Rockstars con sus perros y gatos

Las estrellas del rock y del punk retratados con sus mascotas.

Ver a las estrellas más grandes del rock -tan distantes de nosotros los mortales– con sus perros y gatos, los humaniza. Los vuelve, de alguna manera, más cercanos  a nosotros, porque todos sabemos lo reconfortante que es convivir con una mascota y la felicidad que infunden en la vida diaria. Algunos de los animales presentados aquí fueron compañeros eternos de estas personas, y son casi tan famosos como ellos mismos. Disfruta la galería:



Algunos fragmentos de famosos escritores sobre sus mascotas

El amor de algunos escritores por los animales se manifiesta en su obra, como inspiración o en intercambios epistolares, sobre su importancia en su vida cotidiana.

Quizá una de las marcas más reconocibles de un escritor, pensador o poeta es la soledad. El tipo de personalidad general para un autor suele estar inmersa en la introspección; para ello los momentos a solas son incluso muy importantes. Sin embargo, la soledad lleva un arma de doble filo; aunque es exquisita para quien sabe degustarla, una vez emprendida su maquinaria, puede ser también dolorosa.

En este sentido las mascotas han jugado un rol realmente profundo. La relación de los artistas con sus animales ha sido muy importante. Como dictaba George Elliot en una conocida cita: “los animales son buenos amigos, no hacen preguntas y tampoco critican”.

Más allá de su cómoda compañía, su nobleza casi inherente y su enternecedora inocencia, han sido inspiración de poetas, artistas, escritores, pensadores y demás miembros de la tribu que más ha legado a la cultura universal. Los siguientes fragmentos fueron recopilados de memorias, cartas, escritos o apuntes de escritores famosos por el sitio de Brainpickings.

 

Bambino fue el gato que Mark Twain regaló a su hija, y el cual se perdió una temporada. Twain entonces publicó el siguiente anuncio en el New York American:

Largo e intensamente negro; robusto, pelaje aterciopelado; tiene un apenas perceptible flequillo en su pecho; no muy fácil de encontrar con luz ordinaria.

 

Robert Pole, conocido como el esposo de la costa oeste de Anaïs Nin intercambia con ella una serie de cartas que documentan la enfermedad del perro Tavi (y el dolor de ambos):

Sé lo que significa para nosotros, la edad madura es tan cruel que sería mejor no estar vivos- y el Tavi que hemos conocido últimamente no es el verdadero Tavi. Él ha tenido tanto cariño y cuidado, más que cualquier perro que yo haya conocido.

pole_tavi

 Pole con Tavi

Charle Dickens tuvo un cuervo que fue un personaje recurrente en sus relatos. En una carta a su amigo Daniel Maclise hace una especie de despedida a los últimos momentos de su ave:

Estarás atónito y afligido de escuchar que Raven no está más aquí. Murió solo unos minutos luego de la media noche. Había estado enfermo (…) su noche fue apacible.

dickens_grip

Por su parte William Burroughs fue un amante de los gatos. Sobre su relación telepática y amor por ellos, llegó a escribir en su diario:

Ginger me toca con su vieja pata cuando desea algo. Simplemente me toca, y yo la dejo salir.

Pensar no es suficiente. Nada lo es. No hay un final suficiente para la sabiduría, experiencia- cualquier cosa. Lo único que puede resolver el conflicto es el amor, como el que yo siento por Fletch, Ruski, Spooner y Calico. Puro amor.

 

 



¿Son estos los zapatos para perro más ridículos? (FOTOS)

Son cada vez más comunes; útiles o no, lo cierto es que dan una apariencia a los perros por demás curiosa.

Parece que a los humanos nos encanta adecuar a nuestro gusto todo lo que nos rodea; desde el hogar hasta el look de los hijos o de los animales. Aunque los zapatos para perro pueden ser útiles en situaciones extremas como cuando pasan mucho tiempo en la nieve (sus plantas pueden congelarse), por ejemplo; en realidad la mayor parte de ropa para perro tiene qué ver más con un tema estético y de gusto por parte de sus propietarios.

Los perros se ven muy curiosos cuando portan zapatos (acaso por que no estamos acostumbrados a ello). Y de entre la gama de ornamentos para caninos los zapatos son un aditamento que van en un combo de 4 que los hace ver muy graciosos.

Te presentamos algunas fotografías de perros con sus zapatos; algunos francamente excéntricos:

 



Estos ejemplos cotidianos muestran una relación telepática entre dueños y mascotas

Porque, más allá del condicionamiento y la rutina, la comunicación entre ambos miembros es genuinamente más sutil

La comunicación genuina entre mascotas y dueños es un hecho que derrite el corazón de muchos observadores. Se trata de una relación que sólo sus miembros se atreven a mandar, decodificar, interpretar y hasta expresar de múltiples maneras. 

Hay quienes consideran esta relación corporal como telepatía; por ejemplo, Rupert Sheldrake, biólogo de la Universidad de Cambridge. Él es uno de los pocos científicos con credenciales que se ha encargado de investigar la telepatía, en especial entre mascotas y dueños. 

Sus investigaciones han establecido que, en promedio, 48% de los dueños de perros y 33% de los dueños de gatos afirman haber experimentado una comunicación telepática con sus mascotas. Ejemplos como la anticipación de las mascotas a algunos fenómenos recurrentes como el regreso o la salida del dueño de casa, la excitación de las mascotas antes de que suene el teléfono o cuando apenas se ha pensado en alimentarlos o la súbita desaparición de algunos gatos antes de llevarlos al veterinario, son un hecho cotidiano.

Porque, más allá del condicionamiento y la rutina, la comunicación entre ambos miembros es genuinamente más sutil. Existen conexiones emocionales que vinculan a los campos sociales (los miembros de un grupo social) a pesar de la distancia o del rango de comunicación sensorial. Dichos campos mórficos son estas conexiones que proveen información sobre una dirección, como si se estuviera jalando al animal rumbo a casa (y eso explicaría por qué regresan al hogar  después de perderse). Gracias a este campo de información, basado en la emoción, el animal puede acceder a una distancia con mayor o menor resonancia. 

Así que, ¿qué es lo que te dice tu mascota sin usar palabras?



Protege a tus mascotas de enfermedades otoñales con estas medidas

Las enfermedades más frecuentes a las que nuestras mascotas -por ejemplo, los perros y los gatos- se enfrentan son el distemper virus, la traqueobronquitis canina, la rinotraqueítis y el síndrome respiratorio felino

El frío ya llegó a las calles de nuestras ciudades. Resentimos su fuerza a la hora en que ansiamos que el calor de una bebida caliente un poco nuestras manos, deseamos que una pila de cobijas nos resguarde mientras disfrutamos de un libro o una película y una taza de chocolate o anhelamos que la calefacción del coche reduzca el ligero dolor de la “piel de gallina”.

Estas son acciones fáciles de realizar, ya que los seres humanos contamos con el raciocinio suficiente para procurar nuestro bienestar y supervivencia. No obstante, existen algunos seres vivos que no cuentan con los suficientes recursos para protegerse del frío, y uno de los ejemplos son nuestras mascotas.

Las enfermedades más frecuentes a las que nuestras mascotas -por ejemplo, los perros y los gatos- se enfrentan son el distemper virus, la traqueobronquitis canina, la rinotraqueítis y el síndrome respiratorio felino. Todos son virales y se caracterizan por secreciones nasales y oculares, vómitos, diarrea y complicaciones respiratorias, entre otros síntomas.

Aunque todas las mascotas pueden encontrarse en riesgo de contraer estas bacterias, los más vulnerables al frío y a la humedad son los cachorros y los animales de mayor edad, ya que les resulta más difícil moverse debido a dolores articulares.

De modo que, para prevenir los malestares anteriormente dichos, es recomendable abrigar a nuestras mascotas: colocarles una manta en el piso o en su cama, darles vitaminas A, B y C para fortalecer su sistema inmunológico, cumplir con su calendario de vacunación, evitar que pisen zonas mojadas (o al menos, secarles sus patas) y reducir el uso de la calefacción.

Muéstrales tu atención y afecto a través de un cuidado en su salud, en especial por estas fechas en las que siempre son bienvenidos los abrazos y apapachos.



Algunos consejos básicos para bañar a tus mascotas

Basta con que sus enormes ojos fijen su mirada sobre nosotros para hacernos saber que las cosas mejorarán, que ellos estarán presentes para acompañarnos y que harán un esfuerzo para hacernos sonreír

Las mascotas son los compañeros de hogar que, sin planearlo, demuestran su fiel amistad en las buenas y en las malas. Basta con que sus enormes ojos fijen su mirada sobre nosotros para hacernos saber que las cosas mejorarán, que ellos estarán presentes para acompañarnos y que harán un esfuerzo para hacernos sonreír.

Esta muestra de afecto necesita ser recíproca, por lo que ellos requieren de ciertos cuidados que los hagan sentir seguros y amados: establecer un horario fijo de sus alimentos y salidas, brindarles un espacio adecuado para sus necesidades físicas y emocionales e, incluso, bañarlos constantemente después de que exudan ciertos olores. 

Hay ocasiones en que desgraciadamente ignoramos cuáles son los mejores métodos para bañar a nuestras mascotas: ¿cuáles son los productos indicados?, ¿cómo se puede hacer en el menor tiempo posible?, ¿cómo evitar que salgan huyendo en cuanto ven los productos del baño?

Primero: evita intercambiar los productos especiales para cada mascota; cada uno tiene sus propias necesidades y especificaciones, de modo que el producto para el perro se usa para el perro y el que es para el gato, para el gato.

Segundo: procura que tu mascota asocie el baño con juegos, premios o mimos. Esto ayudará a que el procedimiento no cause ansiedad como una mala experiencia. De modo que coloca algunos tapones de algodón en sus orejas para evitar que les entre agua, y al sacarlos, sécales bien esa zona tan delicada.

Tercero: báñalos con agua tibia, para que sea una sensación agradable. Una vez mojado, coloca el producto en su dorso y empieza a distribuirlo a lo largo de su cuerpo. Ayúdate de un cepillo (suave) para tallar las patas. Enjuágalo desde el hocico hacia la cola, aprovechando para lavar la cabeza. Es recomendable enjuagarlo dos veces.

Cuarto: seca a tu mascota, en especial si tiene gorditos, para evitar la acumulación de humedad en las zonas. Seca su pelo con una secadora a temperatura media, acostumbrándolos al ruido y a la sensación de aire.

Finalmente, cepíllalo para retirar el pelo atorado, acomodándolo adecuadamente. Se recomienda hacer el cepillado dos veces a la semana para retirar pelo acumulado, manteniendo así un pelaje saludable.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca