NASA descubre 715 planetas ubicados más allá del Sistema Solar

El descubrimiento se realizó con el satélite artificial Kepler, el cual orbitaba alrededor del sol buscando otros planetas, en especial aquellos con características similares al de la Tierra.

En una conferencia de prensa, la NASA dio a conocer el descubrimiento de 715 planetas, los cuales se suman al total de 1 700 extrasolares (cuerpos celestes ubicados fuera del Sistema Solar) conocidos por el ser humano. Incluso, Douglas Hudgins, uno de los investigadores, comentó: “Casi hemos duplicado, justo hoy, el número de planetas conocidos por la humanidad”.

El descubrimiento se realizó con el satélite artificial Kepler, el cual orbitaba alrededor del sol buscando otros planetas, en especial aquellos con características similares al de la Tierra. Desde 2009, Kepler se dedicó a observar 160 000 astros celestes, esperando por algún rastro planetario.

La lógica que se utilizó para desarrollar la investigación fue sencilla: si los planetas que conocemos viajan alrededor del Sol, entonces otros cuerpos celestes también lo harían alrededor de una estrella madre; y por consiguiente, también formarían parte de otros sistemas.

Por el otro lado, los investigadores encontraron que estos planetas se agrupan estrechamente, a diferencia de algunos de nuestro Sistema Solar que se encuentran 150 veces más lejos del Sol que la Tierra. De hecho, la mayoría de esos planetas vuelan más cerca de sus estrellas madres que Venus del Sol; es decir, a un aproximado de 108 millones km.

Sin embargo, este hallazgo refuerza la evidencia que hay planetas similares la Tierra a lo largo y ancho de la galaxia; generando la creencia de encontrar agua en sus superficies, y por ende de vida. Les compartimos un vídeo de este sorprendente evento en la historia de la astronomía:



La NASA graba por primera vez el supersónico sonido de Júpiter (AUDIO)

Por el momento, los científicos concuerdan que Júpiter posee pistas del momento en que se inició el sistema solar y el planeta estaba en formación.

Imagen: National Geographic

Juno, la nave espacial de la NASA, pasó cinco años en el universo para poder llegar a la órbita de Júpiter en búsqueda de desentrañar los misterios del planeta más grande del sistema solar. Con casi cuatro toneladas e impulsada por energía solar, la nave efectuará una serie de 37 sobrevuelos alrededor Júpiter, entre 10 mil y 4 667 km sobre la capa nubosa durante 18 meses. 

En estas primeras vueltas, de 53.5 días, Juno se colocó en una órbita de 14 días que le hará pasar sucesivamente cerca de los polos. Durante lo cual, los instrumentos de la sonda penetraron la capa de nubes con el fin de estudiar las gigantescas auroras boreales, su atmósfera y su magnetósfera. El objetivo es comprender mejor la composición interna del planeta, principalmente sus campos gravitacionales y magnéticas, las emisiones radiométricas de la atmósfera profunda la composición, su estructura térmica y ambiente ionizado. 

Para protegerse de las radiaciones, Juno está cubierta por una sólida armadura de titanio de 172 kilos. Sólo de este modo, la armadura podrá reducir los efectos de las radiaciones hasta 800 más veces que si no estuviera protegida. 

Por el momento, los científicos concuerdan que Júpiter posee pistas del momento en que se inició el sistema solar –y el planeta estaba en formación–, las cuales podrían alcanzar una vez pasada la capa de hidrógeno –90 por ciento de la atmósfera– que actúa como un poderoso conductor eléctrico. Este fenómeno, combinado con la rotación rápida de Júpiter –alrededor de 10 horas terrestres–, generan un campo magnético muy potente que rodea al planeta y que, si no se tiene un debido cuidado, puede amenazar a la sonda. 

Como resultado, los científicos lograron identificar sonidos estremecedores que provenían del campo magnético de Júpiter. Estos sonidos son realmente un “arco de choque” –o sonic boom– causados cuando Juno entró al campo magnético del planeta, el cual protege con gases al planeta de los vientos solares. Este fenómeno se asocia con ondas de choque entre un objeto que viaja más rápido que la velocidad del sonido; por lo que generan grandes cantidades de sonidos energéticos, como si fuera una explosión o una bala supersónica. El sonic boom duró alrededor de 2 horas, cuando Juno se encontraba viajando alrededor de 241 000 km/h.

Dale click aquí para conocer sus estremecedores sonidos: 

 



“La Tierra como arte”, una app gratuita de la NASA

La NASA pone a tu alcance una app para recorrer sus mejores 75 fotos de la Tierra.

Además de su evidente utilidad para estudiar cambios en la superficie de nuestro planeta, las fotografías tomadas por satélites de la NASA –desde que en 1960 fue lanzado al espacio el primer observador ambiental de la Tierra–, son también un fiel registro de exquisitas formas que dibujan los diferentes ecosistemas en el entorno terrestre.

Los colores y figuras que adoptan los recursos naturales vistos desde el espacio son inagotables, lo cual en buena medida se debe a que la Tierra está en constante cambio. Y al observar las 75 imágenes incluidas en esta colección de la NASA llamada Earth as Art, se prueba que el espectáculo visual que ofrece nuestro planeta es tan profundo como su diversidad. Antes habíamos compartido la versión en pdf de este proyecto y ahora mostramos la app.

Hasta la más amplia imaginación sería incapaz de predecir los trazos y colores que nuestro globo terráqueo adquiere. Ríos que dibujan árboles en colores fluorescentes, pinturas abstractas en tonos tornasol, fotografías de microorganismos, pixeles de pantalla de computadora, o patrones que podrían adornar el  papel tapiz de nuestra casa. Todas ellas, figuras a las que podría remitirnos esta recopilación que la agencia espacial estadounidense nos convida como parte de un trabajo de observación de más medio siglo.

Puedes encontrar la app que incluye esta compilación acá. O bien, directamente de la NASA acá.

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.54 PM

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.22 PM

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.47 PM

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.40 PM

 



¿Te gustaría nombrar una estrella? Es posible con esta votación

La Unión Internacional Astronómica ha abierto la posibilidad para que miles participen en una votación para nombrar 15 estrellas y 32 exoplanetas.

El Universo es tan vasto que es difícil imaginarlo. Sabemos que por cada grano de arena hay 10 estrellas solo en la Vía Láctea; se cree que existen unas 300 mil trillones de estrellas en el cosmos, y si tomamos en cuenta que cada una de esas estrellas puede ser el sol de varios planetas, entonces la posibilidades de la vida es muy asequible, y la cantidad de astros se multiplican exponencialmente.

Entre esta vastedad, los humanos continúan estudiando el cielo y asignando nombres a los astros desde inmemoriales tiempos. Hoy algunas agencias son las encargadas de esta tarea, como la Unión Internacional Astronómica (IAU), por sus siglas en inglés.

Esta agencia ha abierto una convocatoria para que organizaciones civiles, clubes astronómicos y científicos de 45 países en total hagan sus propuestas para nombrar 15 estrellas y 32 planetas fuera del sistema solar. Lo interesante es que los nombres serán asignados por una votación hecha por personas como tú.

El concurso llamado NameExoWorlds pretende involucrar a cada vez más personas en la aventura astronómica desde el poético ejercicio de nombrar a estos astros para la posteridad. Esta iniciativa es la primera en su tipo, para de alguna manera democratizar el estudio del espacio.

Los nombres de los astros son parte de 20 sistemas planetarios que aún prescinden de un nombre. La votación será a partir de la media noche del 31 de octubre de este año. Podrás participar gratuitamente aquí.



Una mirada profunda al cosmos: imágenes de las zonas fotografiables más remotas de nuestro universo

Utilizando el Hubble, un lente de larga exposición, y un lente gravitacional existente naturalmente, la NASA fotografió los rincones más lejanos jamás vistos del universo.

La NASA nos vuelve a sorprender con una serie de maravillosas imágenes del espacio exterior, esta vez nos muestran imágenes  de nuestro universo nunca antes vistas: las regiones fotografiables más lejanas.

ku-xlarge (1)

Para lograr este enorme proyecto utilizaron el telescopio Hubble, un proceso de larga exposición y un lente gravitacional. Este tipo de lente se forma cuando las gravedades de galaxias individuales se juntan, combinan y se vuelven tan fuertes que logran deformar el espacio que las rodea. Esta manera de doblar el espacio crea un efecto “zoom” natural que magnifica galaxias lejanas, indiscernibles de otra manera.

ku-xlarge (2)

Esta innovadora manera de observar el universo ha permitido que los astrónomos de la NASA estudien 3 mil galaxias, algunas de las cuales son las más jóvenes estudiadas hasta ahora. Según el sitio web io9, la NASA planea combinar un video con las imágenes de Abell 2744 (que fueron tomadas por el telescopio espacial Spitzer), con el fin de definir como las galaxias evolucionan y como los hoyos negros afectan su desarrollo.

Aquí vale la pena recordar lo que muchos sabemos: las estrellas que vemos (más aun, las estrellas que capturó el Hubble) en realidad son entidades que bien pudieron haberse desintegrado hace milenios. Sin embargo, el tiempo que tardan sus partículas en llegar a nosotros nos hace pensar que siguen ahí, brillando el cielo. De acuerdo a esto, podemos especular que al contemplar una estrella estamos, en cierto modo, viajando en el tiempo. Estas fulminantes fotografías del Hubble, entonces, podrían ser retratos de fantasmas, hologramas que muestran lo que estuvo ahí alguna vez y ya no existe más, lo cual solo le añade encanto al experimento.



Lluvia de estrellas Gemínidas: el último gran espectáculo astronómico de 2013

Este fin de semana podremos presenciar la última lluvia de estrellas del año: entre 120 y 160 meteoros nos deleitarán por hora.

Conocida por ser la lluvia de estrellas “más satisfactoria” del año, la lluvia de las Gemínidas es también una de las más esperadas. El fenómeno alcanzará su máxima actividad el 13 y 14 de diciembre con la caída de más de 120 meteoros por hora.

Esta lluvia es una de las dos que no son causadas por un cometa, en vez, es el resultado del asteroide Phaeton 3200. Este asteroide, por cierto, viaja más cerca del sol que cualquier otro. Los meteoros del Phaeton viajan a una velocidad menor a la del Leonid, cuya lluvia ocurrió el mes pasado.

De acuerdo a la NASA, la lluvia podrá ser vista desde cualquier parte del mundo pero recomiendan que aquellos que quieran verla más claramente se alejen de fuentes de luz artificial, así se optimizarán las posibilidades de ver el paso de los meteoros.

Para aquellos que no pueden escaparse de la ciudad pero desean ver la lluvia, Bill Cooke, Danielle Moser y Rhiannon Blaauw, astrónomos de la NASA, ofrecerán un chat en vivo para responder preguntas en torno a la lluvia, además, el canal oficial de la NASA ofrecerá una transmisión en vivo.

En lo que esperamos, les compartimos el video de la lluvia de las Gemínidas del año pasado:

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca