Estilosos y limpios bebederos públicos podrían reemplazar el agua embotellada (FOTOS)

Las personas prefieren gastar unos centavos en agua embotellada limpia que beber de una fuente de agua potable que se ve sucia y oxidada. Un mejor diseño podría ayudar.

Con todas las noticias que están aconteciendo alrededor del mundo en torno al agua embotellada, es preciso que haya propuestas alternativas. No sólo empezar a prohibir su venta, como lo hizo San Francisco, sino implementar otras maneras de hidratación mientras se está en la calle. Las fuentes de agua para beber son una gran opción, pero, ya que han caído de la gracia del público por su aspecto sucio, tendrán que ser rediseñadas.

La revista británica Architects Journal y Turkishceramics, un grupo que representa a 43 marcas de cerámica en Turquía, le pidieron a algunos de los arquitectos más reconocidos de Londres que propusieran diseños para “un kiosco para Londres que incorpore detalles en cerámica y que refleje la artesanía y trabajo típicos de rico patrimonio cultural de este tipo de construcción”. Los participantes incluyeron a Zaha Architects, Hopkins Architecta y Studio Weave.

Primer bebedero público de Londres, 1859.

Más allá de que el concurso sirva principalmente para publicitar el mosaico turco, sí alude a un tema importante: ¿por qué no tenemos bebederos públicos más bellos y limpios en las ciudades? Después de todo, la razón por la que los bebederos han dejado de ser populares es porque podemos comprar agua embotellada prácticamente en cada esquina. Las personas prefieren gastar unos centavos en un poco de agua limpia y sellada que beber de una fuente potable en ruinas u oxidada. Pero recordemos el impacto impresionante que las botellas tienen en el medio ambiente.

Es por ello que estos diseños, además de propositivos y estéticos, tienen tanta importancia ecológica. Algunos de los diseños podrían parecer un poco fuera de la realidad (no podría haber un kiosco gigante, y caro, en cada esquina), pero su florecimiento sugiere implícitamente que beber de una fuente de agua pública puede ser una práctica limpia, e incluso estilosa. Un buen bebedero público, limpio y efectivo, es un gesto cívico que todas las ciudades tendían que tener. Escoge tu favorita en la galería.



Después de leer esto, no volverás a beber un vaso de agua que dejaste toda la noche a lado de tu cama

Un vaso de agua que se queda a la intemperie en temperatura ambiente, pasa por un proceso de invasión de microorganismos a lo largo de la noche.

Tras una larga sesión de sueño, cuando el cuerpo utiliza las reservas de agua para mantenerse hidratado, lo más recomendable es beber un vaso de agua casi al momento de despertarse. Para ello, antes de levantarnos, sólo estiramos nuestro brazo hacia la mesa de noche y tomamos el vaso de agua que, preventivamente, colocamos la noche anterior. Sin embargo, ¿has notado que esa agua tiene un sabor diferente?

De acuerdo con el Dr. Kellogg Schwab, director de Johns Hopkins University Water Institute, este vaso de agua que se queda a la intemperie en temperatura ambiente, pasa por un proceso de invasión de microorganismos a lo largo de la noche. Si bien el agua tratada contiene cloro que controla la presencia de estas pequeñas comunidades, a temperatura ambiente éstas empiezan a multiplicarse rápidamente. Así que, sin importar si se trata de agua limpia ni de un vaso limpio, uno está bebiendo una mezcla de gérmenes en ese líquido incoloro. Eso sin mencionar el polvo del ambiente que pudo caer en el vaso a lo largo de esas horas.

Sin embargo, esto no es lo único que provoca la fiesta de gérmenes habitando en nuestro vaso de agua (ni que tenga un sabor un poco menos refrescante). Podríamos decir que uno de los factores principales es el dióxido de carbono: tras doce horas sin haber tapado el agua, el agua empieza a mezclarse con el dióxido de carbono del aire, lo que provoca que disminuya su pH y, en consecuencia, su sabor. Aunque, sigue siendo bebible (salvo por los gérmenes que nadan a e nuestra bebida matutina). 

En cuanto a las botellas de agua hechas con plástico que se quedan bajo los rayos solares dentro de un automóvil, lo ideal es alejarse de ellas. Las botellas de plástico contienen BPA (el químico  tóxico interruptor del funcionamiento óptimo de las hormonas), el cual se libera con el calor del sol. Esto significa que, aunque lo laves y lo reutilices, el BPA continúa en la estructura de la botella, provocando consecuencias fuertes en la salud.

 



Así es el negocio redondo del agua embotellada en México

El agua embotellada daña el medio ambiente y es un negocio fructífero para grandes corporaciones.

Hace un año la noticia de que México se convertía en el primer consumidor de agua embotellada en el mundo sorprendió a muchos (sobre todo por los niveles de pobreza de la población, casi la mitad).  

Unos años antes, la información sobre cómo el consumo del agua embotellada es dañino para el planeta también inundó la red. Una de las principales afectaciones de este consumo es la sobreexplotación de los mantos acuíferos del planeta por parte de empresas transnacionales a precios irracionales en comparación con las ganancias de venta de estas empresas. 

En un reciente artículo para Sinembargo, la reportera Daniela Barragán desglosa cómo es que el negocio del agua embotellada en México comenzó a ser una mina de oro, sobre todo desde los años 90, mayormente para estas cuatro empresas: Coca-Cola, Nestlé, Pepsico y Danone.

Las ventajas

Estas grandes corporaciones obtienen la mejor agua (generalmente la subterránea) a precios ínfimos, pues según expertos como Alejandro Calvillo del Poder del Consumidor, suelen venderla en un precio de hasta 5000% más de lo que la compran al Estado. Además, las concesiones que suelen darles son prolongadas. Es decir, hacen un nutritivo negocio con un recurso nacional casi regalado. 

Las cifras

México es el principal consumidor de agua embotellada en el mundo con 234 litros por persona al año. Acapara el 46% de la distribución total de todo Latinoamérica seguido de Brasil y Argentina. 

Danone, Coca Cola y Pepsico tienen el 82 por ciento del valor del mercado en términos de ventas totales.

Sólo el 15 por ciento de los desechos de PET se recicla, el resto va a la basura y tiene procesos de degradación que duran hasta 100 años.

“Coca-Cola Femsa paga 2 mil 600 pesos por cada una de las 46 concesiones de explotación de aguas subterráneas al año, y tan sólo en 2007 tuvo ganancias por 32 mil 500 millones de pesos.” Alejandro Calvillo. 

Según organizaciones sociales como la Red Ambiental Mexicana o la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, la nueva ley de Aguas que propone el presidente actual de México, Enrique Peña Nieto, favorecería aún más este tipo de concesiones al sector privado, por sobre el derecho humano al agua. Por ello  proponen firmar para presionar para que, por primera vez en décadas, el agua no pueda ser un recurso con el que las empresas hacen un negocio, sino más bien un derecho real. 



¿Por qué es muy importante exigir bebederos en las escuelas mexicanas?

Los bebederos han ido perdiéndose como una opción atractiva, fenómeno que ha sido más promovido por el marketing que por sus amenazas para la salud

Si fuiste un niño en los años noventa o antes de eso recordarás cómo los bebederos de agua potable eran comunes en muchos lugares públicos, sobre todo aquellos que estaban abocados a los niños como unidades deportivas, parques o escuelas. Luego, a mediados de esa década, una pésima práctica comenzó a esparcirse: beber agua embotellada.

En un inicio parecía una excelente idea cargar con tu envase desechable en tu bolsa y tirarlo en cualquier lugar una vez terminado su contenido. Sin embargo, poco advertimos la cantidad de basura que estábamos produciendo (hoy, 8 mil millones de botellas anuales) y uno de los peores abusos perpetrado por las embotelladoras, pues han conseguido concesiones de los mantos acuíferos del país, prácticamente sin pagar por ellos. Es decir, nos han estado vendiendo nuestros propios recursos: México se ha convertido ilusoriamente en el país que más agua embotellada consume.

En ese trayecto fuimos perdiendo la exquisita experiencia de beber toda el agua que deseáramos en sitios públicos como un servicio más, bajo el entendido de que el agua purificada no debiera ser un lujo, como lo es el agua embotellada. Recordemos que los dueños de estas empresas tienen ganancias por producto de hasta 5000%. ¿En qué momento permitimos que nuestra propia agua se nos vendiera a estos precios?

También sin darnos cuenta, el decremento de los bebederos públicos detonó el aumento de venta de refrescos (en lugar de saciar la sed infraganti, las personas comenzaron a sustituirla por otras bebidas que pintaban más atractivas al asistir a una tienda). En fin, muchos factores nocivos han saltado después de que en México los bebederos públicos fueran desapareciendo. 

Ahora que México ocupa los primeros lugares en los niveles de obesidad adulta e infantil, y que también es uno de los países con mayores problemas de diabetes, algunos grupos sociales han estado presionando al Estado mexicano, sobre todo a sus legisladores, para que destinen los recursos necesarios para un programa de implementación de bebederos públicos en las escuelas.

Según un estudio de la Cámara de Diputados, para implementar este programan en la primera etapa se requieren más de 2 mil 186 mdp, pero hasta ahora los legisladores han etiquetado solo mil 360 millones de pesos para este rubro este año. 

La Alianza por la Salud Alimentaria y la organización El Poder del Consumidor han estado pugnando para que los legisladores suban este presupuesto, y es que los bebederos son quizá y sin que lo hagamos consciente, un primer avance para que no sólo consumamos agua fresca en la inmediatez; también para que mutemos ese chip que nos ha enseñado que el agua puede ser propiedad de intereses privados, cuando es quizá el recurso más básico y colectivo.

Si te suena, esta es la lista de legisladores que habríamos de presionar en redes sociales para que etiqueten el presupuesto debido en el tema de los bebederos. 



Estas son las mejores horas para tomar agua (y sus beneficios)

Para activar el funcionamiento de los órganos internos, se recomienda beber dos vasos de agua al despertar

A pesar de que 75% del cuerpo está constituido por agua, cada organismo requiere de esta sustancia para eliminar las toxinas en su interior y, así, maximizar su efectividad en el funcionamiento diario.

En promedio, el cuerpo humano recibe alrededor de 1,400 litros de agua a través de la ingesta entre comidas y la osmorregulación. No obstante, por medio de la orina, heces, respiración y sudoración perdemos más de la mitad de lo que realmente consumimos. Por consiguiente, es indispensable incluir en nuestra dieta diaria 2 litros de agua (no cuenta el café).

Para lograrlo, a veces es necesario contar con ciertos hacks que ayuden a reponer la hidratación en nuestro cuerpo. Uno de ellos, por ejemplo, es el horario ideal para tomar agua:

Para activar el funcionamiento de los órganos internos, se recomienda beber dos vasos de agua al despertar. Mientras que, para evitar el famoso “mal del puerco” (o sueño después de comer), toma un vaso de agua 1/2 hora antes de comer. Mejora la circulación sanguínea al ingerir un vaso antes de bañarte y antes de dormir, evitando el dolor de los calambres en las pantorrillas o muslos.

En caso de haber perdido una gran cantidad de H2O a través de la sudoración, puedes beber una mezcla de jugo de manzana y agua mineral o en un frasco de un litro, coloca una cucharadita de azúcar o miel, 1/3 de cucharadita de sal, jugo de limón o naranja y agua.



Podrás hacer tu propia botella de agua comestible en la comodidad de tu hogar (VIDEO)

Estudiantes de diseño han creado una botella biodegradable que puede comerse una vez que esté vacía, la cual está hecha con una membrana gelatinosa de algas que contiene al líquido.

¿Te imaginas beber agua de una botella que, una vez vacía, puedes comerla; y que, mejor aún, la puedes hacer en tu casa?

Estudiantes de diseño han creado una botella biodegradable que puede comerse una vez que esté vacía. Los autores, Rodrigo García González, Pierre Paslier y Gillaume Couche, pretenden que esta iniciativa no sólo pueda fomentar un impacto sustentable en el medio ambiente, sino también lograrlo sin mucho desembolso económico.

Los ganadores del 2014 Lexus Design Award se inspiraron en las yemas de huevo para formar la botella Ooho, la cual está hecha con una membrana gelatinosa de algas que contiene al líquido. Mientras que en su interior, se utiliza la técnica culinaria de esterificación; es decir, se moldea el agua en una esfera. De ese modo,  la doble membrana protege la estructura y la higiene del líquido en el interior, sin la necesidad de un contendedor de plástico.

0f5d2df2-6ead-4e07-a052-2b6efbdecb63

Uno de los objetivos del invento es que la botella sea un producto al alcance de todos, el cual se pueda formar en una cocina regular. Incluso que las personas puedan modificarlo a su gusto: tanto de tamaño como en forma. Por lo que, el tamaño de la esfera puede controlarse sólo cuando el agua está solidificada (en hielo) a la hora del proceso del “empaque”.

Ooho es una alternativa barata y biodegradable para el uso de las botellas de agua. Les compartimos un video de cómo funciona Ohoo:

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca