Celebremos el Día Mundial del Agua con un urgente baño de conciencia

Este 22 de marzo de 2014 se celebra el Día Mundial del Agua, un recordatorio alrededor de este indispensable ingrediente para la vida.

El agua es sinónimo, y requisito indispensable, de vida. No es casualidad que los astrónomos en su búsqueda de vida extraterrestre, tomen en cuenta la presencia de agua como un factor indisoluble en su asociación con la potencial presencia de seres vivos. El agua, su cuidado, tratamiento, y aprovechamiento, juegan un rol fundamental en el futuro de la especie humana.

Instaurado desde 1993 por la Organización de las Naciones Unidas, el Día Mundial del Agua es hoy, lamentablemente, una ‘celebración’ más necesaria que nunca. Y es que la condición actual del agua como un recurso demandado por todo ser vivo de este planeta, incluidas las más de siete mil millones de personas que somos, es en esencia alarmante. Por cierto, este año la conmemoración tendrá como tema “El Agua y la Energía”.

A continuación repasaremos brevemente, en datos concretos, la situación actual del agua:

El 99.7% del agua que hay en el planeta no puede utilizarse –al menos no sin un previo tratamiento de desalinización.

En los últimos 50 años la extracción de agua se ha triplicado.

Cada 20 segundos se registra una muerte infantil por algún problema relacionado al agua (contaminación, escasez…), mientras que 3,577 millones de personas (incluidos los niños) mueren anualmente por esta problemática.

Solo el 54% de la población mundial recibe distribución formal (entubada a su hogar) de agua limpia.

Como ocurre con el resto de los recursos, la distribución de agua es desigual e injusta (un estadounidense promedio gasta 1,550 metros cúbicos de agua al año, mientras que uno de la República Democrática del Congo solo goza 11.5 metros cúbicos).

En 2011, 768 millones de personas seguían sin acceso a fuentes de agua potable mejoradas y 2.500 millones de personas no disponían todavía de acceso a servicios mejorados de saneamiento.

En fin, podríamos seguir con el desfile de cifras macabras, pero esperamos que con las anteriores sea suficiente para dimensionar la magnitud del problema, mejor dicho del reto, que enfrentamos. El alimento, el medio ambiente, la salud, y otros factores vitales dependen de este recurso. Ojalá aquellos que toman las decisiones alrededor del mundo (gobiernos nacionales y organismos internacionales) tengan la claridad e integridad necesarias para diseñar políticas que efectivamente protejan el agua y que la hagan accesible equitativamente a todo ser humano, como parte de una garantía inapelable. Pero parte de esta batalla también depende de ti, de nosotros, de cada persona que tiene a su disposición servicios de agua limpia o potable, y que podría estar cuidándola mejor.

Cada día tenemos decenas de oportunidades de refrendar nuestro compromiso con el agua, honrando así la vida misma, así que mientras esperas a que los políticos y líderes mundiales cumplan bien con sus funciones, es fundamental que tu hagas lo propio –recordemos que micro es macro.

Por eso este Día Mundial del Agua sumérgete en un baño de conciencia, aún estamos a tiempo.



Coca Cola, Pepsi Cola y Danone: están acabando con la agua de México

Las empresas internacionales con sedes en México, tales como Coca Cola, Pepsi Cola, Danone y unas mineras, gozan de concesiones que les permiten realizar la extracción y la privatización del líquido vital del país. Esto pone en peligro tanto a la biodiversidad como a las comunidades de cada región mexicana, pues las multinacionales violan el derecho humano […]

Las empresas internacionales con sedes en México, tales como Coca Cola, Pepsi Cola, Danone y unas mineras, gozan de concesiones que les permiten realizar la extracción y la privatización del líquido vital del país. Esto pone en peligro tanto a la biodiversidad como a las comunidades de cada región mexicana, pues las multinacionales violan el derecho humano al agua al acaparar el 82 por ciento del valor del marcado en términos de ventas totales. 

De acuerdo con un informe presentado a Léo Heller, relator especial sobre el derecho humano al agua potable y saneamiento de la Organización de las Naciones Unidas –ONU–, existen 101 organizaciones que acaparan dichas ganancias a partir del agua, las cuales “no son reguladas ni fiscalizadas adecuadamente, además de que las concesiones son absolutamente ridículas en relación con las ganancias.”

Por ejemplo, Coca Cola Femsa paga anualmente alrededor de 2 600 pesos por cada una de las seis concesiones de explotación de aguas subterráneas, y con una ganancia de 32 500 millones de pesos. Otro ejemplo es la industria minera que extrae casi 437 millones de metros cúbicos de agua –cantidad con la cual se cubren las necesidades de toda la población de Baja California Sur, Colima, Campeche y Nayarit–. Sin olvidar que desde la publicación de la reforma constitucional en materia energética en el 2013, las actividades de exploración y explotación tanto de petróleo como de hidrocarburos  tienen “preferencia sobre cualquier otra que implique el aprovechamiento de la superficie y del subsuelo”. 

La obstaculización para el cumplimiento del derecho humano al agua implica, de acuerdo con el Informe sobre las violaciones a los derechos humanos al agua y saneamiento, se debe principalmente por el fracking de cada región: “[Se] destaca por la afectación en términos de disponibilidad, accesibilidad, asequibilidad y calidad del agua, factores indispensables para el cumplimiento del derecho humano al agua” en el marco jurídico, el proceso de privatización, las implicaciones de los megaproyectos y la criminalización de comunidades y personas que defienden sus tierras y el agua. Se indica también que: 

Las empresas mineras gozan de privilegios fiscales incomparables que han permitido que los recursos naturales de la nación beneficien a unos cuantos, y con las reformas a las leyes minera y energética se les otorga carácter de ‘industria de utilidad pública’, con lo que la exploración y extracción de recursos son de interés nacional y orden público, priorizando este uso por encima de cualquier otro.



Comunidades indígenas mayas solicitan a la ONU atender caso de agua contaminada por plaguicidas

Desgraciadamente existe completa omisión en todo el país por parte de las autoridades mexicanas, provocando la negligencia hacia comunidades indígenas en riesgo.

¿Qué información podría recibir el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho Humano al Agua Potable y el Saneamiento, el Sr. Léo Heller, sobre los problemas vinculados en torno a la contaminación de los mantos acuíferos en México?

Se supone que el trabajo de un relato “es recopilar información y testimonios con el fin de evaluar el cumplimiento de los derechos humanos al agua y al saneamiento que incluyen la disponibilidad, la accesibilidad, la asequibilidad, el acceso a la información y la calidad del agua para su uso personal y doméstico.” Sin embargo, el relator sólo ha recorrido dos de los 32 estados de México, Veracruz y Chiapas. 

Frente a esta situación, Gustavo Huchín, integrante del Consejo Maya de los Chenes, y el abogado Jorge Fernández Mendiburu de Indigación, se dirigieron a las oficinas de la ONU para hablar sobre los problemas ambientales que trae consigo la contaminación del agua en el municipio de Hopelchén, Campeche y en la Península de Yucatán. Durante esta junta, se presentaron estudios científicos realizados por el Instituto de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México –EPOMEX– y que estuvieron relacionados con la presencia de plaguicidas en agua del subsuelo y agua purificada, así como del herbicida glifosato en orina de hombres y mujeres mayas. Esta contaminación se originó por la implementación del modelo de agricultura industrial con un especial énfasis en la siembra de soya transgénica. 

En palabras de Huchín, “Nuestra preocupación más grande es por la contaminación del agua por el glifosato y otros agrotóxicos, por la implementación de la siembra de soya transgénica a nivel comercial e industrial.” No obstante existen otras preocupaciones como la sequía en el municipio debido a la deforestación, la pérdida de numerosas colonias de abejas y la ausencia de cosechas en los últimos años. Además, “los estanques naturales de agua como lagunas y otras zonas bajas inundables para la captación de agua han ido despareciendo por la implementación de pozos de absorción para evitar que se inunden terrenos bajos y esto propicia la contaminación del agua de lo profundo con plaguicidas utilizados para la agricultura industrial.”

Desgraciadamente existe completa omisión en todo el país por parte de las autoridades, provocando la negligencia hacia comunidades indígenas en riesgo. En palabras del asesor legal del Consejo Maya de los Chenes, Jorge Fernández Mendiburu, existen dependencias –como la CONAGUA– que deberían ocuparse de garantizar el derecho del acceso al agua limpia y libre de contaminantes: “Eso le da insumos al relator para que en su momento haga recomendaciones fuertes sobre las omisiones que tienen las dependencias federales. […] Como realizar exigencias para que el Estado mexicano aplique medidas más estrictas.”

Por su lado, María Colín, abogada de Greenpeace, agrega que debe existir un compromiso y…

una voluntad política por parte de las instituciones como la Comisión Federal para la Protección contra riesgos Sanitarios –COFEPRIS– en la regulación de las sustancias que se utilizan en el país, la Secretaría de Agricultura, Ganadería Rural, Pesca y Alimentos –SAGARPA– quien otorga apoyos orientados a fortalecer el modelo de agricultura industrial; y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales –SEMARNAT– que no ha monitoreado el impacto en el medio ambiente por el uso de estas sustancias; es urgente que haya políticas públicas intersectoriales dirigidas a eliminar en primer instancia el uso de los plaguicidas altamente peligrosos –PAP–, que han sido prohibidos en otros países por sus altos niveles de toxicidad, y se haga un plan de reducción y prohibición creciente del uso de agrotóxicos en México en aras de transitar hacia prácticas ecológicas.

El abandono por parte de las autoridades, menciona el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, viola el derecho humano al agua y a la salud de las comunidades indígenas mayas, ya que “pone en riesgo la salud y la vida de todos los habitantes de la península de Yucatán, ya que el acuífero de la Península es uno sólo a interconectado.” En otras palabras, el Estado mexicano “tiene la obligación de proteger el derecho humano al agua adoptando medidas para frentar la contaminación, sancionar los responsables y reparar el daño ambiental.”

 



El agua: uno de los recursos más importantes y el menos valorado

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables.

Nuestro Planeta es abundante en recursos naturales y como especie humana dependemos de ellos para sobrevivir. El aire, el suelo, la regulación del clima y el agua, son algunos de los servicios ambientales que podemos obtener de la naturaleza, siempre y cuando seamos responsables en su uso y aprovechamiento.

Uno de dichos recursos, el agua, es fundamental para todas las formas de vida en nuestro planeta y aunque la Tierra posee alrededor de 525 millones de kilómetros cúbicos de agua, en la actualidad los recursos de agua potable se han vuelto escasos con el crecimiento de la población mundial y con el mal manejo de desechos y residuos industriales.

Se estima que sólo el 3% del agua en el Planeta es dulce y de esa cantidad únicamente el 0.007% es potable. Debido a esta situación más de 1,100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.

Hay regiones del planeta donde se debe caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable, lo que causa la muerte de hasta 3 millones y medio de personas al año. El 98% de esas muertes se producen en los países en vías de desarrollo.

El agua es parte de nuestra vida, pero también de nuestra esencia. Se calcula que el cuerpo humano se conforma en un 60% de agua, por ello este líquido es vital para nuestra supervivencia, ya que una persona puede sobrevivir hasta un mes sin alimentos, pero sólo siete días como máximo sin beber agua.

Además, es importante recordar que el ser humano no es el único ser vivo en este Planeta que requiere agua para sobrevivir. Existen millones de formas de especies que también dependen de este valioso líquido y debemos asegurarnos de mantener el abasto de agua en todo el mundo, ya que de no hacerlo la existencia del equilibrio ambiental podría verse afectado y al ser una cadena interconectada de vidas, seguramente la desaparición de alguna especie o alteración climática por falta de agua causaría daños directos en los humanos.

Lamentablemnte las principales fuentes de contaminación del agua están asociadas con la actividad industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial y actividades consecuentes. Se estima que cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas, es decir, el agua residual doméstica y que es el resultado de las actividades cotidianas que realizamos. Por si esto no fuera poco, para diluir esta polución se utilizan 6,000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce.

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables; por ejemplo se necesitan alrededor de 25,700 litros de agua por día para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas, 148,000 litros de agua para fabrica un automóvil, 5,680 litros para producir un barril de cerveza o 200 litros para producir un solo litro de Coca-Cola.

El hecho es que sin el agua no tenemos vida y no es un slogan, es un hecho. Hay que gestionar para proteger el agua y verla no como un producto de consumo, sino como un recurso indispensable para la vida de todos los seres del Planeta.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Por qué hay un problema complejo de agua en México?

México está entre los países que están en riesgo de sufrir una crisis de escasez de agua para el año 2040.

Grandes problemas y retos se presentan actualmente en el país, y uno que particularmente no se puede omitir es el que se tiene con el agua, problemática que abarca la distribución desigual y el indebido saneamiento del recurso vital, la pobre innovación en el sistema hídrico y su precario mantenimiento, la sobreexplotación y contaminación de los recursos hídricos, los altos subsidios al agua, el despilfarro y fugas cotidianas, entre otras.

La problemática hídrica es tan grande, que de acuerdo a un estudio realizado por Mesfin Mekonnen y Arjen Hoekstra, México es uno de los primeros siete países donde hay más insuficiencia de agua, ya que hay 90 millones de mexicanos -que representan un poco más del 75% de la población-que viven con escasez de este recurso, y 20 millones de éstos, padecen la falta de este liquido vital a lo largo de todo el año, lo que provoca, que México sea el cuarto país con más personas viviendo con una severa escasez de agua durante todo el año (Sin Embargo, 2016).

Consumismo hídrico

Por su respectiva parte, la ONU y la OMS consideran que con 100 litros diarios de agua una persona cubre sus necesidades cotidianas, pero en diversas ciudades de México se rebasa más del doble y casi lo cuádruple esta cifra. Para ejemplificar, en Hermosillo se tiene un consumo por persona de 421 litros al día, mientras en ciudades como Guadalajara, Torreón o Villahermosa, tienen un consumo de entre 200 y 300 litros diarios; y en la Ciudad de México -con graves problemas de abasto de agua- registra un consumo de 170 litros al día por habitante, cantidad que se reduce a 20 litros por los estratos de bajos ingresos (Periódicos Asociados en Red, 2014). En México, de acuerdo con la CONAGUA (2015) el consumo promedio de agua por persona es de 380 litros al día; mientras que García (2015) reporta un consumo nacional promedio de 254 litros por día.

Gotitas a la fuga

El alto consumo de agua en México, está influenciado por las fugas que se tienen, donde en el medio urbano y en el rural se pierde entre 100 y 50 litros por habitante al día (CEMDA, 2006). Las fugas de agua empeoran la situación hídrica nacional, donde se registran pérdidas de y entre 30 y 50% del líquido vital (Villafranco, 2015). Al respecto, la OCDE mostró que México tiene nueve ciudades, de las 42 estudiadas, con mayor porcentaje de pérdida de agua potable disponible y bajos índices de tratamiento de aguas, destacando a Tuxtla Gutiérrez, que resultó ser la ciudad con mayor desperdicio de agua, con un 60% de pérdidas(Altamirano, 2016).

aguas-en-cdmx

Aguas puercas

Igualmente, hay que recalcar que en el país, sólo el 20% de las aguas residuales son tratadas (CONACYT, 2014) y esto se refleja notoriamente en calidad de las aguas, pues de acuerdo con la CONAGUA, el 70% de los cuerpos de agua dulce en México están contaminados y el 31% se describieron extremadamente contaminados, donde se puede hallar mercurio, plomo, cadmio, níquel, cromo, arsénico, cianuro o tolueno, entre otras sustancias químicas tóxicas (Contralínea, 2014). 13 millones de mexicanos reciben el servicio hídrico contaminado por falta de saneamiento, lo que ocasiona que las familias sufran diversas enfermedades (Valadez, 2014).

¡Bara, bara! ¡Llévela!

Otro gran problema que tiene el país con respecto al agua, es su gran asequibilidad por los altos subsidios. La tarifa que paga la población cubre únicamente el 51% de los costos de todo el sistema, el resto lo subsidia el Gobierno, generando problemas económicos para mantener el servicio en las condiciones actuales (Banco Mundial, 2013). La mayor parte de la infraestructura del sistema hídrico ya cumplió su vida útil, por lo que hay grandes pérdidas por fugas y esto se agrava por la mala gestión basada en altos subsidios (Periódicos Asociados en Red, 2014), que provoca despilfarro del recurso, a pesar de que cada vez resulta más costoso extraer, potabilizar y dotar de agua a la población (Periódicos Asociados en Red, 2014).

agua-contaminada-cdmx-1

El agua no es infinita (se acaba)

México también tiene una crisis de sobreexplotación de acuíferos: pues con información reciente de CONAGUA, se mostró que de los 653 acuíferos del país, 115 se encuentran en este mal estado (Ruíz, 2015). En las últimas seis décadas, la disponibilidad de agua en el país pasó de 49.4m3 por habitante al día en 1950, a 10.9 en 2013(Periódicos Asociados en Red, 2014).

De terror

Por todo lo anterior el Instituto de Recursos Mundiales situó a México entre los países que están en riesgo de sufrir una crisis de escasez de agua para el año 2040, situación que podrían alcanzar hasta un 80% de la población (Sin Embargo, 2016) y afectaría principalmente a los más pobres.

Para concluir

La complicada situación nacional hídrica, provoca que no se esté cumpliendo el artículo cuarto constitucional (derecho al agua); ni tampoco con el sexto de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (seguridad hídrica, agua limpia y saneamiento).Se requiere mucha voluntad y acción política, empresarial y social para garantizar el cuidado y el buen uso del agua.

Es necesario que se afronte integralmente esta problemática, donde el Estado debe intervenir con criterio de equidad y justicia (Merino y Cejudo, 2010: 36 y 37), por medio de políticas públicas sostenibles participativas, donde existan principios de cooperación, diálogo y coordinación con los distintos actores implicados (Aguilar, 2010: 30 y 31). La gobernanza ambiental deberá estar presente en estas políticas hídricas, pues si hay inclusión y consenso en las diversas decisiones, habrá legitimidad, responsabilización y mayor grado de confianza hacia las acciones gubernamentales (Alfie, Díaz y Castañeda, 2011) Para conocer tangiblemente el grado de éxito de las políticas implementadas, serán indispensables sus respectivas evaluaciones, también participativas.

Definitivamente se tienen que hacer cambios justos en los precios de las tarifas del agua que pagan los diversos consumidores y al mismo tiempo, se tiene que fortalecer una cultura hídrica ciudadana práctica y consciente. Para que se acepte pagar el recurso hídrico a un precio más elevado, se tendría que garantizar la suficiencia y la calidad hídrica. Y para lograr esto último se tendrá que solucionar el gran problema de fugas hídricas, de contaminación y bajo tratamiento de aguas.

El Plan Nacional Hídrico 2014-2018 tiene objetivos ambiciosos, y aunque ya se ha mostrado avances en su Índice Global de Sustentabilidad Hídrica (IGSH), todavía falta un gran camino que recorrer. Se debe mejorar la condición hídrica del país cuanto antes para evitar una catástrofe, que tendría consecuencias terribles para la gente, para la biodiversidad y los ecosistemas, para la economía y para el Estado.

Hay que tener muy presente que no debemos dejarlo todo al gobierno o a las empresas, nosotros como personas ciudadanas debemos comprometernos, informarnos y actuar en nuestra cotidianidad para disminuir nuestra huella hídrica. Es responsabilidad de todos encaminarnos hacia la sostenibilidad, ya que no es algo opcional, es imperante para que la humanidad siga existiendo en buenas condiciones en este bello y dañado planeta.

Autor: Cuauhtémoc Osorno Córdova

Referencias bibliográficas

Aguilar, L. (2010). “Gobernanza: El nuevo proceso de gobernar” PP. 30 y 31. Fundación Friedrich Naumann para la Libertad. México.

Alfie, M., Díaz, L. y Castañeda, R. (2011). “Una ventana de oportunidad: la gobernanza ambiental, nuevo instrumento de política”. Blog Equilibrium. Estudios sobre ciencia, tecnología y conocimiento. Universidad Autónoma de México. México. Artículo visto en:https://equilibrium0.files.wordpress.com/2011/05/una-ventana-de-oportunidad_corr_lda_v_final.docx.

Altamirano, C. (2016). “La OCDE alerta del alto desperdicio de agua en México”. Periódico El País. Sección Internacional. Artículo publicado el 30/03/2016 y visto en: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/03/30/mexico/1459291457_391376.html

Banco Mundial. (2013). Agua en el Valle de México: “ni eficiente, ni sustentable”. Artículo publicado el 19/03/ 2013 y visto en http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2013/03/19/inefficient-use-of-water-in-the-mexico-valley-a-danger-for-future-generations

CEMDA. (2006). “El agua en México: lo que todas y todos debemos saber”. PP 20, 40 y 44. México. Artículo visto en http://www.cemda.org.mx/wp-content/uploads/2011/12/agua-mexico_001.pdf

CONACYT. (2014). “En México, sólo el 20 % de las aguas residuales son tratadas”. México Artículo publicado el 11/06/2014 y visto en http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/ambiente/74-en-mexico-solo-el-20-de-las-aguas-residuales-son-tratadas

CONGUA. (2014). “Estadísticas del Agua en México. Edición 2014”. PP 59 y 60. México. Artículo visto en http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Publicaciones/Publicaciones/EAM2014.pdf

CONAGUA. (2015). “Día Mundial del Agua 2015”. PP 23. México. Artículo visto en http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Contenido/Documentos/carrera_agua_2015.pdf

Contralínea. (2014). “Contaminados, siete de cada 10 ríos de México”. Periódico Contralínea. Sección Medio Ambiente. México Artículo publicado el 14/09/2014 y visto en http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2014/09/14/contaminados-siete-de-cada-10-rios-de-mexico/

García, S. (2015). “Rebasan juarenses 500% el consumo ideal de agua”. Periódico Norte Digital. México Artículo publicado el 22/06/2015 y visto en http://nortedigital.mx/rebasan-juarenses-500-el-consumo-ideal-de-agua/

Merino, H. y Cejudo, G. (2010). “Problemas, Decisiones y Soluciones: Enfoques de Política Pública”. PP. 36 y 37. Fondo de Cultura Económica y Centro de Investigación y Docencia Económicas. México.

Periódicos Asociados en Red. (2014). “Mala gestión del agua, una verdadera amenaza”. Periódico El Economista. Sección Sociedad. México. Artículo publicado el 07/12/2014 y visto en http://www.elfinanciero.com.mx/sociedad/mala-gestion-del-agua-una-verdadera-amenaza.html

Ruíz, M. (2015). “Sobre-explotación de acuíferos: ¿hasta cuándo?”. Periódico El Economista. Sección Opinión. México. Artículo publicado el 15/10/2015 y visto en http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/sobre-explotacion-de-acuiferos-hasta-cuando.html

SAGARPA. (2014). ¿Sabías que?. México. Artículo visto en http://www.sagarpa.gob.mx/desarrolloRural/Documents/cambioclimatico/SABIAS%20QUE%20HUELLA.pdf

Sin Embargo. (2016). “México está entre los países que enfrentan escasez de agua: 90 millones padecen desabasto”. Periódico Sin Embargo. Sección México. México. Artículo publicado el 06/03/2016 y visto enhttp://www.sinembargo.mx/06-03-2016/1630781

Villafranco, G. (2015). “Lo bueno, lo malo y lo feo de una nueva ley para regular el agua”. Periódico Forbes. Sección Economía y Finanzas. México. Artículo publicado el 08/04/2015 y visto en http://www.forbes.com.mx/lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-de-una-nueva-ley-para-regular-el-agua/#gs.klcdA3A

Valadez, B. (2014). “Sin acceso a agua potable 22 millones de mexicanos”. Periódico Milenio. Sección Estados. México. Artículo publicado el 29/01/2014 y visto en http://www.milenio.com/estados/acceso-agua-potable-millones-mexicanos_0_235776434.html



Después de leer esto, no volverás a beber un vaso de agua que dejaste toda la noche a lado de tu cama

Un vaso de agua que se queda a la intemperie en temperatura ambiente, pasa por un proceso de invasión de microorganismos a lo largo de la noche.

Tras una larga sesión de sueño, cuando el cuerpo utiliza las reservas de agua para mantenerse hidratado, lo más recomendable es beber un vaso de agua casi al momento de despertarse. Para ello, antes de levantarnos, sólo estiramos nuestro brazo hacia la mesa de noche y tomamos el vaso de agua que, preventivamente, colocamos la noche anterior. Sin embargo, ¿has notado que esa agua tiene un sabor diferente?

De acuerdo con el Dr. Kellogg Schwab, director de Johns Hopkins University Water Institute, este vaso de agua que se queda a la intemperie en temperatura ambiente, pasa por un proceso de invasión de microorganismos a lo largo de la noche. Si bien el agua tratada contiene cloro que controla la presencia de estas pequeñas comunidades, a temperatura ambiente éstas empiezan a multiplicarse rápidamente. Así que, sin importar si se trata de agua limpia ni de un vaso limpio, uno está bebiendo una mezcla de gérmenes en ese líquido incoloro. Eso sin mencionar el polvo del ambiente que pudo caer en el vaso a lo largo de esas horas.

Sin embargo, esto no es lo único que provoca la fiesta de gérmenes habitando en nuestro vaso de agua (ni que tenga un sabor un poco menos refrescante). Podríamos decir que uno de los factores principales es el dióxido de carbono: tras doce horas sin haber tapado el agua, el agua empieza a mezclarse con el dióxido de carbono del aire, lo que provoca que disminuya su pH y, en consecuencia, su sabor. Aunque, sigue siendo bebible (salvo por los gérmenes que nadan a e nuestra bebida matutina). 

En cuanto a las botellas de agua hechas con plástico que se quedan bajo los rayos solares dentro de un automóvil, lo ideal es alejarse de ellas. Las botellas de plástico contienen BPA (el químico  tóxico interruptor del funcionamiento óptimo de las hormonas), el cual se libera con el calor del sol. Esto significa que, aunque lo laves y lo reutilices, el BPA continúa en la estructura de la botella, provocando consecuencias fuertes en la salud.

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca