Tips para dejar de producir basura y volver tu vida más ligera

Bea Johnson y su familia se han convertido en los pioneros del “Cero desecho” y desde entonces son una gran inspiración para todo el que busque aligerar su vida y dejar de tener tanto impacto en el planeta.

“El hombre es rico en proporción a la cantidad de cosas de las que puede prescindir”.

Henry David Thoreau

.

9e3a2f0e-7016-11df-9b6d-001cc4c002e0.imageEn el año 2006, Bea Johnson, autora de Zero Waste Home, decidió que ella, su esposo y sus dos hijos debían reducir la cantidad de basura y desecho que producían en un ámbito diario. Bea comenzó por cambiarse a una casa más pequeña, deshacerse del 80-90 por ciento de sus pertenencias, incluyendo un segundo auto, y básicamente cambiar cada aspecto de su vida. Lo mejor de todo es que descubrió que no sólo estaba haciendo un cambio en su estilo de vida y en su impacto en el planeta, sino que también estaba ahorrando mucho dinero al final del día.

Desde entonces no sólo ha implementado un estilo de vida ecológico y simple para ella y su familia, sino que ha educado e inspirado a gente de todo el mundo a hacer lo mismo. Para las compras, que casi siempre son a granel, utiliza bolsas reusables y frascos. Casi toda la ropa de la familia es de segunda mano y la de cada uno cabe dentro de una maleta de mano, lo cual hace que viajar sea mucho más fácil. Cuando la familia se va, renta su casa para que no se desperdicie.

Bea cree que el secreto es, en primer lugar, reducir la cantidad de desecho que se trae a casa. Su lema es “Rehúsa, Reduce, Reúsa, Recicla, Pudre”; e incluso mientras el reciclaje es importante, de acuerdo a Bea debería ser la última opción. Aquí te compartimos algunos tips que ella da para lidiar con el desecho doméstico:

Rehúsa: lucha contra el correo basura y rehúsa los volantes y panfletos.

Desaloja: aligera la carga de cosas en tu casa. Usa una lista cuando vayas de compras para traer a casa menos cosas y crear menos basura con la que lidiar luego.

Reúsa: Cambia los desechables por reusables. Usa pañuelos, botellas rellenables, servilletas de tela, harapos, etc. Evita la basura de supermercado al llevar contigo bolsos reusables, bolsas de tela para productos secos y frascos para productos húmedos como el queso y las carnes.

Recicla: conoce las políticas de reciclaje de tu ciudad, pero piensa en ello como último recurso. Pregúntate acerca de la necesidad y el ciclo de vida de tus compas. Compra principalmente productos a granel y de segunda mano, pero si debes comprar algo nuevo, evita el plástico. La mayoría es enviado alrededor del mundo para ser reciclado y termina en el océano.

Pudre: haz composta de todo lo que puedas. Convierte el basurero de tu cocina en un gran receptáculo de composta. Entre más grande es hay más posibilidades de que lo uses.

El blog de Bea tiene mucho más información al respecto, incluyendo recetas para hacer productos de limpieza y una lista de las cosas que ella utiliza para lograr este ligero y limpio estilo de vida. Si ella pudo hacerlo cualquiera puede, sólo es cuestión de saber cómo. Por suerte para nosotros, el camino está allanado.



Empresa mexicana y Coca-Cola evitan 8 655 toneladas de dióxido de carbono mediante reciclaje de PET

En 2015, ambas lograron evitar la producción de 8 655 toneladas de dióxido de carbono –CO2–, lo cual equivale a la energía utilizada en 790 hogares durante un año.

Imagen: detektor.fm

Las dos plantas de reciclado de PET en México, tanto América Latina Industria Mexicana de Reciclaje –Imer– y PetStar, empresa mexicana Coca-Cola, logran convertirse en las mayores empresas recicladoras de envases PET. En 2015, ambas lograron evitar la producción de 8 655 toneladas de dióxido de carbono –CO2–, lo cual equivale a la energía utilizada en 790 hogares durante un año. 

Estos son los resultados más relevantes de sus iniciativas en favor del bienestar ambiental a través de tres ejes de acción: agua, empaques y energía; los cuales permitirán mitigar el cambio climático que impacta en numerosas regiones del planeta: “Es una oportunidad para reflexionar acerca de la responsabilidad que tenemos con el cuidado de nuestro planeta y convertirnos además de sus custodios, en agentes de cambio”. 

Actualmente millones de los envases de PET están siendo elaborados con materiales 100 por ciento reciclados, incorporando además 28 por ciento de resina reciclada o proveniente de fuentes renovables; además, de acuerdo con el reporte:

Utilizamos energía proveniente de fuentes renovables como eólica y biomasa e integramos tecnologías de uso eficiente en nuestros equipos de refrigeración, red de distribución y los diferentes procesos que intervienen en nuestra cadena de suministro. Además, fuimos pioneros en el uso de equipos que utilizan CO2 como refrigerante natural, lo que evita en un 99 por ciento las emisiones directas de gases de efecto invernadero.

 De esta manera se pretende contribuir a mitigar el impacto de los efectos del cambio climático, para que así se reduzca un 10 por ciento la huella de carbono en toda la cadena de suministro para el año 2020; y así construir un presente y futuro sustentable para el medio ambiente y la población. De modo que a través del reuso, reducción y reabastecimiento, se pretende asegurar la existencia y renovación de los recursos naturales del planeta. Inclusive, en el reporte, se asegura que desde el 2014, la empresa devuelve a la naturaleza más del 100 por ciento del agua se utilizan en las bebidas de Coca-Cola, mediante la plantación de más de 68 millones de árboles que han contribuido a la absorción del agua en la tierra, “reabasteciendo manantiales, ríos y lagos.”

Más en Ecoosfera

Coca-Cola, la primera empresa del mundo en reabastecer el agua que usa



Aprende cómo hacer composta con residuos de comida, incluso si vives en un depa

El bokashi, que literalmente quiere decir comida fermentada, se realiza con la mezcla de tierras para completar su transformación de descomposición.

En los últimos años, los huertos urbanos han adquirido una mayor presencia en los hogares y empresas de las metrópolis. Llegaron a surgir desde esta preocupación y motivación de los ciudadanos citadinos por el cuidado del medio ambiente, la economía y la salud tanto física como emocional. Por lo que, tras una rigurosa investigación y educación, se logró desarrollar numerosos métodos para encontrar una alternativa de la naturaleza en la selva de concreto.

Uno de estos métodos es Compost City, libro creado por Rebecca Louie, el cual brinda instrucciones, consejos y recetas para empezar a hacer composta (aún viviendo en departamentos o casas sin jardines); tales como sistemas a pequeña escala como el vermicomposta (con lombrices) y fermentación bokashi.

Por ejemplo, el bokashi, que literalmente quiere decir comida fermentada, se realiza con la mezcla de tierras para completar su transformación de descomposición. Tiene múltiples beneficios, ya que es fácil de hacer con cierta cantidad voluminosa de residuos de comida, como huesos, carne, pollo y con alimentos que se echaron a perder en el refrigerador: “La fermentación bokashi usa una mezcla llamada Microorganismos efectivos (bacteria lactobacillus, bacteria fototrópica y levadura) y algunas plantas escamosas, como salvado de trigo.” Se puede comprar o se puede hacer en casa siguiente este enlace:

El objetivo es eliminar todo el aire que hay en los residuos de comida, manteniéndolos cubiertos de cualquier acceso de aire. Bokashi funciona anaeróbicamente, por lo que es importante que se mantenga en un contenedor con una tapa. En las siguientes semanas, mantén una capa del salvado y de los restos en una cubeta hasta llenarla. Déjala reposar durante un par de semanas hasta que los microbios dejen de fermentarse, y entonces podrás combinarla con la tierra.



Infográfico: ¿Por qué re-utilizar una taza ‘desechable’?

En sociedades consumistas como las actuales, el reciclar una taza de café aparece como un acto de civismo. Solo en E.U. cada año 9 millones de árboles talados para hacer vasos de café.

El problema de la basura es tan complejo como las sociedades consumistas que lo generan, y para resolverlo se han tomado distintas medidas, algunas a corto plazo, otras a mediano y muy pocas de ellas pensando más allá de esta generación. Curiosamente, algo tan simple como rehusar una taza de café puede ser mucho más significativo de lo que se cree para aminorar el problema.

Factory Direct Promos ha lanzado un infográfico con información de suma relevancia para incentivar la reutilización y dejar atrás el tan simplificado proceso de “lo uso una vez para luego desecharlo”.

Pero, específicamente, ¿cuáles serían los alcances de reciclar una taza de café en un país como, digamos, Estados Unidos? Primero, ayudaría a reducir la cifra de 25 mil millones de tazas de cartón tiradas a la basura al año, que representan más de 9 millones de árboles talados.

Cada taza cuenta. Reducir el consumo de las mismas no solo significa salvar árboles, sino también reducir la contaminación y minimizar nuestra huella ecológica.

why-reuse-a-cup-info-corrected

 



TOP: 17 ideas creativas para decoraciones con objetos reciclados

Este constante deseo por cuidar al medio ambiente ha permitido desarrollar una amplia gama de habilidades creativas y útiles.

En los últimos años, la cultura del reciclaje ha tomado por asalto a varias ciudades del mundo. Este constante deseo por cuidar al medio ambiente ha permitido desarrollar una amplia gama de habilidades creativas y útiles para la comodidad de cualquier usuario.

Desde la reutilización de productos básicos, como frascos de cristal para vasos de agua, hasta la restauración de muebles u objetos para un mejor funcionamiento. Estos son sólo algunos ejemplos de la perfecta combinación entre creatividad, diseño y reciclaje:

 

 



Vuelve a tu niñez: te recordamos cómo reciclar papel en casa

La reducción del uso de papel, así como el papel reciclado, son algunas alternativas para disminuir los efectos en el medio ambiente

Alrededor de 40% de la madera talada se usa para la fabricación de papel: “25% son cortas directas para la industria del papel, mientras que el otro 15% restante procede de subproductos de otros sectores” (Greenpeace, 2004). De modo que la industria papelera ocupa el quinto lugar del sector industrial en el consumo mundial de energía y de agua, convirtiéndose así en uno de los mayores generadores de contaminantes de aire y agua que generan el cambio climático.

La reducción del uso de papel, así como el papel reciclado, son algunas alternativas para disminuir los efectos en el medio ambiente, así que te compartimos una manera sencilla de hacer tu propio papel reciclado para que sea original, único y ecológico:

Materiales: papel, recipiente grande, escurridor, batidora eléctrica, bastidor con rejilla y telas.

Instrucciones: corta los papeles en pequeños trozos, los cuales colocaremos en el recipiente con agua caliente. A continuación pasa la batidora hasta que quede una pasta espesa, que dejarás reposar durante unas horas. Elimina el exceso de agua con el escurridor, situando la pasta escurrida en agua fría para decolorarla. Vuélvela a escurrir. Después distribuye la pasta en la rejilla, extendiéndola con una cuchara; esto ayudará a definir el tamaño del papel. Finalmente, coloca una de las telas encima de la pasta, dándole vuela a la rejilla y cubriendo toda la pasta con otra tela. Cuando la tela haya absorbido el agua, entonces deja secar durante un día la lámina de papel reciclado.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca