Mexicana desarrolla accesible método solar de desalinización de agua

Una académica de la UNAM ha desarrollado un sistema de desalinización de agua de bajo costo, para implementarlo en zonas costeras de bajos recursos.

El agua, juntocon los alimentos, es incuestionablemente el elemento más básico para la vida humana. Según cifras de la ONU, en el mundo solo el 2.5% del agua es dulce, y las reservas de esta se encuentran, en un 74%, encapsuladas en los glaciares.  Del 36% restante, el 0.3%, se localiza en lagos y ríos.

El acceso al agua resulta esencial para la prevención de enfermedades, por esto, y ante la tendencia creciente en la población mundial, es crucial crear alternativas de saneamiento de este líquido vital a bajo costo, sobre todo en países menos desarrollados. Por esto, la académica de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) Ana Elisa Silva Martínez ha credo un sencillo dispositivo de desalinización de agua de bajo costo para personas que viven en las costas, o bien, cerca de recintos de agua salada, como el caso de algunos lagos.

Su invento consiste en una caseta plástica tipo invernadero que puede ser acoplada en azoteas. Estos artefactos convierten 5 litros de agua potable por cada 60 litros de agua salada.

maLa científica imita el proceso natural de lluvia para desalinizar el agua, empleando la energía solar, un recurso por demás presente en las zonas costeras mexicanas: “De manera natural, el agua es evaporada por el sol, se condensa en las nubes y cae como lluvia, que no es salada. Si uno captura el agua antes de que se ensucie con la tierra es potable. Hacemos el mismo proceso, pero concentrado en una caseta plástica (destiladores solares tipo invernadero) que llevamos a donde se requiera”.

Finalmente el agua resultante contiene de  40 a 100 miligramos por litro de sales, es decir, cumple con los requisitos para ser considerada dentro de la categoría de agua potable. El invento será de vital importancia para personas carentes de servicios de agua.  Según algunas ONG de la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua, al menos el 20% de la población mexicana carece del servicio de agua, o bien, la que recibe está contaminada.



Comunidades indígenas mayas solicitan a la ONU atender caso de agua contaminada por plaguicidas

Desgraciadamente existe completa omisión en todo el país por parte de las autoridades mexicanas, provocando la negligencia hacia comunidades indígenas en riesgo.

¿Qué información podría recibir el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho Humano al Agua Potable y el Saneamiento, el Sr. Léo Heller, sobre los problemas vinculados en torno a la contaminación de los mantos acuíferos en México?

Se supone que el trabajo de un relato “es recopilar información y testimonios con el fin de evaluar el cumplimiento de los derechos humanos al agua y al saneamiento que incluyen la disponibilidad, la accesibilidad, la asequibilidad, el acceso a la información y la calidad del agua para su uso personal y doméstico.” Sin embargo, el relator sólo ha recorrido dos de los 32 estados de México, Veracruz y Chiapas. 

Frente a esta situación, Gustavo Huchín, integrante del Consejo Maya de los Chenes, y el abogado Jorge Fernández Mendiburu de Indigación, se dirigieron a las oficinas de la ONU para hablar sobre los problemas ambientales que trae consigo la contaminación del agua en el municipio de Hopelchén, Campeche y en la Península de Yucatán. Durante esta junta, se presentaron estudios científicos realizados por el Instituto de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México –EPOMEX– y que estuvieron relacionados con la presencia de plaguicidas en agua del subsuelo y agua purificada, así como del herbicida glifosato en orina de hombres y mujeres mayas. Esta contaminación se originó por la implementación del modelo de agricultura industrial con un especial énfasis en la siembra de soya transgénica. 

En palabras de Huchín, “Nuestra preocupación más grande es por la contaminación del agua por el glifosato y otros agrotóxicos, por la implementación de la siembra de soya transgénica a nivel comercial e industrial.” No obstante existen otras preocupaciones como la sequía en el municipio debido a la deforestación, la pérdida de numerosas colonias de abejas y la ausencia de cosechas en los últimos años. Además, “los estanques naturales de agua como lagunas y otras zonas bajas inundables para la captación de agua han ido despareciendo por la implementación de pozos de absorción para evitar que se inunden terrenos bajos y esto propicia la contaminación del agua de lo profundo con plaguicidas utilizados para la agricultura industrial.”

Desgraciadamente existe completa omisión en todo el país por parte de las autoridades, provocando la negligencia hacia comunidades indígenas en riesgo. En palabras del asesor legal del Consejo Maya de los Chenes, Jorge Fernández Mendiburu, existen dependencias –como la CONAGUA– que deberían ocuparse de garantizar el derecho del acceso al agua limpia y libre de contaminantes: “Eso le da insumos al relator para que en su momento haga recomendaciones fuertes sobre las omisiones que tienen las dependencias federales. […] Como realizar exigencias para que el Estado mexicano aplique medidas más estrictas.”

Por su lado, María Colín, abogada de Greenpeace, agrega que debe existir un compromiso y…

una voluntad política por parte de las instituciones como la Comisión Federal para la Protección contra riesgos Sanitarios –COFEPRIS– en la regulación de las sustancias que se utilizan en el país, la Secretaría de Agricultura, Ganadería Rural, Pesca y Alimentos –SAGARPA– quien otorga apoyos orientados a fortalecer el modelo de agricultura industrial; y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales –SEMARNAT– que no ha monitoreado el impacto en el medio ambiente por el uso de estas sustancias; es urgente que haya políticas públicas intersectoriales dirigidas a eliminar en primer instancia el uso de los plaguicidas altamente peligrosos –PAP–, que han sido prohibidos en otros países por sus altos niveles de toxicidad, y se haga un plan de reducción y prohibición creciente del uso de agrotóxicos en México en aras de transitar hacia prácticas ecológicas.

El abandono por parte de las autoridades, menciona el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, viola el derecho humano al agua y a la salud de las comunidades indígenas mayas, ya que “pone en riesgo la salud y la vida de todos los habitantes de la península de Yucatán, ya que el acuífero de la Península es uno sólo a interconectado.” En otras palabras, el Estado mexicano “tiene la obligación de proteger el derecho humano al agua adoptando medidas para frentar la contaminación, sancionar los responsables y reparar el daño ambiental.”

 



¿Ya conoces las nuevas tecnologías para aprovechar mejor el agua?

El agua es un recurso natural que debemos proteger para garantizar el funcionamiento de los ecosistemas y la supervivencia de los seres vivos.

Muchos de nosotros gozamos en nuestro hogar de los servicios básicos para el día a día, como son el agua, electricidad o gas. Sin embargo, muchas de nuestras actividades contribuyen al desperdicio o mal uso de recursos naturales necesarios para proveernos, lo que ha causado la escacez de algunos de ellos en ciertas regiones.

Afortunadamente, el ingenio ha sido un gran aliado, ya que ha permitido que diversas personas, alrededor del mundo, creen equipos o procesos que ayudan al mejor aprovechamietno de los recursos naturales para el aprovechamiento de las personas, lo que se conoce como ecotecnias.

En muchos lugares del mundo con alta o media precipitación y en donde no se dispone de agua en cantidad y calidad necesaria para consumo humano, se recurre al agua de lluvia como fuente de abastecimiento. El agua de lluvia es interceptada, colectada y almacenada en depósitos para su posterior uso. La captación de agua de lluvia es una ecotecnia que permite hacer más fácil el obtener agua para consumo humano o uso agrícola.

En la captación del agua de lluvia con fines domésticos se acostumbra a utilizar la superficie del techo como captación, conociéndose a este modelo como SCAPT (sistema de captación de agua pluvial en techos). Este modelo tiene un beneficio adicional y es que además de su ubicación minimiza la contaminación del agua. Adicionalmente, los excedentes de agua pueden ser empleados en pequeñas áreas verdes para la producción de algunos alimentos que puedan complementar la dieta de las personas.

Otra ecotecnia es la implementación del sanitario seco. Este método es ideal para lugares donde no se cuenta con la infraestructura de drenaje. Este aparato se llama seco porque no requiere de agua, además de que su construcción no necesita de excavación profunda, adecuándose bien en terrenos rocosos. Al contrario de lo que muchos podrán pensar es muy limpio y no produce olores, además de que se hace una reutilización favorable al ambiente de los desechos que se ahí se depositan.

Una ecotecnia que se puede implementar en la mayoría de los hogares son dos circuitos hidráulicos separados, a través de uno de ellos circula únicamente el agua potable para grifos y duchas, mientras que en el otro contiene el agua obtenido a través del anterior procedimiento. El agua tratada es destinada a usos en los que no es imprescindible el uso de agua potable, tales como la lavadora, inodoro o riego de jardines, alcanzando un ahorro hasta del 80% del consumo total de agua por año.

El agua es un recurso natural que debemos proteger para garantizar el funcionamiento de los ecosistemas y la supervivencia de los seres vivos. Tenemos que darnos cuenta que preservar los recursos naturales es asegurar un desarrollo sostenible que posibilite a nuestros descendentes disfrutar de la naturaleza igual que lo hemos hecho nosotros.

Opta por tecnologías sostenibles o haz volar tu imaginación y contribuye con nuevos procedimientos que hagan que tu huella en el planeta se favorable.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org, @Earthgonomic y /Earthgonomic.



Comunidades zapotecas buscan administración comunitaria del agua

Esta propuesta funge como demanda para reconocer los derechos territoriales y de libre determinación y autonomía para las comunidades zapotecas de la región.

En los últimos años, el tema del agua está fuertemente relacionado con la contaminación y la escasez mundial; pero en los últimos días, en las comunidades zapotecas de Oaxaca, en México, se ha tornado hacia la defensa de este recurso natural para el hábitat y sus pobladores locales. El día 8 de febrero del 2017, la comunidad zapoteca de San Pedro Apóstol, Oaxaca, presentó a la Comisión Nacional del Agua –CONAGUA– su propuesta para “el uso, disfrute y administración comunitaria del agua, en el marco de la consulta indígena que se está llevando a cabo en los Valles Centrales”. 

Esta propuesta funge como demanda para reconocer los derechos territoriales y de libre determinación y autonomía para las comunidades zapotecas de la región, y así brindarles la facultar de elaborar y emitir las normas que regulen el uso de las aguas del subsuelo. En otras palabras, que se levante el Decreto de Veda –1967– para que las 16 comunidades de esta región hagan uso y cuidado del agua subterránea sin la intervención de empresas extranjeras. 

Por esta razón, las 16 comunidades que integran la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua –COPUDA– han dado “cuenta de su capacidad, para gestionar, diseñar y construir obras de captación de agua de lluvia que hasta ahora revitalizan los mantos acuíferos de la región, de la cual depende su sustento.” De modo que al establecer una relación de corresponsabilidad entre el gobierno de Oaxaca y los pueblos indígenas, se está defendiendo no sólo el recurso natural del país, también los derechos de las comunidades indígenas a la igualdad y al acceso justo a los bienes comunes naturales, a la innovación y propuestas tanto comunitarias como ciudadanas. 

 No es novedad que las comunidades indígenas se encuentren en situaciones de riesgo frente a firmas internacionales que explotan los recursos naturales de las áreas naturales mexicanas. Por esta razón, las mismas comunidades hacen un llamado a las autoridades para que se respeten sus derechos y voluntad en relación con el acceso justo al agua en los Valles Centrales de Oaxaca, de acuerdo con el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo –OIT– y otros mecanismos de derechos humanos. 

En la presentación de la propuesta, la COPUDA escribió: “Un proceso de consulta con esas características sería un ejemplo de buenas prácticas de gobierno para el cuidado y aprovechamiento de los bienes comunes naturales en México y el mundo, y por lo tanto un ejemplo en el combate a la desigualdad social.” De alguna manera, esta propuesta busca la defensa del agua y de los ciudadanos para la construcción de una economía más justa, humana e igualitaria. 

 

Para más información, dale click aquí. 



El agua: uno de los recursos más importantes y el menos valorado

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables.

Nuestro Planeta es abundante en recursos naturales y como especie humana dependemos de ellos para sobrevivir. El aire, el suelo, la regulación del clima y el agua, son algunos de los servicios ambientales que podemos obtener de la naturaleza, siempre y cuando seamos responsables en su uso y aprovechamiento.

Uno de dichos recursos, el agua, es fundamental para todas las formas de vida en nuestro planeta y aunque la Tierra posee alrededor de 525 millones de kilómetros cúbicos de agua, en la actualidad los recursos de agua potable se han vuelto escasos con el crecimiento de la población mundial y con el mal manejo de desechos y residuos industriales.

Se estima que sólo el 3% del agua en el Planeta es dulce y de esa cantidad únicamente el 0.007% es potable. Debido a esta situación más de 1,100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.

Hay regiones del planeta donde se debe caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable, lo que causa la muerte de hasta 3 millones y medio de personas al año. El 98% de esas muertes se producen en los países en vías de desarrollo.

El agua es parte de nuestra vida, pero también de nuestra esencia. Se calcula que el cuerpo humano se conforma en un 60% de agua, por ello este líquido es vital para nuestra supervivencia, ya que una persona puede sobrevivir hasta un mes sin alimentos, pero sólo siete días como máximo sin beber agua.

Además, es importante recordar que el ser humano no es el único ser vivo en este Planeta que requiere agua para sobrevivir. Existen millones de formas de especies que también dependen de este valioso líquido y debemos asegurarnos de mantener el abasto de agua en todo el mundo, ya que de no hacerlo la existencia del equilibrio ambiental podría verse afectado y al ser una cadena interconectada de vidas, seguramente la desaparición de alguna especie o alteración climática por falta de agua causaría daños directos en los humanos.

Lamentablemnte las principales fuentes de contaminación del agua están asociadas con la actividad industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial y actividades consecuentes. Se estima que cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas, es decir, el agua residual doméstica y que es el resultado de las actividades cotidianas que realizamos. Por si esto no fuera poco, para diluir esta polución se utilizan 6,000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce.

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables; por ejemplo se necesitan alrededor de 25,700 litros de agua por día para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas, 148,000 litros de agua para fabrica un automóvil, 5,680 litros para producir un barril de cerveza o 200 litros para producir un solo litro de Coca-Cola.

El hecho es que sin el agua no tenemos vida y no es un slogan, es un hecho. Hay que gestionar para proteger el agua y verla no como un producto de consumo, sino como un recurso indispensable para la vida de todos los seres del Planeta.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Por qué hay un problema complejo de agua en México?

México está entre los países que están en riesgo de sufrir una crisis de escasez de agua para el año 2040.

Grandes problemas y retos se presentan actualmente en el país, y uno que particularmente no se puede omitir es el que se tiene con el agua, problemática que abarca la distribución desigual y el indebido saneamiento del recurso vital, la pobre innovación en el sistema hídrico y su precario mantenimiento, la sobreexplotación y contaminación de los recursos hídricos, los altos subsidios al agua, el despilfarro y fugas cotidianas, entre otras.

La problemática hídrica es tan grande, que de acuerdo a un estudio realizado por Mesfin Mekonnen y Arjen Hoekstra, México es uno de los primeros siete países donde hay más insuficiencia de agua, ya que hay 90 millones de mexicanos -que representan un poco más del 75% de la población-que viven con escasez de este recurso, y 20 millones de éstos, padecen la falta de este liquido vital a lo largo de todo el año, lo que provoca, que México sea el cuarto país con más personas viviendo con una severa escasez de agua durante todo el año (Sin Embargo, 2016).

Consumismo hídrico

Por su respectiva parte, la ONU y la OMS consideran que con 100 litros diarios de agua una persona cubre sus necesidades cotidianas, pero en diversas ciudades de México se rebasa más del doble y casi lo cuádruple esta cifra. Para ejemplificar, en Hermosillo se tiene un consumo por persona de 421 litros al día, mientras en ciudades como Guadalajara, Torreón o Villahermosa, tienen un consumo de entre 200 y 300 litros diarios; y en la Ciudad de México -con graves problemas de abasto de agua- registra un consumo de 170 litros al día por habitante, cantidad que se reduce a 20 litros por los estratos de bajos ingresos (Periódicos Asociados en Red, 2014). En México, de acuerdo con la CONAGUA (2015) el consumo promedio de agua por persona es de 380 litros al día; mientras que García (2015) reporta un consumo nacional promedio de 254 litros por día.

Gotitas a la fuga

El alto consumo de agua en México, está influenciado por las fugas que se tienen, donde en el medio urbano y en el rural se pierde entre 100 y 50 litros por habitante al día (CEMDA, 2006). Las fugas de agua empeoran la situación hídrica nacional, donde se registran pérdidas de y entre 30 y 50% del líquido vital (Villafranco, 2015). Al respecto, la OCDE mostró que México tiene nueve ciudades, de las 42 estudiadas, con mayor porcentaje de pérdida de agua potable disponible y bajos índices de tratamiento de aguas, destacando a Tuxtla Gutiérrez, que resultó ser la ciudad con mayor desperdicio de agua, con un 60% de pérdidas(Altamirano, 2016).

aguas-en-cdmx

Aguas puercas

Igualmente, hay que recalcar que en el país, sólo el 20% de las aguas residuales son tratadas (CONACYT, 2014) y esto se refleja notoriamente en calidad de las aguas, pues de acuerdo con la CONAGUA, el 70% de los cuerpos de agua dulce en México están contaminados y el 31% se describieron extremadamente contaminados, donde se puede hallar mercurio, plomo, cadmio, níquel, cromo, arsénico, cianuro o tolueno, entre otras sustancias químicas tóxicas (Contralínea, 2014). 13 millones de mexicanos reciben el servicio hídrico contaminado por falta de saneamiento, lo que ocasiona que las familias sufran diversas enfermedades (Valadez, 2014).

¡Bara, bara! ¡Llévela!

Otro gran problema que tiene el país con respecto al agua, es su gran asequibilidad por los altos subsidios. La tarifa que paga la población cubre únicamente el 51% de los costos de todo el sistema, el resto lo subsidia el Gobierno, generando problemas económicos para mantener el servicio en las condiciones actuales (Banco Mundial, 2013). La mayor parte de la infraestructura del sistema hídrico ya cumplió su vida útil, por lo que hay grandes pérdidas por fugas y esto se agrava por la mala gestión basada en altos subsidios (Periódicos Asociados en Red, 2014), que provoca despilfarro del recurso, a pesar de que cada vez resulta más costoso extraer, potabilizar y dotar de agua a la población (Periódicos Asociados en Red, 2014).

agua-contaminada-cdmx-1

El agua no es infinita (se acaba)

México también tiene una crisis de sobreexplotación de acuíferos: pues con información reciente de CONAGUA, se mostró que de los 653 acuíferos del país, 115 se encuentran en este mal estado (Ruíz, 2015). En las últimas seis décadas, la disponibilidad de agua en el país pasó de 49.4m3 por habitante al día en 1950, a 10.9 en 2013(Periódicos Asociados en Red, 2014).

De terror

Por todo lo anterior el Instituto de Recursos Mundiales situó a México entre los países que están en riesgo de sufrir una crisis de escasez de agua para el año 2040, situación que podrían alcanzar hasta un 80% de la población (Sin Embargo, 2016) y afectaría principalmente a los más pobres.

Para concluir

La complicada situación nacional hídrica, provoca que no se esté cumpliendo el artículo cuarto constitucional (derecho al agua); ni tampoco con el sexto de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (seguridad hídrica, agua limpia y saneamiento).Se requiere mucha voluntad y acción política, empresarial y social para garantizar el cuidado y el buen uso del agua.

Es necesario que se afronte integralmente esta problemática, donde el Estado debe intervenir con criterio de equidad y justicia (Merino y Cejudo, 2010: 36 y 37), por medio de políticas públicas sostenibles participativas, donde existan principios de cooperación, diálogo y coordinación con los distintos actores implicados (Aguilar, 2010: 30 y 31). La gobernanza ambiental deberá estar presente en estas políticas hídricas, pues si hay inclusión y consenso en las diversas decisiones, habrá legitimidad, responsabilización y mayor grado de confianza hacia las acciones gubernamentales (Alfie, Díaz y Castañeda, 2011) Para conocer tangiblemente el grado de éxito de las políticas implementadas, serán indispensables sus respectivas evaluaciones, también participativas.

Definitivamente se tienen que hacer cambios justos en los precios de las tarifas del agua que pagan los diversos consumidores y al mismo tiempo, se tiene que fortalecer una cultura hídrica ciudadana práctica y consciente. Para que se acepte pagar el recurso hídrico a un precio más elevado, se tendría que garantizar la suficiencia y la calidad hídrica. Y para lograr esto último se tendrá que solucionar el gran problema de fugas hídricas, de contaminación y bajo tratamiento de aguas.

El Plan Nacional Hídrico 2014-2018 tiene objetivos ambiciosos, y aunque ya se ha mostrado avances en su Índice Global de Sustentabilidad Hídrica (IGSH), todavía falta un gran camino que recorrer. Se debe mejorar la condición hídrica del país cuanto antes para evitar una catástrofe, que tendría consecuencias terribles para la gente, para la biodiversidad y los ecosistemas, para la economía y para el Estado.

Hay que tener muy presente que no debemos dejarlo todo al gobierno o a las empresas, nosotros como personas ciudadanas debemos comprometernos, informarnos y actuar en nuestra cotidianidad para disminuir nuestra huella hídrica. Es responsabilidad de todos encaminarnos hacia la sostenibilidad, ya que no es algo opcional, es imperante para que la humanidad siga existiendo en buenas condiciones en este bello y dañado planeta.

Autor: Cuauhtémoc Osorno Córdova

Referencias bibliográficas

Aguilar, L. (2010). “Gobernanza: El nuevo proceso de gobernar” PP. 30 y 31. Fundación Friedrich Naumann para la Libertad. México.

Alfie, M., Díaz, L. y Castañeda, R. (2011). “Una ventana de oportunidad: la gobernanza ambiental, nuevo instrumento de política”. Blog Equilibrium. Estudios sobre ciencia, tecnología y conocimiento. Universidad Autónoma de México. México. Artículo visto en:https://equilibrium0.files.wordpress.com/2011/05/una-ventana-de-oportunidad_corr_lda_v_final.docx.

Altamirano, C. (2016). “La OCDE alerta del alto desperdicio de agua en México”. Periódico El País. Sección Internacional. Artículo publicado el 30/03/2016 y visto en: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/03/30/mexico/1459291457_391376.html

Banco Mundial. (2013). Agua en el Valle de México: “ni eficiente, ni sustentable”. Artículo publicado el 19/03/ 2013 y visto en http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2013/03/19/inefficient-use-of-water-in-the-mexico-valley-a-danger-for-future-generations

CEMDA. (2006). “El agua en México: lo que todas y todos debemos saber”. PP 20, 40 y 44. México. Artículo visto en http://www.cemda.org.mx/wp-content/uploads/2011/12/agua-mexico_001.pdf

CONACYT. (2014). “En México, sólo el 20 % de las aguas residuales son tratadas”. México Artículo publicado el 11/06/2014 y visto en http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/ambiente/74-en-mexico-solo-el-20-de-las-aguas-residuales-son-tratadas

CONGUA. (2014). “Estadísticas del Agua en México. Edición 2014”. PP 59 y 60. México. Artículo visto en http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Publicaciones/Publicaciones/EAM2014.pdf

CONAGUA. (2015). “Día Mundial del Agua 2015”. PP 23. México. Artículo visto en http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Contenido/Documentos/carrera_agua_2015.pdf

Contralínea. (2014). “Contaminados, siete de cada 10 ríos de México”. Periódico Contralínea. Sección Medio Ambiente. México Artículo publicado el 14/09/2014 y visto en http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2014/09/14/contaminados-siete-de-cada-10-rios-de-mexico/

García, S. (2015). “Rebasan juarenses 500% el consumo ideal de agua”. Periódico Norte Digital. México Artículo publicado el 22/06/2015 y visto en http://nortedigital.mx/rebasan-juarenses-500-el-consumo-ideal-de-agua/

Merino, H. y Cejudo, G. (2010). “Problemas, Decisiones y Soluciones: Enfoques de Política Pública”. PP. 36 y 37. Fondo de Cultura Económica y Centro de Investigación y Docencia Económicas. México.

Periódicos Asociados en Red. (2014). “Mala gestión del agua, una verdadera amenaza”. Periódico El Economista. Sección Sociedad. México. Artículo publicado el 07/12/2014 y visto en http://www.elfinanciero.com.mx/sociedad/mala-gestion-del-agua-una-verdadera-amenaza.html

Ruíz, M. (2015). “Sobre-explotación de acuíferos: ¿hasta cuándo?”. Periódico El Economista. Sección Opinión. México. Artículo publicado el 15/10/2015 y visto en http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/sobre-explotacion-de-acuiferos-hasta-cuando.html

SAGARPA. (2014). ¿Sabías que?. México. Artículo visto en http://www.sagarpa.gob.mx/desarrolloRural/Documents/cambioclimatico/SABIAS%20QUE%20HUELLA.pdf

Sin Embargo. (2016). “México está entre los países que enfrentan escasez de agua: 90 millones padecen desabasto”. Periódico Sin Embargo. Sección México. México. Artículo publicado el 06/03/2016 y visto enhttp://www.sinembargo.mx/06-03-2016/1630781

Villafranco, G. (2015). “Lo bueno, lo malo y lo feo de una nueva ley para regular el agua”. Periódico Forbes. Sección Economía y Finanzas. México. Artículo publicado el 08/04/2015 y visto en http://www.forbes.com.mx/lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-de-una-nueva-ley-para-regular-el-agua/#gs.klcdA3A

Valadez, B. (2014). “Sin acceso a agua potable 22 millones de mexicanos”. Periódico Milenio. Sección Estados. México. Artículo publicado el 29/01/2014 y visto en http://www.milenio.com/estados/acceso-agua-potable-millones-mexicanos_0_235776434.html

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca