Estas fotografías te convencerán de que adoptar un perro es mucho mejor que comprarlo

¿Estás pensando en tener un perro para que acompañe tus días? Mira antes estas elocuentes imágenes de perros rescatados y después adoptados.

Los perros se encuentran entre los animales que más tiempo han acompañado al ser humano. Su domesticación se remonta a tiempos prehistóricos y ahora, con el paso de los siglos, ha adquirido formas muy especiales. Del pastoreo a la vigilancia, de la caza a la compañía, los perros son sin duda un elemento imprescindible de nuestra cultura y aun en  nuestra evolución como especie.

Esta importancia, sin embargo, a veces no se corresponde con el trato que les brindamos. En particular, por la práctica de compraventa que desde hace ya varias décadas es el método más usual para hacerse de un cachorro. Entonces existen criaderos en donde los animales son tratados como máquinas de producción, existe la idea del “pedigree” y de la superioridad de las razas, existe un trato diferenciado, perros abandonados y perros “sacrificados” cuando se convierte en un problema urbano y otras circunstancias y situaciones en las que casi siempre es el perro quien termina pagando los costos del descuido y la irresponsabilidad.

Hace un par de días, la organización Trio Animal Foundation, con sede en Chicago, dio a conocer estas imágenes que dan cuenta del enorme contraste entre un perro rescatado en un refugio y su estatus después, cuando una persona decidió adoptarlo y hacerlo parte de un hogar.

Las imágenes son elocuentes en sí mismas y quizá, si estás pensando en tener un perro como mascota, te convenzan de que adoptar es la mejor opción para ti pero sobre todo para alguien que siempre te agradecerá el haberlo hecho.

También en Ecoosfera:

38 maneras en que los perros mejoran tu vida (INFOGRÁFICO)

El estado emocional de un perro sí se refleja en su rostro (y el ser humano tiene la capacidad de identificarlo)



La tristeza de perder un perro se equipara a la de perder a un ser querido, estudio

Los humanos y perros se han adaptado a la convivencia en los últimos 10 000 años, evolucionando en conjunto del uno y del otro.

Para Frank McAndrew, psicólogo y profesor del Knox College, en EE.UU., los perros dejan de ser, en ocasiones, mascotas para convertirse en algo más cercano a su dueño: un ser querido. Por esta razón, cuando el can se pierde o fallece, el proceso de duelo en su duelo es largo y difícil de pasar. Es decir que al ser personajes importantes de la vida cotidiana, perderlos resulta en un proceso doloroso equiparable a perder a un pariente. 

A lo largo de la investigación de McAndrew, el experto mencionó que “aquellos que quieren a su can saben la verdad: su mascota no es ‘solo un perro’. […] Tal vez si la gente se diera cuenta de lo fuerte e intenso que es el vínculo entre las personas y sus perros, el dolor [que causa su muerte] sería más ampliamente aceptado.” Y esto podría ayudar, en gran medida, a los dueños de los perros a aceptar el deceso y elaborar el proceso de duelo. 

Esto se debe a que los humanos y perros se han adaptado a la convivencia en los últimos 10 000 años, evolucionando en conjunto del uno y del otro. Esta teoría se ve apoyada con las propuestas por el antropólogo Brian Hare, quien sugirió que la domesticación de los canes comenzó con la socialización del lobo gris haciendo las interacciones más satisfactorias y estrechas. En especial al ser retroalimentada de manera positiva e incondicional: “Los perros han sido criados selectivamente durante generaciones para prestar atención a los seres humanos.” 

De hecho, los científicos han demostrado que los cerebros de los perros responden positivamente a los elogios de sus dueños tanto como lo hacen ante la comida; e incluso son capaces de reconocer a las personas para aprender a interpretar los estados emocionales de los humanos mediante la expresión facial, a entender las intenciones humanas para ayudar a sus propietarios y a evitar a la gente que trata mal a sus dueños. Mientras que los seres humanos responden al afecto y la lealtad de los perros con altas dosis de dopamina, serotonina y oxitocina, generando una serie de bienestar a los dueños. 

Por esta razón, la pérdida de un perro altera gravemente la rutina diaria así como la neurofisiología de su dueño. Esto provoca que el proceso de duelo en torno a un can implique una elaboración igual de compleja que con seres queridos; cuyo tratamiento psicoemocional más funcional es el tiempo y la aceptación de las emociones negativas.  

 



¿Qué necesitas saber para viajar con tu mascota?

Recuerda que lo más importante es la seguridad tanto tuya como de tu mascota y que realizar un viaje con su compañía se convierta en una experiencia inolvidable.

Viajar con tu mejor amigo es una experiencia divertida, pero si tu amigo tiene cuatro patas seguramente podrás disfrutar de unos días totalmente increíbles, especialmente si planeas la salida con suficiente tiempo y consideras todas las circunstancias que puedan hacer que tanto el trayecto como la estadía sean lo menos complicado posible.

Seguramente te ha sucedido que al dejar a tu mascota en un hotel para perros o bajo el cuidado de alguien, tienes la sensación de preocupación y desearías haberlo llevado contigo. Si eso es posible no dudes en hacerlo, ellos también se merecen unas relajantes vacaciones y disfrutar de tu compañía.

Lamentablemente, en México aún no existen protocolos en las aerolíneas que, en opinión de muchos, te brinden la seguridad de llevar a tu mascota contigo. Pero todavía tienes la opción de realizar un agradable recorrido en auto que, si bien tampoco está adaptado para transportar mascotas, puede ser adaptable y tendrás la oportunidad de tomar las precauciones necesarias para realizar tu viaje.

Si decides hacer tu traslado en automóvil considera que lo primero que tendrás que hacer es visitar al veterinario. Es bueno explicarle tus planes de vacaciones para que consideren los factores externos, como el clima y los alimentos con los cuales tendrá contacto. De esta manera podrá recomendarte las vacunas o tratamiento preparatorio para tu mascota.

No olvides pedirle una copia de su expediente clínico, ya que en caso de necesitar atención médica será de mucha ayuda que puedas brindarle al veterinario que lo atiende la mayor información posible sobre su historial médico. Además, considera que en algunos alojamientos o espacios públicos pueden pedirte comprobantes de vacunación y desparasitación, por ejemplo.

Cuando consultes al veterinario de tu mascota, no olvides preguntarle sobre los métodos de rastreo por implante de microchip. En muchas ocasiones estos sistemas pueden ser de gran ayuda si tu amigo perruno se pierde en una zona que no conocen ninguno de los dos.

Antes de emprender tu viaje no olvides consultar también a tu agente de seguros. En muchos casos las aseguradoras ofrecen pólizas que cubren los daños que pueda recibir tu mascota o bien, los daños a terceros que pueda causar. Incluso existen seguros con coberturas específicas para mascotas, pero debes asegurarte de ello antes de contratar alguno. Como medida de seguridad también es muy importante que no olvides colocarle una placa con identificación que porte en todo momento y sus placas de vacunación.

Para viajar en automóvil no hay nada más seguro para tu mascota que hacerlo en una jaula o trasportadora. Si nunca las ha utilizado es ampliamente recomendable que le enseñes ha hacerlo, que se sienta seguro y confiado al permanecer en ellas, de lo contrario le podrías generar un estrés tan grande que podría enfermarse. Esto también evitará que te distraigas al conducir y en caso de algún accidente, él no saldrá disparado, pudiendo lastimarse o lastimar a otras personas que viajen con ustedes en el automóvil.

Si no está acostumbrado a realizar viajes largos es recomendable que evites darle de comer dos horas antes del viaje para que no vomite. Tampoco lo alimentes mientras el auto está en movimiento, ya que puede llegar a atragantarse.

Como todo viajero, debe llevar un equipaje con todo lo que pueda necesitar durante sus vacaciones. Ayúdalo y guarda en una mochila sus bocadillo o premios, comida suficiente para el tiempo que estarán fuera de casa, una manta o cobija y juguetes que lo hagan sentirse cómodo y relajado en el lugar donde estén. Recuerda que para él todo será nuevo y puede estar un poco temeroso al principio. Tampoco olvides empacar suficientes bolsitas para recoger sus desechos y un recipiente portátil para que pueda beber agua. En caso de visitar un destino de sol y playa recuerda que hay chalecos salvavidas especiales para ellos, ya que no todos los perros pueden nadar sin él.

Durante el trayecto realiza paradas de descanso, estiramiento y alimentación o hidratación. Recuerda que durante el trayecto es muy importante que no dejes que saque su cabeza de la ventanilla, ya que otro auto u objeto en la vía lo puede lastimar, además de ser una distracción para otros conductores.

Antes de partir, es fundamental que investigues cuáles son los destinos, centros turísticos, restaurantes y hospedajes pet friendly, así como sus políticas sobre mascotas.

Para que ambos disfruten del viaje organiza actividades que tanto él como tú puedan disfrutar y que no se convierta en una simple salida de compañía. Además es vital que nunca lo dejes encerrado dentro del auto y menos en lugares o temporadas de mucho calor, ya que esto podría causarle serios problemas de salud e incluso la muerte.

Recuerda que lo más importante es la seguridad tanto tuya como de tu mascota y que realizar un viaje con su compañía se convierta en una experiencia inolvidable. Por ello es importante que programes tu viaje con anticipación. Recuerda cuidarlo en todo momento y respetar los sitios que visitan, así como al resto de los turistas, lo cual ayudará a impulsar el turismo con mascotas.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Mira la emotiva reacción de un pit bull al ser adoptado

La excitación de Benny, luego de pasar un mes en un centro de adopción, es increíble.

Afortunadamente, en el mundo la adopción de animales abandonados o en situación de calle es cada vez más frecuente. Las redes sociales, como ejemplo, son un claro reflejo de esta beneficiosa tendencia. Cada vez hay más simpatizantes y partidarios de esta causa.

En California, el Carson Animal Care Center, ha publicado un video que se ha vuelto muy popular en internet con más de un millón de visitas. Benny, un pit bull de 8 meses, quien estuvo 4 semanas sin ser adoptado, al darse cuenta que será llevado, muestra una inusitada emoción. En las imágenes se ve a Benny tan feliz y confundido que apenas podía permanecer en pie.



Descifra la conducta de tus perros con estas pistas

Se sugirió entonces que esta respuesta en perros refuerza la conducta moral, donde ellos son capaces de experimentar un rango de emociones e, inclusive, de reconocer estas mismas emociones en otros caninos.

Los perros son increíblemente sinceros en sus movimientos. Sus saltos juguetones, la mirada vivaz y los mordiscos inofensivos, son simplemente una especie de energía positiva que remueve toda nostalgia, congoja o malestar tanto físico como emocional. Es como si sus movimientos, sus miradas y ladridos, revelaran un lenguaje –¿o un código?–, el cual, de acuerdo con Marc Bekoff, profesor de la Universidad de Colorado, implica una conducta primordialmente de… ¿dominación? 

El científico, tras estudiar la conducta animal en los últimos 40 años, encontró un patrón entre los perros, lobos y coyotes: el doblar sus patas delanteras y el de saltar uno encima del otro. Se sugirió entonces que esta respuesta en perros refuerza la conducta moral, donde ellos son capaces de experimentar un rango de emociones e, inclusive, de reconocer estas mismas emociones en otros caninos.

En especial cuando los perros doblan sus patas delanteras bajando la parte frontal, pues puede considerarse como una invitación a jugar. De modo que cuando veas a tu perro realizar esta posición hacia otros perros, quizá lo que está buscando es un compañero de juegos. No se trata de un acto de agresión, sino de una manera de transmitir que… quiere jugar.

play-bow

 

Otro ejemplo que implica una invitación a jugar es cuando el perro está dejando su vientre hacia el cielo. De hecho este acto puede significar más allá de un gesto de sumisión. Estudios realizados en la Universidad de Lethbridge y la Universidad de Sudáfrica demostraron que, aunque no todos los perros giraban, ninguno de los participantes lo hacía para exhibir sumisión ni disminuir el tiempo de los juegos. Parece ser que los 248 perros de la muestra simplemente lo hacían para facilitar el juego y la diversión 

El juego parecer ser realmente más importante en los caninos, pues, de acuerdo con un estudio realizado en 2008, los cachorros machos frecuentemente dejan que la hembra gane durante el juego –aún cuando él sea más grande y fuerte–. De hecho los machos se colocan inclusive en posiciones más vulnerables al ataque, dejando a las hembras la oportunidad de morderlas fácilmente. ¿La razón? Parece ser que crear un vínculo cercano entre sí ayuda al proceso del juego.

 Así que, quizá lo ideal es que dejemos a los animales disfrutar de su dinamismo nato, de lo que mejor pueden disfrutar: de sólo existir en su inocente jugueteo. ¿Por qué? Porque sólo son así. Sin más.

puppies wrestling.jpg.838x0_q80

 



¿Dónde y cómo comenzó la domesticación de los perros?

Se descubrió que los primeros domesticadores de perros habitaron en Asia central, un lugar entre Nepal y Mongolia.

Los perros, simpáticos y alegres, son seres de luz que transmiten energía positiva a sus dueños. Sin embargo, antes, hace aproximadamente 15 o 40 miles de años, no solía ser así. De acuerdo con algunos estudios genéticos, se sabe que los perros fueron domesticados primero por los lobos gris eurasiáticos; no obstante aún se desconoce cuándo y por qué estos caninos se convirtieron en el mejor amigo del hombre.

European_grey_wolf_in_Prague_zoo

 

Ahora, un estudio realizado por Cornell University, descubrió que los primeros domesticadores de perros habitaron en Asia central, un lugar entre Nepal y Mongolia. Esta costumbre se fue expandiendo primero por Asia oriental hasta recorrer el mundo entero. Lo interesante es que estos perros cuentan con una mayor diversidad genética, una mayor presencia geográfica y una mayor cantidad de camadas.

Si bien se desconoce las razones exactas para que haya sucedido esta domesticación, se especula que los humanos y los perros empezaron a interactuar entre sí mientras salían a cazar mamíferos de gran tamaño. Con el paso del tiempo los perros comenzaron a ser gradualmente domesticados con el paso de esas interacciones. Quizá esta sea la razón por la que los perros comenzaron a formar parte de la costumbre de caza de las familias acaudaladas en la antigüedad.

stick-dog_2603828b

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca