Una mirada profunda al cosmos: imágenes de las zonas fotografiables más remotas de nuestro universo

Utilizando el Hubble, un lente de larga exposición, y un lente gravitacional existente naturalmente, la NASA fotografió los rincones más lejanos jamás vistos del universo.

La NASA nos vuelve a sorprender con una serie de maravillosas imágenes del espacio exterior, esta vez nos muestran imágenes  de nuestro universo nunca antes vistas: las regiones fotografiables más lejanas.

ku-xlarge (1)

Para lograr este enorme proyecto utilizaron el telescopio Hubble, un proceso de larga exposición y un lente gravitacional. Este tipo de lente se forma cuando las gravedades de galaxias individuales se juntan, combinan y se vuelven tan fuertes que logran deformar el espacio que las rodea. Esta manera de doblar el espacio crea un efecto “zoom” natural que magnifica galaxias lejanas, indiscernibles de otra manera.

ku-xlarge (2)

Esta innovadora manera de observar el universo ha permitido que los astrónomos de la NASA estudien 3 mil galaxias, algunas de las cuales son las más jóvenes estudiadas hasta ahora. Según el sitio web io9, la NASA planea combinar un video con las imágenes de Abell 2744 (que fueron tomadas por el telescopio espacial Spitzer), con el fin de definir como las galaxias evolucionan y como los hoyos negros afectan su desarrollo.

Aquí vale la pena recordar lo que muchos sabemos: las estrellas que vemos (más aun, las estrellas que capturó el Hubble) en realidad son entidades que bien pudieron haberse desintegrado hace milenios. Sin embargo, el tiempo que tardan sus partículas en llegar a nosotros nos hace pensar que siguen ahí, brillando el cielo. De acuerdo a esto, podemos especular que al contemplar una estrella estamos, en cierto modo, viajando en el tiempo. Estas fulminantes fotografías del Hubble, entonces, podrían ser retratos de fantasmas, hologramas que muestran lo que estuvo ahí alguna vez y ya no existe más, lo cual solo le añade encanto al experimento.



La NASA graba por primera vez el supersónico sonido de Júpiter (AUDIO)

Por el momento, los científicos concuerdan que Júpiter posee pistas del momento en que se inició el sistema solar y el planeta estaba en formación.

Imagen: National Geographic

Juno, la nave espacial de la NASA, pasó cinco años en el universo para poder llegar a la órbita de Júpiter en búsqueda de desentrañar los misterios del planeta más grande del sistema solar. Con casi cuatro toneladas e impulsada por energía solar, la nave efectuará una serie de 37 sobrevuelos alrededor Júpiter, entre 10 mil y 4 667 km sobre la capa nubosa durante 18 meses. 

En estas primeras vueltas, de 53.5 días, Juno se colocó en una órbita de 14 días que le hará pasar sucesivamente cerca de los polos. Durante lo cual, los instrumentos de la sonda penetraron la capa de nubes con el fin de estudiar las gigantescas auroras boreales, su atmósfera y su magnetósfera. El objetivo es comprender mejor la composición interna del planeta, principalmente sus campos gravitacionales y magnéticas, las emisiones radiométricas de la atmósfera profunda la composición, su estructura térmica y ambiente ionizado. 

Para protegerse de las radiaciones, Juno está cubierta por una sólida armadura de titanio de 172 kilos. Sólo de este modo, la armadura podrá reducir los efectos de las radiaciones hasta 800 más veces que si no estuviera protegida. 

Por el momento, los científicos concuerdan que Júpiter posee pistas del momento en que se inició el sistema solar –y el planeta estaba en formación–, las cuales podrían alcanzar una vez pasada la capa de hidrógeno –90 por ciento de la atmósfera– que actúa como un poderoso conductor eléctrico. Este fenómeno, combinado con la rotación rápida de Júpiter –alrededor de 10 horas terrestres–, generan un campo magnético muy potente que rodea al planeta y que, si no se tiene un debido cuidado, puede amenazar a la sonda. 

Como resultado, los científicos lograron identificar sonidos estremecedores que provenían del campo magnético de Júpiter. Estos sonidos son realmente un “arco de choque” –o sonic boom– causados cuando Juno entró al campo magnético del planeta, el cual protege con gases al planeta de los vientos solares. Este fenómeno se asocia con ondas de choque entre un objeto que viaja más rápido que la velocidad del sonido; por lo que generan grandes cantidades de sonidos energéticos, como si fuera una explosión o una bala supersónica. El sonic boom duró alrededor de 2 horas, cuando Juno se encontraba viajando alrededor de 241 000 km/h.

Dale click aquí para conocer sus estremecedores sonidos: 

 



“La Tierra como arte”, una app gratuita de la NASA

La NASA pone a tu alcance una app para recorrer sus mejores 75 fotos de la Tierra.

Además de su evidente utilidad para estudiar cambios en la superficie de nuestro planeta, las fotografías tomadas por satélites de la NASA –desde que en 1960 fue lanzado al espacio el primer observador ambiental de la Tierra–, son también un fiel registro de exquisitas formas que dibujan los diferentes ecosistemas en el entorno terrestre.

Los colores y figuras que adoptan los recursos naturales vistos desde el espacio son inagotables, lo cual en buena medida se debe a que la Tierra está en constante cambio. Y al observar las 75 imágenes incluidas en esta colección de la NASA llamada Earth as Art, se prueba que el espectáculo visual que ofrece nuestro planeta es tan profundo como su diversidad. Antes habíamos compartido la versión en pdf de este proyecto y ahora mostramos la app.

Hasta la más amplia imaginación sería incapaz de predecir los trazos y colores que nuestro globo terráqueo adquiere. Ríos que dibujan árboles en colores fluorescentes, pinturas abstractas en tonos tornasol, fotografías de microorganismos, pixeles de pantalla de computadora, o patrones que podrían adornar el  papel tapiz de nuestra casa. Todas ellas, figuras a las que podría remitirnos esta recopilación que la agencia espacial estadounidense nos convida como parte de un trabajo de observación de más medio siglo.

Puedes encontrar la app que incluye esta compilación acá. O bien, directamente de la NASA acá.

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.54 PM

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.22 PM

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.47 PM

Screen Shot 2016-05-01 at 11.51.40 PM

 



Telescopio de la NASA capturó estas hipnotizantes fotografías del universo

Es experimentar la cristalización de la conciencia a través de galaxias infinitas.

Una ventana al universo es tener la posibilidad a contemplar la perfección de la naturaleza. Es ver materia con tradiciones antiguas y teorías físicas que asemejan a la complejidad de la conciencia humana. Es experimentar la cristalización de la conciencia a través de galaxias infinitas. Es la orquestación de eventos neuronales y cuánticos. 

Te compartimos fotografías del universo, las cuales fueron capturadas con el telescopio espacial Hubble de la NASA. Se trata de una observación de miles de galaxias de distintos colores que navegan en la oscura materia del universo:

 

 

 



Astrofotografía espectacular: despeja tu mente con estas fotos

Nicholas Buer tiene una de las mejores profesiones del mundo: fotografiar estrellas, auroras boreales y todos esos fenómenos cósmicos que ocurren en este vasto hogar que llamamos Universo.

La fotografía tiene actualmente numerosas variantes, particularmente en su especialización hacia la naturaleza. Fiel a su propósito de ser reflejo del mundo, va de lo micro a la macro, dejando constancia de los universos más minúsculos hasta, como esto que ahora presentamos, retratar los paisajes más inconmensurables a los que tiene acceso la percepción humana.

Nicholas Buer es actualmente uno de los mejores exponentes de la astrofotografía. Dueño de una notable técnica y una no menos sorprendente intuición, Buer ha capturado impresionantes paisajes nocturnos en los que estrellas, auroras boreales y algún otro ser cósmico protagonizan escenas maravillosas, por momentos mágicas, todo esto teniendo como fondo un árbol, una montaña, un lago, la Tierra misma, este hogar nuestro que también forma parte del vasto universo.

Para más imágenes como esta te recomendamos visitar el sitio de Buer o, mejor aún, salir una noche despejada a no hace otra cosa más que admirar aquello que se alza frente a tu vista.



Por primera vez se observa un arcoíris fuera de la Tierra: en Venus, donde ocurren como círculos concéntricos

Astrónomos del Instituto Max Planck observaron un arcoíris en Venus, un fenómeno que se conoce como “gloria” por su forma en círculos concéntricos.

Los arcoíris han dejado de ser un fenómeno exclusivamente terrestre. Hace unos días astrónomos del Instituto Max Planck observaron uno en Venus, lo cual podría ayudar a resolver enigmas sobre el aspecto del planeta.

El fenómeno atmosférico se conoce, elocuentemente, como “gloria” [“glory”] y a diferencia de la Tierra, donde los arcoíris necesitan de gotas de agua para generarse, en Venus son resultado de la luz del Sol filtrándose por entre las nubes. Por esto mismo, las glorias pueden observarse solo desde las alturas, hacia abajo, y tienen la forma de círculos concéntricos.

Aunque hasta ahora no existe una explicación precisa para su ocurrencia, astrónomas sugieren que la luz del ocaso rebota dentro de las nubes hasta regresar al punto de origen de la refracción, con lo que se genera el anillo de luz que caracteriza al fenómeno venusino, mismo que solo es visible encontrándose en el centro exacto de la gloria.

venus

En la década de 1920 científicos captaron imágenes de espectros similares en Venus, y desde entonces se sabe que las nubes de ácido sulfúrico en la atmósfera del planeta son fundamentales para generar las “glorias”, pero no sabe cuál es la naturaleza del elemento que absorbe la luz en rangos ultravioletas. Las hipótesis para estos elementos van desde sustancias químicas hasta bacterias.

En la imagen superior, un comparativo entre los arcoíris venusinos (izquierda) y terrestres (derecha) (C. Wilson/P. Laven/NASA).

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca