Alquimia visual: la sublime formación de un copo de nieve (VIDEO)

Snowtime es un timelapse que en dos minutos de hipnótica hermosura nos muestra el proceso de formación de un cristal de hielo.

La geometría es sin duda un lenguaje universal. Además, representa uno de los recursos retóricos más hermosos de la naturaleza, y se manifiesta bajo miles de formas: fractales que florecen en las caídas de agua, complejas formaciones minerales, coreografías de aves volando, entre otras. Y probablemente una de las manifestaciones más delicadas de este lenguaje es la impresa en los cristales de hielo y su coqueta configuración geométrica.

Estas estructuras, y su hexagonal elegancia, ocupan un lugar privilegiado en el imaginario colectivo –en parte gracias a las invariables representaciones que han protagonizado. Y es que sus propiedades visuales son francamente encantadoras: son frágiles, translucidos, diminutos, y perfectos, estimulo ideal para desdoblar la imaginación o favorecer la introspección poética.

En términos muy simples, un cristal de hielo emerge a partir del ensalzamiento entre moléculas de hidrógeno y oxígeno: las primeras se colocan a los costados, y sirven de enlace con otros ‘oxígenos’, mientras que estos últimos se ubican en las puntas, dinámica que termina por dar vida a la forma de seis ‘brazos’.

Snowtime es un sublime timelapse, creado por Vyacheslav Ivanov, que a lo largo de dos minutos nos lleva por un recorrido microscópico al proceso de formación de un cristal de hielo –un suceso tan elocuente que difícilmente dejará de imprimir algo nuevo en tu relación consiente con la naturaleza. Por cierto, la pieza está musicalizada con un track de Aphex Twin que complementa deliciosamente la experiencia.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis



Jamás viste los copos de nieve de esta manera (FOTOS)

Existen artistas que en la búsqueda de expandir la belleza fractal de la naturaleza, deciden perpetuar a través de la fotografía los espléndidos diseños que sólo la Madre Tierra es capaz de moldear.

Los hipnotizantes destellos fractales de los copos de nieve son realmente un reflejo de la perfección de la naturaleza. Se trata de unos pequeños cristales de hielo con diseños que recuerdan a la belleza de la precisión y la geometría.

Sin embargo, en lugares cada vez más cercanos al ecuador es inusual contemplar y aprehender este tipo de belleza natural. Por lo que en ocasiones sólo nos dejamos maravillar cuando el planeta nos brinda la ocasión de presenciarlo en el aquí y en el ahora.

Existen artistas que en la búsqueda de expandir la belleza fractal de la naturaleza, deciden perpetuar a través de la fotografía los espléndidos diseños que sólo la Madre Tierra es capaz de moldear. Entre ellos se encuentra el artista Alexey Kljatov, oriundo de Moscú –Rusia–, quien se especializa en los copos de nieve y ha tenido publicaciones en Wall Street Journal, Daily Mail, The Week, Esquire, Liberation, entre otras. 

Su insólito trabajo lo ha realizado con una macro técnica de lente reversal. Usando una cámara Canon Powershot A650IS a su máxima capacidad de zoom, este artista revela dramática y sutilmente los perfectos detalles de la nieve.



Así fue como algunas zonas de la ciudad de México quedaron cubiertas de nieve (FOTOS)

Entre lluvias ligeras en la madrugada, la nieve se dejó caer en la zona centro del país alrededor de las 8:00 a.m.

Pequeños cristales de hielo que adoptan formas geométricas con características fractales, estos son ejemplos de lo que inunda actualmente la zona del Ajusco, Cuajimalpa y la carretera México-Toluca, en México.

Entre lluvias ligeras en la madrugada, la nieve se dejó caer en la zona centro del país alrededor de las 8:00 a.m. Si bien el Servicio de Urgencias del Estado de México implementó un operativo con más de 20 paramédicos en caso de accidentes, la realidad es que este fenómeno de la naturaleza es realmente inusual en esta zona del territorio mexicano.

La ciudad de México ha registrado numerosas nevadas a lo largo de la historia; como por ejemplo en 1967 cuando la Catedral Metropolitana y el Bosque de Chapultepec estuvieron cubierta de una capa de nieve de hasta 5 cm de espesor. Esto dio pauta a que niños y adultos tuvieran un acercamiento, real y valioso, a esta faceta de la naturaleza.

Ahora te compartimos las imágenes de este hermoso fenómeno natural que Santiago Arau Pontones inmortalizó con su visión fotográfica: 



Auroras boreales y astros comulgan en un precioso timelapse (VIDEO)

El movimiento de los astros y el de las auroras boreales entran en comunión con los cielos de Alaska como sincrético lienzo: la simbiosis como el discurso más hermoso.

Hace poco jugamos con la posibilidad de que el reflejo de auroras boreales sobre lagos sea el más sublime espectáculo natural. Evidentemente se trataba de una interrogante emocional y no de un ejercicio de precisión, incluso sabiendo que uno de los aspectos más encantadores de la naturaleza es que ella, como respuesta, está más allá de cualquier pregunta que podamos construir desde la razón.

Pero en todo caso aquí tenemos un nuevo candidato, también asociado con las auroras boreales, que bien podría calificar entre lo más soberbio de la estética natural. Se trata de un timelapse que combina la fecundidad cromática propia de las auroras, con el sacro circuito que traza el movimiento de las estrellas –la perfección del camino sublimado.

A lo largo de tres minutos, “Technicolour Alaska” no solo muestra la excitada procesión de las auras boreales peinando los cielos septentrionales, sino que en algún punto este recorrido se transforma en un lienzo dinámico, multicolorido, sobre el cual se imprime, también en movimiento, el paso de los astros.

Y tal vez la lección más linda que esta cátedra de hiperestética nos deja, es que algunas de las más grandes delicias ocurren justo cuando dos seres o fuerzas –que a la vez son todos los seres y todas las fuerzas– se conjugan para entrar en comunión. En este caso la ruta astral y la aurora boreal.

* Aquí una breve guía multimedia sobre auroras boreales 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis 



Medicina visual: 16 meses de la vida de un bosque comprimidos en un video de 3 minutos

Espectacular video time-lapse captura la vida de un bosque a lo largo de 16 meses y nos la muestra en menos de tres minutos.

Un viaje de psicoactividad orgánica y belleza desbordada. Un sublime video-ejercicio para retratar al bosque como lo que es, un ser vivo, majestuoso, perfectamente consiente del papel que juega en su hábitat, paciente pero implacable. Así podríamos describir, evidentemente emocionados tras contemplarla, esta preciosa pieza obra del fotógrafo Samuel Orr.

Luego de capturar, a lo largo de 16 meses, más de cuarenta mil fotografías, y de ensamblarlas en una secuencia, el resultado es un sublime time-lapse del bosque que se observaba desde la ventana de su casa, en las afueras de Bloomington, Indiana.

La cámara se mantuvo sobre un tripié inmóvil durante 16 meses. Automáticamente capturaba una imagen a intervalos de 10 segundos y de 10 minutos, durante momentos clave del año (las nevadas, primavera, los colores otoñales), y el resto del tiempo la cámara estaba apagada […] Más de 40,000 imágenes fueron capturadas, y luego hice pequeños clips de entre 5 y 8 segundos de cada momento clave. Posteriormente, los ensamble en la pieza final a una velocidad de 30 cuadros por segundo.

La paciencia de Orr floreció en un video de poco menos de tres minutos, que no solo nos permite disfrutar la vida de un bosque, también nos convida lecciones fundamentales: el tiempo es relativo, la naturaleza es perfecta, y nosotros somos seres innegablemente afortunados por compartir existencia con los bosques, los climas, las estaciones y, en general, con todo el engranaje que, exquisitamente orquestado, compone este planeta.

Ahora solo resta estar a la altura del compromiso que significa haber recibido regalos como este, el bosque, y honrar su presencia.

 Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 



5 paisajes nevados que te darán tranquilidad (fotos)

La nieve tiene la agencia de silenciar todo lo que toca, incluso puede hacernos sentir paz y alegría con sólo verla en una fotografía. Estos paisajes invernales te harán sonreir.

No todos tenemos la suerte de ver esta clase de paisajes blanquísimos frente a nosotros. Pero la nieve tiene la cualidad de acoger y tranquilizar a quien la mire, incluso a través de una fotografía. La luz de invierno sobre el blanco es sin duda una de las combinaciones más afortunadas y tranquilizadoras que hay. Estas fotos son también una manera de calmar nuestros pensamientos y disfrutar un invierno que no necesariamente es el nuestro, pero es parte de nuestro planeta. Disfruten.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca