¿Vives en un departamento? Mira estas 11 formas en que puedes cuidar al medio ambiente desde tu hogar

Si vives en la ciudad también puedes ayudar a proteger el medio ambiente y, de paso, ahorrarte algunos gastos domésticos.

Si bien, históricamente, la vida urbana se construyó a partir de cierta oposición tácita o abierta a la naturaleza o la vida rural (“la vida en los bosques”, como la llamó Thoreau), actualmente esa dicotomía resulta insostenible. De hecho puede decirse que es la naturaleza y el medio ambientes quienes reciben la factura de los hábitos y las demandas de las grandes metrópolis, signados por el consumo desmedido e irreflexivo, por las necesidades creadas y por otras prácticas derivadas de la industrialización de la cotidianidad.

Por fortuna, así como cada uno de nosotros es parcialmente responsable de dichos efectos adversos, así también tenemos la posibilidad de revertirlos, incluso viviendo en un pequeño apartamento adonde, podría pensarse, no llegan los problemas ambientales.

Hace un par de días el sitio treehugger publicó 11 sencillas recomendaciones para contribuir en el cuidado del entorno desde nuestras acciones diarias, ese margen que sin importar el tamaño o el impacto potencial que tenga, es útil desde el momento mismo en que se aprovecha a favor de esta causa. Un beneficio añadido es que estos pequeños cambios también podrían ahorrarte algún dinero de tus gastos domésticos.

Sin más, compartimos el listado, pidiéndote que, si es posible, también lo hagas circular para que más personas se den cuenta de que todos podemos hacer algo para cuidar ese hogar compartido que llamamos planeta.

1. Apaga y desconecta

A veces, sin razón aparente, un foco se queda encendido en una habitación donde no hay nadie. Más común es que aparatos como impresoras, estéreos, cafeteras eléctricas o computadoras permanezcan conectada a la corriente aunque no se utilicen, gastando lo que se conoce como “energía fantasma”, pues aun apagados estos aparatos consumen electricidad. ¿Cómo evitar este desperdicio? Simple: solo apaga y desconecta.

unplug_yourself.jpg.492x0_q85_crop-smart

2. Regula tu temperatura, no la de todo tu apartamento

Los sistemas de calefacción se encuentran entre los dispositivos que más energía consumen y, por lo tanto, más afectan al medio ambiente. En casa, si tenemos frío o calor, nos puede parecer sencillo solo levantarnos y encender alguno de estos aparatos, sin considerar que cuesta más regular la temperatura de toda una habitación que la de nuestro propio cuerpo. Quizá baste con ponerte un suéter (o con quitártelo), con usar pantaloncillo cortos y abrir las ventanas (o cerrarlas), con beber un vaso de agua fría o una taza de café caliente, o con emplear alguna de estas 8 maneras de mantener el calor en tu casa en un día helado.

3. Cambia a bombillas LED

Actualmente, la tecnología LED permite que un foco tenga una duración mucho más extensa que otras bombillas del mercado (hasta 25 veces más que una de tipo incandescente). Su popularidad también ha provocado que sean más baratos, por lo que son una excelente alternativa de iluminación para el hogar.

fruta

4. Consume alimentos de temporada y locales

A diferencia de los productos de importación, los alimentos de temporada y locales carecen de los altos costos ecológicos de transportación que sí tienen aquellos. Además, habitualmente su precio es menor y su consumo implica el apoyo a las economías locales. En general recuerda siempre tomar conciencia de tu consumo, un ámbito que si bien ha provocado mucho daño, también es clave para propiciar beneficios.

5. Come menos carne

Si comes carne más 4 o5 veces por semana, podrías probar a cambiar una de esas ocasiones por un platillo hecho con lentejas, habas, frijoles o soya, leguminosas con alto contenido proteínico que fácilmente puede sustituir lo que se obtiene de un bistec o una pieza de pollo. Como sabemos, la cría intensiva de ganado afecta de manera notable el medio ambiente y, en términos domésticos, un plato de lentejas es notablemente más barato que un filete.

6. Deja de comprar agua embotellada

Consumir agua embotellada es uno de los hábitos más lesivos para el medio ambiente. Además de que alienta a que voraces empresas como Nestlé continúen saqueando los recursos naturales del mundo, la basura generada inunda los depósitos de las grandes ciudades, mina tu bolsillo (pues en promedio cuesta 200% más de su valor inicial) e incluso te puede enfermar por el plástico en que se envasa. A cambio puedes invertir en un buen filtro o probar alguna una alternativa natural de purificación, además de utilizar un recipiente reutilizable para tu consumo diario (por ejemplo, una botella de acero inoxidable).

7. Planifica tus comidas

Desperdiciar comida no solo implica que una parte de tu dinero se va directamente al cesto de la basura, sino también que todos los recursos empleados en esas zanahorias que se pudrieron en tu refrigerador, el agua y el trabajo de los campesinos, los abonos y el combustible de las máquinas que las hicieron llegar hasta tu casa, también se invirtieron en vano. Haz un plan real de lo que vas a comer durante la semana. Sé responsable en tus compras. Al respecto te recomendamos el artículo “Inicia tu propia revolución contra el desperdicio de comida”.

clothes_line.jpg.492x0_q85_crop-smart8. Seca tu ropa al aire libre

¿Por qué usar una secadora automática de ropa si ahí están el sol y el viento? Cuelga tu ropa en el exterior y ahórrate la electricidad o la cuenta de la lavandería.

9. Camina o usa la bicicleta, o recurre al transporte público

Hay trayectos que puedes recorrer por ti mismo, sea caminando o a bordo de una bicicleta. Ir al trabajo, al súper, a visitar a un amigo. Otros más largos los podrías hacer en transporte público. Piénsalo. No gastarás en gasolina o en estacionamiento, mejorarás tu salud e incluso tu ánimo.

10. Compra productos de segunda mano

Algunas de las cosas que de pronto necesitas en casa no necesariamente tienes que comprarlas nuevas. Quizá en una venta de garaje encuentres una mesa como la que estabas buscando, o en un mercado de pulgas se venda el cuadro de una bicicleta en perfecto estado con el que puedes empezar a armar la tuya. De esta manera evitas que algo todavía útil se deseche. Mira esta lista de 5 cosas que debes pensar dos veces antes de comprarlas nuevas.

11. O consíguelos gratis

Con cierta frecuencia amigos y familiares tienen cosas que no utilizan e incluso permanecen olvidadas en un clóset de su casa, juntando polvo sin que nadie les saque provecho. Pregúntales y quizá estarán encantados de obsequiártelos o prestártelos por un tiempo. O quizá eres tú quien puede realizar este gesto de cooperación. Mira a tu alrededor y piensa en el amigo que recién se mudó a una nueva casa. Quizá él o ella necesiten ese librero que en la tuya está vacío.



De ríos contaminados a jardines flotantes, la transformación de este sistema de aguas residuales

Utilizando sistemas de tratamiento en flotación, Biomatrix busca la mejora significativa en la calidad del agua reduciendo los niveles de materia orgánica, sólidos en suspensión y metales.

El sueño de cualquier persona preocupada por el medio ambiente es poder recuperar un canal o río contaminado y así revitalizar la calidad tanto del agua como del paisaje. Se requiere de una serie de herramientas ecosustentables, tales como una educación ambiental y materiales facilitadores, para desarrollar sistemas que traten aguas urbanas contaminadas.

Si bien hay cuantiosos proyectos y sistemas ecológicos de este tipo, muy pocos se enfocan en hacerlo a través de la oxigenación del agua y la presencia de una colonia bacteriana que se alimenta de la contaminación. Un ejemplo de este sistema es BioMatrix, empresa escocesa que permite recuperar las aguas de urbanas contaminadas a un costo realmente accesible.

Utilizando sistemas de tratamiento en flotación, Biomatrix busca la mejora significativa en la calidad del agua reduciendo los niveles de materia orgánica, sólidos en suspensión y metales. Esto se consigue a través de flotadores termo-sellados de Polietileno de Alta Densidad ensamblados con juntas de acero inoxidable cortadas con láser; permitiendo así una base sólida para soportar el peso del sustrato y las plantas, así como corrientes de agua muy fuertes. Estos ratios funcionan en un amplio rango según las variables como el tipo y carga de contaminantes, el volumen y el flujo de la masa del agua.

Esto logrará que un reactor oxigene el agua y permita el desarrollo de la vida acuática, para a continuación usar una colonia bacteriana que se alimente de la contaminación. Así, las plantas comenzarán un proceso de autoregulación, en el que ocasionalmente se necesite dar mantenimiento como podas o reposición de plantas.

El objetivo no sólo es recuperar la calidad del agua, también crear islas flotantes –como las chinampas mexicanas– con diversas plantas que añadan belleza y espacios verdes en ambientes urbanizados. Como sucedió en la ciudad de Manila, en las Filipinas, en donde el canal de Paco pasó de ser un pantano lleno de basura a un hermoso parque, con flores, árboles y agua limpia.



Después de leer esto, no volverás a beber un vaso de agua que dejaste toda la noche a lado de tu cama

Un vaso de agua que se queda a la intemperie en temperatura ambiente, pasa por un proceso de invasión de microorganismos a lo largo de la noche.

Tras una larga sesión de sueño, cuando el cuerpo utiliza las reservas de agua para mantenerse hidratado, lo más recomendable es beber un vaso de agua casi al momento de despertarse. Para ello, antes de levantarnos, sólo estiramos nuestro brazo hacia la mesa de noche y tomamos el vaso de agua que, preventivamente, colocamos la noche anterior. Sin embargo, ¿has notado que esa agua tiene un sabor diferente?

De acuerdo con el Dr. Kellogg Schwab, director de Johns Hopkins University Water Institute, este vaso de agua que se queda a la intemperie en temperatura ambiente, pasa por un proceso de invasión de microorganismos a lo largo de la noche. Si bien el agua tratada contiene cloro que controla la presencia de estas pequeñas comunidades, a temperatura ambiente éstas empiezan a multiplicarse rápidamente. Así que, sin importar si se trata de agua limpia ni de un vaso limpio, uno está bebiendo una mezcla de gérmenes en ese líquido incoloro. Eso sin mencionar el polvo del ambiente que pudo caer en el vaso a lo largo de esas horas.

Sin embargo, esto no es lo único que provoca la fiesta de gérmenes habitando en nuestro vaso de agua (ni que tenga un sabor un poco menos refrescante). Podríamos decir que uno de los factores principales es el dióxido de carbono: tras doce horas sin haber tapado el agua, el agua empieza a mezclarse con el dióxido de carbono del aire, lo que provoca que disminuya su pH y, en consecuencia, su sabor. Aunque, sigue siendo bebible (salvo por los gérmenes que nadan a e nuestra bebida matutina). 

En cuanto a las botellas de agua hechas con plástico que se quedan bajo los rayos solares dentro de un automóvil, lo ideal es alejarse de ellas. Las botellas de plástico contienen BPA (el químico  tóxico interruptor del funcionamiento óptimo de las hormonas), el cual se libera con el calor del sol. Esto significa que, aunque lo laves y lo reutilices, el BPA continúa en la estructura de la botella, provocando consecuencias fuertes en la salud.

 



Estas son las 20 mejores ciudades del mundo para andar en bici

En la lista aparecen tres ciudades holandesas y tres francesas.

Los beneficios individuales y colectivos de usar la bici como transporte en las ciudades son muchísimos. En el plano del individuo está comprobado que acrecienta la felicidad y mejora el sistema cardiovascular entre otros atributos; en el colectivo la disminución del tráfico, la contaminación y hasta el crecimiento de la economía local.

Aunque no al paso que debieran, cada vez más ciudades adecuan su infraestructura para privilegiar el uso de la bicicleta por sobre el automóvil. El ranking 2015 sobre las mejores ciudades del mundo para usar la bicicleta  realizado por Copenhagenize Design Company (y elaborado desde hace 4 años) ha dado algunas sorpresas, incluyendo por primera vez a una ciudad de Estados Unidos.

Este índice mide 13 indicadores como infraestructura traducida en carriles o aparcabicis, la cantidad de personas usando este medio; las políticas públicas en torno a esta práctica e incluso factores como el clima.

No por ser este índice elaborado es esta ciudad, Copenhague encabeza la lista, casi el 50% de su población usa la bici y es considerada una ciudad que está haciendo una revolución verde. Llama la atención la presencia de 3 ciudades holandesas, tres francesas, y una latinoamericana, con la presencia de Buenos Aires.

Aquí la lista:

1.Copenhague, Dinamarca.

2.Amsterdam, Holanda.

3.Utrecht, Holanda.

4.Estrasburgo, Francia.

5.Eindhoven, Holanda.

6.Malmö, Suecia.

7.Nantes, Francia.

8.Burdeos, Francia.

9.Amberes, Bélgica.

10.Sevilla, España.

11.Barcelona, Cataluña.

12.Berlín, Alemania.

13.Lubliana, Eslovenia.

14.Buenos Aires, Argentina.

15.Dublín, Irlanda.

16.Viena, Austria.

17.París, Francia.

18.Minneapolis, Estados Unidos.

19.Hamburgo, Alemania.

20.Montreal, Canadá.

 

3047349-inline-i-2-00indexgraphics02

 

Aquí puedes ver el índice completo y los motivos por los que fueron elegidas.



Esta icónica casa del árbol funciona con energía alternativa y está hecha con materiales reciclados (VIDEO)

Con una vista increíble, las casas del árbol cuentan con diferentes espacios para encontrarse siempre en contacto con la naturaleza.

Una casa del árbol puede ser el sueño de todo niño. En ese espacio, la aventura entre la fantasía y la realidad puede ser la clave para el desarrollo de su personalidad. Por tanto, es importante brindarle bases sólidas en función de ciertos valores como la empatía, la solidaridad, el apoyo, entre otros, a través de la simple presencia de una casa del árbol.

Con esta intención de fomentar el apoyo y cuidado hacia el medio ambiente, la compañía ArtisTree creó esta casa del árbol en Texas (EE.UU.), el cual fusiona un diseño imaginativo, el uso de energía alternativa y de materiales reciclados, así como la conservación de la vida salvaje. El Nest Treehouse, como se bautizó a este proyecto, inició en 1998, cuando Will Beilharz, fundador de ArtisTree, se mudó a un área con más de 88 acres. Esto dio  origen al Cypress Valley Canopy Tours, el cual actualmente opera como un destino ecológico donde las personas pueden descansar en casas del árbol proambientales.

Con una vista increíble, las casas del árbol cuentan con diferentes espacios para encontrarse siempre en contacto con la naturaleza. Todas las estructuras cuentan con roof gardens, una regadera en el exterior y otra en el interior. La energía tiene bases solares y eólicas, lo cual permite conservar energía para un futuro. Para más información, pues observar el siguiente video:

 

 



Así es el negocio redondo del agua embotellada en México

El agua embotellada daña el medio ambiente y es un negocio fructífero para grandes corporaciones.

Hace un año la noticia de que México se convertía en el primer consumidor de agua embotellada en el mundo sorprendió a muchos (sobre todo por los niveles de pobreza de la población, casi la mitad).  

Unos años antes, la información sobre cómo el consumo del agua embotellada es dañino para el planeta también inundó la red. Una de las principales afectaciones de este consumo es la sobreexplotación de los mantos acuíferos del planeta por parte de empresas transnacionales a precios irracionales en comparación con las ganancias de venta de estas empresas. 

En un reciente artículo para Sinembargo, la reportera Daniela Barragán desglosa cómo es que el negocio del agua embotellada en México comenzó a ser una mina de oro, sobre todo desde los años 90, mayormente para estas cuatro empresas: Coca-Cola, Nestlé, Pepsico y Danone.

Las ventajas

Estas grandes corporaciones obtienen la mejor agua (generalmente la subterránea) a precios ínfimos, pues según expertos como Alejandro Calvillo del Poder del Consumidor, suelen venderla en un precio de hasta 5000% más de lo que la compran al Estado. Además, las concesiones que suelen darles son prolongadas. Es decir, hacen un nutritivo negocio con un recurso nacional casi regalado. 

Las cifras

México es el principal consumidor de agua embotellada en el mundo con 234 litros por persona al año. Acapara el 46% de la distribución total de todo Latinoamérica seguido de Brasil y Argentina. 

Danone, Coca Cola y Pepsico tienen el 82 por ciento del valor del mercado en términos de ventas totales.

Sólo el 15 por ciento de los desechos de PET se recicla, el resto va a la basura y tiene procesos de degradación que duran hasta 100 años.

“Coca-Cola Femsa paga 2 mil 600 pesos por cada una de las 46 concesiones de explotación de aguas subterráneas al año, y tan sólo en 2007 tuvo ganancias por 32 mil 500 millones de pesos.” Alejandro Calvillo. 

Según organizaciones sociales como la Red Ambiental Mexicana o la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, la nueva ley de Aguas que propone el presidente actual de México, Enrique Peña Nieto, favorecería aún más este tipo de concesiones al sector privado, por sobre el derecho humano al agua. Por ello  proponen firmar para presionar para que, por primera vez en décadas, el agua no pueda ser un recurso con el que las empresas hacen un negocio, sino más bien un derecho real. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca