Una mirada profunda al cosmos: imágenes de las zonas fotografiables más remotas de nuestro universo

Utilizando el Hubble, un lente de larga exposición, y un lente gravitacional existente naturalmente, la NASA fotografió los rincones más lejanos jamás vistos del universo.

La NASA nos vuelve a sorprender con una serie de maravillosas imágenes del espacio exterior, esta vez nos muestran imágenes  de nuestro universo nunca antes vistas: las regiones fotografiables más lejanas.

ku-xlarge (1)

Para lograr este enorme proyecto utilizaron el telescopio Hubble, un proceso de larga exposición y un lente gravitacional. Este tipo de lente se forma cuando las gravedades de galaxias individuales se juntan, combinan y se vuelven tan fuertes que logran deformar el espacio que las rodea. Esta manera de doblar el espacio crea un efecto “zoom” natural que magnifica galaxias lejanas, indiscernibles de otra manera.

ku-xlarge (2)

Esta innovadora manera de observar el universo ha permitido que los astrónomos de la NASA estudien 3 mil galaxias, algunas de las cuales son las más jóvenes estudiadas hasta ahora. Según el sitio web io9, la NASA planea combinar un video con las imágenes de Abell 2744 (que fueron tomadas por el telescopio espacial Spitzer), con el fin de definir como las galaxias evolucionan y como los hoyos negros afectan su desarrollo.

Aquí vale la pena recordar lo que muchos sabemos: las estrellas que vemos (más aun, las estrellas que capturó el Hubble) en realidad son entidades que bien pudieron haberse desintegrado hace milenios. Sin embargo, el tiempo que tardan sus partículas en llegar a nosotros nos hace pensar que siguen ahí, brillando el cielo. De acuerdo a esto, podemos especular que al contemplar una estrella estamos, en cierto modo, viajando en el tiempo. Estas fulminantes fotografías del Hubble, entonces, podrían ser retratos de fantasmas, hologramas que muestran lo que estuvo ahí alguna vez y ya no existe más, lo cual solo le añade encanto al experimento.



Basura cósmica: ¿cuáles serían sus consecuencias en la humanidad? (VIDEO)

Hay 750 000 piezas de basura chatarra en el espacio que son más grandes de un centimetro; y otras 20 000 más que son más grandes que una pelota de softball.

Como si las películas de ciencia ficción lo hubiesen predecido, la exploración en el espacio exterior se ha vuelto una motivación para expander la presencia humana más allá del planeta Tierra. Si bien el viaje extraterrestre será un gran reto, las dudas se dirigen hacia la supervivencia del ser humano ahí. De acuerdo con la European Space Agency –ESA–, hay miles de máquinas satelitales que rodean al planeta, almacenando información y telecomunicación; sin embargo, la mayoría de ellas no funcionan ya y se encuentran arriba esperando a que no impacten contra algo. 

Con la basura cósmica que el ser humano a mandado al espacio exterior, la ESA ha buscado una manera de llamar la atención de las personas mediante su cortometraje Space Debris: Un viaje a la Tierra. Según sus datos, hay 750 000 piezas de basura chatarra en el espacio que son más grandes de un centimetro; y otras 20 000 más que son más grandes que una pelota de softball. Algunas de ellas incluso han rozado y chocado contra satélites.

ESA se alarma: ¿qué pasará con los micro satélites que no tienen acceso? Si bien son elementos indispensables para la comunicación, no sirven para nada más pues no tienen ningún punto de navegación convirtiéndolas en los principales blancos de colisión. De hecho, la pared de pequeños satélites aumentan más del doble de probabilidad de colisiones entre basura cósmica. 

A lo largo del video, la ESA recomienda asegurarse de que estos satélites regresen a la Tierra, reforzando una manera de proteger al planeta desde el exterior. Te compartimos el cortometraje a continuación: 

 



¿La nueva misión de la NASA? Llegar al Sol

El plan es que la Sonda Solar Parker despegue del Centro Espacial Kennedy en Florida en julio del 2018, y vuele directamente hacia la atmósfera sola –conocida como corona–.

Después de décadas de investigación y exploración en espacio exterior, la NASA ha anunciado que su siguiente expedición será la primera y única en su género. Su siguiente objetivo será acercarse al Sol más de lo que ninunga otra nave ha logrado hacer, y así develar el misterio que rodea a este tipo de estrellas en cada sistema de la galaxia. 

El plan es que la Sonda Solar Parker despegue del Centro Espacial Kennedy en Florida en julio del 2018, y vuele directamente hacia la atmósfera sola –conocida como corona–. La nave espacial no irá tripulada, por lo que podrá orbitar el Sol a una distancia de 6.3 millones de km de su superficie y a una temperatura que supera los 1 377ºC. Si bien antes no existían los materiales capaces de emprender tal misión, ahora la sonda estará equipada con un escudo de cabrono de 11.43 cm de espesor, ondas de plasma, partículas de alta energía así como equipos para captar imágenes de luz blanca. 

Para Nicola Fox, científica del proyecto en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland, esta exploración podrá brindar información valiosa que podría definir el destino de la humanidad: “Puedes aprender mucho mirando por la ventana. Puedes ver que el Sol está brillando, que los pájaros están cantando, pero hasta que no sales realmente no tienes idea de lo caluroso que está ahí afuera, de cuánto viento hay o de cuáles son las condiciones. Creo que hemos llegado lo más lejos posible mirando y ahora es el momento de subir y hacerle una visita al Sol.”

Más en Ecoosfera sobre la NASA: 

Investigadores de la NASA publican imágenes de los colores de las auroras en Saturno

Telescopio de la NASA capturó estas hipnotizantes fotografías del universo

La NASA graba por primera vez el supersónico sonido de Júpiter (AUDIO)

Sistema Trappist-1: los siete planetas descubiertos por la NASA (VIDEO)

¿Ya has visto las imágenes inéditas de Júpiter?



La NASA graba por primera vez el supersónico sonido de Júpiter (AUDIO)

Por el momento, los científicos concuerdan que Júpiter posee pistas del momento en que se inició el sistema solar y el planeta estaba en formación.

Imagen: National Geographic

Juno, la nave espacial de la NASA, pasó cinco años en el universo para poder llegar a la órbita de Júpiter en búsqueda de desentrañar los misterios del planeta más grande del sistema solar. Con casi cuatro toneladas e impulsada por energía solar, la nave efectuará una serie de 37 sobrevuelos alrededor Júpiter, entre 10 mil y 4 667 km sobre la capa nubosa durante 18 meses. 

En estas primeras vueltas, de 53.5 días, Juno se colocó en una órbita de 14 días que le hará pasar sucesivamente cerca de los polos. Durante lo cual, los instrumentos de la sonda penetraron la capa de nubes con el fin de estudiar las gigantescas auroras boreales, su atmósfera y su magnetósfera. El objetivo es comprender mejor la composición interna del planeta, principalmente sus campos gravitacionales y magnéticas, las emisiones radiométricas de la atmósfera profunda la composición, su estructura térmica y ambiente ionizado. 

Para protegerse de las radiaciones, Juno está cubierta por una sólida armadura de titanio de 172 kilos. Sólo de este modo, la armadura podrá reducir los efectos de las radiaciones hasta 800 más veces que si no estuviera protegida. 

Por el momento, los científicos concuerdan que Júpiter posee pistas del momento en que se inició el sistema solar –y el planeta estaba en formación–, las cuales podrían alcanzar una vez pasada la capa de hidrógeno –90 por ciento de la atmósfera– que actúa como un poderoso conductor eléctrico. Este fenómeno, combinado con la rotación rápida de Júpiter –alrededor de 10 horas terrestres–, generan un campo magnético muy potente que rodea al planeta y que, si no se tiene un debido cuidado, puede amenazar a la sonda. 

Como resultado, los científicos lograron identificar sonidos estremecedores que provenían del campo magnético de Júpiter. Estos sonidos son realmente un “arco de choque” –o sonic boom– causados cuando Juno entró al campo magnético del planeta, el cual protege con gases al planeta de los vientos solares. Este fenómeno se asocia con ondas de choque entre un objeto que viaja más rápido que la velocidad del sonido; por lo que generan grandes cantidades de sonidos energéticos, como si fuera una explosión o una bala supersónica. El sonic boom duró alrededor de 2 horas, cuando Juno se encontraba viajando alrededor de 241 000 km/h.

Dale click aquí para conocer sus estremecedores sonidos: 

 



“La Tierra como arte”, una app gratuita de la NASA

La NASA pone a tu alcance una app para recorrer sus mejores 75 fotos de la Tierra.

Además de su evidente utilidad para estudiar cambios en la superficie de nuestro planeta, las fotografías tomadas por satélites de la NASA –desde que en 1960 fue lanzado al espacio el primer observador ambiental de la Tierra–, son también un fiel registro de exquisitas formas que dibujan los diferentes ecosistemas en el entorno terrestre.

Los colores y figuras que adoptan los recursos naturales vistos desde el espacio son inagotables, lo cual en buena medida se debe a que la Tierra está en constante cambio. Y al observar las 75 imágenes incluidas en esta colección de la NASA llamada Earth as Art, se prueba que el espectáculo visual que ofrece nuestro planeta es tan profundo como su diversidad. Antes habíamos compartido la versión en pdf de este proyecto y ahora mostramos la app.

Hasta la más amplia imaginación sería incapaz de predecir los trazos y colores que nuestro globo terráqueo adquiere. Ríos que dibujan árboles en colores fluorescentes, pinturas abstractas en tonos tornasol, fotografías de microorganismos, pixeles de pantalla de computadora, o patrones que podrían adornar el  papel tapiz de nuestra casa. Todas ellas, figuras a las que podría remitirnos esta recopilación que la agencia espacial estadounidense nos convida como parte de un trabajo de observación de más medio siglo.

Puedes encontrar la app que incluye esta compilación acá. O bien, directamente de la NASA acá.

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.54 PM

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.22 PM

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.47 PM

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.40 PM

 



Telescopio de la NASA capturó estas hipnotizantes fotografías del universo

Es experimentar la cristalización de la conciencia a través de galaxias infinitas.

Una ventana al universo es tener la posibilidad a contemplar la perfección de la naturaleza. Es ver materia con tradiciones antiguas y teorías físicas que asemejan a la complejidad de la conciencia humana. Es experimentar la cristalización de la conciencia a través de galaxias infinitas. Es la orquestación de eventos neuronales y cuánticos. 

Te compartimos fotografías del universo, las cuales fueron capturadas con el telescopio espacial Hubble de la NASA. Se trata de una observación de miles de galaxias de distintos colores que navegan en la oscura materia del universo:

 

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca