratamiento de diabetes o de cáncer. El bicarbonato también mejora el funcionamiento de las células, y por si fuera poco, es un gran limpiador ecológico para tu hogar.

Pero sus múltiples usos no se reducen únicamente a los anteriores; es también un perfecto ayudante para mantener la salud de tus plantas porque es un buen fungicida o insecticida, por ejemplo.

Te compartimos algunos usos que puedes darle al bicarbonato de sodio para cuidar tus plantas:

 

Fungicida: mezcla un galón de agua con 4 cucharadas de bicarbonato. Aplícalo en los rosales para combatir las manchas negras de hongos o en árboles o plantas frutales cuando estas comienzan a aparecer.

Fortalece tus plantas: harás que la fotosíntesis sea mayor (y que así se fortalezca y crezcan más hojas). Primero deberás probar en las hojas, porque a algunas plantas no les sienta muy bien; pulveriza una mezcla de un poco de bicarbonato con vinagre. En 24 horas revisa la planta, si esta va bien es que podrás continuar con el proceso.

Contra los parásitos: añade una cucharada a un litro de agua y pulveriza o espolvorea un poco sobre la superficie del sustrato.

Para eliminar el césped salvaje: pon una capa gruesa de bicarbonato en la hierba que desees eliminar; en unos dos o tres días el césped deberá comenzar a morir.

Aleja las pestes: esparce un poco de bicarbonato en la tierra de tu jardín; las hormigas, conejos o cucarachas, evitarán acercarse.



¿Indigestión? Conoce este remedio casero

El bicarbonato de sodio preparado de la siguiente manera será tu solución.

No sabes bien qué fue lo que te causó daño al estómago pero sientes esa sensación de malestar en la parte baja o superior; una cierta condición parecida a la de estar lleno e inflado aún después de haber comido poco. En ocasiones también una indigestión va de la mano de ardor e incluso náuseas.

Para estos momentos es bueno recordar una de las soluciones más famosas de las abuelas aprovechando los beneficios increíbles de el bicarbonato de sodio. Es muy sencillo de preparar la siguiente solución y el sitio habitos.mx lo simplifica aún más.

aaa67e12fffc7ebac09d0529ba97010e-1

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca