Close

Cómo reciclar tus juguetes sexuales

Ahora que los juguetes sexuales están desestigmatizados, y que tiendas como Wallmart los comienzan a vender, debemos también pensar en sus implicaciones ecológicas.  Mientras cada vez se vuelven más comunes, no hay una manera fácil de reciclarlos.

Los juguetes sexuales normalmente están hechos con una variedad de materiales especializados que los hagan suaves y no porosos (lo que significa que no atraparán fluidos corporales). Estos materiales son distintos a los plásticos comunes, y no están planeados en los programas de reciclaje municipal.

“Pero no son los materiales en sí los que causan problemas”, comenta Patty Moore, CEO de Sonoma, una asociación de reciclaje de California. “Es la falta de una infraestructura de recolección y procesamiento. Casi cualquier material puede ser reciclado si tienes una infraestructura correcta. La parte difícil es juntar suficiente en un solo logar de manera que pueda ser convertido a materiales crudos a un costo que sea menos que los precios vírgenes”.

Después, por supuesto, está el problema del saneamiento. Moore apunta que un reciclador –ya sea privado o gubernamental—“necesitaría alguna prueba de que no sean un peligro biológico, lo cual esencialmente elimina a todos los juguetes usados. Antes de que los juguetes puedan ser procesados, se requeriría que alguien los enjuagara en algo así como cloro, y ello, además de costar dinero, sería una tarea bastante rara.

Algunas compañías que venden juguetes sexuales tienen “garantías de satisfacción” en sus productos. Y sorprendentemente reciben varios juguetes después de haber sido usados por algún cliente (obviamente estos juguetes no se vuelven a vender). Tan sólo el año pasado, la compañía Adam and Eve tuvo 34,530 juguetes regresados. Y no sabe qué hacer con ellos.

Sex-toys-ready-for-recycl-001Sin embargo, sí es posible reciclarlos. En Inglaterra los mandan a la misma compañía que recicla aparatos electrónicos, llamada SWEEP, y de acuerdo a ellos hasta ahora ha reciclado 20 toneladas de vibradores. En este video te explican cómo.  En Toronto, a su vez, existe una cooperativa de tiendas sexuales que maneja un programa para reciclar los viejos juguetes de sus clientes, y ofrecen un descuento del 15% a quienquiera que lleve un juguete usado. “El proceso es caro y difícil”, apunta Jack Lamon, uno de los dueños de la tienda, “pero ya que somos una cooperativa anticapitalista con incentiva sin fines de lucro, podemos hacer este tipo de cosas sin que nuestros socios se irriten”.

Mientras no existan más compañías como esta, lo recomendable es no tirar los juguetes (guardarlos bien en algún lugar privado) hasta que se implemente un método de reciclaje. O, si se rompen y ya no funcionan, mandarlos a arreglar a una tienda de electrónicos. Esto por supuesto, puede ser vergonzoso, pero lleva consigo la responsabilidad ambiental.

Ver Más
Close